Por qué portear me salvó en la llegada de mi segundo hijo

Cuando tienes dos o más hijos ¡tener las manos libres es imperativo! Además de este, portear tiene muchos más beneficios

Que portear es beneficioso, lo sabemos. En Criar con Sentido Común encontraréis muchos artículos hablando sobre ello. Pero yo hoy os quiero hablar de mi experiencia con mi segundo hijo.

Mi segundo hijo nació cuando la mayor tenía 3 años. Ya no era un bebé, pero seguía necesitando atención en la mayoría de los momentos. Yo le explicaba que debía estar con el bebé cuando me pedía pecho, cuando necesitaba moverse, etc.

Aunque ella lo entendía, también necesitaba que estuviera a su lado, así que desempolvé la mochila que había utilizado cuando ella era pequeña y me dispuse a tener las manos libres para la mayor, mientras el pequeño descansaba en mi pecho.

 

Beneficios de portear cuando tienes dos hijos

Tener un fular y una mochila de porteo que me acompañaron desde la primera semana de nacimiento me ayudó a:

  • Pasear sin dejar de darle la mano a mi hija mayor. Hay una cosa que me estresa mucho, ¡y es no tener las manos libres cuando voy por la calle con los peques! Pero es que, además, a mi mayor le encanta caminar de la mano conmigo. Cuando salíamos con el cochecito esto era difícil. Ella me pedía la mano, y yo conducía el cochecito con la otra. Eso me generaba incomodidad, además de dolor de muñeca.
  • Hacer que la estancia en el parque fuese más agradable. Ir al parque con los dos significaba ponerse a jugar con la mayor y dejar el cochecito a un lado, o jugar con la mayor teniendo al bebé en brazos. La primera me generaba desconfianza y la segunda no me permitía jugar con soltura. Con la mochila ¡adiós problemas!

 

portear-2

 

  • Hacer las tareas en casa. De esto no hace falta que os hable demasiado, ¿no? Es mucho más fácil hacer cosas en casa con un bebé en la mochila que con él en brazos.
  • Poder disfrutar de momentos los tres juntos. A veces parece que tengamos que dividir atenciones entre uno u otro hijo. Al utilizar la mochila, la mayor sentía que el peque también podía participar en lo que hacíamos juntos. Me parece una idea estupenda para que tenga en cuenta a su hermano sin que se generen envidias.
  • El bebé puede dormir mientras la mayor tiene otras necesidades. Cuando tienes hijos de diferentes edades, te das cuenta de lo difícil que es gestionar determinados momentos, porque cada uno tiene necesidades diferentes. Gracias al porteo, esto es un poco menos difícil de gestionar.

 

curso-porteo
Aprende cómo y con qué portear correctamente a tu bebé para favorecer su desarrollo y tu higiene postural con el Curso Online «Porteo en la vida real»

 

A estas que os he comentado, les podemos añadir las entradas sobre porteo que encontraréis en Criar con Sentido Común. Os invito a que le echéis un ojo ¡porque hay muchísimo por aprender sobre esta temática!

 


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 120 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 15 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común

0 comentarios en "Por qué portear me salvó en la llegada de mi segundo hijo"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube