¿Qué podemos hacer cuando tenemos el útero irritable?

El estrés y el descanso son factores a tener en cuenta en caso de útero irritable, por eso muchas veces recomendamos bajar el ritmo, incluso pedir la baja

Artículo publicado el 20 Ago 2021 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 13 diciembre, 2023

Además de las recomendaciones básicas que se suelen dar en caso de útero irritable (reposar del lado izquierdo de vez en cuando, hidratarte -sobre todo si tienes gastroenteritis-, vaciar la vejiga cada 3 o 4 horas durante el día y tratar las infecciones si surgen), te propongo tratar ese exceso de tensión muscular y de paso hacer espacio al bebé para que se coloque de una forma cómoda para bebé-mamá.

¿Qué podemos hacer para aliviar un útero irritable?

El estrés y el descanso son factores a tener en cuenta en caso de útero irritable, porque al final nos afecta a muchos niveles. Nos tensamos más aún, la alimentación se cuida menos, el estrés metabólico es mayor, aumenta el riesgo de infecciones, el microbiota se resiente, aumenta la inflamación sistémica (también intestinal), aumentan las hormonas como el cortisol y la adrenalina…

Y desde luego que el embarazo no es una enfermedad, pero sí es una situación especial en la que se requieren algunos cuidados y nuestro cuerpo a veces nos lo comunica así. Por eso muchas veces recomendamos bajar el ritmo, incluso pedir la baja si se puede.

 

 

Si hay zonas tensas siempre puede ser de gran ayuda la fisioterapia, tanto para valorar como para tratar esa tensión o esa falta de tono. Algo sencillo que puedes hacer en casa es masajear con tus dedos y algo de aceite de almendras los laterales de tu abdomen, incluso puedes usar una pelota pequeña tipo tenis para relajar la zona. Si notas dolor, para y consulta con tu fisioterapeuta.

Uno de los ejercicios más completos para reestablecer el equilibrio en el tono abdomino-perineal es el método 5p, en el que se trabaja a nivel postural sobre un tronco de madera con ayuda siempre de un profesional formado en esta técnica para realizarla correctamente.

 

Favorece tu recuperación posparto y trabaja el suelo pélvico con ayuda del Seminario Online “El método 5P”

 

Otra opción es la utilización del rebozo mexicano. Es un fular tejido que utilizan las parteras mexicanas, chilenas, etc.…antes, durante y después del parto para relajar y tratar esas tensiones y, como consecuencia, abrir espacio para el bebé. Como todo, la técnica es importante, el aprendizaje a través de una persona que haya sido bien instruida, también.

No se puede hacer de cualquier manera ni con cualquier cosa. Se trata de transmitir la vibración que provoca el tejido hasta nuestro cuerpo, en este caso, se realiza en el abdomen de forma suave para relajar, pero también se puede utilizar en la cadera. No tiene grandes riesgos si se hace bien, pero sí contraindicaciones, por eso tiene que estar bien pautada y realizada.

Por supuesto no puedo dejar de nombrar la biomecánica materno-fetal… Toda esa sabiduría que como matronas hemos perdido a la hora de ayudar al binomio madre-bebé a adaptarse uno al otro. Por medio de distintas posturas podemos conseguir relajar ligamentos, abrir espacio en la pelvis, optimizar la posición del bebé y aliviar muchas molestias como esa irritabilidad. No deja de ser una ayuda para que el cuerpo haga lo que ya sabe, favorecer la fisiología.

 

 

Realizar ejercicio suave como yoga para embarazo o natación pueden ser una buena opción, siempre y cuando el objetivo siga siendo equilibrar y no fortalecer en exceso las cadenas musculares que ya lo estén.

Una de las medicaciones que se suelen pautar, aunque no haya evidencia de que prevenga el parto prematuro, es la progesterona. Se suele usar de forma vaginal, y el objetivo es que relaje la musculatura uterina y no se contraiga tanto (o al menos de forma menos intensa).

Riesgo de parto prematuro

Este es el gran miedo de todas las mujeres que hemos sufrido irritación uterina. Ponernos de parto en cualquier momento. En un estudio comparativo publicado en la American Journal of Obstetrics and Ginecologist en 1995, se concluyó que las mujeres con irritabilidad uterina no tienen una tasa mayor de APP que las mujeres que tienen otros factores de riesgo asociados, pero que, en el caso de tenerlos, la probabilidad de que este acabe desencadenando el parto es mayor que en la población obstétrica general  (18,5% frente a 11%). Se sospecha que el motivo es que el útero de estas mujeres tiene mayor resistencia a los medicamentos que se usan de forma convencional para detener las contracciones.

 

posibles-patologias-embarazo
Aprende a detectar posibles patologías durante la gestación y cómo cuidarte si aparecen con el Seminario Online “Posibles Patologías en el embarazo”

 

Aunque este estudio nos aporte cierta tranquilidad, recuerda que, si en algún momento las contracciones que notas se salen de lo habitual, son dolorosas, hay sangrado o rotura de bolsa antes de las 37 semanas, debes acudir al hospital lo antes posible para recibir atención sanitaria.

Yo también sufrí irritabilidad uterina, en tratamiento con progesterona desde las 24 a las 36 semanas. Creía que al dejarla iba a parir en dos días… Y llegué a la semana 41. Pero pasé mucho miedo. Seguramente en mi caso se juntaron un cúmulo de circunstancias: guardias de muchas horas, estrés, bebé grande en posterior y una hipertonía de oblicuos y transverso acabó de hacer el resto. Ojalá haber podido leer algo sobre ello hace ya cinco años… Por eso espero que esto sirva a las que vengan después.

 

 

Por eso, si necesitas información sobre el útero irritable o asesoramiento sobre tu embarazo, postparto, crianza del bebé o cualquier aspecto relacionado con la salud materno-infantil, no pases un mal rato… Puedes consultarnos online en la Tribu CSC, donde el equipo al completo de Criar con Sentido Común estamos disponibles.

 

¿Te interesa todo lo relacionado con Embarazo?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Embarazo y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

2 comentarios en "¿Qué podemos hacer cuando tenemos el útero irritable?"

  1. Hola mi mujer está embarazada de gemelos, estamos en la semana 21 y comenzó a tener contracciones indoloras e irregulares pero en cantidades mayores al límite previsto para las contracciones de Braxton. Entro en guardia hospitalaria con medicación por vía e incluso algunos días tuvieron que complementar con supositorio. Ahora está en casa con resposo absoluto, medicación oral y las contracciones continúan, algunos días son menos y otros días llegan a 18 por ejemplo. Quisiera saber si existen paliativos que se puedan realizar en la casa, como baño de inmersión, algún masaje, que ayude a aliviar las contracciones. Gracias.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 semana de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube