Salir del hospital: la primera puesta del bebé

Muchos de los elementos que tradicionalmente forman la canastilla del bebé no son necesarios ni deseables en su primera puesta

Posiblemente ya hayas leído listas interminables de las cosas que necesita un bebé… Pues vamos a resumir qué es lo realmente importante para el día de salida del hospital o el primer día que saldrá a la calle: la primera puesta del bebé.

Necesidades básicas del recién nacido

Cariño, calor y alimento. De verdad que si tuviéramos en mente estas tres cosas antes de comprar un montón de chismes innecesarios, nos ahorraríamos mucho dinero.

 

 

Puede que al leerlo se nos vaya la mente a ropita, arrullos, saquitos del carro, gorros, guantes… Stop. Es mucho más sencillo que todo eso.

El cuerpo de la madre

Partimos de la base de que el mejor lugar para un bebé es el cuerpo de su madre, es su ecosistema natural, donde el recién nacido está programado para sentirse a salvo tras el viaje se su nacimiento. La piel de mamá va a calentar al pequeño mamífero, aumentando su propia temperatura lo suficiente para que la criatura se mantenga caliente.

Solo es necesario secarle bien y dejarle totalmente desnudo sobre su mamá cubierto con una toalla seca, sin nada más, insisto, nada más: sin gorro. Los bebés pierden calor si están mojados o húmedos al aire, sobre todo, si están solos.

Por lo tanto: nace el bebé, se le coloca sobre su madre, se le seca cuidadosamente y se le pone una toalla encima mientras mamá y su cachorrito se miran, se sienten, se conocen y se huelen. Seguro que más de una persona le sigue rondando en la cabeza lo del gorro: “si se lo ponen a todos”.

 

 

No se ha demostrado que, una vez secos, el gorro les ayude a conservar el calor estando con su madre. Además, mamá tiene que oler su cabecita y fijar en su cerebro todos esos aromas y no deja de ser un elemento que puede interferir en sus reflejos naturales para la primera toma.

Este concepto es primordial, porque la madre le ofrece todas sus necesidades; si no está mamá disponible o ella tiene que cubrir alguna de sus necesidades, pues estará la pareja u otra persona para poner su cuerpo como fuente de protección.

Primeros días y la primera puesta del bebé

Una vez pasadas esas horas de contacto piel con piel, cuando mamá quiera, se puede vestir al bebé. Sencillez por favor, un pañal y un body o pijamita suave es suficiente. Recordemos que es importante que el recién nacido esté contenido en el cuerpo de mamá o papá, así que no es necesario abrigarles más; de hecho abrigarles en exceso les puede aletargar e interferir en su deseo de alimentarse. Se puede poner un arrullo o mantita fina por encima, pero no es necesario envolverles.

 

 

Los bebés tienen los pies y las manos frías por sistema, es algo natural hasta que van madurando, no es un signo de frío. Ponerle calcetines o patucos es una opción frustrante, porque se los quitan y los pierden a una velocidad de vértigo, así que no sufras, no van a coger un catarro por ir sin calcetines.

¿Y el gorro y las manoplas?

Si al nacer el gorro era innecesario, pues ahora igual, por las mismas razones. “Es que lo vamos a sacar a la calle”, bien, ¿qué temperatura hace?, ¿hace mucho viento? Si hace frío invernal y/o mucho viento, se puede cubrir la cabeza, bien con un gorro, con una capucha o con el arrullo mientras esté “al descubierto”.

Si acaso puede resultar algo más relevante si vamos porteando en invierno (aunque podemos taparle con el mismo fular, por ejemplo). Que a pesar de todo se lo quieres poner, estupendo, pero no lo hagas pensando que es una necesidad absoluta para la salud de tu hijo.

 

 

Había dicho que manos y pies están frías en los bebés, ¿verdad? Así que por más que le pongamos manoplas, eso va a seguir igual. Otra razón que se suele dar para colocárselas es que se arañan: cierto, nacen con las uñas largas pero se las podemos cortar desde el primer día cuidadosamente.

De todas formas, las pequeñas heridas que se puedan producir se curan en horas. Los bebés necesitan sus manos para explorar el mundo y si se las cubrimos les estamos vetando parte de sus sentidos. ¿Habéis visto cómo los cachorritos “amasan” con sus manitas los pechos de sus madres? Los recién nacidos humanos no son una excepción, así que nada de manoplas.

Entonces, ¿qué le pongo?

Lo que te haga ilusión, o sea, lo que quieras. Preferiblemente algo cómodo, los pijamas o peleles largos son una opción estupenda: sencillos de poner y holgados. Si es posible, con pocos corchetes… Eso ya es manía mía, pero es que hay algunos que tienen tantos que no hay forma de atarlos en su sitio a la primera. Por supuesto, evita los botones… No por el niño, si no por el adulto que tenga que pelearse con el tamaño de los ojales y los botoncitos, ante todo seamos prácticos.

Un arrullo, muselina, mantita… a modo de escudo ante manos que pretendan invadirle. Y no se lo quites mientras vas al coche, con la excusa de “a ver si se va a enfriar”. Aunque la verdad, si ya quieres llevarlo en un fular con un nudo adecuado para recién nacidos, llevarás las manos libres y tu criatura irá totalmente protegida.

 

Descubre cómo crear y cuidar un vínculo afectivo fuerte y saludable con tu bebé con el Seminario Online «El desarrollo del vínculo afectivo»

 

Contando con ir directamente a casa, no es probable que necesite en el trayecto cambio de pañal, o sea que el kit de salida de casa con pañales, toallitas y demás utensilios ahora no hacen falta.

En resumen, para la primera puesta del bebé: pelele, portabebé ergonómico, arrullo suave y si necesitas coger el coche, un buen sistema de retención infantil bien colocado.

 


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 120 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 15 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común

0 comentarios en "Salir del hospital: la primera puesta del bebé"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube