Una caja de creatividad: por qué es bueno reciclar las cajas de cartón de los juguetes

Las cajas de cartón favorecen el desarrollo de la creatividad, la imaginación y las destrezas físicas y cognitivas de los niños

En alguna ocasión hemos hablado sobre el curioso hecho de que, tras regalarle a tu peque el juguete más completo, vistoso y espectacular del mercado, acaba jugando con la caja. Y, quizá sigas sin dar crédito a lo que ocurre y no encuentras una explicación. Pues bien, tengo al menos parte de la solución. 

¿Por qué son tan divertidas las cajas de cartón?

La cuestión pasa por hacer una investigación de campo. Sujetos experimentales, mis tres hijos. Seguro que ellos saben por qué lo hacen. ¿Queréis conocer sus respuestas? Pues no perdáis detalle porque ellos mismos nos dan algunas de las claves:

  • Porque puedes hacer más cosas que con los juguetes.
  • Puedes hacerte los juguetes a tu gusto.
  • Te entretienes más tiempo: en lo que lo construyes y después cuando juegas.
  • Gastamos menos dinero porque no necesitamos comprar juguetes.
  • Cuando te queda bien, te pones muy contento.

Razones sobran, como veis, y he tenido la tentación de dejarlo aquí. Pero vamos a ir más allá e intentar explicar qué cosas ocurren cuando juegan con las cajas de cartón.

 

¿Por qué las cajas son mucho más divertidas que el regalo que contienen?

 

Los más pequeños juegan por pura exploración. Una caja siempre es un buen objeto para guardar y sacar cosas, esconder objetos (si hay suerte y la caja es grande, incluso a uno mismo), aprender nociones básicas sobre longitudes y volúmenes (podemos comprobar si algo cabe o no cabe), etc.

A partir de los 12-18 meses, cuando comienza a desarrollarse el juego simbólico más rudimentario, el bebé puede hacer que la caja sea un tambor o descubrir que, si mete sus muñecos dentro y lo arrastra, se convierte en un fantástico coche.

Como veis, el desarrollo no es una cuestión de todo-nada. Para que un niño pueda crear una nave espacial con una caja de cartón, necesita haber pasado por estos estadios iniciales. Así, los niños van perfeccionando la técnica a golpe de imaginación y nuevas destrezas manipulativas y cognitivas.

 

¿Por qué las cajas son mucho más divertidas que el regalo que contienen?

 

No sabría decir a qué edad dejan los niños de jugar con las cajas de cartón porque, en mi caso, y a unos días de que el mayor cumpla 11 años, las cajas continúan siendo un valor seguro de tardes de entretenimiento.

Somos seres creativos, de eso no hay duda. El ser humano no puede no crear. Somos creativos en cualquier momento del día: cuando no encontramos en el supermercado lo que íbamos a hacer de cena y planteamos otra alternativa, cuando se nos rompe el botón del pantalón y lo sujetamos con una goma del pelo hasta que podamos llegar a casa, cuando inventamos una historia asombrosa con la que sacamos a nuestro peque de una rabieta

Traemos de serie la creatividad. Sin embargo, no es suficiente. Como ocurre con casi todas las habilidades y capacidades humanas, necesitamos que el entorno reme a favor y que, como decía Picasso, la inspiración nos encuentre trabajando.

 

En el Seminario Online «Juega y aprende en casa» aprenderás a hacer un montón de actividades fáciles de preparar con materiales reciclados y low cost para que las niñas y los niños aprendan jugando

 

¿Qué tenemos que saber los padres sobre el juego con cajas de cartón?

En primer lugar, para ser creativos, tenemos que tener el material que lo facilite. En este caso, necesitamos cajas de cartón de diferentes tamaños (y celo, pinturas, pegamento….). Esto parece una cuestión trivial pero a nivel de infraestructura es importante. Hay que estar dispuestos a almacenar cajas (aunque sea plegadas) y, desde ahora mismo os digo que no es decorativo. Las pongas donde las pongas.

 

 

Una vez salvado este primer escollo, es posible que al principio tengáis que estar como figuras de apoyo para guiar preguntas como “¿qué puedo hacer con esta caja?” o “¿me cortas aquí una ventana?” Pronto volarán solos. El resultado será mejor o peor, pero dejarán de pedir ayuda.

¿Por qué es bueno jugar con cajas de cartón?

En primer lugar, favorece el desarrollo y perfeccionamiento del juego simbólico y, dando un paso más allá, de la imaginación. Cuando nuestros peques deciden hacer una cocina con su caja, lo que ha ocurrido es que la caja (por su forma, color, etc) o el deseo de tener una cocina han inspirado el objeto a crear. ¿Veis lo importante que es esto? Están conectando y acomodando el mundo real que pueden ver con el imaginario que pueden crear. ¿No es maravilloso?

 

 

Por otro lado, la creatividad desarrolla algunas características muy útiles para la vida diaria como son la fluidez, la flexibilidad, la originalidad, la elaboración, la redefinición, el análisis y la síntesis. Esto que suena a compleja reunión de creativos de agencia de publicidad se puede observar en el proceso creativo de un niño de 8 años construyendo una cocina con una caja de cartón.

Necesitan saber ver en la caja la cocina, planear cómo será, ser capaces de modificar si la idea original no sale bien y, de repente, la cocina se cae por falta de pared de apoyo, trabajar en el proyecto y analizar el resultado en busca de mejoras. Y jugar, por supuesto.

Por el camino, la creación de objetos con cajas de cartón ofrece a los niños de manera natural una de las habilidades más importantes que pueden generar: la gestión de la frustración (perdonadme que no me guste demasiado el término tolerar la frustración, manías que tiene una).

 

 

Las cosas a veces no salen como uno quiere y, a menos que seáis unos manitas y que lo hagáis vosotros íntegramente, es más que probable que alguno de los pasos salga mal: un celo que no pega, un corte de más, una pieza que no encaja… Y llega la frustración.

Esa frustración que les hace enfadarse, a veces incluso hasta la rabieta, pero ¡de la que pueden aprender tanto! Es cierto que, en esos casos, podemos estar cerca para plantear las preguntas adecuadas: ¿qué ha pasado? ¿cómo crees que se podría arreglar? ¿necesitas dejarlo un momento y retomarlo más tarde?

Si algo he aprendido en estos años de madre es que debemos escuchar a nuestros niños, debemos hacer que sepan que sus conversaciones, ideas y pensamientos son importantes y, en este caso, es fundamental que escuchemos como si de un proyecto de la NASA se tratase.

 

¿Por qué las cajas son mucho más divertidas que el regalo que contienen?

 

El niño está creando la que hasta el momento es la obra de su vida. Algo sale mal y no sabe qué camino tomar. Es una oportunidad única para que estemos ahí, aportando soluciones al principio, dejando que ellos aporten las suyas propias y permitiéndoles probar.

Y en este proceso entra también la constancia y esa motivación que nos hace perseverar.

Y, ¿qué ocurre al final del proceso?

Cuando el niño termina de crear lo que imaginaba (no importa demasiado que el resultado pase por el control de calidad estética del adulto), mejora su autoconcepto, la imagen que tiene de sí mismo, porque se siente capaz.

Es fácil que incluso quiera compartir su creación con los demás, te pedirá que le hagas una foto para enviársela a los abuelos, los abuelos llamarán para felicitarle, se sentirá orgulloso del trabajo realizado…

 

¿Por qué las cajas son mucho más divertidas que el regalo que contienen?

 

¿No es increíble lo que puede generar algo a priori tan sencillo? Así, los peques pueden sentirse orgullosos, reforzados, capaces y aprender que la felicidad es un proceso de dentro a fuera por más que el robot de última generación con mil luces y funciones nos quiera transmitir lo contrario.

Creo que se nota que me encantan las cajas de cartón. Y a vosotros, ¿no os parece fascinante?

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Juego y juguetes?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Juego y juguetes y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Una caja de creatividad: por qué es bueno reciclar las cajas de cartón de los juguetes"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    2º Congreso de Crianza Respetuosa - APÚNTATE GRATIS
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube