Portear en invierno, tips para ayudar a termorregular a los más peques

Los bebés necesitan una fuente de calor vivo, como nuestro pecho, para termorregularse. Por eso, compartir abrigo es lo mejor para portear en invierno

En tu pueblo no sé, pero en el mío hace un frío del carajo. Y humedad. Así que para no renunciar a los paseos y al aire libre, algo tenemos que hacer para poder portear en invierno sin parecer cebollas, ¿no? Existen unas cuantas posibilidades y voy a contártelas todas para que puedas elegir la que más te convenga.

Una sola prenda de abrigo para porteador y bebé

Lo primero que tienes que saber es que poner al bebé tres mil capas de ropa y un buzo no solo no es cómodo sino que es contraproducente. Abrigar a los bebés en exceso no es recomendable. El riesgo más común de abrigar en exceso a un bebé o a un niño o niña pequeños es el de provocarles fiebre. En este sentido, cuanto más pequeños son los niños y las niñas, más vulnerables se muestran.

Pero es que además, sin quererlo, los estamos exponiendo al frío. Ellos no termorregulan solitos, necesitan una fuente de calor vivo (de ahí lo beneficioso del piel con piel). Por eso, llevarles con la ropa justa pero en nuestro pecho conseguirá mantenerlos a buena temperatura. Así, para protegeros del frío, del viento o de la lluvia, tenéis que cubriros por encima, como si fueseis uno. Me ha quedado muy poético, ¿verdad? pero lo he dicho de manera literal, no te creas.

 

Porteo en invierno, tips para ayudar a termorregular a los más peques

 

Recuerdo una vez que un puente de diciembre me fui con la peque al monte. Hacía bastante frío como te puedes imaginar y en lugar de llevarme un cobertor, lo que hice fue ponerle un abrigo manejable, ya que creí que era lo mejor. Ella ya caminaba, (creo que tenía alrededor de dos años), pero por aquella época se echaba unas siestas increíbles en la mochila.

Ella se durmió en mi espalda, como era habitual, y yo llegué a la cima tras alrededor de tres horas caminando. No fue durmiendo las tres horas (ya me gustaría que hubiese dormido más de una hora seguida durante los primeros años de su vida), pero tras una mini siesta inicial, un paseo juntas y almorzar, volvió a la mochila y se durmió hasta el final de la caminata.

¿El resultado? Que se había quedado fría y los pies los tenía morados (a pesar de las botas y calcetines). No podía ni caminar y lloraba desconsolada. ¿Cuál fue el error? Que a pesar de llevar buena ropa técnica, ella estaba dormida y quieta, alejada de mi calor. Yo iba moviéndome, por lo que no notaba el frío.

 

curso-porteo
Aprende cómo y con qué portear correctamente a tu bebé para favorecer su desarrollo y tu higiene postural con el Curso Online «Porteo en la vida real»

 

Compartir el calor creando una burbuja al portear en invierno

Es importante crear una burbuja calentita dentro de la ropa de abrigo, que puede ser:

  • Un cobertor. Existen muchos modelos, específicos de las marcas de porteo y otros más genéricos, válidos para cualquier portabebé ergonómico. Se pueden colocar delante y en la espalda.
  • Extensores de abrigos. Son trozos de tela con cremalleras para acoplarlo a tu propio abrigo. Aquí es importante que las cremalleras coincidan, ten en cuenta que hay infinidad de modelos distintos y que es mejor probar antes de comprar.
  • Abrigos de porteo. Unos más largos, otros más cortos, unisex, de chico o de chica… muchos tienen una pieza central extraíble que los hace válidos para usar tanto durante el embarazo como en el porteo y como abrigo «normal» durante muchos más años después. 
  • Chalecos de porteo o sudaderas de porteo. Confeccionados en tela de forro polar.

 

Porteo en invierno, tips para ayudar a termorregular a los más peques

 

Y dentro de esta variedad, te toca elegir qué es lo que más puede ayudaros. Hay que tener en cuenta, por ejemplo: qué uso va a tener, cuántas personas lo van a usar, si vais a poder compartirlo, si es práctico en la mayoría de situaciones, el clima del lugar donde vivís, etc.

¿Y con peques más grandecitos?

Una vez los peques ya son más grandes y sigues porteando, entonces es menos probable que se duerman y tengas que llevar su propio abrigo, ya que los ratos de porteo pueden ser más cortos y ellos deciden caminar o ir en la mochila. Si van a ir caminando algún rato, vas a necesitar abrigarle a él de manera independiente. Lo sé. La logística se complica conforme van creciendo… ¡pero nadie dijo que fuera fácil!

 

Autor/a




Más Información sobre el Descuento del Black Friday aquí

¿Te interesa todo lo relacionado con Criar con respeto?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Criar con respeto y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Portear en invierno, tips para ayudar a termorregular a los más peques"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube