LifeVac y Dechoker: ¿Vale la pena para niños y niñas?

Todo lo que sabemos sobre los dispositivos que aseguran ser útiles en caso de atragantamiento y asfixia

Uno de los accidentes domésticos más frecuentes en bebés y niños son los atragantamientos y asfixias. En los primeros meses la boca es el órgano que ofrece más información a un bebé, y es habitual que todo lo que alcance con sus manos vaya a parar ahí con el fin de descubrir su textura, temperatura, sabor y forma.

Cuando son un poco más mayores, el riesgo pasa a ser sobre todo la comida, pues tienen acceso a ciertos alimentos que aún no saben gestionar bien, porque comen jugando, etc. Esto hace que en algunas ocasiones exista riesgo de que un objeto o alimento vaya hacia la vía respiratoria y provoque un atragantamiento que puede acabar en asfixia.

 

Baby led Weaning atragantamientos

 

Desde hace unos años además, se recomienda que los bebés sean alimentados, desde el momento en que estén preparados, con alimentos blandos pero enteros, en trozos. No solo para que tengan una mejor relación con la comida, sino también para que mastiquen y gestionen antes los alimentos sólidos y se alimenten de un modo más seguro. Y es que, a partir de los 8 meses, se ha visto que los bebés que comen mediante Baby-led Weaning, lo hacen de manera más estable que aquellos que son alimentados con purés y triturados.

Pero… da tanto miedo

En referencia a los objetos, está claro que los bebés tienen que poder explorar la casa, gatear, desplazarse, y conocer el entorno. Sin embargo, debemos tener mucho cuidado con lo que pueden llevarse a la boca, porque el riesgo es evidente.

En relación a la comida, son muchos los padres y las madres que, aunque consideran el ofrecer trozos la mejor de las posibilidades, sienten mucho miedo ante las arcadas y atragantamiento, porque no saben cómo actuar, o consideran que podrían paralizarse en una situación así.

Es por eso que últimamente son muchos los que preguntan por los dispositivos LifeVac y Dechoker, con el objetivo de saber merece la pena tener uno, por si su bebé se atraganta o asfixia con algún objeto o comida.

A partir de los 12 meses

Lo primero que debemos tener en cuenta es que por el tamaño de la mascarilla y por el funcionamiento de ambos dispositivos (generan un vacío para aspirar el objeto que tapona las vías respiratorias), están recomendados para bebés de más de 12 meses. 

Aunque la mayoría de casos graves de asfixia suceden entre los 2 y los 4 años, aquellas madres y padres que pensaban en esto como «red de seguridad» para iniciar la alimentación con trozos y estar más tranquilos, deberían descartar esta opción.

Pasados los 12 meses (en el caso del LifeVac detallan que podría utilizarse a partir de los 10 kg de peso), podría ser una opción en el caso de atragantamientos de todo tipo.

¿Funcionan? ¿Sirven? ¿Vale la pena el gasto?

Ambos dispositivos tienen un precio aproximado de unos 100-110 euros. No me atrevo a decir si es caro o barato, porque esto dependerá exclusivamente de si sirve para algo o no. Si cuando se necesita (ojalá nunca), hace su función, serán los 110 euros mejor invertidos de la historia. Si no sirve, pues lo contrario.

Dar respuesta a estas preguntas es hoy por hoy complicado, porque disponemos de pocos datos sobre su efectividad.

En Preevid, la muy recomendable Biblioteca virtual de Murcia Salud, analizaron en marzo de 2019 la evidencia disponible acerca de LifeVac y Dechoker, ambos dispositivos registrados por la FDA como dispositivo de succión.

Hallaron una guía clínica publicada en 2018 por la “Australian Resuscitation Advisory Network (ARAN)”, donde se recomendaba que, en caso de asfixia, y después de que las medidas de primeros auxilios no hubieran logrado desalojar el cuerpo extraño, se hiciera uso de uno dispositivo anti-asfixia de tipo vacío, pues puede generar casi cuatro veces la presión obtenida con las compresiones abdominales. Aunque esta recomendación no aparecía validada por evidencia que demostrara que ciertamente funciona.

En referencia a los estudios realizados, encontraron un artículo con diez casos de obstrucción de la vía aérea por cuerpo extraño (OVACE), en los que se utilizó LifeVac:

Con algunos pacientes se utilizó como primera medida y en otros tras el fracaso de medidas iniciales, habitualmente compresiones en la espalda y compresiones abdominales. En algunos pacientes la obstrucción se solucionó en el primer intento, pero en otros casos se precisaron hasta 4 intentos para eliminar el cuerpo extraño causante de la obstrucción. En ninguno de los casos se describen complicaciones o efectos adversos asociados a su uso.

Encontraron también el resumen de una ponencia en un congreso de Gastroenterología en el que se hacía referencia a tres casos de pacientes en los que se resolvió la obstrucción con un dispositivo LifeVac.

 

 

Y, finalmente, una revisión de estudios en los que se habla de ocho casos de personas de entre 31 y 80 años con OVACE:

En todos los casos, la intervención con el dispositivos anti-atragantamiento se realizó después de agotar las intervenciones recomendadas, como barrido con los dedos, maniobra de Heimlich, golpes en el pecho y golpes en la espalda. El bolo alimenticio (motivo de la obstrucción en todos los casos) se desalojó de inmediato o en menos de cuatro intentos.

Los autores del estudio concluyeron que estos dispositivos pueden ser útiles en caso de emergencia, sobre todo en poblaciones con alto riesgo de asfixia (ancianos y niños), y consideran necesaria investigación adicional acerca de la efectividad y seguridad de los mismos.

¿Y qué dice el CERCP sobre ellos?

El Consejo Español de Resucitación Cardiopulmonar (CERCP) emitió un comunicado en abril de este mismo año también con el objetivo de dar respuesta a la inquietud de madres, padres y profesionales, acerca de unos dispositivos que, de ser efectivos, podrían ser muy útiles en todas las casas y en servicios de emergencias.

Vieron lo mismo que Preevid, que hay muy poca literatura y muy pocos casos publicados acerca de LifeVac, y ningún artículo que haga referencia a Dechoker. Ante esta situación era imposible posicionarse a favor o en contra de su uso, al no poder determinarse ni la efectividad ni la seguridad.

La conclusión a la que llegaron fue:

Tras analizar la escasa bibliografía médica disponible en la actualidad, acerca de la indicación y seguridad de uso de estos dispositivos en los atragantamientos, y teniendo en cuenta las altas presiones de succión que se han detectado, que podrían ser dañinas para el paciente, especialmente para el niño; el CERCP recomienda seguir actuando ante los atragantamientos tal y como indican las recomendaciones internacionales mediante la tos, golpes en la espalda y compresiones abdominales.

Es necesario disponer en el futuro de más estudios para poder concluir que el uso de estos dispositivos es eficaz y seguro para los pacientes y que sea incorporado a las Guías internacionales como un método para utilizar en los atragantamientos.

Podrían funcionar y la falsa sensación de seguridad

A la luz de todo lo mencionado, la conclusión que debería quedarnos es que:

  • Podrían ser útiles y podrían salvar vidas, pero aún tienen que demostrarlo.
  • Comprarlos y tenerlos en casa no es un error, quizás un día los tengamos que usar y salven una vida.
  • Sin embargo, de tenerlos y sabiendo lo que sabemos, debemos dudar de su efectividad. Y esto quiere decir que debemos evitar que nos haga sentir una falsa seguridad. Tener un LifeVac o un Dechoker en casa, no exime de la necesidad de saber cómo actuar en caso de atragantamiento o asfixia.
  • Sigue siendo MUY importante que madres y padres reciban una formación, a poder ser presencial, en la que sean instruidos para actuar en caso de emergencias de este tipo en casa.

«Y vosotros, Armando, ¿no tenéis algo parecido?»

Sí, pero nuestro seminario es online y, repito, a poder ser, es mejor que se haga algo presencial, para poder hacer prácticas y poder expresar dudas en el momento de llevarlas a cabo.

 

 

Como complemento, y sobre todo para recordar las acciones a realizar, tenemos el seminario Primeros auxilios en atragantamientos y asfixias, que podéis adquirir por solo 7,95 euros para verlo tantas veces como necesitéis. O bien verlo sin coste, como todos los demás cursos y seminarios, si formáis parte de nuestra Tribu CSC, donde no solo accedéis a todos los contenidos, sino que entráis a formar parte del grupo de apoyo con cientos de madres y padres y 11 profesionales de la salud, la psicología y la educación.

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 100 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 11 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

1 comentarios en "LifeVac y Dechoker: ¿Vale la pena para niños y niñas?"

  1. Un artículo muy interesante. De hecho, recientemente hice un curso presencial de 2 días en la Cruz Roja y surgió el tema de estos dispositivos.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube