La bacteria Escherichia Coli en el embarazo

Alrededor del 80% de las infecciones del tracto urinario durante el embarazo está provocada por la bacteria Escherichia Coli (E.Coli)

La bacteria Escherichia Coli en el embarazo (E.Coli) es la causa del alrededor del 80% de las infecciones de orina de las gestantes. Estas pueden ser bacteriuria asintomática, cistitis o pielonefritis aguda (casos más graves).

Afecta tanto a la salud de la madre como al desarrollo del embarazo

Estas infecciones del tracto urinario se ven favorecidas por los cambios morfológicos y funcionales, así como el aumento de hormonas en la gestación. Su detección y tratamiento es importante porque pueden afectar tanto a la salud de la madre como al desarrollo del embarazo.

Las infecciones del tracto urinario (ITU) son, junto con la anemia en el embarazo, una de las complicaciones médicas más frecuentes durante la gestación. Afectan a la salud de la madre y conllevan un riesgo de parto pretérmino y bajo peso al nacer para el bebé en caso de no ser detectadas y tratadas adecuadamente.

 

La bacteria Escherichia Coli en el embarazo

 

Según el protocolo de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, se estima que la incidencia de las ITU es del 5-10% de los embarazos.

“La mayor parte de los casos es de bacteriurias asintomáticas (2-11%), en ocasiones son procesos clínicos sintomáticos como cistitis (1,5%) o pielonefritis (1-2%).”

Este último puede provocar la hospitalización de la madre gestante y consecuencias más graves si se complica.

¿Qué es la bacteria Escherichia Coli?

La bacteria Escherichia Coli (E.coli) vive, por lo general, en los intestinos de las personas y los animales sanos. La mayoría de sus variedades son inofensivas o causan diarrea leve. Sin embargo, algunas cepas pueden provocar cólicos abdominales intensos, diarrea con sangre y vómitos.

Una persona se puede exponer a esta bacteria a través del agua o alimentos contaminados, sobre todo vegetales crudos y carne poco cocida. También puede haber trasmisión entre humanos o por el contacto con animales. Para los adultos suele ser una afección leve, pero para los niños y las personas mayores es más grave.
 
 
Escherichia Coli en el embarazo
 

Por ello, la higiene de manos y, en general, lavar bien los alimentos y que estos estén bien cocinados; y tener precaución con el agua que se consume; son algunos de los consejos para prevenir una infección por la bacteria Escherichia Coli en el embarazo.

Además, tal y como remarca la matrona del equipo de Criar Con Sentido Común, Sara Caamaño, habría que adoptar otras medidas de precaución relacionadas con el tracto urinario como limpiarse desde la zona anterior a la posterior tras ir al baño, miccionar tras las relaciones sexuales (sobre todo las que conllevan penetración), no aguantar las ganas de orinar ni estar largas horas sin vaciar la vejiga, mantener una buena higiene de manos y juguetes eróticos, etc.

¿Cómo se detecta la bacteria Escherichia Coli en el embarazo?

No existe una prueba específica durante el embarazo para detectar la bacteria Escherichia Coli, explica la matrona Sara Caamaño. Con ella, al igual que con el resto del equipo de profesionales de nuestra comunidad podéis contactar para resolver dudas a través de la Tribu CSC.

Lo que sí se hace, dentro de las pruebas durante el embarazo, es un cultivo de orina donde, en caso de existir esa infección, aparecería. Dependiendo de la comunidad autónoma, el cultivo se realiza en el primer trimestre o con la gestación más avanzada (16 semanas aproximadamente). También se realiza un “sistemático de orina”, que analiza el nivel de leucocitos, proteínas y la presencia de sangre, con la que se puede detectar igualmente la presencia de Escherichia Coli en el embarazo. En este caso, se detecta la infección. Para saber que es E.Coli es necesario un cultivo.

 

Prepárate para las pruebas y analíticas que se realizan durante el embarazo con el Seminario Online “Las pruebas médicas en el embarazo”

 

Eso cuando la infección por E.Coli es asintomática. “Cuando hay algún síntoma y el análisis de orina indica infección se suelen prescribir antibióticos y, solo si no se cura, se realiza un cultivo específico”, aclara nuestra matrona. En algunas ocasiones, por otro lado, las embarazadas no sienten la sintomatología típica de la cistitis, “simplemente notan un aumento de presión o molestia en la parte baja del abdomen o un aumento de la frecuencia o intensidad de las contracciones”. Por eso, muchas veces acuden a urgencias “y lo primero que hay que mirar es la orina”.

¿Por qué las embarazadas son más susceptibles a las infecciones de orina?

Según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, los cambios fisiológico del tracto urinario de la mujer durante el embarazo “son importantes y facilitan el desarrollo de la ITU”. Y no solo eso, estas infecciones son más recurrentes, persistentes y evolucionan a formas sintomáticas.
 
A esos cambios fisiológicos (dilatación de los uréteres y la pelvis renal y aumento del útero que va comprimiendo la vejiga y los uréteres), se une la influencia hormonal:
“La progesterona disminuye el tono y la contractilidad de las fibras musculares lisas del uréter. Esto reduce el peristaltismo ureteral desde el segundo mes, observándose etapas de auténtica atonía hacia el séptimo y octavo mes, lo que favorece el estancamiento de la orina y el reflujo vésico-ureteral. Igualmente disminuye el tono del esfínter ureterovesical, favoreciendo su reflujo. Los estrógenos favorecen también en parte, la hiperemia del trígono y la adherencia de los gérmenes sobre el epitelio.”
 
La bacteria Escherichia Coli en el embarazo
 
 
Hay, por otro lado, otros factores que influyen, como el aumento de la longitud renal, los cambios de la posición de la vejiga o la alcalinización del PH de la orina. Pero, el principal factor de riesgo según los expertos es tener antecedentes de infección del tracto urinario previo al embarazo. Del 24 al 35% de las mujeres que tienen una infección asintomática en la gestación tienen antecedentes de ITU sintomática.

Por otro lado, influyen las condiciones socioeconómicas y otras enfermedades como la diabetes mellitus (incluida la diabetes gestacional) u otras patologías como las relacionadas con el riñón.

Una infección de orina puede afectar a la salud de la madre y del futuro bebé

La presencia de Escherichia Coli en el embarazo y las infecciones del tracto urinario en general deben ser tratadas para evitar complicaciones de salud. El tratamiento suele ser con antibióticos. Muchas de esas infecciones son asintomáticas. No es que en el embarazo aumenten los casos, pero sí “favorece la aparición de formas sintomáticas, complicándose hasta un 35% de los casos con pielonefritis agudas”.

Una pielonefritis implica una infección renal, que es una de las complicaciones que puede llevar a la mujer embarazada al hospital. Pero un tratamiento adecuado de la infección asintomática reduce un 80% las posibilidades de la pielonefritis.

 

posibles-patologias-embarazo
Aprende a detectar posibles patologías durante la gestación y cómo cuidarte si aparecen con el Seminario Online “Posibles Patologías en el embarazo”

 

En cuanto a la cistitis, esta no se desarrolla a partir de una bacteriuria asintomática previa. Hay sintomatología, pero no se relaciona con una cistitis. No obstante, los gérmenes implicados son los mismos. De modo que puede estar provocada por la bacteria Escherichia Coli en el embarazo

Todas ellas, además, conllevan “un mayor riesgo de parto pretérmino, de recién nacidos con bajo peso y, por todo ello, aumento de la morbi-mortalidad perinatal“. Pero un tratamiento correcto en la gestante “elimina casi todas las complicaciones”.

 

¿Te interesa todo lo relacionado con Embarazo?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Embarazo y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

2 comentarios en "La bacteria Escherichia Coli en el embarazo"

  1. Buenas tardes estoy embarazada y tengo infección por echericha coli me dieron tratamiento de 7 días y me saque de nuevo el urocultivo y sigue la bacteria no desaparece que puedo hacer por favor alguna recomendación

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube