Los masajes perineales

Los masajes perineales ayudan a que los músculos y tejidos de la pelvis mejoren su elasticidad

«¿Te estás cuidando el suelo pélvico? ¿Has empezado ya con los masajes perineales, me preguntó un día una amiga con la que tomaba un café. Y yo me quedé en shock… ¡No tenía ni idea de lo que me estaba hablando! Tímidamente le dije que sí, y cambié de tema inmediatamente. Luego, al llegar a casa, me pasé la tarde investigando sobre ambas cosas y las saqué a colación en la siguiente visita con la matrona. Afortunadamente estaba a tiempo.

La preparación al parto aumenta las posibilidades de que todo vaya bien

Ahora me sorprende lo perdida que estaba y la poca información que tenía cuando me quedé embarazada por primera vez. Pero me quedo con lo positivo: mi estado de gestación me abrió paso a un mundo completamente nuevo y, además de darme lo más importante de mi vida, me ayudó a conocer más mi anatomía.

Y es que nuestro cuerpo cambia durante 9 meses y estamos preparadas para ello, pero si tenemos una actitud proactiva y nos preparamos físicamente para el parto podemos contribuir a que fluyan mejor las cosas. En toda esa preparación aparecen conceptos nuevos, aunque hoy en día sean algo más conocidos, como el suelo pélvico y sus funciones básicas.

 

 

Aprender cómo funciona y cómo trabajarlo para que se fortalezca (no solo porque vas a tener un bebé, también para evitar problemas o para mejorar nuestras relaciones sexuales) es imprescindible. Y dentro de ese proceso se ubican los masajes perineales que, en el caso de las mamás gestantes, ayudan a disminuir la posibilidad de desgarros.

¿Qué son los masajes perineales?

Los masajes perineales sirven para reconocer y darle elasticidad al periné o perineo, que es el conjunto de músculos y tejidos que se encuentran en la parte inferior de la pelvis, donde se ubican uretra, vagina y el ano. Es como el diafragma de la pelvis.

Tiene dos zonas, una superficial y otra más profunda. Entre sus funciones está la sexualidad, la sujeción de los órganos pélvicos y el control de los esfínteres. Se trata de una parte fundamental de nuestro cuerpo, pero bastante desconocida. Los masajes se centran en la zona entre la vagina y el ano y músculos del suelo pélvico profundo, y tienen como objetivo aumentar su elasticidad.

 

 

Existen diferentes estudios sobre la eficacia del masaje perineal y en la mayoría se pone en evidencia la disminución de desgarros, sobre todo en mujeres que dan a luz por primera vez y se realizan el masaje al menos dos veces a la semana.

En general, es una práctica aceptada y que suelen aconsejar los especialistas. La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda los masajes perineales como parte de los cuidados durante el embarazo y de cara al parto. En el mismo documento, por cierto, desaconseja técnicas instrumentales y poco respetuosas con la mujer como la episotomía o la presión del fondo uterino para, supuestamente, ayudar a la extracción del bebé.

¿Cómo se realizan?

La técnica no es complicada, aunque es cierto que al principio puede ser algo «molesta». Lo ideal para ejecutarla de forma correcta, es acudir a un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico, que además puede diseñar una tabla de ejercicios adecuada para cada futura mamá. Además, está contraindicada en algunos casos, como veremos más adelante.

Los masajes se realizan con los dedos pulgares (si lo hacemos nosotras mismas) presionando de varias formas y en varias direcciones la zona del perineo. Primero suavemente y luego aumentando la presión; con movimientos circulares, luego deslizando los pulgares hacia cada lado, siguiendo una forma de U.

 

tapon-mucoso-parto

 

Estos movimientos hacen que la piel, los músculos y los tejidos mejoren su elasticidad y además así seguimos aprendiendo a reconocer nuestro cuerpo. Al principio notaremos cierta dureza, pero esta irá desapareciendo a medida que realicemos los masajes. Y muy importante: se deben hacer con las manos limpias y las uñas cortadas para evitar hacernos daño.

El masaje perineal comprende diferentes «fases», una de ellas es masajear suavemente la zona entre la vagina y el ano, como toma de contacto. Después se introducen los dedos más al fondo (si lo hace la mujer sola introduce el dedo pulgar completo) dibujando media luna, ejerciendo una presión mantenida de izquierda a derecha y vuelta, abarcando toda la abertura vaginal inferior. Se va aumentando progresivamente la presión, siempre al gusto de la mujer, puesto que la zona está sensible y muchas veces algo inflamada. También se pueden poner los dedos en el introito de la vagina, la parte más cercana al ano, y traccionar hacia abajo unos segundos. El masaje no tiene por qué durar más de cinco minutos, es mejor breve pero diario. También podría usarse un vibrador adecuado.

Uno de los aspectos importantes en cuanto a nuestro bienestar, es estar relajadas y muy tranquilas. Y buscar una postura cómoda (de pie, recostada…). A mí me costó varios intentos, pero finalmente lo logré y el resultado fue satisfactorio. Utilizar un espejo las primeras veces puede ser útil para asegurarnos de que lo hacemos bien.

 

 

También nos los puede realizar nuestra pareja. Así la haremos partícipe de los cuidados durante el embarazo y mejoraremos, además, nuestra conexión en un momento tan especial. Para facilitar los movimientos en la zona, se pueden aplicar compresas tibias para ayudar a relajar todo el área. También un lubricante o algún aceite vegetal (como el de rosa mosqueta o el de almendras), para facilitar el movimiento de los dedos.

¿Desde cuándo se pueden realizar los masajes perineales?

Ejercitar el periné es beneficioso en cualquier momento de nuestra vida; así que es recomendable empezar cuanto antes. En el caso de la mujer embarazada, los masajes perineales están recomendados a partir de la semana 34 de gestación, pero se puede comenzar en cualquier momento. Hay que realizarlos al menos dos veces a la semana, aunque algunos especialistas recomiendan una frecuencia diaria durante unos cinco-diez minutos. Como mínimo hay que realizarlos durante tres semanas.

 

Favorece tu recuperación posparto y trabaja el suelo pélvico con ayuda del Seminario Online «El método 5P»

 

Hay estudios que además señalan que están especialmente indicados para mujeres mayores de 30 años y en el primer embarazo. Pero hay casos en los que existen algunas contraindicaciones y por eso es importante, insisto, consultar con un especialista antes de comenzar a realizarlos.

Están contraindicados, por ejemplo, para embarazadas que sufran infecciones vaginales regulares; para aquellas que tengan alguna lesión en la vagina; y tampoco debe practicarse en caso de placenta previa, amenaza de parto prematuro o en cesárea programada, entre otros casos.

 

Autor/a

Revisado por:

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Parto?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Parto y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Los masajes perineales"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube