Qué es la enterocolitis necrotizante y por qué la leche materna protege al bebé de esta terrible enfermedad

Es una de las patologías que más preocupa en los bebés prematuros, ya que su tasa de mortalidad es del 50%. Los alimentados con leche artificial tienen un riesgo entre tres y veinte veces mayor de padecerla

Una de las patologías más comunes y que más preocupa en los bebés prematuros es la enterocolitis necrotizante o necrosante (ECN). Su frecuencia es de aproximadamente 1,2 niños por cada 1.000 y suele afectar a recién nacidos por debajo de 1.500 gramos de peso y menos de 32 semanas de gestación. Hoy os vamos a desgranar en qué consiste y qué podemos hacer para proteger a nuestro bebé.

¿Qué es la enterocolitis necrotizante en bebés?

Comencemos por su definición. Inma Mellado, la consultora certificada en lactancia materna (IBCLC) de nuestro equipo y presidenta la Asociación Española de Consultoras Certificadas en Lactancia Materna, nos lo explica así:

“La enterocolitis necrotizante (NEC) es una enfermedad grave que se puede dar en la segunda o tercera semana de vida de los prematuros. Se trata de una inflamación del intestino que termina produciendo muerte celular y necrosamiento, a veces de forma muy severa requiriendo intervención para retirar el tejido necrosado. Es una enfermedad con una mortalidad muy elevada, alcanzando incluso el 50% en función de su severidad”.

¿Cómo se produce la enterocolitis necrotizante? En la enterocolitis necrotizante en prematuros existe una inflamación aguda del intestino (normalmente del intestino grueso o colon), que puede producir necrosis o muerte de las células del tejido intestinal produciendo incluso perforaciones que hagan peligrar la vida del neonato (Guthrie SO, Gordon PV, Thomas V, Thorp JA, Peabody J, Clark RH. Necrotizing enterocolitis among neonates in the United States. J Perinatol. 2003;23(4):278-285.).

 

Enterocolitis necrotizante y leche materna

 

Causas de la enterocolitis necrotizante

Durante las últimas décadas se ha avanzado mucho en el estudio de esta patología, su diagnóstico y su tratamiento. Sin embargo, se sigue sin conocer su causa exacta. Una de las hipótesis es que el origen de la enterocolitis necrotizante se deba a una falta de riego sanguíneo en la mucosa del intestino, lo que produciría daños en el tejido y la dejaría expuesta a la agresión de las bacterias.

Además, sabemos que los bebés nacidos de manera prematura se caracterizan por la inmadurez de sus órganos y sistemas, así como por un tener un sistema inmune débil. Estas condiciones contribuyen a que los neonatos sean más vulnerables ante cualquier proceso inflamatorio o infeccioso que pueda suponer un riesgo vital. 

 

Enterocolitis necrotizante y leche materna

 

Factores de riesgo de la enterocolitis necrotizante

Algunos de los factores que aumentan el riesgo de sufrir enterocolitis son:

  • Nacer antes de las 32 semanas de gestación y pesar menos de 1.500 gramos de peso.
  • Complicaciones durante el parto en las que el bebé haya sufrido una disminución de oxígeno. De esta manera el organismo de manera fisiológica preserva el aporte de sangre al órgano más importante, el cerebro, quitándole riego sanguíneo a otras zonas como el intestino, pudiendo producir una isquemia intestinal.
  • El inicio precoz de una alimentación oral con leche artificial es uno de los riesgos más estudiados en esta patología. Nuestra especialista en lactancia, Inma Mellado, lo conoce bien: “Los prematuros alimentados con leche artificial están en situación de déficit inmunológico y tienen un riesgo entre 3 y 20 veces mayor de padecer enterocolitis necrotizante”.

 

Enterocolitis necrotizante y leche materna

 

Síntomas de enterocolitis necrotizante

¿Cómo se diagnóstica la enterocolitis necrotizante? Los síntomas experimentados en bebés prematuros hospitalizados y en cada niño pueden ser diferentes. El equipo sanitario prestará atención a si durante las primeras semanas de vida del bebé aparece alguno de estos síntomas:

  • Hinchazón en el abdomen, que podría estar enrojecido y mostrar dolor a la palpación.  
  • Estreñimiento o diarrea con heces oscuras o sanguinolentas.
  • Vómitos o problemas a la hora de alimentarse.
  • Letargo, menos actividad en el bebé.
  • Temperatura corporal inestable.
  • Dificultad respiratoria.
  • Apnea (interrupciones en la respiración) o bradicardia (frecuencia cardíaca muy baja).
  • Tensión arterial baja.

 

Enterocolitis necrotizante y leche materna

 

Los signos de la enterocolitis pueden parecerse a los de otras afecciones. Por ello es importante que el pediatra valore los síntomas para poder descartar o confirmar un diagnóstico antes de que se produzcan secuelas de la enterocolitis necrotizante.

¿Cómo se puede prevenir la enterocolitis?

Gracias a las últimas investigaciones y sabiendo la prevalencia de esta enfermedad en neonatos prematuros, la mayoría de los hospitales cuentan con protocolos para prevenir que la enterocolitis necrosante pueda afectar a los bebés nacidos antes de término. Entre las medidas preventivas llevadas a cabo en algunos centros hospitalarios destacan:

  • La ligadura tardía del cordón del recién nacido pretérmino (RNPT).
  • Realizar la técnica del ordeño del cordón umbilical o milking.
  • Alimentación enteral: es una técnica de soporte nutricional que consiste en administrar los nutrientes directamente en el tracto gastrointestinal mediante una sonda (Henderson G, Graig F, Brocklehurst P, McGuire W. Enteral feeding regimens and necrotising enterocolitis in preterm infants: multi center case-control study. Arch Dis Child Fetal Neonatal Ed. 2007;94(2):F120-F123).
  • Uso de antiácidos.
  • Administración de probióticos.
  • Promover la lactancia materna. ¿Cuál es la principal forma de prevenir la enterocolitis necrosante? La leche materna. Es el principal factor protector que disminuye la incidencia de enterocolitis necrotizante: la alimentación del bebé con leche materna en lugar del uso de fórmulas artificiales. 

 

Descubre cómo lograr que la lactancia sea un proceso exitoso desde el principio con el Seminario Online “Claves para iniciar la lactancia con éxito”

 

La leche materna, la mejor medicina

La lactancia materna es el alimento mejor tolerado por el recién nacido prematuro. Esto la convierte en la forma de nutrición más eficaz para evitar la aparición de una de las enfermedades más comunes debido a su inmaduro tracto gastrointestinal (Sullivan S, Schanler RJ, Kim JH, et al. An exclusively human milk-based diet is associated with a lower rate of necrotizing enterocolitis than a diet of human milk and bovine milk-based products. J Pediatr. 2010;156(4):562-567.e1.). 

“La leche materna es la norma biológica en nuestra especie. Es vital para los recién nacidos sanos a término, pero en el caso de los prematuros se convierte en una medicina además de alimento. Actúa protegiendo al bebé a todos los niveles, incluso su tracto intestinal, reduciendo ostensiblemente el riesgo de padecer esta terrible enfermedad y, en caso de que aparezca, minimizando los daños y ayudando en la recuperación, señala la experta en lactancia de Criar con Sentido Común, Inma Mellado, a la que podéis consultar online en la Tribu CSC.

 “Además, dicha protección es dosis-dependiente, a mayor cantidad y duración de leche materna mayor protección”, añade nuestra especialista.

 

Enterocolitis necrotizante y leche materna

 

Multitud de estudios avalan que la leche materna exclusiva disminuye tanto la incidencia como la mortalidad por enterocolitis necrosante. Tanto es así que distintos investigadores se han dedicado a buscar el motivo de este “milagro” (Lucas A, Cole TJ. Breast milk and neonatal necrotising enterocolitis. Lancet. 1990;336(8730):1519-1523.). Existen varios estudios donde ya se han hallado proteínas de la leche materna que protegen a los bebés. Algunas investigaciones hablan de la NRG4, un ligando específico de ErbB4 presente en la leche materna, como protector de enterocolitis.

Otros estudios, en cambio, apuntan a los altos niveles de nitrato de sodio presentes en la leche, que convertidos en nitrito por las bacterias intestinales, serían los responsables de esta protección. El nitrito puede ser convertido directamente en el óxido nítrico vasodilatador, que puede tanto proteger el revestimiento intestinal como mejorar el flujo sanguíneo y evitar así el desarrollo de enterocolitis necrotizante.

Donación de leche materna, solidaridad que salva vidas

Pero, ¿qué pasa si no puedo dar el pecho a mi bebé prematuro? En estos casos los bancos de leche juegan un papel fundamental. Las primeras 24 horas son muy importantes para introducir la leche materna. La primera opción siempre será la leche de la propia madre, pero puede tardar en subir o sufrir complicaciones que impidan a la madre amamantar a su hijo. En estos casos la leche materna del banco podría jugar un papel crucial en aquellos recién nacidos prematuros expuestos a sufrir enterocolitis necrotizante. 

 

Cómo conservar la leche materna

 

Tratamiento para la enterocolitis necrotizante

¿Cómo se cura la enterocolitis en bebés? Ante una sospecha de enterocolitis necrotizante o necrosante (ECN) es fundamental establecer un tratamiento precoz que dependerá de los síntomas, la edad y la gravedad de la afección. Pero, ¿cómo tratar la enterocolitis necrotizante? Dependiendo del caso, los facultativos actuarán:

  • Deteniendo la dieta, evitando el paso de comida por vía oral (Li Y, Neu J, Parker L. Reply—gastric residuals, feeding intolerance, and necrotizing enterocolitis in preterm infants. Pediatr Neonatol. 2015;56(2):138-139.)
  • Alimentando al bebé por vía parental o enteral, especialmente con leche materna.
  • Administrando antibióticos de amplio espectro que cubran todas las posibles bacterias intestinales que puedan estar produciendo la infección.
  • En ocasiones es necesario drenar la cavidad abdominal (peritoneal) del bebé para extraer el líquido que se ha extravasado. Se realiza con una aguja especial.
  • Con cirugía. Esto ocurre en los casos en los que se ha desarrollado una perforación intestinal. Por ello será necesario intervenir quirúrgicamente al recién nacido para cortar la parte del intestino que haya sufrido isquemia. En ocasiones, el cirujano puede volver a unir los dos extremos del intestino en la misma operación. Sin embargo, es habitual que sea necesario conectar parte del intestino con una bolsa colectora en el abdomen (ostomía), por donde se expulsarán los residuos de manera provisional. Semanas más tarde se volverían a unir los dos extremos.

 

Enterocolitis necrotizante y leche materna

 

Nuevas vías para el tratamiento de la enterocolitis necrosante

Científicos del Instituto americano Wake Forest de Medicina Regenerativa (WFIRM) han investigado el efecto de una terapia con células madre derivadas de la placenta humana sobre el daño intestinal ocasionado por la enterocolitis. Los estudios, realizados en un modelo animal preclínico, han demostrado que estas células madre poseen una gran capacidad terapéutica para compensar la función de la barrera intestinal que se ve comprometida drásticamente.

Este estudio, publicado en la American Journal of Physiology, demuestra que la administración de células madre derivadas de la placenta humana (hPSC) mejora la salud intestinal macroscópica y la morfología intestinal. De esta manera, existiría un nuevo enfoque terapéutico potencial para atenuar el daño producido por enterocolitis necrosante en neonatos.

 

 

Estos hallazgos abren nuevas vías para futuras herramientas de investigación que podrían contribuir al avance de la atención médica de esta enfermedad y sobre todo, a establecer unas bases que consigan una vida larga y saludable para los bebés afectados por enterocolitis necrosante, la patología digestiva adquirida más frecuente y grave en el período neonatal.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Qué es la enterocolitis necrotizante y por qué la leche materna protege al bebé de esta terrible enfermedad"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 mes de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube