La importancia de evitar inculcar el sentimiento de deuda en los/as hijos/as

El sentimiento de deuda hace crecer a los/as niños/as con culpa por no cumplir nuestras expectativas

Hace apenas unos días, con motivo del Día de la Madre, el presentador de las noticias se despedía diciendo: “Felicidades a las madres, a las que debemos tanto”. La frase me hizo pensar, ¿debemos algo a nuestras madres o a nuestros padres? ¿Nuestros hijos nos deben algo? Así que hoy hablamos de la necesidad de evitar el sentimiento de deuda en los hijos.

Qué es la deuda emocional

El diccionario de la RAE define deuda como la obligación que alguien tiene de pagar, satisfacer o reintegrar a otra persona algo, por lo común dinero. En otra acepción, deuda es la obligación moral contraída con alguien.

En psicología, la deuda emocional surge cuando sentimos que debemos algo a alguien bien porque hizo algo por nosotros o porque le causamos un daño que queremos resarcir. La deuda emocional, si no podemos pagarla, genera angustia, preocupación y culpa y, a menudo, se convierte en un bucle del que es difícil salir.

 

 

En ocasiones, madres y padres inculcan el sentimiento de deuda en los hijos. Muchas veces lo hacen de manera inconsciente ya que pueden estar reproduciendo patrones aprendidos de sus padres. Así, emplean expresiones como “con todo lo que yo he hecho por ti” que denotan el victimismo y la manipulación hacia los hijos ya que no solo resaltan los errores, sino que, además, añade la connotación de culpabilidad

Los padres ponen de manifiesto los sacrificios, a menudo sobrevalorados, que han tenido que hacer por los hijos y les culpan por ello. La cuestión no es que no quieran a los/as hijos/as, sino que no lo hacen de manera adecuada.

La importancia de evitar inculcar el sentimiento de deuda en los hijos

Cuando esto sucede, el niño o la niña sentirá la obligación de compensarlo y pensará que siempre tiene que hacer méritos para devolver lo que dieron por él.

Es en este momento cuando aparecen la frustración y la culpa que hacen que el niño o la niña pague su deuda a través de la sumisión y la veneración hacia los padres para que así se sientan satisfechos y atendidos. Por ejemplo, esto se puede traducir en que un niño elija jugar al fútbol como extraescolar para cumplir las expectativas de sus padres y no porque de verdad le guste.

 

La importancia de evitar inculcar sentimiento de deuda en los hijos

 

Ya sabemos que la culpa es una emoción dañina que se construye con el desarrollo moral y que depende, en gran medida, del estilo parental. Si tomamos conciencia de que utilizamos con nuestros/as hijos/as este tipo de manipulación, ¿qué debemos hacer?

Cómo evitar el sentimiento de deuda

En primer lugar, debemos revisar nuestro estilo parental. Madres y padres debemos garantizar el bienestar físico pero también el psicológico de nuestros hijos e hijas y, para ello, lo primero es estar bien nosotros.

En segundo lugar, debemos educar en la responsabilidad, no en la culpabilidad puesto que, para que un niño o una niña sea responsable no hay que hacerle sentir mal. Si enseñamos a los peques a ser responsables de sus actos, aprenderán que el amor nada tiene que ver con cumplir las expectativas y así podrán actuar y decidir desde la libertad y no desde la exigencia y la obligación.

 

Descubre cómo educar con respeto y sin gritos, lágrimas ni castigos, mediante la Disciplina Positiva en nuestro Curso Online «Educación Respetuosa y Disciplina Positiva»

 

En tercer lugar, existe un sentimiento que merece la pena inculcar en los más pequeños: la gratitud. Bien es cierto que existe una línea muy frágil entre el agradecimiento y la deuda. Vamos a imaginar una situación cotidiana: Preparamos a nuestros/as hijos/as su comida favorita y ellos/as pueden responder recogiendo la mesa o regalándonos un dibujo. ¿Sienten que están en deuda? ¿Están agradecidos? ¿Y si responden no haciendo nada?

Como veis, no es tan sencillo. Quizá la respuesta no está en los hechos sino en cómo los transmitimos. Volvemos al ejemplo. Si los/as niños/as, por ejemplo, no recogen y decimos “encima que os he hecho vuestra comida favorita”, pueden pensar que están en deuda y recogerán porque necesitan saldarla ya que se sienten culpables. Sin embargo, si les inculcamos que las tareas del hogar son responsabilidad de todos, quitar la mesa formará parte de un trabajo en equipo.

Cómo superar la deuda emocional

Cuando hablamos de gratitud, no hablamos de dar las gracias como muestra de educación sino de un sentimiento y una actitud hacia la vida. La gratitud es un sentimiento de reconocimiento de un beneficio que se recibe. Ser agradecido es mostrar a la otra persona que valoramos lo que hacen por nosotros, pero sin deuda emocional.

En resumen, debemos evitar fomentar el sentimiento de deuda en nuestros/as hijos/as porque con ello evitamos también que crezcan rodeados de culpa. Para lograr este objetivo es importante que revisemos nuestra forma de proceder con ellos/as, que seamos honestos con nosotros mismos, capaces de elegir lo que queremos, y que nos queramos para estar bien.

 

La importancia de evitar inculcar sentimiento de deuda en los hijos

 

Los/as niños/as deben saber que hacemos las cosas de manera altruista y sincera, sin esperar nada a cambio, pero valorando lo que ellos/as nos dan desde su responsabilidad. Esta es la única manera de que podamos ser modelo para ellos/as y puedan dejar a un lado la culpa que tantas mochilas llena porque eso les carga con el peso de querer hacernos felices y eso, ya sabemos, que no es tarea suya.

Si quieres más información o necesitas asesoramiento profesional, en la Tribu CSC puedes consultar con nuestro equipo de expertos en crianza respetuosa y educación positiva. 

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Crianza Respetuosa?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Crianza Respetuosa y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "La importancia de evitar inculcar el sentimiento de deuda en los/as hijos/as"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Apúntate gratis al Congreso CSC
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube