Mentiras sobre la lactancia materna (II)

Muchos falsos mitos de la lactancia materna pueden llegar a frustrar lactancias. Informarnos es la mejor forma de evitarlo

Existen, como hablábamos en el primer post, numerosas teorías alrededor de la lactancia materna que o no son ciertas o lo son solo en parte. Esto muchas veces frustra lactancias, nos crea dudas, sentimos limitantes… Y es que la información es la mejor forma de empoderarnos, además de confiar en nuestro instinto y nuestro cuerpo.

Si en la primera parte hablábamos de mitos relacionados con la menstruación, de si engorda o no dar el pecho, o de los percentiles, en este post vamos a hablar, entre otros, de qué pruebas médicas son o no compatibles

No podemos amamantar después de una radiografía, tac o resonancia

Es posible que si tienes que hacerte una prueba médica como una ecografía, radiografía, tac o resonancia, algunos profesionales te digan que debes parar tu lactancia durante un tiempo, que varía desde horas a días. Pero no es del todo así. De hecho, tanto las pruebas más sencillas (como los rayos x y las ecografías) como las más especializadas (como tac o resonancias magnéticas) son compatibles. Incluidas las que requieren de un contraste que se inyecta antes de la prueba, pues los contrastes de gadolinio o yodado son totalmente seguros.

 

 

Los rayos x no se quedan en el cuerpo ni, por supuesto, pasan a la leche materna. Las ecografías y los tac presentan igualmente un riesgo cero a la hora de realizárselas y amamantar a nuestros peques. Ahora bien, el único conflicto que podría existir es cuando la prueba incluye contraste. En el caso de los más frecuentes, el gadolinio se elimina rápidamente del organismo y no presenta excreción en la leche materna o lo hace de una forma prácticamente imperceptible, en el caso del yodo, directamente no se libera por lo que sería totalmente seguro también.

El conflicto podría venir con ciertos contrastes radiactivos utilizados en gammagrafías que tienen en su composición compuestos como el tecnecio. En este último caso, dependiendo de la vida media del compuesto, se recomienda extraer la leche previamente para alimentar al bebé durante el tiempo que tarde el compuesto en eliminarse del organismo, que puede ser entre 24h y varios días. La leche extraída durante el período correspondiente a las 24 horas siguientes a la prueba, se puede desechar o congelar durante al menos tres días.

 

 

Como ves, ninguna de estas pruebas diagnósticas, incluida las que incluyen contrastes radiactivos, impiden continuar con la lactancia materna y son compatibles teniendo los cuidados necesarios. No obstante, toda esta información se puede consultar en www.e-lactancia.org

No podemos dar el pecho si tomamos la píldora del día después

La comúnmente conocida como «píldora del día después», que no es más que progestágeno utilizado como anticonceptivo ante riesgo de embarazo. Es totalmente compatible con la lactancia materna.

Es cierto que tanto el fabricante (Sandoz 2016) y algunos autores como Gainer (2007) aconsejan la interrupción de la lactancia durante 8 horas. Desde e-lactancia, por ejemplo, afirman que diversas asociaciones y expertos han comprobado que la «píldora del día después» se excreta en la leche materna en una cantidad insignificante y no se han observado efectos adversos, ni a largo ni a corto plazo, en los lactantes.

 

Mother Breastfeeding Her Newborn Baby In A Bed

 

De hecho, el 90% de los medicamentos que hoy en día se utilizan, son compatibles con la lactancia y en el caso del 10% restante, existe una alternativa igual de válida. Por lo tanto, no hay razón para interrumpir tu lactancia en caso de tener que tomar medicamentos.

Si tenemos un parto por cesárea, la leche tardará más en subir que si tenemos un parto vaginal

Existe un mito muy extendido que dice que la leche tarda más en subir, cuando el parto es una cesárea, en lugar de parto vaginal, y no; no es así. Esta afirmación, de hecho, tiene un error de base muy claro: la subida de la leche no depende de cómo sea el parto, sino de cuándo se alumbre la placenta, cuándo comience nuestro bebé a mamar, un buen agarre al pecho y de si se practica piel con piel inmediatamente tras el parto, pero nunca de cómo se ha desarrollado este.

 

Descubre con nuestro Seminario Online «Claves para iniciar la lactancia con éxito» todo lo que debes saber para empezar la lactancia con buen pie

«Tu leche es agua», «tu leche no alimenta»

Otra frase muy repetida, y que puede llegar a hacernos mucho daño, es «tu leche es agua» o «tu leche ya no alimenta»… y es una frase además, que muchas veces puede causarnos un efecto de pérdida de confianza e incluso, sensación de fracaso… Y nada más lejos de la realidad.

El reputado pediatra Carlos González, miembro del equipo de Criar con Sentido Común que atiende personalmente en la Tribu CSC, y experto en lactancia materna, lo dice claro: “la composición de la leche va cambiando a lo largo de la toma […] no te preocupes por la calidad de la leche: siempre es adecuada.«

 

 

Está demostrado científicamente que ninguna madre produce leche de «baja calidad». En países donde, por desgracia, existen situaciones de pobreza y desnutrición, esas madres amamantan a su hijos sin ningún problema. Sandra Iriarte, matrona y docente de la escuela de Obstetricia y Puericultura de la Universidad mayor, afirma: «No existe leche de mala calidad ya que su composición está determinada fisiológicamente, independiente de su color o textura.»

La leche materna es un alimento totalmente personalizado para tu bebé, que se adapta a él, a sus necesidades y a cada etapa de su desarrollo. Es más, hay experiencias de mamás lactantes que sugieren que la leche materna cambia cuando el bebé está malito produciendo inmunoglobulinas, que son sustancias que actúan como antibióticos naturales y que ayudan al bebé mientras se encuentre enfermo.

Es tan perfecta la leche que la naturaleza ha creado a partir de nosotras para nuestros hijos e hijas, que ha sido imposible conseguir nada igual en un laboratorio porque es un alimento vivo, que va cambiando a lo largo de la lactancia y que está personalizada para tu bebé.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Lactancia materna?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Lactancia materna y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Mentiras sobre la lactancia materna (II)"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube