¿Hasta cuándo se puede poner la epidural?

Según los últimos estudios, el mejor momento para poner la epidural es cuando la mujer lo pide.

Seguro que más de una vez has escuchado a alguien decir que tuvo que parir sin epidural porque cuando quiso ponérsela ya había dilatado por completo y no dio tiempo. ¿Qué hay de mito y qué de realidad en esa afirmación? ¿Hasta cuándo se puede poner la epidural?

La epidural es una de las analgesias más conocidas, ya que es usada por las mujeres para aliviar el dolor del parto. Aunque es cierto que conlleva efectos secundarios, también está rodeada de leyendas que van de boca en boca.

¿Cuál es el mejor momento para poner la epidural?

Hasta hace relativamente poco las recomendaciones eran claras. El mejor momento para poner la epidural era cuando la mujer estaba de parto activo. Según la OMS, esto ocurre cuando se han alcanzado los cinco centímetros de dilatación. De esta forma, con el trabajo de parto ya instaurado, se entendía que era menos probable que el proceso se parara o se tuviera que intervenir para acabar con una cesárea o un parto instrumental.

Sin embargo, la última revisión de la guía Cochrane, tras analizar nueve estudios, concluyó que no hay mayor riesgo de cesáreas o partos instrumentales por una iniciación temprana de la epidural ni una mayor duración de la etapa del expulsivo. Eso sí, no obtuvo resultados concluyentes sobre su influencia en el proceso de dilatación. Algo en lo que coincide la Guía de asistencia al parto del Ministerio de Sanidad, donde se asegura que el momento de suministrarla no influye en el desarrollo del parto.

 

 

Por ello, la matrona y miembro del equipo de Criar con Sentido Común, Sara Caamaño, asegura que el mejor momento para poner la epidural es cuando la mujer quiere. «Hay que individualizar cada caso, ya que depende mucho de cómo viva cada mujer su parto, de sus preferencias, la intensidad de las contracciones, cómo evolucione y lo que necesita en cada momento», explica.

¿Hasta cuándo se puede poner la epidural?

Probablemente, es una de las principales preguntas que se plantea una mujer embarazada. Siempre se ha escuchado que cuando el parto está avanzado ya no es posible ponerla, pero nada más lejos de la realidad. Según Caamaño, «aunque en un parto avanzado se considera que en la mayoría de las mujeres los riesgos de ponerla no superan los beneficios, hay que valorar cada caso y sopesar el desarrollo del parto, la seguridad y los deseos de la mujer».

A ello hay que sumar que, en este punto, entraña cierta dificultad. A medida que avanza la dilatación, las contracciones son más seguidas e intensas, lo que dificulta el proceso, además de conllevar cierto riesgo a la hora de poner la epidural. Para poner esta analgesia, la mujer debe permanecer completamente quieta, ya que de lo contrario el anestesista no podrá suministrarla.

 

 

Además, hay que tener en cuenta que el procedimiento no es inmediato. El anestesista puede tardar en ponerla unos 15 o 20 minutos, a los que hay que sumar otros 20 que tarda en hacer efecto total. A ello se suma la disponibilidad del anestesista, que no solo atiende a mujeres embarazadas. Así, puede ocurrir que una mujer pida la epidural con dilatación completa y cuando llegue el anestesista ya haya dado a luz.

Es por eso que llegados a este punto, en muchos paritorios se ofrece a las mujeres una técnica de efecto más rápido llamada anestesia raquídea, que implica mayor bloqueo motor.

¿Merece la pena ponérsela en este punto del parto? Como siempre, depende de cada mujer. «No se trata de aguantar porque te has impuesto unos objetivos concretos, sino de tener una experiencia positiva de parto. Y eso será distinto en cada mujer» afirma Caamaño.

Además, al suministrar la epidural con dilatación completa, las sensaciones son también muy diferentes. Hay mujeres con un bloqueo de movilidad grande y otras con bastante sensibilidad a medida que avanza la cabeza del bebé.

 

Aprende qué técnicas pueden ayudarte a gestionar el dolor durante el parto con el Seminario Online «El manejo del dolor en el parto»

 

La clave, prosigue, es informar a la mujer en todo momento del proceso. Cada parto es diferente e impredecible, no se sabe cuánto va a durar. Pero lo normal es que, superada la fase de transición (la más intensa cuando se alcanzan los siete-nueve centímetros), todo sea más llevadero.

Por ello, «puede que a una mujer le merezca la pena ponérsela en ese momento porque ya lleve muchas horas y esté muy cansada, y a otra no porque todo ha sido muy rápido. Las opciones están ahí y la epidural es un recurso más por el que las mujeres pueden optar en su parto», explica.

Los planos de Hodge

A la hora de poner la epidural, es importante también conocer la ubicación y altura del bebé y cómo evoluciona durante el trabajo de parto. Así, la pelvis de la mujer se divide en cuatro planos, lo que se conocen como los planos de Hodge. Estos serían algo así como los diferentes pisos que tiene que ir recorriendo el bebé en el interior de la pelvis, desde la entrada superior de la pelvis hasta la salida.

Así, una mujer puede llegar a una dilatación completa, mientras que el bebé está situado en el primer o segundo plano. En este caso, el expulsivo no suele ser inminente. Por ello, se podría suministrar anestesia raquídea o incluso epidural si se prevé que se alarga esta fase y la mujer lo requiere. Eso sí, hay que tener en cuenta que cada parto es diferente y no todos evolucionan igual.

 

 

En ocasiones, con una dilatación completa, el bebé puede llegar al tercer plano, pero encontrarnos ante un parto que no evoluciona y hay que optar por un parto instrumental. En este caso, se puede valorar poner la analgesia raquídea que es más rápida. Eso sí, será posible si las condiciones obstétricas lo permiten y la mujer es capaz de mantener la postura de forma segura para el procedimiento.

¿Y si en este punto el parto evoluciona bien? El expulsivo es casi inminente, por lo que, lo más probable es que no dé tiempo a ponerla y los riesgos no superarían los beneficios.

La relación de la epidural y la cesárea

Durante mucho tiempo también se ha creído que poner la epidural muy pronto, con pocos centímetros de dilatación, aumentaba el riesgo de cesárea. La última revisión de la guía Cochrane rechaza esta idea, así como el mayor número de partos instrumentales. Para hacerlo, se basa en que la técnica epidural se ha modernizado y el bloqueo motor es menor.

 

Aprende qué causas provocan una cesárea, cómo es la intervención, cuáles son sus riesgos y beneficios, cómo es la recuperación y de qué manera afrontar su herida emocional en el Seminario Online «El parto por cesárea»

 

De hecho, tal y como explica Caamaño, «no es tanto el uso de la epidural, como el efecto que produce en esa mujer y la atención al parto». Es decir, el parto implica movimiento y poder adoptar diferentes posturas para aliviar el dolor. Si la mujer queda inmovilizada por el uso excesivo de la analgesia, dificultaremos el proceso. Por ello, aquí es donde cobra vital importancia la matrona y la asistencia al parto.

Si necesitas más información sobre el proceso de parto y el uso de la epidural, puedes encontrarla en la Tribu CSC. Podrás consultar con un equipo de expertos actualizados y encontrarás más de 120 Cursos y Seminarios gratuitos sobre el embarazo, el parto y la crianza respetuosa. El primer mes es gratuito y no tiene permanencia.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Parto?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Parto y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

1 comentarios en "¿Hasta cuándo se puede poner la epidural?"

  1. Llegué al hospital de 8 cm con unos dolores muy intensos , me preguntaron y dije sí(aunque en mi cabeza pensaba en no)… si me hubieran explicado mínimamente lo que aquí contáis no me la hubiera puesto , en una hora ya estaba en expulsivo , al final acabó en punción húmeda y un bloqueo total y muy desagradable, y unos primeros días de postparto malos malos…

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 mes de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube