¿Periodos de adaptación o periodos de resignación?

Es más importante centrarse en cómo hacer el acompañamiento de forma respetuosa que en cuánto va a tardar el peque en adaptarse

Artículo publicado el 3 Sep 2021 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 15 agosto, 2022

Comienza el curso escolar y en muchos hogares las familias se enfrentan por primera vez al inicio de la escolarización de sus peques. Nos enfrentamos, con cierta preocupación, a esta nueva etapa en la vida de nuestros hijos. Nos preocupa que lo pasen mal al separarse de nosotros y nos preguntamos… ¿Cuánto tiempo tardan en adaptarse a la escuela infantil?

Y ¿cuánto tiempo tardan en adaptarse al cole? Nos hacemos estas preguntas porque tenemos interiorizado que la adaptación será difícil, que lo pasarán mal… y, por lo tanto, lo que queremos es que esta etapa pase lo antes posible.

¿Cuánto tiempo tardan en adaptarse a la escuela infantil?

En el caso de las escuelas infantiles, los periodos de adaptación pueden ser más flexibles, dependiendo de las necesidades de cada familia y de la voluntad de cada escuela. Existen escuelas infantiles en las que los periodos de adaptación son realmente respetuosos, así que si esta es una de vuestras prioridades, buscad y analizad bien todas las posibilidades de vuestro entorno. Un periodo de adaptación respetuoso debe contemplar muchos más aspectos que una simple flexibilización horaria

 

Periodos de resignación: No sólo hay que pensar en cuánto tardan

 

En primer lugar, para que al peque no le cueste adaptarse a la escuela infantil, debe contemplarse la opción de que el niño o la niña pueda entrar en compañía de alguna de sus figuras de apego principales. Un niño que llora porque echa de menos a su madre solo puede ser consolado por su madre. No se trata de evitar que los niños lloren en la escuela infantil.

Si un niño está triste es normal que llore y la cuidadora podrá acompañarle en esa emoción cuando se haya convertido en una figura de referencia con la que se sienta seguro, pero para que eso se produzca, primero debe ir forjando ese vínculo en presencia de su madre o su padre.

En segundo lugar, una flexibilización real de los tiempos de permanencia debería contemplar, al menos durante las primeras semanas, la posibilidad de que la niña o el niño pudiera irse a casa cuando comience a dar signos de estar cansada/o de estar en la escuela.

 

Descubre cómo puedes ayudarle desde casa para que la entrada a la escuela infantil o el cole sea mejor, con el Seminario Online “El periodo de adaptación”

 

En muchos casos, esto puede ser difícil porque las medidas de conciliación familiar suelen brillar por su ausencia, pero en caso de que la familia tenga disponibilidad, las escuelas deberían ofrecer la posibilidad de adaptarse a las necesidades de cada peque para que la adaptación sea lo menos traumática posible.

Solo con una flexibilidad real que se adapte a las necesidades y ritmos de cada peque podremos decir que estamos haciendo un periodo de adaptación realmente respetuoso. No todas las escuelas infantiles de primer ciclo (de 0 a 3 años) ofrecen esta flexibilidad, pero según donde vivamos podemos tener la suerte de encontrar en nuestra zona alguna que se adapte a las necesidades de nuestra familia. 

¿Cuánto tiempo tardan en adaptarse al cole?

En el caso del segundo ciclo de Educación Infantil (de 3 a 6 años), que suele impartirse en centros educativos más grandes que también abarcan la etapa de Educación Primaria; los periodos de adaptación suelen ser inexistentesEn Andalucía, por ejemplo, la normativa recoge que en aquellos casos en los que se considere necesario (a juicio de cada docente) se podrán flexibilizar los tiempos de permanencia del alumnado en el aula durante un periodo máximo de dos semanas aproximadamente

Pretender que un niño que hasta los tres años ha permanecido en casa atendido únicamente por sus figuras de apego principales (madre, padre, abuelos…), se despida de ellos en la puerta de la clase y entre feliz y tranquilo en un espacio que no conoce, rodeado de niñas y niños que no conoce y atendido por una persona adulta a la que no conoce y en la que no confía; es absolutamente descabellado.

 

Periodos de resignación: No sólo hay que pensar en cuánto tardan

 

Así que cuando nos planteamos “¿cuánto tiempo tardan en adaptarse a la escuela infantil?” o “¿cuánto tiempo tardan en adaptarse al cole?” es porque asumimos que les costará un tiempo adaptarse al cole, porque damos por hecho que lo van a pasar mal durante un tiempo. Que ese periodo dure más o menos tiempo dependerá del carácter de cada niño/a y de su capacidad para adaptarse a la nueva situación sin ningún tipo de acompañamiento emocional verdaderamente respetuoso. 

Pretender que una niña que era feliz en su escuela infantil donde ya conocía a su cuidadora y había creado un vínculo con ella, que ahora llora desconsolada llamando a su madre, asustada porque se siente abandonada en un sitio desconocido sin nadie en quien confiar, deje de hacerlo solo porque el sistema considera que dos semanas de flexibilización horaria deben ser suficiente; no solo es irrespetuoso sino que es signo del escaso conocimiento de la infancia que poseen quienes establecen estos periodos mal llamados de adaptación

Porque tener a un niño llorando, asustado y sin consuelo durante periodos de tiempo cada vez más largos, ignorando su necesidad de crear vínculos emocionales con sus cuidadores en un entorno conocido y seguro, no es acompañar al niño durante su adaptación. Tener a una niña asustada y sin relacionarse con nadie durante meses, con la única motivación de que vengan a recogerla pronto, no es acompañar a la niña durante su periodo de adaptación. 

 

Periodos de resignación: No sólo hay que pensar en cuánto tardan

 

La mayoría de niños y niñas no se adaptan, simplemente se resignan. Se resignan a sentirse desprotegidos, abandonadas, inseguros, asustadas… hasta que acaban acostumbrándose a la nueva situación, a menudo, pagando un coste emocional significativo. Pero eso no es un periodo de adaptación. Adaptarse es otra cosa.

Para describir lo que sucede en la inmensa mayoría de colegios cuando comienza el curso y las aulas de tres años se llenan de pequeñas y pequeños que se enfrentan a una nueva etapa sin el acompañamiento emocional que necesitan, deberíamos usar el lenguaje con más exactitud y llamarlos por su nombre… periodos de resignación.

Si necesitáis asesoramiento a la hora de elegir la escuela infantil o el cole de vuestros hijos e hijas, necesitáis consultar dudas o recibir consejo sobre cómo efectuar el mejor acompañamiento posible para vuestros peques en esta nueva etapa de sus vidas, los profesionales de Criar con Sentido Común os esperamos en la Tribu CSC.

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Crianza Respetuosa?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Crianza Respetuosa y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

1 comentarios en "¿Periodos de adaptación o periodos de resignación?"

  1. Buenas,

    Las autoridades no quieren estan preparadas para esto, el ritmo de vida que nos obligan a tener hace que los periodos de adaptacion sean periodos de resignacion, no siempre es posible acompañar al niño, con el “Es normal que llore” se defienden, se puede ser respetuoso para acompañar a nuestros hijos para adaptarse lo mejor posible, pero debido a la pandemia de COVID-19 las pocas escuelas que permitian a los padres estar con sus hijos no permiten ni quedarse 5 minutos para que el padre pueda enseñar al niño lo bien que se lo va a pasar.

    Repito, el ritmo de vida que nos impone la sociedad no nos permite ser respetuosos en el periodo de adaptacion.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 mes de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube