¿Cuándo me puedo bañar en la piscina después de dar a luz?

Lejos de lo que se cree, el riesgo de infecciones por bañarse en la playa o la piscina durante el puerperio es muy bajo

Una de las recomendaciones más extendidas del postparto es la prohibición de darnos baños de inmersión en la piscina o la playa hasta que pasemos el puerperio. El motivo no es otro que las posibles infecciones o la entrada de agua en la vagina y el útero. Pero, ¿qué hay de realidad en esa afirmación? Te explicamos cuándo te puedes bañar en la piscina o la playa después de dar a luz

¿Qué ocurre después de dar a luz?

Tras el parto, el útero involuciona para volver poco a poco a su tamaño con los «temidos» entuertos. A la vez, el cuello uterino se cierra y los órganos vuelven a su lugar inicial. El cuerpo tarda unos 4o días en realizar este proceso, durante los cuales suelen producirse pérdidas de sangre conocidos como los loquios. Cuando estos cesan por completo, se considera que la herida que queda en el útero tras salir la placenta está cicatrizada. Mientras, el cuello se cierra bastante tiempo después del parto.  

Hasta llegar a ese momento, se considera que está «abierto». Así, en caso de baños de inmersión, se cree que podría entrar agua y bacterias en el útero y causar infecciones, por lo que no se recomiendan en esta etapa.

Pero la realidad es que días después de dar a luz, el útero permanece contraído y la presión dirige los loquios hacia afuera. Por este motivo, es realmente difícil que el agua llegue hasta el útero.

 

 

Por tanto, la prohibición de los baños de inmersión en el postparto no es más que una medida de precaución generalizada en España sin estudios científicos que lo avalen

Cuándo me puedo bañar después de dar a luz

Probablemente, una de las cosas que más desees hacer después de dar a luz, además de estar con tu bebé, es darte una ducha. Ya sea parto vaginal o por cesárea, podrás hacerlo desde el mismo momento en que pase el efecto de la epidural y te puedas mantener en pie. Además, es recomendable hacerlo a diario para mantener una correcta higiene. 

Eso sí, el primer día es importante estar siempre acompañada por si te mareas. Además, deberás hacerlo con agua templada en lugar de agua caliente para evitar el riesgo de desvanecimientos en caso de tener la tensión baja. 

¿Y los baños de inmersión tras el parto?

Aunque la mayoría de matronas y ginecólogos recomienden evitar los baños de inmersión durante el postparto, la realidad es que si el sangrado es normal y el útero está contraído, es posible darse baños de inmersión poco después de dar a luz.

Así lo defienden organismos como la Royal College of Obstetricians and Gynaecologists o la guía NICE, que además recomiendan un baño de inmersión en el postparto inmediato para la retención urinaria. Además se considera un método relajante, analgésico y óptimo para tratar la inflamación del periné y las hemorroides tras el parto.  

 

 

También la Stanford Health Care recomienda los baños de inmersión tras el parto, especialmente en el caso de episiotomía o desgarro. Explica que «tomar baños de asiento o un baño caliente entre dos y tres veces al día, aliviará las molestias de la micción y promoverá la cicatrización de los puntos»

Así, realizar baños de inmersión en la piscina o la playa no solo es posible, sino que también puede ser aconsejable en los días de más calor del verano. Eso sí, hay que tener en cuenta que el postparto debe transcurrir con normalidad y si el sangrado es muy abundante, debemos esperar a que este remita un poco, lo que suele ocurrir a los 15 días. 

Además, en caso de cesárea sí sería conveniente esperar a que la herida esté cerrada y cicatrizada, algo que suele ocurrir pasados unos 10 o 15 días de la intervención. 

 

Aprende qué causas provocan una cesárea, cómo es la intervención, cuáles son sus riesgos y beneficios, cómo es la recuperación y de qué manera afrontar su herida emocional en el Seminario Online «El parto por cesárea»

 

¿Cómo deben ser los baños de inmersión en la piscina o la playa?

Hay que tener en cuenta que los loquios se mantendrán bastantes días después de dar a luz. De hecho, incluso aumentan su intensidad a la segunda o tercera semana. Además durante el puerperio no puedes introducir nada en la vagina, como tampones o copas menstruales.

Por eso, durante los primeros días con un sangrado abundante, es mejor disfrutar de los baños de inmersión en la bañera de casa y evitar la piscina.

Una vez que los loquios disminuyen, podemos bañarnos si es nuestro deseo. Esto es mucho más fácil si es una piscina privada en la que no nos preocupa que haya posibles pérdidas. En el caso de una piscina pública, sí sería aconsejable esperar a que haya cesado el sangrado. Pero no por riesgo de infecciones, sino por higiene y respeto al resto de usuarios. 

 

 

¿Y en la playa? Pues la realidad es que te puedes bañar en el agua del mar sin problema. Además, el agua del mar tendrá un buen efecto en caso de episiotomía o desgarro, aunque es posible que provoque escozor. Eso sí, debes tener en cuenta que la humedad del bañador o la arena no son muy aconsejables en este momento, por lo que debes cambiarte rápidamente de bañador y evitar sentarse en la arena directamente. 

La realidad es que si hay mujeres que dan a luz en el agua, es difícil pensar que sea peligroso darse baños de inmersión después. ¿Tienes más dudas sobre el embarazo, parto y postparto? Puedes resolverlas si eres miembro de la Tribu CSC, donde podrás consultar online a nuestro grupo de expertos. Entre ellos están nuestras matronas, Esther Esteban y Sara Caamaño, que resolverán todas tus preguntas. Además, tendrás acceso a los más de 120 Cursos CSC sobre maternidad, salud materno-infantil o crianza respetuosa. 

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Postparto?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Postparto y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "¿Cuándo me puedo bañar en la piscina después de dar a luz?"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube