Por qué no hay que dar infusiones a los bebés

La Asociación Española de Pediatría recomienda no dar infusiones a los bebés hasta los 12 meses por su nulo valor nutricional

Hasta hace unos años, era muy frecuente dar infusiones a los bebés para calmar los cólicos o ayudarlos a dormir mejor. Sin embargo, que sean naturales o específicas para los más pequeños, no significa que sean seguras. Te explicamos por qué no hay que dar infusiones a los bebés y los efectos que pueden provocar en los niños.  

¿Por qué no dar infusiones a los bebés?

Durante los primeros seis meses de vida, la leche, ya sea materna o artificial, debe ser el único alimento de los bebés. Sin embargo, seguro que más de una vez te han recomendado darle a tu bebé una manzanilla, anís estrellado o una tila para aliviar los cólicos y los gases, para relajarlo o para dormir mejor y durante toda la noche. Al fin y al cabo, son productos naturales, lo que puede llevar a pensar que son sanos… Pero no siempre es así. 

De hecho, durante el primer año de vida, los bebés no deberían tomar ningún tipo de infusiones. Así lo explica en un informe la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), donde recomienda no dar este tipo de bebidas a menores de 12 meses. Una recomendación que es apoyada por diferentes informes, como es el caso del Hepatotoxidad y consumo de productos de herboristería en la población pediátrica, redactado por pediatras de diferentes centros españoles.

 

 

También la publicación Alimentación de los lactantes y de los niños pequeños: Normas recomendadas para la Unión Europea de la Asociación Española de Pediatría es tajante al respecto:

«Es desaconsejable dar té a los lactantes y niños pequeños (…) Estas infusiones tales como la manzanilla y el té verde pueden ocasionar efectos adversos en la absorción de hierro no hemo como sucede con otros tés«.

La realidad es que los principios activos de las plantas pueden provocar en los bebés distintas dolencias, que pueden llegar a ser graves y provocar incluso la muerte. Intoxicación, convulsiones, vómitos, deshidratación, insuficiencia hepática, hemorragias, acidez… En función de la hierba y de la cantidad, los efectos pueden ser muy diversos y más o menos graves. 

 

 

Además, las infusiones pueden provocar botulismo infantil, una enfermedad que se produce en los menores de un año. Esta enfermedad conlleva una parálisis flácida de los músculos que puede provocar estreñimiento, disminución de los movimientos, pérdida de la expresión facial o parálisis ocular. 

Natural, pero igual de peligroso

Lo cierto es que muchos padres pueden llegar a pensar que es mejor optar por las infusiones naturales para remediar pequeñas molestias en los niños. Sin embargo, la realidad es que pueden llegar a ser muy peligrosas, a pesar de que vengan con el sobrenombre de «natural«.

El motivo es sencillo. Los órganos de los bebés y niños pequeños no están lo suficientemente desarrollados como para asimilar los principios activos de estas plantas. Y sus pequeños cuerpos pueden reaccionar negativamente al menos hasta los tres o cuatro años. 

 

 

Además, gran parte de las infusiones contienen taninos, un compuesto que inhibe la absorción de hierro, lo que puede provocar anemias. A ello se suma que muchas infusiones contienen también teína, un estimulante parecido a la cafeína y que es dañina para los niños. Es el caso de la manzanilla o el té verde. 

Hay que tener en cuenta además que, en ocasiones, es complicado controlar la cantidad de principio activo que se extrae de la planta. Y aquel puede llegar a ser venenoso en cierta cantidad.

El problema surge porque es muy complejo determinar la dosis exacta recomendable, ya que depende de muchos factores: el peso del pequeño (o adulto), la cantidad de veces que se ingiere a lo largo del día o cómo se prepara la infusión. Y suministrar una dosis superior a la que el cuerpo puede tolerar, podría provocar efectos perjudiciales, incluso la muerte

 

Aprende a detectar cuándo una enfermedad empieza a ser grave, qué síntomas sirven de alerta en un bebé y cómo actuar cuando tu peque está enfermo/a con nuestro Seminario Online «¿Cuándo ir a urgencias?»

 

Por ello, ante cualquier molestia o dolor de los más pequeños, lo mejor es siempre acudir al pediatra para que nos ayude y no optar por infusiones y remedios naturales, cuya eficacia no está demostrada a nivel científico.

¿Y las infusiones específicas para bebés?

Es cierto que en el mercado existen infusiones específicas para bebés. En ellas, se mide la dosis exacta de plantas para no provocar problemas en el organismo de los más pequeños. Pero esto no significa que sean mejores que las infusiones para los adultos.

 

 

De hecho, este tipo de bebidas contienen entre un 70 y un 95% de azúcar, mientras que la dosis de la planta para la infusión apenas supera el 2%. Así, aunque se venden como productos elaborados a partir de ingredientes naturales sin añadidos, y usan términos como dextrosa para que el azúcar pase desapercibido, la realidad es que nunca deberían ofrecerse a los bebés.  

Así, aunque se entiende que en este caso la cantidad de principio activo de la planta está controlada y es segura para el bebé, el alto contenido en azúcar conlleva un riesgo elevado de provocar caries severas. A ello se suma que este tipo de infusiones para bebés carecen de valor nutricional.

Pero a todo lo anterior, hay que añadir que el estómago del bebé es realmente pequeño y solo debe recibir leche durante los primeros seis meses de vida. Si le damos infusiones, se llenará de agua y azúcar, eliminando por tanto tomas de leche, fundamentales en este momento para su correcto desarrollo y crecimiento. 

 

Aprende qué hacer si tu lactante tiene caries. Por qué la tiene, cómo detectarla, prevenirla y cómo continuar con la lactancia durante el tiempo que tú y tu bebé deseéis con el Seminario Online «Caries y lactancia materna»

 

¿Y cuándo le podemos dar infusiones a los niños? La recomendación es que no deben probarlas al menos hasta los tres años y, a partir de esta edad, pueden hacerlo de forma esporádica. En ningún caso deben sustituir una comida y deben ser aptas para niños y no contener teína. 

Si tienes más dudas sobre alimentación infantil, podrás resolverlas en la Tribu CSC, donde encontrarás un grupo de padres y madres con los que compartir experiencia sobre la crianza de tus hijos. Además, podrás consultar online a nuestro grupo de expertos y tendrás acceso a los más de 120 Cursos Online de Criar con Sentido Común sobre salud infantil, nutrición, sueño o crianza respetuosa. 

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Alimentación infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Alimentación infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Por qué no hay que dar infusiones a los bebés"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    2º Congreso de Crianza Respetuosa - APÚNTATE GRATIS
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube