¿Puede un bebé ser vegano desde el primer día de vida o es peligroso?

Despejamos dudas sobre la conveniencia de las dietas veganas o vegetarianas para los bebés

Cada vez son más las familias vegetarianas o veganas que acuden a la consulta de nutricionistas para asesorarse sobre si es posible que el bebé que acaban de tener lleve también una alimentación vegetariana o incluso vegana (ya sabemos que el veganismo va más allá de la simple elección dietética, pues lleva implícito un carácter ético, y es por ello que muchas familias desean que sus hijos sigan su misma tendencia desde que nacen).

Ante esto surgen muchas dudas, sobre todo cuando acuden a preguntar al pediatra sobre ello, saliéndose a menudo de su competencia profesional.

Así que… ¡vamos a despejar esas dudas!

¿Puede un bebé ser vegetariano o vegano y no suponer un riesgo para su salud?

En efecto, sí. Una dieta vegetariana bien planificada es perfectamente saludable y nutricionalmente equilibrada para una bebé.

Esto no quiere decir que una dieta vegetaría “per sé” sea saludable, ya que podemos llevar una dieta vegetariana alimentándonos tan solo de arroz, pasta y alimentos procesados. Podemos ser vegetarianos y comer fatal, al igual que podemos ser omnívoros y comer bien o comer mal.

 

 

Pero si lo que nos preocupa es si existe la forma de que un bebé lleve una alimentación vegetariana, y que esta sea equilibrada y saludable, la respuesta es sí.

Postura oficial de la Academy of Nutrition and Dietetics (Academia de Nutrición y Dietética) de los EE.UU.:

La postura de la Academia de Nutrición y Dietética es que las dietas vegetarianas, incluyendo las veganas, planificadas de manera adecuada, son saludables, nutricionalmente adecuadas y pueden proporcionar beneficios para la salud en la prevención y el tratamiento de ciertas enfermedades. Estas dietas son apropiadas para todas las etapas del ciclo vital, incluyendo el embarazo, la lactancia, la infancia, la niñez, la adolescencia, la edad adulta, así como para deportistas. Las dietas basadas en alimentos de origen vegetal son más sostenibles para el medio ambiente que las dietas ricas en alimentos de origen animal porque utilizan menos recursos naturales y se asocian con un impacto ambiental mucho menor (Vegetarian Diets. J Acad Nutr Diet. 2016;116:1970-1980).

¿Qué debo darle de comer a mi bebé si quiero que lleve una alimentación vegetariana saludable?

En primer lugar, me gustaría aclarar que un niño vegetariano en sentido estricto es un niño que no ingiere huevos, lácteos, carne, pescado, marisco ni miel. En el caso de que el niño tomara leche o huevos ya no sería vegetariano estricto, sino lactovegetariano, ovovegetariano u ovolactovegetariano.

Una persona vegana tiene también un posicionamiento ético y de estilo de vida donde los productos de origen animal se evitan, no solo en la alimentación si no en cualquier ámbito, por ejemplo: se evitaría usar ropa de lana o medicamentos testados en animales. Aunque vulgarmente, y con frecuencia, se llama vegetariano a quien consume huevo y leche; y vegano a quien no consume tampoco estos alimentos.

La base

La base de la alimentación de un niño vegetariano debe ser la misma que la de un niño omnívoro, es decir: este deberá comer grandes cantidades de frutas, verduras, hortalizas, cereales, legumbres y semillas.

 

 

Deberá evitar, al igual que los niños omnívoros, el consumo de alimentos superfluos. Es decir, aquellos ricos en grasas no saludables, azúcar y sal (bollería, aperitivos, zumos, refrescos…), que solo aportan calorías y no son beneficiosas para la salud.

Las grasas

Como fuente de grasa, utilizaremos principalmente el aceite de oliva y aquellas grasas saludables que nos aportan alimentos sanos.

Por ejemplo: los frutos secos, algunas semillas y el aguacate. Los bebés pueden tomar frutos secos y semillas desde que se inician en la alimentación complementaria, tan solo debemos dárselos triturados o en crema. Son una fuente de omega 3 imprescindible en las personas vegetarianas.

Las proteínas

Como fuente de proteínas debemos ofrecerle legumbres, semillas, cereales, frutos secos, seitán, tofu, tempeh, etc. Las proteínas de algunos de estos alimentos que no son completas, es decir: no contienen en una proporción adecuada todos los aminoácidos a la vez.

Esto lo solventaremos combinando dentro del mismo día alimentos que nos aporten proteínas que se complementen. Por ejemplo: podemos tomar cereales en el desayuno y legumbres en el almuerzo, y así estaremos tomando todos los aminoácidos que nuestro cuerpo necesita para fabricar una proteína completa.

Cuando el bebé está recién iniciado en la alimentación complementaria, conviene ofrecerle esta combinación de proteína y cereal preferentemente dentro de la misma comida.

El calcio

¿Y si mi hijo no toma leche? ¿Debo darle un suplemento de calcio? La repuesta es no. En la naturaleza existen muchos alimentos ricos en calcio. Pensar que si no tomamos leche vamos a tener un déficit de este nutriente es un error. Existen alimentos que aportan mucha más cantidad de calcio que la leche y no solo por la cantidad que aportan, sino por la fracción de calcio que se absorbe.

 

 

Por ejemplo: una buena fuente de calcio son las almendras, la col rizada, el brócoli, el tofu, la col china, las semillas de sésamo o las bebidas de soja fortificadas. Así que, en principio, si les damos los alimentos adecuados podemos alcanzar perfectamente unos niveles de calcio óptimos.

El Omega 3

Otra duda muy frecuente es el omega 3. En principio, no es necesario suplementarlo. Intentaremos ofrecer a nuestro bebé nueces, lino, chía, frutos secos, soja y otros alimentos que aportan nutrientes y reducen el consumo de aceites ricos en omega (aceites de semillas como el de girasol, maíz o soja, margarinas y otras grasas industriales). Ofreceremos siempre, como aceite de referencia, el aceite de oliva.

El yodo

A partir de los 12 meses de edad ya podemos cocinar con sal las comidas del bebé. Entonces debemos utilizar sal yodada, pero con moderación. En realidad, al final siempre cae algo en el plato del bebé que ha sido cocinado con sal, así que no está de más empezar a utilizar sal yodada en casa desde antes de que nuestro peque cumpla el año.

La Vitamina D

¿Y qué pasa con la vitamina D? Pues al igual que ocurre con los bebés omnívoros, se les recomendará en principio una suplementación con vitamina D, así como tomar el sol 5 -15 minutos al día. Esto será suficiente para que su organismo la sintetice.

El hierro

¿Si no toma carne ni pescado tendrá déficit de hierro? El hierro se encuentra presente en muchos alimentos vegetales. La diferencia con los alimentos de origen animal, es que el tipo de hierro que poseen es diferente (hierro no hemo, frente a hierro hemo).

Lo que debemos hacer para favorecer la absorción del mismo será dar los alimentos ricos en hierro junto con alimentos ricos en vitamina C (entre otras cosas). En este artículo encontraréis más recomendaciones que podéis llevar a cabo para favorecer la absorción del hierro.

 

Descubre cómo planificar el menú semanal de tu bebé en este Seminario Online que puedes ver ya mismo.

 

 LA Vitamina B12

En principio, el único suplemento que siempre debe tomar una persona vegetariana, y por tanto nuestro bebé también, es la vitamina B12 (incluso en aquellos niños ovolactovegetarianos) ya que es imposible llegar a los niveles recomendados de B12 simplemente tomando leche y huevos.

Para cubrir la ingesta recomendada, deberíamos consumir diariamente tal cantidad de estos alimentos que sería imposible de cumplir, además de insano.

¿Cómo debo suplementar la B12 a mi bebé?

No es necesario suplementarla mientras que el bebé se alimente exclusivamente de leche materna y la madre (entendiendo que es vegetariana), se suplemente adecuadamente con B12. Tampoco si el bebé toma leche de fórmula enriquecida con B12.

En teoría, entre los 6 y los 12 meses muchos bebés no necesitarían suplemento si hacen al menos 4-5 tomas de pecho o toman unos 3 biberones de fórmula adaptada al día. Pero en la práctica, hay bebés que avanzan muy rápido con los sólidos y el consumo de leche desciende relativamente pronto.

Dado que en muchos casos es imposible saber si la ingesta de B12 está siendo adecuada, sobre todo cuando el bebé toma pecho y alimentación complementaria mediante BLW (donde es imposible calcular cantidades), lo más prudente es iniciar la suplementación desde los 6 meses, aunque siga amamantándose o tomando leche de fórmula. Esta medida es la más segura, ya que como siempre digo: es mejor prevenir que curar, ya que un déficit en niños puede acabar en síntomas irreversibles.

La forma de administración a utilizar a esta edad es en gotas, y las dosis recomendadas son las siguientes:

 

 

 

 

Exposición a Alérgenos

Otra duda que surge con frecuencia, que es una cuestión algo controvertida y que algunos padres desconocen, es que aunque queramos que nuestros hijos sean vegetarianos desde que nacen, es muy importante que al menos cuando introduzcamos la alimentación complementaria los expongamos en varias ocasiones al pescado, leche, huevos, carne y marisco para descartar alergias alimentarias.

Es importante de cara al futuro que sepamos si nuestro hijo tiene una alergia alimentaria para no llevarnos un susto el día menos pensado.

Así que papás y mamás vegetarianos o veganos: sí, vuestro hijo puede llevar vuestra misma opción dietética siempre y cuando os asesoréis bien por un profesional cualificado que os guíe y os aconseje, al menos al principio.

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 100 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 10 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

0 comentarios en "¿Puede un bebé ser vegano desde el primer día de vida o es peligroso?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube