Juegos de mesa (II) para peques de 3 años

Los juegos de mesa educativos potencian el desarrollo y el aprendizaje de los niños desde su primera infancia

En un post anterior hablábamos de juegos de mesa para peques de 1 y 2 años, pero a partir de los 3 años las posibilidades se multiplican. Hay más temáticas y las dinámicas de juego se complican, así como las destrezas y habilidades que potencian en los niños y niñas. Hoy os presentamos juegos de mesa educativos para niños de 3 años y más. 

Beneficios de los juegos de mesa para niños y niñas

Los juegos de mesa para niños y niñas ayudan en su educación y desarrollo. Los beneficios que aportan son múltiples, entre ellos:

  • Ayudan al desarrollo de sus capacidades motoras, mentales y sensoriales.
  • Desarrollan la concentración, la memoria, la observación y la imaginación.
  • Muestran cómo resolver problemas, elaborar estrategias y tomar decisiones.
  • Enseñan a cumplir las normas de convivencia.
  • Favorecen la socialización y refuerzan los vínculos afectivos.
  • Aumentan su nivel de tolerancia a la frustración y les enseñan a controlar su impaciencia.
  • Descubren la importancia del esfuerzo y del trabajo en equipo.
  • Les enseñan a competir de forma sana y a trabajar en equipo.
  • Mejoran su autoestima y la confianza en los compañeros y compañeras del grupo.
  • Dependiendo de la edad, enseñan conceptos educativos como los números, a contar, vocabulario, a asociar ideas o conceptos, etc.

 

En el Seminario Online «Juega y aprende en casa» aprenderás a hacer un montón de actividades fáciles de preparar con materiales reciclados y low cost para que las niñas y los niños aprendan jugando

 

Juegos de mesa educativos para peques de 3 años en adelante

Ludo es un parchís fácil que se juega en el Ártico y las fichas son osos polares, morsas, focas y pingüinos que deben escalar un iceberg. Las reglas son las mismas que el parchís pero mucho más sencillo: menos casillas que recorrer, menos fichas por jugador, no hay sitios seguros, no nos comemos a los oponentes… ¡Se trata simplemente de jugar con los números y las figuritas!

 

 

 

Mi primer tesoro de juegos es una genial y completa colección de 10 juegos de mesa para peques de 3 a 12 años. Todos ellos son de reglas sencillas y corta duración. Hay juegos de tablero, de memoria y de cartas. Cuenta con cuatro tableros reversibles, estampados por ambas caras, y figuras de madera.

 

 

A partir de los tres años nuestros hijos e hijas comienzan a conocer e identificar las emociones más sencillas (alegría, tristeza, enfado, miedo…). Es el momento ideal para introducir en su aprendizaje las emociones de forma lúdica. Para ello, son perfectas las cápsulas de las emociones.

Se trata de un juego de mesa para trabajar con los más peques la expresión de emociones y los sentimientos, con cinco divertidas cápsulas que muestran una emoción cada una: alegría, tristeza, enfado, asco o miedo.

Los peques introducen en cada cápsula aquello que relacionan con esa emoción (dibujos, fotos, objetos, cartas escritas…). Por ejemplo, se puede meter dentro de la cápsula una foto o un dibujo de una araña porque le da miedo al niño. Cada vez que se introduzca un objeto en una cápsula, deben explicar por qué lo hacen ya que la verbalización de una emoción es el primer paso para aprender a gestionarla. Asimismo, de esta forma se fomenta su capacidad lingüística.

 

 

Cuando se ha superado algún tipo de emoción (tristeza, enfado, asco o miedo), el niño puede sacar estos objetos de las cápsulas para dar a entender que ha superado sus baches emocionales. Además de diferentes colores para diferenciar las emociones, las cápsulas también tienen diferentes tamaños en función de lo muy o poco frecuentes que suelen ser las emociones asociadas a ellas, por lo general.

Así, la cápsula de la alegría será la que más objetos acumule y esto reforzará positivamente su visión de todas las cosas que le hacen estar alegre. Incluso se puede utilizar cuando esté triste para recordar qué cosas le hace sentir alegre. Y como los materiales son plásticos, ¡estas cápsulas son ideales también para jugar en el agua durante la hora del baño!

 

 

Yo descubro las emociones es un juego de educación positiva, ideado para ofrecer a los más pequeños la posibilidad de aprender las emociones desde el respeto, de manera natural, autónoma y progresiva. Inspirado en el popular álbum ilustrado «El Monstruo de las emociones» de Anna Llenas, esta caja ofrece a los niños 10 actividades originales para descubrir, nombrar y dominar sus emociones: ira, miedo, tristeza, serenidad, alegría y amor. También incluye una guía didáctica para los padres.

 

 

El monstruo de colores es un juego de mesa donde los jugadores se mueven por los colores que representan las diferentes emociones o sentimientos (calma, rabia, miedo, tristeza) y necesitan guardarlas en cada frasco correspondiente. Favorece que los y las peques aprendan la identificación y expresión de emociones.

 

 

Emociones es un curioso memo: un juego de mesa que refuerza la memoria a la vez que permite a los y las peques descubrir y hablar sobre sus emociones.

 

 

O-Kinee es un divertido rompecabezas de expresiones hecho de madera maciza, con bordes lisos, que potencia la capacidad de los peques de identificar y nombrar las distintas emociones. Incluye 64 tarjetas de desafío y caras cambiantes. Las formas de muecas lindas y divertidas estimulan el interés de los niños por jugar y les permiten aprender a través del juego.

 

 

Balanza divertida es un divertidísimo juego de suelo que plantea un reto a los peques: mantener el equilibrio. Y para ello hay que calibrar qué pieza ponemos en cada lado. Hay piezas de diferentes colores, tamaños y pesos. Para ponerlo más difícil, un dado te dirá de qué color es la pieza que tienes que colocar. Los peques pueden jugar solos o contra un oponente.

 

 

En este pinball de madera con clavijas y gomas elásticas para crear recorridos personalizados para las bolas, hay que tratar de mantener la pelota en juego tanto tiempo como se pueda, presionando los botones de cada lado para controlar las aletas y dirigir la pelota a través de los obstáculos.

Los niños pueden crear más desafíos ajustando las posiciones de las diferentes piezas como los molinos de viento, las clavijas de madera y colocando las bandas elásticas de varias maneras. Así los y las niñas trabajan la motricidad y el pensamiento lógico.

También pueden apuntar a disparar la bola a la barra amarilla, después, basta con presionar los botones para inclinar la barra y que la bola caiga nuevamente. Está fabricado en madera de caucho ecológica, a través de procesos de fabricación sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. Además, en la fabricación usan su propio pegamento no formaldehído, y los pigmentos de color son orgánicos y los tintes a base de agua, no tóxicos.

 

 

Este futbolín de madera con cuatro barras metálicas de tres piezas cada una que forman los dos equipos, sirve para que los niños y niñas trabajen la coordinación ojo-mano y se diviertan. También está fabricado en madera de caucho ecológica con procesos de fabricación sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. El pegamento es no formaldehído, y los tintes de color no tóxicos.

 

 

Este juego de lanzamiento de discos 2 en 1 es reversible y tiene un juego de habilidad en cada una de sus caras. Está fabricado en madera de caucho ecológica y sirve para que los niños y niñas trabajen la motricidad fina y la coordinación visomotora.

 

 

Este juego de texturas es un juego sensorial que puede utilizarse como juego de mesa para diversos participantes, un memori o un juego muy práctico para viajes o tiempos de espera en espacios reducidos. Funciona como la «Bolsa Misteriosa», con 16 pares de piezas con texturas diferentes, que hay que emparejar con el tacto. Las piezas son de madera, redondas y con las texturas muy bien trabajadas. Es un material afín al área sensorial de la metodología Montessori, que propone el uso de materiales que faciliten la exploración sensorial.

 

 

El frutalito es un juego de cooperación donde, si se juega en equipo y se tiene una buena memoria, se podrán recolectar todas las cerezas antes de que el cuervo llegue al árbol. El juego consiste en ayudar a Pepa Peral a recolectar las cerezas. Pero al pequeño cuervo también le gustan las deliciosas y rojas cerezas… Los niños deben ser lo suficientemente rápidos para recolectar las cerezas antes que el cuervo llegue al árbol.

 

 

El frutal es un juego de cooperación donde, trabajando en equipo, los jugadores intentarán recolectar las frutas de los árboles antes de que el cuervo logre robarlas. Este juego fomenta el reconocimiento de los colores y los símbolos, desarrolla el sentimiento de grupo al trabajar en equipo y la motricidad.

 

 

El juego táctil la granja es un juego de mesa de descubrimiento táctil en el que hay que encontrar diferentes elementos de una granja. Es muy fácil de jugar, basta con introducir las 15 piezas dentro de una bolsa y girar la flecha de la rueda. Habrá que buscar dentro de la bolsa, sin mirar, usando únicamente el tacto, la pieza que señale la flecha. Cuenta con piezas grandes y muy manejables por los más pequeños.

 

 

El juego de mesa Loto táctil animales es otra modalidad del juego anterior, en la que los peques deben encontrar diferentes texturas de animales sin mirar. Incluye una rueda con flecha y 18 piezas con animales que tienen diferentes tejidos en relieve.

 

 

Cluck Cluck es un juego de mesa familiar y cooperativo. Entre todos intentaremos salvar las gallinas y los huevos de las fauces del zorro. Un divertido juego de cooperación para toda la familia con formato de tablero gigante ¡que a los niños y niñas les encanta!

 

 

Saute Mouton es un juego de recorrido muy divertido y sencillo que consiste en hacer saltar las ovejas unas por encima de las otras. Basta con elegir el color del rebaño y determinar la distancia a recorrer. ¡El primero que llegue a su paca de paja habrá ganado!

 

 

Chat Perche es un juego de recorrido cuyo objetivo es ser el gato más astuto y rápido del vecindario. Este juego estimula la concentración y las habilidades motoras finas, y ayuda a que los niños aprendan a contar y a asimilar reglas fáciles de juego. Está fabricado en cartón resistente, con un precioso diseño y piezas de madera de excelente calidad.

 

 

Topo Logic es un juego de orientación espacial. ¿Dónde está la casa? ¿Está el granjero delante o detrás de la casa? ¿Y está el gato sentado en la hierba o en el techo? Este juego permite a los y las peques practicar la orientación tridimensional. Las 40 tarjetas muestran escenas bidimensionales que deben recrearse utilizando la casa de madera y las figuras sobre el tablero de madera. Para la autocomprobación, la solución está en la parte posterior de la tarjeta.

 

 

El juego de equilibrio Flamenco es un juego formado por un flamenco rosa con un ala amovible, una base de balancín y 10 pollitos. El objetivo del juego es repartir los pollitos sobre las alas del flamenco, por turnos, sin que se caigan. El jugador que coloque el pollito de más y provoque el derrumbe de todo, perderá. Es un juego familiar, ideal para estimular la concentración de los niños mientras que se divierten. Está fabricado en madera de haya y cerezo, de excelente calidad.

 

 

El tangram de madera Essentiel cuenta con 25 tarjetas, 7 piezas y 2 niveles de dificultad. Desarrolla en los niños y las niñas las capacidades de paciencia y concentración, ya que serán necesarias para realizar todas las figuras de este juego de tangram.

Los niños más pequeños podrán reproducir los dibujos que aparecen en las tarjetas eligiendo la cara coloreada; y los más grandes la cara en negro. También podrán dar rienda suelta a su imaginación para inventar figuras con toda facilidad. La base de madera incluye pies de silicona antideslizantes para mayor estabilidad.

Este producto desarrolla la concentración, el descubrimiento de las formas y los colores. Está fabricado en madera de cerezo y contrachapado, es de excelente calidad, e incluye tarjetas para formar figuras.

 

 

En este dominó táctil cada pieza de madera cuenta con 2 círculos de material táctil con texturas distintas. Es ideal para trabajar el reconocimiento mediante el tacto de diferentes tipos de superficies ya que el niño debe unir las piezas del dominó que incluyan el mismo material. Incluye una guía pedagógica con consejos sobre diferentes modalidades de juego.

 

 

Este otro dominó sensorial cuenta con formas geométricas en relieve como pista para saber los dominós que hay que unir. Se trata de un juego de reconocimiento de figuras geométricas a través del tacto o bien de unir los dominós por colores. Las piezas están fabricadas en madera de excelente calidad, con colores a base de agua no tóxicos y un acabado de aceite de vegetal.

 

 

Este juego de recolectar verduras con piezas de madera es ideal para desarrollar la motricidad fina de los y las peques y practicar el agarre de objetos con pinzas. Las piezas están fabricadas en madera de excelente calidad, con detalles de las hojas en fieltro. La caja de madera y fieltro sirve como caja de almacenamiento de las piezas y como base de juego.

 

 

Este set de cuatro juegos con normas adaptadas a los más pequeños, con temática de granja, incluye un puzzle que da vida a una escena campestre en la que todos los habitantes del lugar se dedican a sus ocupaciones, un juego de pesca con caña que ofrece el desafío de atrapar ocho patos magnéticos, un juego de la oca y un juego de discos. Todos dan la oportunidad a los niños de identificar los animales más conocidos de la granja, así como descubrir las cifras y números.

 

 

¡Tocado, encontrando! es un juego sensorial para palpar, reconocer y nombrar objetos cotidianos usando el sentido del tacto. Al exclamar «¡Tocado, encontrado!», todos tratan de encontrar el objeto buscado palpando en las bolsas mágicas. Las piezas son de madera, las bolsitas de fieltro y el juego puede ampliarse dibujando objetos cotidianos para crear nuestras propias cartas.

 

 

Esta colección de 150 juegos de mesa clásicos de madera incluye juegos tradicionales como la oca, el parchís, las damas, juego con 54 cartas, juegos de loto… Es una caja de juegos de sociedad para descubrir los grandes clásicos y compartir en familia o entre amigos. Es perfecto para el desarrollo de la concentración y destreza.

 

 

Batawaf es un sencillo primer juego de cartas en el que hay que conseguir el perro más grande o de mayor altura para ganar. Si los perros son iguales, gana quien antes grite: «¡Batawaf!».

 

 

Bisous dodo es un juego de cartas en el que hay que juntar tres cartas: una almohada, una sábana y un chupete. ¡Ideal para jugar antes de acostar a los más pequeños! El juego consiste en sacar una a una todas las cartas e ir haciendo lo que cada carta conlleva. Dar besos, hacer cosquillas, dar un abrazo… En cuanto salgan las tres cartas clave, el niño ya estará listo para dormir.

 

 

7 tribus 7 familias es un juego de cartas que representan 7 familias variadas. Este juego pretende enseñar a los niños a amar la diferencia, ya que cada familia es única. También incluye mascotas (conejo, pájaro, gato, perro, pez, tortuga, gallina y cacatúa). Puede jugarse de 2 formas: de manera competitiva, donde gana el jugador que reúna más familias; y de manera cooperativa, para conseguir que cada persona reúna al menos una familia.

 

 

El juego de cartas Elige tus tareas es un juego de 30 cartas para que los niños colaboren en las tareas del hogar. Las tareas del hogar son parte de la vida diaria. Mientras a las personas adultas les agobia esta idea, a la infancia le parece algo divertido. Cuando los quehaceres se imponen y obligan puede convertirse en una lucha de poderes. Sobre todo si se utilizan mandatos, gritos y amenazas.

Este juego pretende ser un elemento pacificador y de conexión para el día a día. En familia, se puede crear un momento divertido y ver cuáles son las necesidades del hogar para poder organizarse entre toda la tribu. Para jugar, cada persona de la familia puede ocuparse de una tarea del hogar, y colocarlas en el expositor de madera para las tarjetas, que se vende por separado (y que también puede ser usado con otros juegos de cartas, facilitando el juego de los más peques al no tener que sostener las tarjetas en abanico con sus manitas).

 

 

Cuando se haya realizado la actividad, se gira la carta para mostrar el mensaje con el tick de “hecho”. Este kit introduce a los niños y niñas en la importancia de colaborar en casa. A través de estas secuencias se puede mostrar cómo colaborar y trabajar en equipo en el hogar.

Incluye tareas como preparar la comida, hacer la cama, poner la mesa, poner la lavadora, fregar los platos, bajar la basura, limpiar los cristales, barrer el suelo, quitar el polvo, tender la ropa, ir de compras, regar las plantas, poner el lavavajillas, aspirar, pasear a la mascota… Las tarjetas se sirven en una caja de cartón que incluye instrucciones y consejos de uso.

 

 

Crea tus rutinas es otro juego de cartas educativo para que los niños planifiquen su rutina diaria. Se pueden adquirir extensiones de este juego de cartas para planificar actividades y acciones de higiene y salud, que se venden por separado.

Intentar seguir unas rutinas de lunes a viernes con los peques puede ser agotador, tanto para ellos como para los padres, por ello este juego pretende ser un elemento facilitador para el día a día; se esté de viaje, en casa de familiares o en cualquier otro lugar.

Con estas cartas de rutinas los niños y niñas disfrutarán junto a los padres de un momento divertido para crear sus propias rutinas, y las de la familia. A través de ellas los peques podrán anticiparse a lo que va a ocurrir ese día, observando las tarjetas.

 

 

Estas tarjetas, además, introducen a los niños y niñas en el paso del tiempo. A través de estas secuencias se pueden introducir conceptos abstractos del tiempo como: hoy, ayer y mañana. Entre las actividades que aparecen en las tarjetas se encuentran acciones cotidianas de higiene, como ducharse, lavarse los dientes, peinarse, lavarse las manos, cortarse las uñas, echarse colonia… Y acciones como despertarse, dormir, comer, jugar, leer un libro, ir al cole, dar un abrazo a los papás…

El juego incluye un marcador, que se debe ir moviendo según se vayan desarrollando las acciones. Las tarjetas se sirven en una caja de cartón que incluye instrucciones y consejos de uso.

Entre los beneficios que tiene este juego se encuentran: dar autonomía a los niños y niñas, crear un entorno de calma y comprensión en casa, entender que el tiempo pasa, desarrollar la cooperación… Para jugar, basta con elegir entre todos las rutinas que más representen el día y colocarlas en el expositor de madera para las tarjetas, que se vende por separado (y que puede ser utilizado para otros juegos de cartas, facilitando el juego de los más peques al no tener que sostener las tarjetas con sus manitas).

 

 

Bugs es un juego de mesa colaborativo. Se han acabado las vacaciones y los bichos, repartidos en cuatro casas de verano, deben cruzar el bosque para volver a la ciudad. ¡Pero el camino no será fácil! El profesor, va por el bosque con su caja de cerillas dispuesto a atrapar al máximo número de bichos posibles para estudiarlos. La suerte de los bichos estará marcada por el resultado de los dados.

Aunque es un juego cooperativo, los jugadores tiran por turnos. Según el resultado, podrán salvar a un bicho, llevándolo directamente a la ciudad, o quedarán atrapados en la caja del profesor. Suerte que, de vez en cuando, ¡al profesor se le escapan todos los bichos!

El equipo de jugadores gana si consigue que todos los bichos lleguen a la ciudad, o pierde si el profesor consigue capturar cuatro bichos dentro de la caja.

 

 

Drip drop es un juego de mesa familiar muy interesante para introducir a los más pequeños a los juegos de mesa. En su tablero se avanzan las casillas mediante un dado con código de colores muy fácil de seguir. El nombre Drip Drop está inspirado en el sonido de la lluvia sobre las hojas.

Empieza a llover y los animales del bosque deben llegar a su casa-árbol lo antes posible. Para ello, podrán avanzar bajo las setas y las hojas, refugiándose de la tormenta. Quien llegue primero gana.

Como todos los de la casa Marbushka, es un juego de mesa precioso, de muy buena calidad y con un formato y una estética impecables. Sus ilustraciones son originales y maravillosos y el juego está hecho con materiales nobles.

 

 

Este juego de construcción de bolas de gran tamaño es un juego de colocación y construcción con 36 bolas de gran tamaño y de vívidos colores para crear numerosas, variadas y bellas formas. Las bolas pueden disponerse, ordenarse, apilarse, añadirse o intercambiarse en el tablero de forma libre o conforme a las plantillas que incluye el juego, para formar líneas, patrones, mandalas y estructuras tridimensionales.

El grado de dificultad puede adaptarse fácilmente a la motivación, la apetencia y el nivel de rendimiento del jugador o jugadora, pudiendo usar para mover las bolas las manos, las pinzas o dos cucharas. Cuando jueguen dos personas en cooperación, cada una cogerá una de estas cucharas y, con ayuda de esta, tendrán que coger las bolas de forma conjunta para colocarlas sobre el tablero.

Este juego es fantástico y estimula las habilidades de motricidad fina, la coordinación óculo-manual y la coordinación manual bilateral; la percepción espacial y visual; la imaginación bidimensional y tridimensional, y las habilidades visoespaciales y visoconstructivas. En las sesiones terapéuticas, el trabajo puede estar enfocado a la mejora o a la rehabilitación de funciones manuales y de agarre.

Ice Cream es un juego de mesa y de roles para aprender y pasarlo bien. Con esta heladería los y las peques pueden jugar a ser heladeros. Incluye multitud de tarjetas de números y dinero que les permite divertirse mientras adquieren conocimientos básicos de matemáticas. Pueden sumar y restar números y comprobar sus respuestas construyendo coloridos conos de helado.

El juego de helados incluye 45 sabores en diversos colores. La cocina de juguete también incluye conos de helado, tarjetas de matemáticas, una cuchara de helado y billetes. Todas las piezas están hechas con materiales duraderos de alta calidad.

Permite el desarrollo de múltiples capacidades ya que se trata de un juego educativo de roles para formar las primeras habilidades matemáticas. También es excelente para enseñarles cómo funciona el dinero, ayudar a desarrollar su coordinación motriz, habilidades lógicas y aptitudes sociales.

Abriendo su propio camión de helados, los niños y niñas se divierten tomando pedidos, creando combinaciones de helados, pagando con dinero de juguete y sirviendo deliciosos postres. Así pueden desarrollar su imaginación y creatividad mientras aprenden a interactuar con los demás.

 

 

Alfabeto wok es un juego de mesa educativo en el que tenemos que descubrir las letras necesarias para cocinar el menú. Los platos de palabras promueven el reconocimiento de letras en el peque. El plato está listo con ranuras de palabras, para que el niño o la niña pueda aprender la combinación de palabras de los alimentos.

También promueve las habilidades motoras finas al recortar los ingredientes del alfabeto de la sartén para ejercitar las habilidades motoras. Al mismo tiempo, es un juego de simulación muy divertido ya que simula escenas de cocina reales para que el peque experimente el juego de roles: los niños y niñas pequeños fingen ser cocineros/as, y los padres o amigos fingen ser clientes de su restaurante.

 

 

BBQ es otra variante del anterior juego, aunque su temática es diferente y la dinámica de juego se basa en la clasificación y las secuencias. Los niños y niñas aprenden a ensartar ingredientes en sus brochetas y agarrar con clips, desarrollando así la motricidad fina y la capacidad lógica. La barbacoa incluye una parrilla y más de 20 tipos de ingredientes, así los peques pueden usar su imaginación para combinar al tiempo que practican el juego de roles como chef y cliente.

 

 

Con este tablero táctil los y las peques pueden aprender a identificar y emparejar las 12 piezas de madera giradas boca abajo, cada una con una textura diferente en la superficie. Puede utilizarse como un juego o para generar estímulos sensoriales.

 

 

La torre de bloques de madera con temporizador es un juego de mesa familiar muy divertido. Hay dos modos de juego con diferentes niveles de dificultad. ¡Los jugadores tienen que extraer el bloque correcto de la torre y presionar el temporizador a tiempo o la torre colapsará! Es un juego divertido para todas las edades.

Es un juego de mesa clásico de equilibrio brinda a la familia la oportunidad para pasar tiempo juntos, mejorar las habilidades y crear los mejores recuerdos. Los bloques de construcción de madera con diseño de gallinas estimulan la creatividad y el pensamiento lógico de los niños y niñas. También sirven para enseñar física básica, ayudar a mejorar sus habilidades motoras finas, la paciencia y las habilidades de gestión del tiempo.

 

 

Además, los bloques han sido elaborados en madera natural 100% segura. Son livianos y tienen bordes redondos que evitan accidentes. La madera se tiñe con pintura al agua no tóxica y cuentan con la certificación CE y EN71. Es un entretenido juego de equilibrio para compartir con amigos y familiares.

En general, los juegos de mesa diseñados específicamente diseñados para la primera infancia hacen que los y las peques aprendan, crezcan y se desarrollen mientras disfrutan de compañía familiar. Además de desarrollar en ellos y ellas diversas destrezas en función de sus diferentes dinámicas de juego y temáticas, los niños y niñas aprenderán a cooperar, comunicarse y entender mejor a los demás.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Juego y juguetes?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Juego y juguetes y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Juegos de mesa (II) para peques de 3 años"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube