El papel del acompañante en el parto

La presencia de la pareja durante el parto da tranquilidad a la madre y evidencia una reducción en el uso de analgesia epidural y una menor frecuencia en el número de visitas a Urgencias y otras asistencias sanitarias

La protagonista indiscutible del parto es la mujer, pero el papel de la pareja en el parto es también fundamental. Del padre, de la pareja, de la madre, la hermana o la persona que la futura mamá decida que sea su acompañante durante el proceso. Tener a una persona de confianza, que aporte compañía, que se implique y que ayude en cada una de las fases tranquiliza y favorece que la mujer se centre en lo suyo: tener el bebé. Estar acompañada durante el parto es un derecho. Lamentablemente en España hay situaciones en las que al padre, la pareja o el acompañante lo sacan de la sala de parto si este no va bien o simplemente se decide que hay que practicar una cesárea o se necesita instrumental para la salida del bebé.

Curiosamente es precisamente en ese momento cuando más se necesita a alguien al lado, que te apoye, te ayude y te sostenga porque lo que viene en esos casos no va a ser fácil. También con el Covid-19 se han producido muchas restricciones, aunque en la mayoría de casos sí se ha permitido la presencia del padre o pareja. ¿Por qué? Pues porque realmente sentirnos acompañadas en ese momento tan trascendental por la persona en la que más confiamos es una ayuda extra para que todo vaya bien.

Lo que dicen los estudios sobre el papel del padre en el parto

«Cuanto más implicación del padre hay en el embarazo y el parto, más probabilidad de parto natural», en el podcast de CSC sobre la preparación al parto, el CEO de Criar Con Sentido Común, Armando Bastida, hace referencia a dos estudios concretos que demuestran que el papel del padre en el parto es importante. 

 

El necesario papel del padre en el parto

 

Uno de ellos, realizado por dos matronas del Hospital Universitario de la Plana de Vila-Real, en Castellón, y titulado «Preparación al parto para ellos» reveló que la implicación de la pareja aumenta el deseo de un parto natural hasta en un 18,5%. Además, el estudio evidencia una reducción del 15,4% en el uso de analgesia epidural y una menor frecuencia en el número de visitas a Urgencias y otras asistencias sanitarias.

La falta de implicación del padre tiene consecuencias en el dolor durante el parto. Otro estudio del University College de Londres, el Kings College de Londres y la Universidad de Hertfordshire demostró que la presencia de la pareja cuando esta y la madre carecen de intimidad emocional hace que esta última sienta más dolor. Para comprobarlo pincharon con un láser en los dedos a 39 mujeres. El dolor no se redujo ante la presencia del padre. Fue peor y se incrementó cuanto más distante era la relación de pareja.

La implicación desde el embarazo y en las clases de preparto

La confianza, la calma, la tranquilidad que necesita una mujer durante el parto es fundamental, pero esta no aparece de repente cuando empiezan las contracciones. Para aquellos padres, parejas, acompañantes que leéis este post: vuestra preparación al parto empieza en el embarazo. Es más, como subraya la matrona de CSC Sara Caamaño, «es importante una preparación al nacimiento en general, no solo al parto».

En alguna ocasión hemos hablado de la empatía con la pareja y entre los cursos de Criar Con Sentido Común (cuyo acceso es gratis para los miembros de la Tribu CSC) hay varios que se centran precisamente en eso, en el papel del padre en la crianza y su apoyo a la lactancia materna. Y no es baladí. No es una moda. Es necesario. Es cierto que en muchos momentos ese papel parece secundario. Pero, créeme, es definitivo.

 

Descubre cuál es la herencia con la que llegamos a la paternidad y cómo podemos ser padres más conscientes y comprometidos en el Seminario Online «El papel del padre en la crianza»

 

Y la semilla, insisto, se pone en el embarazo: acompañando en todas las pruebas, en las ecografías, compartiendo información, leyendo, informándose, tomando decisiones o apoyando las que toma la mujer, etc. Y las clases de preparto no solo están dirigidas a la mujer. Tal vez te sientas ajeno o como un mero espectador. Pero en esas clases aprenderás a saber qué hay que hacer en cada momento y qué señales tienes que saber identificar tanto si todo transcurre bien, como si hay algún signo de alarma.

¿Cómo puede ayudar el padre?

Tengo la suerte de tener un compañero paciente y calmado. Lo digo porque yo soy todo lo contrario. En mis tres partos él ha sabido acompañarme en todo momento. Ha sabido calmar mis nervios y mi tensión; aplacar mi miedo e incertidumbre; preocuparse de los asuntos que a mí ni se me pasaban por la cabeza. Eso me dio tranquilidad (que no es una de mis virtudes). Y, al igual que no se me olvida la primera vez que vi a mis hijas, tampoco la sensación de amor en la primera mirada cómplice al ser padres.

En la Guía de práctica clínica sobre la atención al parto normal del Ministerio de Sanidad se especifica que la persona acompañante «debe transmitir a la mujer tranquilidad y seguridad e infundirle confianza en sí misma». En un momento donde hay que lidiar con un cóctel indescriptible de sensaciones y de dolor, nada mejor que tener al lado a una persona que te acompaña y que permite vivir ese momento sin ocuparte de nada más que del estado de tu cuerpo y de sentir al bebé.

 

El necesario papel del padre en el parto

 

Durante la fase inicial, el rol del padre es de acompañamiento y de apoyo, pero también se encarga de la logística: la bolsa, la documentación, con quién se quedan los niños si no es el primer bebé, qué camino y transporte usaréis, etc. Es una forma de dar tranquilidad. La comunicación e incluso el humor pueden ayudar a lidiar con el dolor.

El papel del padre en el parto

El papel del padre durante el parto (pareja, acompañante, etc) es la de «proporcionar seguridad y hacer más tolerable el dolor de las contracciones y facilitar el progreso del parto», recoge la guía de Sanidad. Por eso es importante que este acompañamiento se incluya en el plan de parto.

Durante el proceso de dilatación, el padre o la pareja puede aliviar los dolores con masajes, ayudando a cambiar la postura y ofreciendo a su pareja todo lo que necesita en cada momento. E incluso dándole espacio si lo necesita, porque hay mujeres que en esa situación no quieren ni que las toquen. A mí me sirvió mucho los momentos de charla, las bromas y las risas cómplices.

Una vez en el paritorio el rol del padre es animar y acompañar. Dar la mano, ayudar en la respiración, mostrar cariño. Cuando nació mi primera hija, los últimos pujos me costaron porque, con la epidural, no era muy consciente del dolor. Cuando la matrona avisaba de una nueva contracción, él acompañaba el momento con ánimos: «ahora, Carmen, empuja, empuja…». Rememorarlo ahora, mientras escribo, me emociona mucho. Y sé que para él fue igual.

 

Aprende qué técnicas pueden ayudarte a gestionar el dolor durante el parto con el Seminario Online «El manejo del dolor en el parto»

 

¿Qué ocurre en los partos por cesáreas e instrumentales?

Hay países como Austria donde sí permiten al padre o pareja quedarse en el quirófano en caso de cesárea. Aquí en España el protocolo no permitía hasta hace poco su presencia, como tampoco en caso de parto instrumental. Sin embargo, tal y como remarca la matrona Sara Caamaño, «los hospitales que trabajan con protocolos actualizados no hacen salir en ningún caso. De hecho, debería haber acompañante y es lo habitual en estos centros.»

Es cierto que hay diversos hospitales que empiezan a incluir un plan de acompañamiento en las cesáreas, como el Hospital 12 de Octubre de Madrid, el de Fuenlabrada o el de Manises. Sin embargo, la presencia del padre se permite si se cumplen algunos requisitos, como que la anestesia a la madre sea regional. 

Pero, incluso en estos casos, el papel de la pareja en el parto es importante. Si, por ejemplo, la madre ha sido anestesiada de manera general o es necesario retirar al bebé para culminar la intervención quirúrgica, el otro progenitor puede practicar el piel con piel con el bebé mientras la madre se recupera.

Excepto en casos donde sea necesaria una intervención médica, el mejor lugar para el recién nacido si no es con su madre, es con su padre (o con su otra madre, o con su abuela). Es cierto que, incluso en las pruebas durante el parto, en muchos hospitales el padre no está presente en todas (por ejemplo, en el momento de poner la epidural), pero ¿qué impide que sí esté con su bebé desde el primer minuto?

 

El necesario papel del padre en el parto

 

El papel del padre después del parto

Si el papel del padre durante el parto es importante, después de este también es fundamental. Primero porque la felicidad por la llegada del bebé es compartida, pero también porque la madre necesita que alguien la cuide mientras ella se centra en el bebé.

Esos cuidados son importantes en el hospital (ayudar en el aseo, en la postura, en requerir a los profesionales sanitarios si es necesario) y también es fundamental los cuidados en casa. Asumir las tareas domésticas, solucionar los trámites burocráticos tras el nacimiento del bebé y para las ayudas por nacimiento de hijos. Y apoyar en la medida que se necesite en el cuidado del bebé. Es posible que la pareja se sienta desplazada en algunas ocasiones, pero también ahí ha de mostrar empatía: ¡Es que el bebé a quien necesita al principio es a su mamá!

 

Descubre con nuestro Seminario Online «Padres y madres» cómo puedes actuar si hay conflictos con la pareja o con la familia tras tener un bebé

 

Eso no impide que entre ambos, entre el padre y el bebé se vaya estableciendo poco a poco el vínculo afectivo. Tal vez no surja de manera espontánea (o sí) pero esos lazos se van construyendo y serán tan sólidos como los que establecen madre e hijo. El papel del padre en el parto es muy importante, tanto como lo es a lo largo de la crianza y durante toda la vida de nuestros hijos.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Parto?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Parto y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "El papel del acompañante en el parto"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Apúntate gratis al Congreso CSC
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube