¿Qué infusiones se pueden tomar en el embarazo?

Es importante saber la cantidad de principio activo que contienen

Si sueles tomar infusiones y estás embarazada, ya te habrás dado cuenta de que las recomendaciones al respecto son muy variables. Por ello, muchas mujeres deciden dejar de consumirlas durante el mismo. Porque ¿qué infusiones se pueden tomar en el embarazo?

¿Qué infusiones se pueden tomar en el embarazo?

No es de extrañar que la respuesta a esta pregunta sea tan variable… y es que la evidencia al respecto es escasa, muchos estudios están mal diseñados o con una muestra de población muy pequeña. Otros muchos están hechos con animales o en ellos se ha utilizado el principio activo en forma de comprimidos o extracto y, por tanto, los efectos no son comparables a una infusión.

Pero antes de empezar, es importante saber que cantidad de principio activo contienen (sustancia que produce el efecto que buscamos, ya sea relajante, digestivo… para entendernos, la parte de la planta que actúa como un medicamento). 

 

¿Qué infusiones se pueden tomar en el embarazo?

 

Normalmente la cantidad es realmente pequeña e, incluso si hablamos de plantas que generalmente se asocian con abortos como el poleo, etc., tendríamos que tomar muchas infusiones durante un periodo de tiempo largo para que se produjeran efectos adversos.

Infusiones seguras en el embarazo: Natural no es sinónimo de inocuo

Pero no nos engañemos, los principios activos de las plantas son los precursores de varios medicamentos. De hecho, la farmacología actual tiene su origen en la fitoterapia. Por tanto, una infusión tomada en la cantidad suficiente (muy muy grande), sí que puede llegar a tener efectos nocivos sobre madre o bebé.

Pero, para alcanzar esos niveles tóxicos, se necesita bastante cantidad (aunque te hayas tomado una infusión de forma puntual, es muy poco probable, por no decir imposible, que tengas algún problema). Otra cosa distinta es la utilización de extractos, comprimidos, tinturas… En las que esa parte activa de la planta está concentrada.

 

¿Qué infusiones se pueden tomar en el embarazo?

 

Pero ¿puedo seguir tomando infusiones si estoy embarazada?

Sí, se pueden seguir consumiendo pero teniendo en cuenta unas precauciones generales y eligiendo las plantas o raíces con un perfil mayor de seguridad. Como siempre, lo mejor es utilizar el sentido común:

  • Para disfrutarlas con tranquilidad, elige infusiones de calidad. Sí, no todas las plantas que se utilizan son iguales. Opta siempre por infusiones en las que las partes de la planta hayan sido seleccionadas, ya que hay mucha variabilidad en cuanto a la cantidad de principio activo y también en la posible contaminación de los preparados. Consulta en tu herbolario de confianza.
  • Elige infusiones de un solo componente: las infusiones tipo “relax” o “digest” normalmente contienen distintas hierbas para darle más sabor y es más difícil que todas las que tengan sean seguras para el embarazo. Ten precaución con esto, sobre todo, si las tomas de forma habitual. Si te gusta mezclar varias hierbas, puedes hacerlo en casa utilizando las que sean compatibles y de origen seguro. Por ejemplo, puedes hacer una infusión digestiva mezclando jengibre, una cáscara de limón y media cucharadita de cúrcuma.
  • Si tomas muchas a lo largo del día, intenta bajar un poco su consumo a 2-3 diarias si tienen teína.
  • Intenta variar de planta, no sólo para no aburrirte sino porque así el uso de cada una será menos continuado.
  • Una vez que sumerges las hierbas en el agua caliente, no las dejes mucho tiempo hirviendo, ya que sus componentes se concentran más en la infusión.

 

AlimentosEmbarazoVenta
Cuida de tu salud y la de tu bebé alimentándote correctamente durante el embarazo con el Seminario Online «Alimentación en el embarazo»

 

¿Qué té se puede tomar durante el embarazo?

Hay diferentes variedades y no todas tienen la misma cantidad de teína. Esta sustancia tiene un efecto similar al de la cafeína en nuestro organismo. La cafeína y la teína están limitadas durante el embarazo a 300 mg/día, siendo lo ideal no pasar de 200 mg. Para que te hagas una idea una taza de té negro de 220 ml contiene 50 mg, por lo que sería seguro tomar alguna que otra (aunque esa concentración puede variar dependiendo de la calidad del producto y del tiempo de infusión).

El té negro es una de las variedades con más teína, pero también puedes optar por otras como el té verde o el blanco que contiene menos, o por el mal llamado “té rooibos” que directamente no tiene, porque en realidad no procede de la planta del té, sino de un arbusto sudafricano llamado Aspalathus linearis.

Es importante no exceder las cantidades recomendadas de cafeína ya que cantidades mayores a 400mg al día se ha relacionado con Síndrome de abstinencia en el bebé al nacimiento (European Journal Nutrition. 2015). Aunque estos estudios incidían sobre todo en el café y no relacionaban el té con estos resultados. Otro estudio nos cuenta que el  consumo de más de 300 mg de cafeína diarios podría aumentar la edad gestacional al nacimiento, pero sus resultados no son concluyentes y no se sabe muy bien el mecanismo por el cual se produciría este hallazgo.

 

¿Qué infusiones se pueden tomar en el embarazo?

 

Algo a tener muy en cuenta si tomas té o café de forma habitual es que puede disminuir la absorción de algunos nutrientes como el hierro. Por tanto, si estás tomando un suplemento del mismo, lo ideal sería separar su toma lo máximo posible, mejor si se hace en ayunas.

En este caso, el Rooibos es una gran opción porque al no llevar teína no interfiere en la absorción del hierro y además es una de las infusiones más ricas en el mismo (una taza con 3g de rooibos contiene 0.07 mg de hierro, aunque no se absorbe el 100%).

El jengibre: una opción segura e interesante si tienes náuseas

El jengibre realmente no es una planta sino una raíz que se ha convertido en algo común que vemos a diario en los supermercados. Su sabor tiene verdaderos adeptos y detractores… Y es que o te gusta, o lo odias. Tiene un ligero toque picante y entre sus propiedades se encuentra la de ayudar con las náuseas del primer trimestre de embarazo.

Según una revisión sistemática de 2014, esta raíz en dosis menores de 1.500 mg disminuye las náuseas de intensidad leve-moderada (no tanto los vómitos) sin aumentar el riesgo de aborto.

Otra revisión en 2020 asegura que el jengibre en dosis altas es más eficaz que la piridoxina o vitamina B6. Otras plantas que demostraron ser más eficaces que el placebo contra náuseas y vómitos fueron el limón, la manzanilla y las hojas de menta.

 

¿Qué infusiones se pueden tomar en el embarazo?

 

Eso sí, estos efectos beneficiosos suelen estar derivados de un tratamiento a altas dosis en comprimidos y extractos y no en infusión. Pero lo cierto es que la infusión de jengibre suele sentar bastante bien a las mujeres embarazadas porque ayuda a segregar ácidos gástricos para digerir la comida de forma más eficaz.

Se puede tomar lavando y pelando un trocito y poniéndolo a infusionar directamente en el agua hirviendo. Se le puede añadir cúrcuma, pimienta, limón, canela (en cantidades de condimento no tiene efecto estimulante uterino)… Y hacer una infusión especiada.

Infusiones relajantes durante el embarazo, ¿cuál puedo tomar?

Si en un momento puntual necesitas tomar alguna infusión relajante porque te suele funcionar, hay algunas opciones, pero en la mayoría de los estudios, no hay resultados concluyentes. Con un perfil de seguridad mayor, tenemos la tila. Su margen terapéutico es muy amplio y sería la infusión de elección, aunque los estudios disponibles son escasos.

Creo que es importante recordar que la ansiedad o la depresión no se pueden abordar sólo con plantas o infusiones… Si crees que te está causando problemas en tu día a día es importante trabajarlo con psicoterapia. No es la opción más fácil, pero sí la más eficaz y la que va a la raíz del problema.

 

¿Qué infusiones se pueden tomar en el embarazo?

 

La valeriana es una de las infusiones que siempre se ha desaconsejado en el embarazo, pero no hay estudios en humanos que lo respalden. En ratones, su uso continuado en el segundo trimestre afectó a la captación de zinc por parte del feto, pero estudios posteriores, también en ratones, no encontraron los mismos efectos. Por tanto, su uso a priori se considera seguro siempre que sea moderado, es decir, una taza de vez en cuando.

En cuanto a la pasiflora pasa lo mismo, faltan estudios para comprobar su seguridad. En animales, este compuesto no ha afectado a la formación del bebé, pero en algunos estudios en humanas, los resultados no fueron buenos (rotura prematura de membranas, pérdida fetal, aspiración de meconio), aunque se hizo seguimiento a sólo cinco mujeres embarazadas y los resultados pueden no estar relacionados con el consumo de esta planta. De hecho, lo más probable es que fuera mera coincidencia. Pero, dentro de las infusiones, habría que tomarla con precaución y de forma puntual.

Manzanilla y otras plantas

La manzanilla o camomila está considerada en general una infusión segura durante el embarazo. Se utiliza para aliviar el malestar estomacal, las náuseas, el mal sabor de boca… Y como siempre, tomada con sentido común, sus principios activos no han demostrado tener efectos nocivos sobre el embarazo y el bebé.

En cuanto a la menta, se pueden utilizar sus hojas en infusión en primer trimestre para combatir las náuseas, o durante un catarro, pero en el segundo y el tercer trimestre si tienes reflujo o ardores, es mejor limitar su consumo porque relajan el esfínter esofágico, que cierra la entrada al estómago y puede empeorar de forma puntual.

 

¿Qué infusiones se pueden tomar en el embarazo?

 

Respecto a otras hierbas y especias que se suelen añadir a las infusiones para darles aroma, como pueden ser la canela, el cardamomo, la vainilla, etc. utilizadas en esa cantidad tan pequeña no son nocivas y le pueden dar un toque interesante.

Y me diréis: pero Sara, ¡si la canela puede estimular las contracciones uterinas! Sí, al menos eso se piensa, pero como os decía, sentido común. Haría falta tanta canela para provocar un parto prematuro que no creo que ninguna mujer fuese capaz de tomarla.

De cualquier forma, si tenéis dudas concretas sobre qué tipo de alimentos podéis tomar y cuáles es mejor limitar durante el embarazo, podéis consultarnos online en la Tribu CSC, donde nuestro equipo de profesionales especializados en salud materno-infantil os asesoran diariamente. La podéis probar durante todo un mes gratis y sin compromiso de permanencia.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Embarazo?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Embarazo y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "¿Qué infusiones se pueden tomar en el embarazo?"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube