Seguir la dieta mediterránea y practicar el mindfulness durante el embarazo reducen el riesgo de que el bebé tenga bajo peso al nacer

El bajo peso al nacer afecta al 10% de los recién nacidos en el mundo y está reconocida por la OMS como una de las causas más importantes de mortalidad perinatal

Un estudio de IMPACT BCN, publicado en la revista JAMA y liderado por investigadores de BCNatal (Hospital Clínic-IDIBAPS y Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona) concluye que el crecimiento fetal puede mejorarse mediante cambios en el estilo de vida de la embarazada para prevenir tener un bebé con bajo peso al nacer.

Más concretamente, una dieta mediterránea o una reducción en el nivel de estrés de la madre han resultado ser factores determinantes contra el bajo peso del recién nacido, reduciendo entre el 29 y el 36% el porcentaje de bebés nacidos con bajo peso.

Consecuencias del bajo peso al nacer

Un recién nacido promedio suele pesar alrededor de 3,4 kg. Se denomina de bajo peso a los bebés que nacen con un peso menor a 2,5 kgs. El bajo peso al nacer afecta al 10% de todos los recién nacidos en el mundo y está reconocida por la OMS como una de las causas más importantes de mortalidad perinatal.

Un bebé con bajo peso de nacimiento puede estar sano aunque sea pequeño, pero también puede sufrir problemas de salud graves como un peor neurodesarrollo en la infancia y/o complicaciones cardiovasculares y metabólicas durante la edad adulta.

 

Retos en el desarrollo psicomotor de los bebés prematuros

 

El pronóstico de un bebé con bajo peso al nacer depende mucho de cuánto pese en el nacimiento. Los bebés que pesan menos de 500 gramos tienen más problemas. Por lo general, cuanto menor es el peso de nacimiento del bebé, mayores son los riesgos de complicaciones. Algunos de los problemas más comunes de los bebés que tienen bajo peso de nacimiento son:

  • Niveles bajos de oxígeno al nacimiento.
  • Dificultad para mantenerse calientes, ya que su cuerpo no tiene mucha grasa.
  • Dificultad para alimentarse y aumentar de peso.
  • Mayores posibilidades de sufrir infecciones, por su mayor dificultad para combatirlas.
  • Problemas respiratorios y pulmones inmaduros (síndrome de dificultad respiratoria neonatal).
  • Problemas del sistema nervioso, como sangrado dentro del cerebro (hemorragia intraventricular).
  • Problemas digestivos, como una infección grave de los intestinos o enterocolitis necrotizante).
  • Síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

Los bebés con muy bajo peso de nacimiento también corren un mayor riesgo de tener discapacidad y complicaciones a largo plazo como parálisis cerebral, ceguera, sordera y retrasos del desarrollo.

 

Retos en el desarrollo psicomotor de los bebés prematuros

 

Si no tienen otras complicaciones, los bebés con bajo peso de nacimiento suelen “ponerse al día” en su crecimiento físico, aunque suele ser necesario seguir un programa de control especial por un equipo multidisciplinar de profesionales “y un fuerte esfuerzo por parte de sus progenitores porque requieren unos cuidados mucho más pormenorizados”, comenta nuestra matrona Esther Esteban.

Qué factores incrementan el riesgo de tener un bebé con bajo peso

Además del nacimiento prematuro y la restricción del crecimiento intrauterino (el crecimiento del feto no ocurre según lo esperado y el bebé no es tan grande como se espera para la etapa del embarazo en el que se encuentra), hay otros factores que influyen y aumentan el riesgo de tener un bebé con bajo peso de nacimiento:

  • Fumar.
  • Consumir alcohol o drogas.
  • Infección durante el embarazo.
  • Ser madre con menos de 17 años o más de 35.
  • No aumentar de peso lo suficiente durante el embarazo.
  • Antecedentes de un bebé de muy bajo peso en un embarazo anterior.

 

posibles-patologias-embarazo
Aprende a detectar posibles patologías durante la gestación y cómo cuidarte si aparecen con el Seminario Online “Posibles Patologías en el embarazo”

 

Se puede reducir el riesgo de padecer bajo peso al nacer interviniendo sobre el estilo de vida materno

Son las conclusiones de la investigación de IMPACT BCN, que ha sido coordinada por Eduard Gratacós, director de BCNatal y del grupo Medicina fetal y perinatal del IDIBAPS y del CIBERER, Francesca Crovetto (Hospital Sant Joan de Déu) y Fàtima Crispi (Hospital Clínic), ambas investigadoras también de BCNatal.

En la investigación han colaborado también los equipos de Ramón Estruch del servicio de Medicina Interna del Clínic, jefe del grupo Riesgo cardiovascular, nutrición y envejecimiento del IDIBAPS e investigador del CIBERON; Eduard Vieta, jefe del servicio de Psiquiatría y Psicología del Hospital Clínic y del grupo Trastornos bipolares y depresivos del IDIBAPS, y director científico del CIBERSAM; y profesionales del Instituto esMindfulness. El proyecto, además, ha contado con el apoyo de CEREBRA, CIBERER y AGAUR.

“Vimos que las madres de los recién nacidos que nacen con bajo peso muchas veces tenían una dieta subóptima y altos niveles de estrés“, explica el Dr. Gratacós.

 

La dieta mediterránea y el mindfulness previenen el bajo peso al nacer

 

Así surgió la idea de realizar un ensayo clínico para estudiar si realizar intervenciones estructuradas de dieta mediterránea o de reducción del estrés disminuirían el retraso del crecimiento fetal y otras complicaciones del embarazo.

“Esta investigación es pionera, ya que demuestra, por primera vez, que una intervención estructurada sobre el estilo de vida reduce complicaciones del embarazo en las que ningún tratamiento anterior había demostrado efectos positivos”, explica el Dr. Gratacós. 

Más de 1.200 mujeres embarazadas con alto riesgo de tener un bebé de bajo peso han formado parte de este estudio de tres años de duración. Las participantes se dividieron al azar en tres grupos: un grupo en el que las embarazadas tenían visitas con una nutricionista para seguir una dieta mediterránea; un grupo en el que se siguió un programa de mindfulness para reducir el estrés; y el grupo control, con el seguimiento habitual.

La dieta mediterránea reduce el riesgo de tener un bebé con bajo peso

Que la alimentación de la madre influye directamente sobre el desarrollo y la salud del bebé es un hecho que ya conocíamos y está más que científicamente comprobado. En este caso, la intervención sobre la dieta se basó en los métodos utilizados en el estudio PREDIMED, donde se pusieron de manifiesto los beneficios de la dieta mediterránea en la prevención de enfermedades cardiovasculares y que ha sido avalado por La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association – AHA).

 

AlimentosEmbarazoVenta
Cuida de tu salud y la de tu bebé alimentándote correctamente durante el embarazo con el Seminario Online “Alimentación en el embarazo”

 

Cada mes, las embarazadas de este grupo acudían a una nutricionista para cambiar el patrón de la alimentación y adaptarlo a la dieta mediterránea, incorporando más fruta y verdura, carne blanca, pescado azul, lácteos, cereales integrales y productos altos en omega-3 y polifenoles. En este sentido, se les proporcionó de forma gratuita aceite de oliva virgen extra y nueces.

“Para evaluar la adherencia a esta intervención de una forma objetiva, medimos biomarcadores en sangre y orina relacionados con la ingesta de nueces y aceite de oliva”, explica Francesca Crovetto.

El mindfulness reduce el riesgo de tener un bebé con bajo peso

La intervención para reducir el estrés se basó en el programa MBSR (Mindfulness Based Stress Reduction), desarrollado por la Universidad de Boston, y adaptado al embarazo por investigadores de Barcelona. En este caso, se hicieron grupos de 25 mujeres que siguieron el programa adaptado al embarazo durante ocho semanas.

“Para saber si había una reducción en el estrés, se completaron unos cuestionarios al inicio y al final del programa y se midieron los niveles de las hormonas relacionadas con el estrés: el cortisol y la cortisona, señala la Dra. Crovetto. 

Los resultados fueron claros: las embarazadas del grupo de mindfulness redujeron hasta un 15,6% la cantidad de bebés recién nacidos con bajo peso.

“Ahora estamos diseñando un estudio multicéntrico para aplicar los resultados de este estudio a cualquier mujer embarazada sin la necesidad de que exista el riesgo de tener un bebé con bajo peso”, explica la Dra. Fàtima Crispi, del Hospital Clínic, del Servicio de Medicina Maternofetal de BCNatal e investigadora de esos mismos grupos.

 

La dieta mediterránea y el mindfulness previenen el bajo peso al nacer

 

La dieta mediterránea y/o la práctica de mindfulness durante el embarazo reducen el porcentaje de bajo peso fetal y mejoran la incidencia de complicaciones durante la gestación

Este estudio ha demostrado, por primera vez, que cuando se utiliza de forma estructurada y guiada una dieta mediterránea o la práctica de mindfulness durante el embarazo se reduce el porcentaje de bajo peso fetal y se mejora la incidencia de complicaciones durante la gestación como la preeclampsia o la muerte perinatal.

“Los resultados fueron claros: las embarazadas del grupo control tuvieron un 21,9% de recién nacidos con bajo peso, y este porcentaje se redujo de forma significativa en los grupos de dieta mediterránea (14%) y mindfulness (15.6%), explica la Dra. Fàtima Crispi. 

“Este estudio representa un cambio de paradigma. Estoy seguro de que va a generar una avalancha de investigación y va a mejorar la vida de millones de familias”, concluye el Dr. Gratacós. 

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Seguir la dieta mediterránea y practicar el mindfulness durante el embarazo reducen el riesgo de que el bebé tenga bajo peso al nacer"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 mes de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube