Entrevista Mamen Bueno, psicóloga: «Las navidades no son un paréntesis para los conflictos familiares. Más bien tienden a aumentarlos»

"Desafortunadamente las reuniones navideñas no siempre son positivas. Todo el mundo parece tener carta blanca para opinar, aunque no se le pida"

Llega diciembre y las reuniones familiares en Navidad se convierten en las protagonistas. Pero la alegría y el deseo de compartir también vienen acompañados de sombras. Las comidas y cenas navideñas pueden provocar situaciones incómodas o directamente desagradables para algunas personas. Hoy entrevistamos a la psicóloga del equipo de Criar Con Sentido Común, Mamen Bueno, para que ayude a las madres y padres con hijos a afrontar estos encuentros y poner límites.

P: ¿Estamos preparados para volver a la normalidad de las reuniones familiares en Navidad?

R: Creo que depende de cada familia. Si hay respeto y buena comunicación todo es posible. Si no, es más complicado. Al fin y al cabo, las navidades no son un paréntesis para los conflictos familiares. Más bien tienden a aumentarlos. Venimos de unos años de mucha tensión. En algunas familias ha habido pérdidas, o incluso sin haberlas sufrido, existen diversas maneras de entender y manejar no solo la pandemia, la vida en general. Y esas desavenencias se concentran en días de convivencia, muchas veces no elegida o forzada por la rutina de lo que se hace todos los años.

Las navidades no son un paréntesis para los conflictos familiares. Más bien tienden a aumentarlos

P: Es lógico que muchas parejas con bebés o niños pequeñitos tengan reticencias o prefieran no acudir a reuniones muy amplias por la pandemia: ¿Crees que el entorno lo aceptará?

R: Es totalmente normal que tengan reticencias, por varios motivos. Uno, por el Covid. Dos, por sentirse enjuiciados, en cuanto a sus pautas de crianza. Tres, por salir de las propias rutinas que tiene cada uno en casa. Casi todos los bebés notan mucho los cambios y les cuesta volver luego a la rutina. Estas reticencias no siempre son bien recibidas por el entorno. A veces se sienten enjuiciados y se pueden poner a la defensiva. A veces cuesta encontrar el punto de respeto entre todas las personas.

A veces cuesta encontrar el punto de respeto entre todas las personas. Parece que todo el mundo tiene carta blanca para opinar de todo por el simple hecho de ser familia. Y se puede ser familia y maleducado a la vez

Parece que todo el mundo tiene carta blanca para opinar de todo, aunque no nos lo pidan, por el simple hecho de ser familia. Y se puede ser familia y maleducado a la vez.

P: Esa necesidad de preservarse o de proteger al bebé a veces puede no estar muy bien vista por los familiares: ¿Cómo impermeabilizarse ante eso?

R: Es que es difícil impermeabilizarse ante según qué cosas. Intentar centrarse en las personas con las que haya más afinidad en las reuniones familiares de Navidad puede ser una manera. Hacer un buen ajuste de expectativas, sobre cómo deben ser esas fechas también ayuda. Aceptar que no todo va a ser como nos gustaría. Y entender que no son reuniones para justificarnos o buscar aprobación. En el mejor de los casos son reuniones sociales que muchas personas viven como un trámite.

No son reuniones para justificarnos o buscar aprobación

P: ¿Crees que deberíamos establecer nuestros límites previamente? Es decir, explicar por qué nos iremos a determinada hora, que necesitamos algo de tranquilidad para el bebé, etc.

R: En algunos entornos avisar y explicar previamente ayuda a entender y respetar. No obstante, hay entornos menos permeables a las diferencias de rutinas previas, o necesidades individuales diferentes a las del resto. Dependerá de cada familia. En cualquier caso, como suelo decir en la Tribu CSC, todas las personas merecemos respeto; no hace falta justificar nuestras decisiones continuamente, no necesitamos aprobación, pero sí respeto.

No necesitamos aprobación, pero sí respeto

P: Las reuniones familiares en Navidad ¿son siempre positivas? 

R: Desafortunadamente no siempre. Aquí toca realizar dos desidealizaciones. Una sobre el mismo concepto de familia como lugar seguro, y otro la Navidad como período de felicidad e ilusión. La familia puede ser tanto un lugar de protección como de sufrimiento. Y las navidades movilizan muchas emociones, y no todas positivas. Es donde las dinámicas familiares más disfuncionales se hacen más patentes en un corto período de tiempo.

Toca realizar dos desidealizaciones. Una sobre el mismo concepto de familia como lugar seguro, y otro la Navidad como período de felicidad e ilusión

P: ¿Y qué consejos darías a las parejas con bebés que prefieren ser comedidas?

R: Que se lo permitan. Tienen derecho. Empezar a elegir el modelo de familia que se quiere ser pasa a veces por dejar atrás prácticas que nos alejan de ese modelo elegido. Decir no a excesos, o a situaciones que creemos que no nos hacen bien es muy sano. A veces el entorno se va a rebelar o va a recurrir a reproches o chantajes. Poner freno a eso es empezar a poner la primera piedra en el espejo que queremos que nuestros hijos e hijas se miren. Personas asertivas que se tienen en cuenta.

Decir no a situaciones que no nos hacen bien es muy sano. A veces el entorno se va a rebelar, o va a recurrir a reproches o chantajes. Poner freno a eso es empezar a poner la primera piedra en el espejo que queremos que nuestros hijos e hijas se miren

Puede ser útil, por otro lado, programar el tiempo de visita. E intentar ceñirse a él. Y muy importante, reservar un tiempo estas vacaciones, tiempo de autocuidado, y estar con personas que sí apetece estar.

P: ¿Y al entorno?

R: Que no personalicen como una afrenta personal las necesidades individuales de los diferentes miembros de la familia. Las navidades son a veces la excusa para reunirse en un afán de perseguir una idea de familia que no siempre se da. Por perseguir ese ideal esos días se obvian las necesidades reales de las diferentes personas de esa familia. Respetar hace más por el bienestar de la familia que el forzar reuniones en ocasiones contraproducentes. 

Las navidades son a veces la excusa para reunirse en un afán de perseguir una idea de familia que no siempre se da

P: Estas reuniones familiares de Navidad, grandes o más reducidas, son muy propicias para que la tía, el cuñado o el abuelo opinen sobre cómo estamos criando a nuestros hijos: ¿cómo manejamos esos comentarios? ¿Es mejor cortarlos directamente, ignorarlos?

R: Pues otra vez depende. Si hasta este momento no se han puesto límites a ciertas dinámicas, es muy complicado empezar a ponerlas. En esos momentos es mejor no entrar al trapo, agradecer “la sugerencia”, y luego en la intimidad seguir haciendo lo que mejor considere cada persona. Y recordar el mantra “merezco respeto, no necesito permiso ni aprobación”. Si ciertos familiares, resultan demasiado invasivos o irrespetuosos, es importante decir las cosas de manera asertiva, si decidimos parar esas faltas de respeto o desacreditaciones.

Es mejor no entrar al trapo, agradecer “la sugerencia”, y luego en la intimidad seguir haciendo lo que mejor considere cada persona

Se pueden preparar algunas respuestas tipo: «Entiendo que opines diferente, yo opino diferente»; «lamento que no te guste mi decisión, pero para mí es importante hacerlo así»; «no me siento cómoda discutiendo sobre esto, mejor lo dejamos aquí». Es importante tener en cuenta que esas personas merecen tanto respeto como nosotras. Si ellos no nos respetan, tenemos derecho a poner límites.

Si no nos respetan, tenemos derecho a poner límites

P: También es muy común que se produzcan discusiones: ¿cómo afecta esto en los bebés y los niños?

R: Las discusiones claro que les afectan. El tono alto, la crispación, la tensión… crean una ambiente muchas veces difícil de entender para los más pequeños. Eso les desconcierta sobremanera, y sumado al cambio de rutina, puede ser el desencadenante de rabietas, comportamientos anómalos o fuera de lo común en su entorno.

Las discusiones afectan a los más pequeños y pueden ser el desencadenante de rabietas o comportamientos anómalos

P: Las comidas de navidad suelen ser muy copiosas y calóricas. ¿Qué debemos hacer como padres si tenemos hijos adolescentes con trastorno de conducta alimenticia?

R: Estas celebraciones pueden generar mucha angustia, todo se celebra con comida, y esta está encima de la mesa durante horas o días. Querer restringir o evitar atracones se hace tremendamente complicado. Si en casa hay alguna persona con trastorno alimentario, lo principal es seguir las indicaciones de su profesional de referencia. 

Seguir ciertas recomendaciones les puede ayudar: no elegir ropa como regalo (es mejor evitar todo aquello que tenga que ver con tallas o ideales de belleza) y planificar el tiempo libre (se pueden compartir momentos en familia sin comida mediante. Compartiendo juegos de mesa, paseando… Encontrar la manera de divertirse y pasarlo bien).

Estas celebraciones pueden generar mucha angustia, todo se celebra con comida, y esta está encima de la mesa durante horas o días. Querer restringir o evitar atracones se hace tremendamente complicado

En cuanto a las comidas, a grandes rasgos: evitar comidas de tipo picoteo o buffet (es mejor que sigan la estructura habitual de un primero, segundo o postre. O como un tipo plato combinado si así se hace habitualmente); evitar las largas sobremesas, en las que los dulces están presentes todo el rato; no saltarse comidas, ni intentar compensarlas; diseñar el mismo para todas las personas, no haciendo excepciones con la persona enferma.

P: Otro aspecto muy habitual es el de los aguinaldos o regalos para los niños: ¿cómo manejamos esto si creemos que no es adecuado o que son demasiados obsequios?

R: Yo siempre digo que hay que saber elegir las guerras. Lo ideal es llegar a acuerdos para evitar el exceso de regalos. Pero si los familiares no son receptivos, es algo que hay que aceptar. Luego sí podemos elegir qué hacer con ellos. Lo ideal es que no reciban muchos. Y antes de hacer cualquier regalo a un niño o niña, estaría bien preguntar a los padres.

Hay que saber elegir las guerras. Lo ideal es llegar a acuerdos para evitar el exceso de regalos, pero si los familiares no son receptivos, podemos elegir qué hacer con ellos

Se pueden elegir diversas fórmulas para evitar el exceso de regalos, por ejemplo, hacer un amigo invisible, así todas las personas reciben regalos. Se puede elegir un presupuesto e incluso dar indicaciones sobre el tipo de regalo a hacer. También se puede optar por un regalo común entre todos los miembros de la familia. Pero como en todos lo que hemos hablado anteriormente, no todo lo ideal es lo real. La realidad es que hay familiares que no aceptan estas fórmulas y acaban regalando lo que quieren. 

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Maternidad y paternidad?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Maternidad y paternidad y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Entrevista Mamen Bueno, psicóloga: "Las navidades no son un paréntesis para los conflictos familiares. Más bien tienden a aumentarlos""

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube