Cómo usar bien un fular de porteo

Hay varios tipos de fular de porteo que se adaptan a diferentes gustos y necesidades

Estamos en el año 2021 y afirmar que lo mejor para portear a un recién nacido es un fular de porteo, está un poco desfasado, señoras. Aquí, como dice el gran Pau Donés, depende. Ahora hay un abanico de posibilidades muuuuuuy amplio y mochilas ergonómicas que se adaptan muy bien a los bebés pequeñitos. Y a los adultos (que esto tampoco hay que olvidarlo). Pero por supuesto, hay cosas que tener en cuenta.

Imagínate uno de esos test del amor eterno que ponían en aquellas revistas (que ahora me parecen terribles) para adolescentes. Tu ibas respondiendo preguntas y luego tenías que mirar un texto u otro en función del resultado que habías obtenido. ¿Cuadraba al 100%? No. Pues eso.

Que además de las preguntas o teoría lógica, hay muchas más cosas que observar, como por ejemplo que tú no vas a dormir igual un día que al siguiente, o que tu bebé no tiene las mismas necesidades que ayer. Así de rápidos son. Nada te sirve demasiado tiempo seguidoAsí que si a algo le sacas un rendimiento lógico de unos meses, ya puedes estar contenta.

¿Qué es un fular de porteo?

Los fulares de porteo son telas de diferentes calidades, larguras y anchuras para colocar alrededor de tu cuerpo y del de tu bebé y conseguir cargarlo pudiendo tener las manos libres para hacer otras cosas (que bien puede ser leer un libro, no hace falta que te limpies la casa de arriba abajo).

 

¿Existe la madre perfecta?

 

Tradicionalmente están pensados para continuar con la vida, integrando a los bebés en la tribu, en la comunidad, sin que ello suponga un inconveniente. De hecho, salen favorecidas ambas partes.

Vamos, que la creencia de que a los bebés hay que apartarlos de la rutina diaria para que nos dejen continuar, es muy de Occidente… Una modernez absurda disfrazada de conciliación.

Ojo, no me meto con los tipos de crianza, me meto con la tristeza y la culpabilidad que nos atribuimos nosotras mismas cuando nos damos cuenta de que la realidad es que no tenemos ni un minuto para continuar con la vida de antes; que nos vemos acompañadas todo el tiempo por el bebé, ya que necesita de nuestra presencia en todo momento.

 

 

Esto es así y ya cada cual que lidie con ello como pueda. Por supuesto, y volviendo al primer párrafo de este post, portear con según qué sistema dependerá del carácter del bebé y de lo que le impongamos como sociedad (trabajo, creencias limitantes, etc.).

Características y tipos de fulares de porteo

Los fulares de porteo son trozos de tela largos, aproximadamente de unos cinco metros de largo por cincuenta de ancho. Podemos hacer tres grandes grupos de este portabebé: elásticos, semi elásticos y rígidos. Y dentro de ellos cada marca le pone su estilo propio:

Fulares elásticos y semi elásticos

Los fulares elásticos están confeccionados con un porcentaje de material sintético como elastán mezclado con algodón. Tienen la característica de estirarse mucho, con el riesgo de que con el uso perderán parte de su firmeza y, con ello, su utilidad. No obstante, que sean así hace que sean algo más manejables al principio.

 

 

Los fulares semi elásticos son telas 100% algodón o bambú; o mezcla de los dos, por lo general. Algo más firmes, por lo que soportan mejor el peso y se adaptan al cuerpo sin tener que hacer un ajuste punto por punto tan meticuloso (se llama así cuando te imaginas líneas a lo largo de toooodo el fular y vas tirando de cada una de ellas para tensar y apretar más).

Estos dos tipos de tela son muy apropiados para comenzar, como iniciación al porteo con fular, ya que facilitan un tipo de nudo básico que se llama preanudado, el cual te colocas antes de ponerte al bebé y una vez hecho, metes a tu peque dentro y listo.

El resto de nudos (y hay infinidad de ellos, tantos como culturas) se van ajustando con el bebé ya puesto. Si tengo que mencionar un inconveniente, sería que no dura demasiado. En cuanto el peque ya pesa unos ocho kilos o se mueve bastante, perderás toda la confianza en él porque no te hará el servicio que necesitas.

 

 

Pero ¡eh!, se trata de no creernos lo que pone en las instrucciones de los portabebés (normalmente dicen que aguantan 15 kilos, cosa que no es real en la práctica) y no tener expectativas. En serio, a 10 veces que te haya proporcionado una siesta relativamente larga de tu peque sin partirte la espalda, lo guardarás como un tesoro.

Fular rígido

Es el más tradicional. La frikada del porteo. Si te gusta este noble arte, seguro que acabas con uno de estos para hacerte mil nudos diferentes delante, a la cadera, a la espalda… Es el que mejor soporta el peso y el movimiento del peque, y el que más posibilidades ofrece. También es muy técnica su colocación y requiere práctica.

En este caso, sus calidades varían más. Las telas son de diferentes materiales como algodón, lana, bambú, seda, lino… Cuanto más gruesa (mayor gramaje), mejor soporte notarás (y más calorcito también).

 

 

También puedes encontrarlos de diferentes larguras. Yo tenía uno de 4,60 para nudos en los que necesitaba envolverme con más tela porque iba a portear más rato y tenía uno de 2,60 para el verano y situaciones más rápidas.

Cómo poner un fular de porteo

¡Te diré que con paciencia y con humor! Mi consejo es que no te tomes el porteo como un último recurso, sino como una prenda más integrada en tu día a día. Sobre todo al principio, te recomiendo usarlo y practicar cuando el bebé esté tranquilo o dormido.

Esto te lo digo sabiendo que en la mayoría de casos, recurrimos al fular cuando el peque está ya pasado de rosca o enfadado, y entonces no te va a resultar fácil meterlo. ¿Alguna vez has intentado coger con las manos mojadas un pescado vivo? Pues imagínate recién salida de la ducha, después de darte tu aceitito hidratante y coger a tu bebé para hidratar su piel también. Para grabarlo.

 

curso-porteo
Adquiere las herramientas y conocimientos necesarios para saber qué es lo que más se adecua a tu familia en cada momento, y cuáles son los beneficios físicos y emocionales del porteo con el Curso Online «Porteo en la vida real»

 

El nudo más habitual para comenzar es el preanudado (en el Curso de Porteo te lo enseño; si sois familias miembro de la Tribu CSC podéis verlo gratis, al igual que el resto de Cursos y Seminarios Online de Criar con Sentido Común), y a partir de ahí hay diferentes variantes. Los fulares elásticos dan menos opciones, claro; pero el fular rígido te da diferentes posibilidades para ponértelo frente a ti, en la cadera, en la espalda…

En qué casos viene mejor el fular de porteo

El caso en el que más encaja es cuando te apetece. No cuando te digan que es lo mejor, ni cuando te vengan con el “amimefuncionismo” o “eso es lo mejor para tu bebé”.

 

 

Por supuesto, hay varios factores que tendrás que contemplar y para los que el fular es un recurso recomendable. Escucha: re-co-men-da-ble. Luego tendrás que valorar mil cosas más, como el número de hijos que tienes, la destreza que tengas para colocártelo, las ganas o tus rutinas diarias.

  • Suelo pélvico dañado. El fular se puede anudar de tal manera que te libera todo el peso en el abdomen y lo carga en tu espalda y en tus hombros. Cuantos más centímetros de tu cuerpo cubiertos por tela en la espalda, mejor te repartirá el peso.
  • Cesárea (también te muestro cómo portear en este caso en el curso online). Un poco lo mismo que antes. Cuidado con la cesárea, pero si te sientes más o menos preparada para moverte con normalidad y coges a tu bebé en brazos, también puedes portear cuidando la zona abdominal y pélvica. Eso sí, de la manita de un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico y rehabilitando tu cuerpo cuando toque.
  • Espalda con dolor, hernias… Cuanto mejor está colocado el fular, menos posibilidades de que se te clave en algún lado y te haga daño.
  • Fibromialgias. Las situaciones en las que me he encontrado madres con fibromialgia, el fular es el portabebé que mejor les ha ido cuando no tenían un brote.
  • Prematuros o bebés de bajo tono muscular. En este caso descartaremos los fulares elásticos, ya que necesitamos aportar firmeza en la colocación y sujetar al bebé perfectamente para que no se haga una bolita.

 

porteo-7

 

Y esto solo son algunos de los casos en los que puede ir bien. Ahora solo te queda probar, animarte a intentarlo y descubrir si esto es lo tuyo o prefieres inclinarte más por otro tipo de portabebé.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Bebé recién nacido?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Bebé recién nacido y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

1 comentarios en "Cómo usar bien un fular de porteo"

  1. Yo siempre había tenido mis dudas con respecto a esta prenda, pero cuando mi mejor amiga tuvo a su bebé, me comentó que era una opción muy cómoda y ahora mismo la estoy considerando para después de dar a luz, No sabía que podía ser un recurso útil tras la césarea y con respecto a otros malestares; en México es muy común cargar a los bebés con ayuda de este accesorio. Probablemente me consiga al menos uno y comienza a practicar como anudarlo con mi bebé. Gracias por compartir este artículo, realmente me fue de ayuda. 🙂

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 mes de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube