Armando Bastida: «Si pensáramos más en los bebés y en sus necesidades tendríamos una sociedad más igualitaria y equitativa»

Necesitamos poner el foco en el amor y el respeto por la infancia. Necesitamos ser adultos dueños de nuestras vidas y de nuestro tiempo. Ese tiempo que necesitamos para cuidar, criar y vivir

El año 2021 comienza con un paso adelante en materia de igualdad con la equiparación de los permisos de maternidad y paternidad a 16 semanas. Es un avance que pone a España a la vanguardia en Europa en este aspecto porque incluso en los países nórdicos las licencias de los padres son de un máximo de 12 semanas y con el 80% de la remuneración. Pero ¿es suficiente?

Sobre este asunto entrevistamos a Armando Bastida, tripadre, enfermero y CEO de Criar con Sentido Común y la Tribu CSC.

P: El 1 de enero ha entrado en vigor la equiparación de los permisos de maternidad y paternidad a 16 semanas. Permisos individuales e intransferibles. ¿Cómo valoras este cambio?

R: Como padre me parece una grandísima noticia. Yo tuve unos permisos de tres días con el primero y dos semanas con el segundo y el tercero, y la verdad es que se me hizo cortísimo. Tener tanto tiempo es una maravilla porque podemos comprender mucho mejor cuáles son las necesidades de los bebés, de la pareja, y hacer equipo para que la familia salga adelante, sobre todo en esos días que parece que el objetivo es, simplemente, sobrevivir.

Tener tanto tiempo de permiso es una maravilla porque podemos hacer equipo para que la familia salga adelante

Sin embargo, pensando en los bebés y sus necesidades, el hecho de que no hayan alargado las semanas a las mujeres para que puedan amamantar los seis meses que se recomiendan desde hace unos 20 años, y para que puedan estar al cuidado de uno de los progenitores más tiempo, es una pena. Una pena porque si empezáramos a poner la mirada en ellos, en los bebés, todo iría mejor. Incluso la sociedad sería más igualitaria y equitativa porque se daría valor a la maternidad, por ejemplo, en vez de considerarla un escollo a nivel social y económico.

Que no hayan alargado las semanas a las mujeres, es una pena. Si empezáramos a poner la mirada en los bebés, la sociedad sería más igualitaria y equitativa, y se daría valor a la maternidad, en vez de considerarla un escollo a nivel social y económico

P: Son permisos intransferibles pero ¿hasta qué punto tiene sentido para un bebé lactante y de qué manera ayuda esto a la madre en esa fase? ¿No sería más lógico que esas primeras seis semanas no tuvieran que ser simultáneas obligatoriamente, sino que se pudieran adaptar a las necesidades de cada familia?

R: Son intransferibles para que no acaben recayendo en la mujer y para que, a la hora de contratar a mujeres y hombres, nosotros no tengamos “el beneficio” de no tener que criar. Eso nos haría estar más disponibles. Pero esto quiere decir que aceptamos la trampa, lo poco ético de contratar a hombres y no mujeres, porque ellas se embarazan, paren y crían más tiempo. Es aceptar que todo eso es una traba y entonces igualamos a los hombres en la traba.

Hemos aceptado la trampa, lo poco ético de contratar a hombres y no mujeres, porque ellas se embarazan, paren y crían más tiempo. Hemos aceptado que todo eso es una traba y hemos igualado a los hombres en la traba

El problema es que la mujer sigue siendo mujer y sigue pudiendo embarazarse, y el empleador seguirá considerando que probablemente ella falte más días que el hombre. Si me apuras, incluso podrían empezar a tener más oportunidades de trabajo aquellas personas que no tengan hijos ni intención de tenerlos. De ahí que seamos muchísimas las personas que consideramos que lo más lógico era empezar a hacer la casa por la base, y no por el tejado: hacer políticas de concienciación para que la sociedad entera empiece a cuidar y proteger a los menores.

Lo más lógico era empezar a hacer la casa por la base, y no por el tejado: hacer políticas de concienciación para que la sociedad entera empiece a cuidar y proteger a los menores

P: ¿Hay que buscar equidad o igualdad en la crianza de los hijos?

R: Equidad. Gestar, parir y amamantar no deberían ser trabas ni a nivel social ni a nivel laboral. Se ha permitido que todo ello se convierta en piedras en el camino para las mujeres y mucha gente está luchando, precisamente, por acabar con “la maternidad”. Si no tienes hijos, o si los tienes y te los crían otras personas, estás en igualdad de condiciones con los hombres. Pero deja a los niños en una situación muy compleja a nivel afectivo.

Hay que buscar equidad en la crianza de los hijos. Hay que dar a la maternidad el valor que tiene y a los bebés el lugar que merecen en la sociedad para que los hombres quieran también criar

Lo lógico sería dar a la maternidad el valor que tiene en realidad y dar a los bebés el lugar que merecen en la sociedad para que los hombres quieran también criar, como las mujeres. Esa igualdad, desde la lucha de los hombres por cuidar de sus hijos y el respeto de la sociedad por las maternidades, tiene mucho más sentido porque sus bebés e hijos no salen perjudicados. Seguro que se lograría incluso aumentar la natalidad… porque tener hijos para que te los críen otros, apetece poco, sinceramente.

La igualdad nace de la lucha de los hombres por cuidar de sus hijos y el respeto de la sociedad a las maternidades

P: En cualquier caso, en 2007 el padre solo tenía dos días de permiso por nacimiento de hijos, así que en 13 años los pasos han sido gigantes. El permiso de maternidad sigue estancado en 16 semanas: ¿no tendría sentido aumentar esos permisos, de manera equitativa, hasta al menos los seis meses?

R: Totalmente. Primero, por poder amamantarles seis meses de manera exclusiva, sin tener que andar con un sacaleches y congelando leche; y segundo, porque si seis meses es poquísimo tiempo, 16 semanas es ridículo. Pero, como digo, no se está pensando en lo que necesitan los bebés, que son presente y futuro de nuestra sociedad.

No se está pensando en lo que necesitan los bebés, que son presente y futuro de nuestra sociedad

Vivimos en el hoy y el ahora. Y si los bebés que nacen hoy en día tienen carencias emocionales, importa poco. Tirando de sarcasmo: “Ya tendrán tiempo de hacer terapia si la acaban necesitando». Y si la natalidad ahora es lamentable, pues también da igual: «ya si eso el siguiente gobierno que se preocupe cuando no haya dinero en la caja de las pensiones.”

P: También sería una ayuda asumir que una mujer en el puerperio no está al 100% físicamente, y menos con una cesárea: ¿no sería lógico que a la mujer se le diera una baja por intervención quirúrgica y, una vez se recupere, empezar a disfrutar la baja de maternidad?

R: Pues sí. No lo había pensado nunca pero tiene sentido. Una cesárea es una cirugía mayor y la recuperación suele ser bastante más lenta y compleja que si el parto es vaginal. En cualquier caso, en 16 semanas no solo no te has recuperado aún del parto; es que aún no estás preparada, en la mayoría de casos, para dejar a tu bebé con nadie, ni tu bebé está preparado para que le dejen. Por eso muchos lloran, no comen, duermen peor, se hacen más dependientes porque echan de menos a su madre, etc.

En 16 semanas no te has recuperado aún del parto, ni estás preparada para dejar a tu bebé con nadie, ni tu bebé está preparado para que le dejen

P: Recientemente una sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco reconoció a una madre monoparental su derecho a disfrutar 26 semanas de baja, sumando el de madre y padre. Esto no lo contempla el Real Decreto que ha entrado en vigor el 1 de enero: ¿Es discriminatorio para las familias monoparentales no poder sumar esas 26 semanas de baja?

R: Las familias monoparentales están en un grandísimo riesgo a nivel económico y social y deberían protegerse mucho más, empezando por un permiso por cuidado del bebé mucho más largo, precisamente, porque solo hay un progenitor de referencia para su bebé. Es que incluso la suma de los dos permisos me parece poco.

Las familias monoparentales están en un grandísimo riesgo a nivel económico y social, y deberían protegerse mucho más

P: Cada vez vivimos más deprisa y tratamos de ser más productivos, hasta el punto de que muchas veces nos falta tiempo para estar con nuestros hijos. ¿Es un mito la conciliación laboral?

R: Es un mito, una farsa, una utopía, una mentira… Lo podemos llamar como queramos, porque al final es un “tú ten hijos si te apetece pero ya te espabilarás”. De ahí que cuando nace un bebé, a las pocas semanas o meses, empiezan a llegar los mensajes de “ya tendría que dejar la teta”, “llévalo a una escuela infantil que se espabilan mucho”, “a ver si recuperas la forma”, etc.

La conciliación es un mito, una farsa, una utopía, una mentira

Digamos que toda la sociedad normaliza una realidad que es lamentable y colabora para que dejar a tu bebé de 16 semanas al cuidado de terceras personas no sea tan doloroso, diciéndote que en realidad lo haces por tu bien y por su bien, cuando en realidad, la mayoría de madres (y algunos padres), sienten que el primer día que dejan a su bebé con otra persona se les rompe algo por dentro… como si perdieran un brazo. Vamos, que lo hacemos porque la sociedad funciona así, pero es un acto contra natura.

La sociedad normaliza el dejar a un bebé de 16 semanas al cuidado de terceras personas. Lo hacemos porque la sociedad funciona así, pero es un acto contra natura

P: ¿Cómo avanzaríamos hacia esa quimera de la conciliación desde tu punto de vista?

R: Poniendo el foco en el amor y el respeto por la infancia, por los demás y por nosotros mismos. Necesitamos adultos dueños de sus vidas, más libres, más empáticos y más solidarios… eso nos hará más felices y menos consumistas. Y eso nos hará, a su vez, más dueños de nuestro tiempo. Ese tiempo que necesitamos para cuidar, criar y vivir.

Necesitamos poner el foco en el amor y en el respeto por la infancia. Necesitamos ser adultos dueños de nuestras vidas y de nuestro tiempo. Ese tiempo que necesitamos para cuidar, criar y vivir

Yo vine al mundo a ser feliz y a ser libre, no a trabajar a todas horas para comprar un montón de cosas que en realidad no necesito. Y toda la sociedad me empuja a hacer lo segundo. Y por el camino, mis hijos, mi familia, mis amigos, y yo mismo, salgo perjudicado. Vaya sociedad más rara hemos montado, y madre mía, ¡cómo cuesta cambiarla ni aunque sea un ápice!… Ojalá nuestros hijos puedan.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Ser Padres?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Ser Padres y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Armando Bastida: "Si pensáramos más en los bebés y en sus necesidades tendríamos una sociedad más igualitaria y equitativa""

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube