Día Internacional de la Hepatitis C: Las tasas de hepatitis C se disparan en embarazadas en EE.UU. como consecuencia de la crisis de adicción a los opiáceos

Investigadores revelan una consecuencia hasta ahora desconocida de la crisis de los opiáceos en EE.UU.: el aumento de hepatitis C en embarazadas por el uso de drogas inyectables

Artículo publicado el 4 Ago 2023 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 1 octubre, 2023

A lo largo de dos décadas, desde que despegó la epidemia de opiáceos en EE.UU., la crisis de adicción se ha cobrado la vida de cientos de miles de estadounidenses. Ahora, una nueva investigación apunta a otra sombría consecuencia de la crisis de la salud estadounidense: un riesgo cada vez mayor en las mujeres embarazadas de infección por hepatitis (VHC).

El motivo es que el principal factor de riesgo para contraer hepatitis C, una infección del hígado que se transmite por contacto con la sangre, es el uso de drogas inyectables. Entre 1999 y 2020, más de 564.000 personas murieron a causa de una sobredosis de opioides, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU.

Para este estudio, publicado en ‘JAMA Network Open’, el equipo de investigadores examinó los datos de más de 70 millones de mujeres de entre 18 y 50 años que fueron hospitalizadas entre 1998 y 2018 para dar a luz o como resultado de un aborto espontáneo.

Un poco más de 137.000 dieron positivo por hepatitis C. Aproximadamente tres cuartas partes de las mujeres infectadas eran blancas y alrededor de dos tercios tenían menos de 31 años. Casi 3 de cada 10 informaron sobre el uso de opioides.

 

Las tasas de hepatitis C en embarazadas se disparan en EE.UU.

 

Para el último año del período de estudio, los investigadores encontraron que 5,8 de cada 1.000 mujeres embarazadas eran positivas para el VHC, un aumento de 16 puntos (que aumenta a 31 según la edad).

El riesgo de hepatitis C en embarazadas se disparó hasta más del 3.000%

Entre 1998 y 2018, la prevalencia de la hepatitis C entre las mujeres embarazadas se disparó 16 veces, encontraron los investigadores, lo que aumentó el riesgo de desarrollo fetal deficiente y sufrimiento fetal, así como de parto prematuro.

Mayor riesgo en embarazadas de entre 21 y 30 años

Y ese es solo el panorama general entre las mujeres embarazadas de todas las edades en EE.UU. Entre las que tienen entre 21 y 30 años, el riesgo de hepatitis C se disparó más del 3.000%.

El riesgo de VHC entre el grupo más grande de mujeres (21 y 30 años), aumentó mucho más dramáticamente que en edades más avanzadas. En concreto, aumentó 31 puntos (aproximadamente 3.100%).

 

ETS y embarazo: Qué problemas causan y cómo prevenirlas

 

Embarazadas de entre 41 y 50 años: aumenta el riesgo en un 300%

Durante ese período de dos décadas, las mujeres embarazadas de entre 41 y 50 años también vieron aumentar su riesgo de hepatitis C en un 300%.

Aunque la investigación se centra en el “riesgo”, “estos no eran simplemente riesgos o hipótesis”, enfatizó el autor principal del estudio, el Dr. Po-Hung (Victor) Chen, del Centro Integral de Trasplantes de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, sino cifras reales observadas entre las mujeres estadounidenses.

Lejos de ser una exageración, los hallazgos “probablemente incluso subestimaron la cantidad real de infecciones”

“Creemos que el aumento de las infecciones por el VHC entre las mujeres embarazadas en nuestros datos es preocupante“, anotó Chen.

En todo caso, según el experto, la preocupación debería ser incluso mayor de lo que podría sugerir el número citado en el estudio, dado que los obstetras de EE.UU. no examinaron de forma rutinaria a todas las mujeres embarazadas para detectar hepatitis C durante el período de estudio.

 

Las tasas de hepatitis C en embarazadas se disparan en EE.UU.

 

“Por lo tanto, nuestros hallazgos probablemente incluso subestimaron la cantidad real de infecciones por el VHC entre las mujeres embarazadas en EE.UU.”, agregó Chen.

El vínculo entre la epidemia de opioides y el VHC

Aunque Chen sugirió que la evidencia de una relación entre la epidemia de opioides y el VHC es “convincente”, el investigador admitió que este estudio no prueba de forma definitiva que la crisis de los opioides causó directamente el aumento del VHC observado en las mujeres embarazadas, pero agregó que indica que la detección universal del VHC con cada embarazo tiene sentido.

“Sin embargo”, agregó Chen, “la detección es solo el primer paso. Necesitamos más investigación sobre las mejores prácticas para conectar a las madres y sus bebés que dieron positivo en la prueba del VHC con especialistas que puedan ayudarlas”.

Otros especialistas, como David Bernstein, profesor de la Facultad de Medicina Grossman de la NYU y director de Gastroenterología y Hepatología ambulatoria de la NYU Langone Long Island en la ciudad de Nueva York, manifestó que los hallazgos no fueron una sorpresa.

 

Las tasas de hepatitis C en embarazadas se disparan en EE.UU.

 

“Hemos visto señales de grandes aumentos en la prevalencia de la hepatitis C entre mujeres y hombres jóvenes debido a la crisis de opioides en este país“, anotó Bernstein. “Y dado que no estamos abordando adecuadamente la crisis de los opiáceos, vamos a seguir viendo mujeres jóvenes que quedan embarazadas que tienen hepatitis C. Y eso pondrá a su hijo en riesgo de adquirirla al nacer“.

¿Qué es la hepatitis C y cuáles son sus síntomas?

La hepatitis C es la infección crónica transmitida por la sangre más comúnmente reportada en los EE.UU., según manifiestan los investigadores. Por lo general, no presenta síntomas hasta que aparece la enfermedad hepática. Sin pruebas de detección y diagnóstico oportunos, la hepatitis C no tratada puede provocar inflamación del hígado, cirrosis y cáncer.

Chen dijo que el vínculo con la crisis de los opiáceos se deriva del intercambio de agujas y jeringuillas, dado que el virus de la hepatitis C (VHC) se propaga a través de la sangre.

¿Qué pasa si estás embarazada y te da hepatitis?

La infección por hepatitis C del hígado es causada por un virus. A veces es una infección a corto plazo (aguda) que desaparece sin tratamiento. Pero más a menudo, se convierte en una infección a largo plazo (crónica) que puede dañar el hígado y provocar una enfermedad grave.

 

Prepárate para las pruebas y analíticas que se realizan durante el embarazo con el Seminario Online “Las pruebas médicas en el embarazo”

 

Por lo general, se realiza un análisis de sangre para detectar la hepatitis C durante el embarazo. En primer lugar, se realiza una prueba de anticuerpos que muestra si la persona ha estado expuesta al virus. Si la prueba es positiva, se realiza un análisis de sangre del ARN del VHC que muestra si la persona está infectada con el virus de la hepatitis C en la actualidad.

Si quieres más información o necesitas asesoramiento profesional, en la Tribu CSC puedes consultar online a nuestro equipo de expertos/as en salud materno-infantil y crianza respetuosa. Entre ellos/as se encuentra la matrona Sara Caamaño.

El virus de la hepatitis C (VHC) puede transmitirse al feto durante el embarazo, por lo que si la madre tiene hepatitis C, su bebé deberá hacerse la prueba para saber si precisa tratamiento.

Un 3-5% de los bebés nacidos de madres con VHC tendrán la enfermedad

Bernstein incide en que entre el 3% y el 5% de los bebés nacidos de madres infectadas con el VHC tendrán la enfermedad.

Según otros autores, alrededor del 8 al 15% de los bebés nacidos de madres con hepatitis C tendrán el virus al nacer. De hecho, se estima que entre 23.000 y 46.000 niños en Estados Unidos tienen hepatitis C. Alrededor del 0,15% de los niños de 6 a 11 años son positivos para VHC. La mayoría de estas infecciones se desarrollan durante el embarazo o el parto.

 

La vacuna materna puede prevenir el estreptococo B en los bebés

 

La buena noticia es que “una vez identificada, la hepatitis C es tratable y curable en más del 95% de las personas que tienen la infección”, explica Bernstein.

Aun así, el experto enfatizó que el reciente estudio destaca algo que todos en el campo saben: para abordar riesgos como el VHC, se deben invertir “muchos más recursos” para abordar la crisis de los opiáceos. “La crisis solo está empeorando”, dijo. “Y eso es desafortunado. Porque este tipo de cosas es 100% prevenible“.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Embarazo?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Embarazo y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Día Internacional de la Hepatitis C: Las tasas de hepatitis C se disparan en embarazadas en EE.UU. como consecuencia de la crisis de adicción a los opiáceos"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube