La estabilidad emocional: Un factor clave de prevención contra los resfriados en bebés

Los estudios demuestran que un buen estado de ánimo ayuda a las defensas de los peques a combatir los resfriados
 

La estabilidad emocional, un factor protector contra los resfriados en bebés y niños pequeños

Ni los calcetines de lana ni la vitamina C. ¡Nada mantiene más altas nuestras defensas que el bienestar emocional! Según un estudio dirigido por el médico Sheldon Cohen, de la Universidad Carnegie Mellon, en Pittsburgh, una actitud positiva puede ser una excelente defensa contra los resfriados.

Los investigadores exponen que las causas pueden ser tanto objetivas (por ejemplo, que la alegría mejora la respuesta inmune, en tanto el estrés disminuye las defensas) como subjetivas (las personas que se sienten felices se preocupan menos cuando les pica la garganta o les gotea la nariz). ¡Y los niños y las niñas no son menos!

 

La estabilidad emocional: un factor clave de prevención contra los resfriados en bebés

 

Según los especialistas, los menores se resfrían entre seis y 12 veces al año durante los primeros cuatro o cinco años de vida. Pero los que se sienten queridos, reducen las estadísticas. Los expertos lo aseguran: los niños felices sufren menos resfriados, están más sanos y se reponen antes de las enfermedades.

Niños “felices”, niños más sanos

El estrés asociado al malestar psicológico disminuye las defensas y nos deja más expuestos a los resfriados y otras enfermedades. En cambio, cuando el peque está contento ¡su sistema inmunológico también lo está! Se ha visto que la estabilidad emocional en la familia, en la escuela y con los amigos es un factor importante para evitar los resfriados en niños y niñas.

Si un niño disfruta de un ambiente protector, en el que reina la calma y está rodeado de cariño, tiende a resfriarse menos y superar los resfriados en mucho menos tiempo. Por tanto, el entorno del niño es importante. Y en él, los padres jugamos un papel fundamental. Los peques son como esponjas y los adultos afectados por el estrés, la depresión o la ansiedad transmitimos nuestro estado de ánimo a los chiquitines de la casa.

 

La estabilidad emocional: un factor clave de prevención contra los resfriados en bebés

 

Las emociones que ellos sienten pueden afectar su estado inmunológico. El malestar psicológico provoca la disminución de las defensas y hace que estas no reaccionen adecuadamente ante las enfermedades. El malestar psíquico contribuye a una bajada de defensas que exponen más a los niños y niñas a las enfermedades. Y, a su vez, el malestar físico disminuye su bienestar psicológico. Para no crear un círculo difícil de romper, lo mejor es no caer en él.

Esto no significa que debamos olvidarnos de las medidas preventivas clásicas. Pero sí que debemos prestar más atención al factor emocional. Por este motivo, lo mejor es combinar las medidas preventivas para los resfriados con paciencia, tranquilidad y amor. Así reduciremos el estrés en los peques y mantendremos alto su estado anímico. ¡Con independencia de cuál sea el nuestro!

Actividades que mejoran el estado emocional de los más peques

Nuestro actual ritmo de vida nos impone prisas, estrés y preocupaciones. Todo ello nos afecta a nosotros… y aún más a nuestros hijos e hijas. Los pequeños tienen su propio ritmo y los padres tenemos que adaptarnos a ellos, y no al revés. Todos deberíamos pararnos a practicar el slow parenting mucho más a menudo para disfrutar más de ellos y conseguir que su infancia sea sana y feliz.

 

 

Pasar tiempo en familia es fundamental para los pequeñines. Aunque a veces resulte complicado, levantarnos 15 minutos antes para poder desayunar todos juntos, disfrutar de una tarde especial una vez a la semana, compartir una noche de cine o juegos de mesa… puede hacer milagros en nuestra vida familiar. Prestarles atención plena les hace sentir que son amados y están bien atendidos.

El contacto físico y emocional es fundamental para todos los seres humanos, pero aún más en la infancia. Las caricias son alimento para los niños y el vínculo emocional con los padres resulta fundamental para su desarrollo. Además, los abrazos y las caricias resultan relajantes y nos hacen sentir queridos y cuidados. Así que ¡no desaproveches la ocasión de abrazar a tu peque y decirle cuánto le quieres! Aunque sea un bebé, te entenderá.

 

Crea un vínculo fuerte y sano con tu bebé que favorezca su desarrollo y vuestra unión con el Seminario Online “El desarrollo del vínculo afectivo”

 

Jugamos muy poco con nuestras hijas e hijos. Es una de las cosas de las que más nos podemos arrepentir cuando crezcan. Los niños y las niñas descubren el mundo que les rodea jugando, y también así se desarrollan y alcanzan nuevos hitos. Es la manera que tienen de aprender y relacionarse con el entorno… y con nosotros. Interactuar más con ellos también implica jugar más en familia. Jugar es la actividad favorita de los más peques de la casa, ¡y están deseando compartirla!

A los peques también les encanta escuchar música y bailar. Ambas actividades son geniales para su desarrollo y bienestar. No en vano, la musicoterapia tiene importantes beneficios físicos y psicológicos. Para relajar a un peque, ¡nada mejor que un poco de música relajante!

 

¿Cuánto tiempo tarda en cerrarse la cabeza de un bebé?

 

Disfrutar de los beneficios del aire libre más a menudo, es especialmente importante para el desarrollo y el bienestar de la gente menuda criada en la ciudad. Los ambientes cerrados son deprimentes y propician el contagio de gérmenes. La actividad física al aire libre es sana para su cuerpo y para su mente. ¡Y el contacto con otros niños es un factor clave para su estabilidad emocional!

También nos reímos muy poco… ¡Y la risa cura todos los males! Las personas optimistas y con una predisposición anímica positiva, tienden a superar mejor las enfermedades. Nada mejor que crecer entre sonrisas y risas para sentirse querido y arropado.

 

 

Evitar las carreras a primera hora de la mañana, no discutir delante de los pequeños, tirarnos al suelo para jugar con ellos de vez en cuando y leerles cuentos antes de acostarnos son factores que podemos tener en cuenta para mantener un correcto equilibrio emocional que nos haga ser una familia sana psicológica y físicamente. 

Si quieres más información o necesitas asesoramiento, en la Tribu CSC puedes consultar con nuestro equipo de expertos en salud materno-infantil y crianza respetuosa. 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "La estabilidad emocional: Un factor clave de prevención contra los resfriados en bebés"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 mes de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube