Cómo curar la tos con moco

Si tu peque tiene tos con moco, quita el moco y acabarás con la tos

Si buscáis en algún buscador de internet “Cómo curar la tos con moco”, encontraréis dos tipos de entradas; los que hablan sobre remedios naturales y los que proponen medicamentos para la tos y/o para el moco. Pero os contaré un secreto: la tos es buena.

Cómo quitar la tos con moco en niños

Quizá os preguntaréis cómo puede ser que una cosa que os impide descansar por las noches, que hace que os preocupéis por la salud de vuestro peque, que ha sido (y está siendo) estigmatizada durante la pandemia (hasta el punto de que en la escuela casi os impiden el paso ante la más mínima sospecha de tos) y podríamos alargar la frase aún mucho más, pero ya paro aquí…. ¿Cómo puede ser que la tos sea buena? Pues porque nos protege.

Nuestro cuerpo sabe que la vía respiratoria es muy, muy importante, así que ha desarrollado un mecanismo que asegura que por los conductos respiratorios pueda pasar siempre el aire. Los conductos están recubiertos de mucosa (que produce moco, por cierto) y dentro de ella tiene unos receptores que se activan cuando notan algún cuerpo extraño, como un guisante, un trozo de pan o hasta una acumulación excesiva del moco que ella misma produce, para evitar que el paso del aire se estreche o que el cuerpo extraño llegue más lejos y sea más complicado sacarlo.

 

Mocos en el pecho del bebé: ¿qué hacemos?

 

 

Cuando alguien tiene el reflejo de la tos disminuido o es inexistente, aumentan muchísimo las probabilidades de tener problemas respiratorios. Por poner un ejemplo, las personas mayores tienden a tener menos este reflejo de tos, y son mucho más propensas a padecer neumonías por aspiración de líquidos o partículas de comida.

Así pues, si la tos que oís a vuestro hijo o hija mueve moco o, dicho con otras palabras, que a menudo usamos los sanitarios para este tipo de tos, tiene tos productiva, podemos estar contentos, porque está gestionando su exceso de mocos. La tos saca el moco excesivo de donde esté y lo está llevando hasta la garganta, donde será ingerido. Sí, ingerido. Y es que el recorrido normal de todo moco respiratorio de un mamífero desemboca siempre en el estómago, siendo digerido. El moco de nariz va hacia atrás y nos lo tragamos. El moco de pulmón va hacia la garganta y nos lo tragamos. Cada vez que tragamos saliva, un poquito de moco va con ella hacia el tracto digestivo.

Pero sí, estoy de acuerdo en que, aunque sepamos que la tos es necesaria e imprescindible, un exceso de tos productiva puede preocuparnos. O más bien debería ocuparnos. Sobre todo si la tos impide comer y dormir adecuadamente, o sabemos que a la larga, en su caso siempre acaba con la aparición de alguna enfermedad. Nos tendremos que ocupar básicamente limpiando la nariz, o valorar si el moco puede estás en otras zonas donde la higiene nasal no va a ser efectiva.

 

Cómo curar la tos con flemas en niños y bebés

 

Aprovecho para recordaros que tenemos otro post donde hablamos de los tipos de tos que existen, por si no lo leísteis en su momento y le queréis echar un vistazo. En ese post también os contábamos otro secreto… y es que no hay ningún medicamento que tenga un efecto directo contra la tos ni contra el moco. Pero que la tos sea buena y que la tos con moco no se pueda curar mágicamente con un medicamento no quiere decir que no podamos hacer nada, como ya apuntaba en algún párrafo anterior. Podremos hacer mucho.

Cómo aliviar la tos con moco en bebés y niños

Para empezar podemos hacer higienes nasales. Si quitamos el moco de la nariz y este era el que se colaba hacia la garganta, muerto el perro, muerta la rabia. Para quitar el moco de nariz tenemos muchas opciones. Solo hace falta dar una vuelta por internet para descubrir múltiples opciones. En el Seminario Online “Mocos fuera” os explico diferentes objetivos a la hora de hacer las higienes nasales y dos técnicas fundamentales para realmente movilizar el moco y sacarlo de donde más nos preocupa. 

La idea principal es que podemos preparar el moco con un poco de suero y luego incentivar que los peques inspiren fuerte por la nariz para propiciar que el moco de la parte posterior de la nariz vaya hacia donde pueda ser tragado. Si hay tanto moco que no damos abasto con esto, recomiendo hacer duchas nasales, haciendo pasar mucho suero de un lado a otro de la nariz, con la cabeza de lado (aunque en estos casos hay que ir con cuidado con la posición de la cabeza y la presión a la que hacemos entrar el suero para que no vaya al oído).

 

Descubre cómo ayudar a tu peque a respirar mejor con los consejos de una fisioterapeuta respiratoria en el Seminario Online «Mocos fuera»

 

Si con las higienes nasales tampoco acabamos de evitar del todo la tos con moco, entonces os recomiendo que busquéis a algún experto en fisioterapia cardiorrespiratoria para que os ayude drenando los pulmones. A la larga, si necesitáis ayuda a menudo, podréis aprender con vuestro fisio a hacerlo en casa.

En la consulta y en el grupo “Mocos fuera” de la Tribu CSC (que es donde los miembros y profesionales de Criar con Sentido Común charlamos sobre todo lo que nos preocupa y también sobre lo que nos hace disfrutar la paternidad y la maternidad), viendo lo mal que lo pasáis cuando hay que hacer higienes nasales o lo que a veces cuesta encontrar un fisio especializado en aparato cardiorrespiratorio cerca de casa, pienso que ojalá que existiera el fármaco milagro que hiciera desaparecer el exceso de moco. Pero por desgracia no existe. No hay medicamento que cure directamente una tos con moco.

Los mucolíticos no funcionan (aunque de vez en cuando algún pediatra, también desesperado, lo acabe prescribiendo como última opción). Los antitusivos son peligrosos porque evitan que aparezca la tos, permitiendo que cosas puedan llegar a obstruir el paso del aire. Los sprays tipo salbutamol son broncodilatadores… Quizá disminuya un poco la tos, pero si hay exceso de moco no logran sacarlo todo y la tos persiste. Los antibióticos matan bacterias, pero no tienen el superpoder de desintegrar mocos. Quizá logren disminuir la producción de moco matando a lo que originaba el exceso, pero si hay mucho moco, este se va a quedar ahí una temporada.

Así pues, como conclusión final: Si tu peque tiene tos con moco, quita el moco y acabarás con la tos.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Cómo curar la tos con moco"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube