¿Qué pasa si tengo infección urinaria y estoy embarazada?

La infección de orina puede pasar desapercibida en los casos asintomáticos, pero es importante tratarla para evitar complicaciones

La infección de orina en el embarazo es una de los problemas que se puede presentar más frecuentemente, junto a la anemia. Se calcula que afecta a entre un 5 y un 10% de mujeres embarazadas. Es importante detectarla pronto porque puede provocar parto prematuro.

En este post vamos a detallar qué es y algunas de las señales para detectarla. Si tienes más dudas, puedes asesorarte con nuestras profesionales a través de la Tribu CSC.

Infección de orina en el embarazo: Por qué es importante detectarla

Al igual que en los niños, la infección de orina durante el embarazo es una patología frecuente. Esta se ve favorecida por los cambios morfológicos y funcionales de la mujer, y por el aumento de hormonas en la gestación.

La mayoría de veces, según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, está provocada por bacteriurias asintomáticas, principalmente la bacteria Escherichia Coli (E.Coli). 

«Lo habitual es que sean procesos asintomáticos que en la población en general ni si quiera se tratan. Pero en el caso de una embarazada sí es importante tratarlo. Si tenemos cualquier sospecha se le hace un análisis de orina a la gestante», aclara Esther Esteban, una de las matronas del equipo de Criar Con Sentido Común.

 

Infección urinaria durante el embarazo: Síntomas y Tratamientos

 

En otros casos, cuando aparecen síntomas, puede tratarse de una cistitis o incluso convertirse en una pielonefritis. Esta es más grave y puede acarrear la hospitalización de la madre y consecuencias más graves si se complica.

En general, la infección de orina afecta a la salud de la madre y conlleva un riesgo de parto pretérmino y bajo peso al nacer para el bebé en caso de no ser detectada y tratada adecuadamente.

¿Cuáles son los principales síntomas de la infección de orina en el embarazo?

Los principales síntomas de la infección de orina en el embarazo, según nuestra matrona, son los siguientes:

  • Escozor o picor al orinar.
  • Disuria (dolor) en la micción.
  • Aumento de la frecuencia de ir al baño: «Lo cierto es que una embarazada va muchas veces al baño, pero, cuando tiene infección de orina, esa frecuencia es mayor aún».
  • Sensación de tener ganas de hacer pis, aunque acabes de ir al baño; o la sensación de no haber vaciado completamente la vejiga.
  • Sangre en la orina.

 

Prepárate para las pruebas y analíticas que se realizan durante el embarazo con el Seminario Online «Las pruebas médicas en el embarazo»

 

Sin embargo, como acabamos de explicar, en la mayoría de ocasiones la infección es asintomática, así que las matronas piden análisis de orina a la menor sospecha.

«Cuando una mujer tiene muchas contracciones de Braxton Hicks o explica que la barriga se le pone dura a menudo, cuando aún no es el momento; se le pide inmediatamente una prueba de orina porque si no se trata se puede producir un parto prematuro«, puntualiza Esther Esteban.

La cistitis en el embarazo

La cistitis en el embarazo se observa, según la Sociedad Española de Ginecología, hasta en el 1,5% de los embarazos. Suele aparecer en el segundo trimestre de gestación. La vía más habitual de infección es ascendente: los gérmenes tienen más fácil llegar a la vejiga «debido a la menor longitud de la uretra femenina», según Esteban.

 

Infección urinaria durante el embarazo: Síntomas y Tratamientos

 

Además del dolor y de las sensaciones antes descritas, la orina suele adquirir un aspecto turbio. Casi en el 90% de los casos se queda confinada en la vejiga, por lo que las tasas de recurrencia son menores que en otro tipo de infecciones. Sin embargo, es necesario realizar un seguimiento. Cuando aparece dolor lumbar y fiebre, indica que la infección está afectando a los riñones.

La pielonefritis aguda

Es una infección de uno o los dos riñones y se suele presentar en el segundo o tercer trimestre del embarazo. Normalmente es secundaria. Es decir, se produce una infección asintomática no diagnosticada o tratada incorrectamente. Este tipo de infección de orina en el embarazo suele provocar la hospitalización de la gestante.

La sintomatología incluye, además de los de la cistitis, alteración del estado general, fiebre, escalofríos y dolor lumbar intenso y constante. En la exploración física la mujer puede sentir mucho dolor cuando se le realiza la prueba de puñopercusión que consiste en golpear con el puño (levemente) la zona lumbar lateral.

 

Infección urinaria durante el embarazo: Síntomas y Tratamientos

 

En el 90% de los casos, según la Sociedad de Ginecología, el lado afectado es el derecho. Afecta a los dos riñones en un 25% de los casos.

¿Es igual en el embarazo en el primer trimestre que en el segundo o el tercero?

Lo cierto es que, según Esther Esteban, durante el primer trimestre la infección de orina en el embarazo «no tiene relevancia». Sin embargo sí se trata si se detecta, ya que una mujer con este problema al inicio del embarazo es más propensa a que se le repita posteriormente.

Además, si se confirma que tiene infección de orina, se le prescribe un tratamiento. Y, luego, se realiza un cultivo para confirmar que efectivamente la infección ha desaparecido.

 

Conoce cómo se va desarrollando tu bebé, aprende a detectar y combatir los síntomas del embarazo en cada etapa y cómo combatirlos con hábitos saludables con el Curso Online «El embarazo trimestre a trimestre»

 

En el segundo y el tercer trimestre, la infección de orina sí puede conllevar complicaciones si no se trata. Principalmente puede provocar que se adelante el parto y que el bebé nazca prematuro.

En el último trimestre, por otro lado, hay más riesgo de que la cistitis se convierta en pielonefritis:

«Si el embarazo es muy avanzado y esta infección es grave, se puede llegar a programar el parto para que este se adelante. Recuerdo, incluso, el caso de una paciente a la que fue necesario hacerle una cesárea, pero por el mal estado materno general», explica Esther Esteban.

La infección de orina en el embarazo, por último, suele provocar gran malestar para las gestantes que la sufren.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud de los Progenitores?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud de los Progenitores y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "¿Qué pasa si tengo infección urinaria y estoy embarazada?"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Apúntate gratis al Congreso CSC
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube