Cómo saber si tu bebé tiene retraso en el habla

Hay una serie de pautas que nos indican si la valoración por parte de un logopeda es necesaria

Ya comentamos en el post Cuándo llevar a tu hijo al logopeda cuáles eran las señales de alarma que teníamos que tener en cuenta para saber si tenemos que consultar al profesional. En aquel post revisábamos todos aquellos supuestos que podían llevarnos a la consulta de un logopeda. Hoy, nos ceñiremos a las dificultades de habla

Es posible que si piensas en dificultades de habla, enseguida te vengan a la cabeza problemas para pronunciar algún sonido. Quizá incluso hayas pensado en el sonido de la /r/ por ser la dificultad más frecuente en español. Sin embargo, el habla abarca algunas cuestiones más que vamos a analizar en los siguientes párrafos. En líneas generales, podemos encontrar dificultades, por un lado, en la articulación y, por otro, en la fluidez.

Trastornos de habla y trastornos de lenguaje

Comencemos con los trastornos o dificultades que afectan a la producción de los sonidos, es decir, a la articulación. En primer lugar, debo contaros que no es tan sencillo diferenciar los trastornos de habla de los de lenguaje ya que, en ocasiones, la línea divisoria es muy delgada.

 

 

Tradicionalmente, se han considerado trastornos del habla cuando solo se ve afectado el componente fonético-fonológico mientras que en los trastornos del lenguaje puede estar afectado el componente fonético pero además el componente léxico (vocabulario), morfosintáctico (estructuración de oraciones), pragmático (los usos del lenguaje) o la comprensión. Sin embargo, dependiendo del grado de afectación del componente fonético-fonológico, puede considerarse trastorno del lenguaje si la alteración es tan severa que al niño no se le entiende.

Imaginemos una línea recta. En el extremo de la izquierda tendríamos una dislalia (pongamos por ejemplo la distorsión del fonema /r/). Si avanzamos hacia la derecha un paso, podríamos encontrarnos con un niño que no pronuncie la /r/ ni la /s/ en cuyo caso hablaríamos de dislalias múltiples.

Si damos un paso más hacia la derecha, podemos encontrar un niño que no pronuncie de manera correcta tres fonemas o que, pronunciando todos los fonemas bien de manera aislada, no los utilice correctamente en todas las palabras. En este caso, hablaríamos de un trastorno de habla.

 

Fomenta las habilidades lingüísticas de tu peque a partir de los 24 meses con ayuda del Seminario Online «El desarrollo del lenguaje»

 

Pero, ¿qué ocurre si hay tantos sonidos y palabras alterados que no se le entiende? Pues que llegaríamos al final de la línea, al caso más complejo en cuanto a dificultades de habla y, en este caso, ya no sería un trastorno de habla sino de lenguaje. Digamos que la frontera estaría en si se le entiende o no.

Dificultades de habla: la articulación

Las dificultades de habla pueden tener diferentes orígenes. Pueden ser simplemente funcionales (el niño no coloca correctamente los órganos articulatorios para pronunciar algún sonido), orgánicos (hablaríamos de disglosia causada, por ejemplo, por fisura de paladar o labio leporino), secundarios a hipoacusia (al no oír bien no registran bien los sonidos y, por tanto, no los reproducen bien) o neurológicos (en este caso hablaríamos de disartria).

Cuando las dificultades son de origen orgánico, neurológico o secundarias a hipoacusia son más sencillas de localizar puesto que hay una causa que habitualmente ha sido detectada incluso antes del nacimiento en algunos casos.

 

 

Sin embargo, cuando es funcional, tenemos que tener en cuenta el desarrollo evolutivo de los sonidos del lenguaje. Y esto no es tan sencillo puesto que no hay más que darse una vuelta por internet para ver que hay multitud de clasificaciones de los fonemas por edades y no siempre coinciden. Tomemos como referencia la siguiente clasificación:

  • A los dos años los bebés son capaces de pronunciar todas las vocales.
  • A los tres, tienen en su repertorio m, n, ñ, p, b, k, g, t, l, f, s, ch y algunos diptongos (unión de dos vocales).
  • Hacia los cuatro años, puede pronunciar la y, r suave, d y algunos de los grupos de dos consonantes con l como fl, pl, bl, cl y gl.
  • A los cinco años el repertorio incluye todos los diptongos y la r y la s en posición final de sílaba o palabra. Además es capaz de pronunciar los grupos consonánticos con r (br, tr…)
  • Finalmente, a los 6 años se cerraría el desarrollo fonético con la adquisición de la r fuerte y la r en posición final de sílaba o palabra.

Esto solo es una guía que nos lleva a saber que a los seis años, el niño tiene que articular el lenguaje como un adulto.

 

 

En la práctica no es tan sencillo, ya que hay niños que pronuncian la r a los tres años pero no la s, otros que, aunque pronuncien de manera aislada todos los sonidos e incluso logren integrarlos en algunas palabras, fallan en otras, otros que acortan las palabras, etc.

Perfiles de trastornos de habla y errores más frecuentes

Existen tantos perfiles de trastornos de habla como niños que los presentan. Entre los errores más frecuentes encontramos:

  • Distorsiones de fonemas: por ejemplo pronunciar la r como la r francesa o la inglesa.
  • Sustituciones de fonemas: pronunciar «tasa» en lugar de casa.
  • Omisiones de fonemas: «buja» en lugar de bruja.
  • Asimilaciones: utilizar el mismo sonido varias veces en una palabra como «lavalola» en lugar de lavadora.

Por esto es fundamental, ante cualquier sospecha, es necesario que se acuda al logopeda para que realice una valoración y poder establecer si los errores que comente están dentro de lo esperado por edad o no. Es decir, todos los niños al comienzo del desarrollo del lenguaje, comenten errores fonético-fonológicos, lo que hay que delimitar es si estos errores son los habituales por edad o, por el contrario, ya deberían haberlos superado.

 

Aprende cómo estimular el desarrollo del lenguaje de tu bebé con cuentos, juegos y actividades en el Seminario Online «El desarrollo del lenguaje. El primer año»

 

Dificultades de habla: la fluidez

Vayamos ahora a las dificultades en la fluencia. La más común es la disfemia o tartamudez. Existe un buen número de niños que tartamudean entre los 2 y los 5 años. Hablamos de un tartamudeo fisiológico que se resuelve sin mayores dificultades. Sin embargo, debemos tener en cuenta que los adultos que tartamudean comenzaron a hacerlo de pequeños. Desde luego, es el grupo menos numeroso pero es importante que lo tengamos en cuenta.

 

 

De esta manera, si nuestro peque tartamudea es conveniente consultar a un logopeda para que pueda establecer qué tipo de disfluencias aparecen (no todas son iguales ni tienen el mismo pronóstico) y dar pautas para controlar el entorno. En todo caso, ante cualquier duda sobre el desarrollo del lenguaje de vuestro peque, consultad al logopeda.

Si todo va según lo esperado, os lo dirá. Y si hay alguna dificultad, os dará pautas y podrá ayudarle de manera temprana a que las supere. En la Tribu CSC tenemos un grupo específico para atender a las familias con dudas o preocupaciones en este sentido. El primer mes es gratuito, contaréis con la opinión experta de todo el equipo de profesionales de CSC y además tendréis libre acceso a todos los Cursos y Seminarios de Criar con Sentido Común.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Desarrollo infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Desarrollo infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

2 comentarios en "Cómo saber si tu bebé tiene retraso en el habla"

  1. Buenas noches. La verdad que mi hija me tiene algo preocupada, pero tampoco sé si es pronto para hacer algo o deberíamos ir a un logopeda…la semana que viene hace dos años, es una niña que entiende prácticamente todo lo que le decimos y que nunca ha tenido dificultades para socializar o comunicarse (no hablando). Empezó a sonreír e interactuar y hacer juegos como el cucú tras desde muy pequeña, hace juego imaginativo, señala y se hace entender perfectamente aunque no hable. Además es muy observadora y aprende rápido, ya se sabe todos los animales, las formas (sabe cuál es el cuadrado, el círculo, triángulo rombo…), distingue las vocales escritas, los colores todavía le cuestan algo más (menos el rosa y el morado que son sus favoritos), come prácticamente sola con manos y con tenedor…en resumen y aunque no tengo más hijos con quien comparar no veo nada raro en ella salvo el habla. Dice muy pocas palabras y apenas las utiliza. Solo dice mamá y papá (y la mayoría de las veces usa solo una sílaba ma o pa), eilla y ana (elsa y ana las de frozen jaja) y ahora empieza a decir hola y adiós (aunque es más bien un olla y allo), pero nada más y no hace nunca el intento. La leemos muchos cuentos y le gustan y presta atención. Tiene ya mucho vocabulario porque entiende muchísimas palabras, pero no dice ninguna. Hace cosa de un mes consulté con el pediatra y me dijo que parecía cierto retraso simple pero que esperasemos un par de meses a ver si progresaba…qué opináis?

    • Hola Eva,
      Lo habitual es que, a los 24 meses, los bebés utilicen unas 50 palabras. Es cierto que algunos peques tardan un poquito más y después se ponen al día sin mayores consecuencias. Pero también es cierto que los niños con retrasos del lenguaje también comienzan por hablar poco o mal.
      Dado que parece un retraso del lenguaje (aunque solo sea de tipo expresivo) yo consultaría a un logopeda. Te dará pautas para favorecer el desarrollo del lenguaje y, si hay algún problema, echará una mano a tu peque.
      Espero haberte ayudado.
      Un abrazo

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube