Cómo preparar a los niños que se tienen que hacer una PCR

Debemos explicarles de forma sencilla en qué consiste y ayudarles a gestionar el temor que suele aparecer en estas ocasiones

La prueba más extendida para la detección de la Covid-19 siguen siendo las PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa, en inglés). No es una prueba dolorosa pero sí molesta. Es lógico sentir cierta incertidumbre. En este post os damos algunos consejos sobre cómo preparar a los niños para una PCR.

Las pruebas de detección

Actualmente existen distintas modalidades de tests para la detección del coronavirus pero las PCR son las más fiables (aunque los resultados pueden retrasarse entre 24 y 48 horas). En el caso de los niños, el test de antígeno también es “muy fiable”, subraya Gloria Colli, pediatra de Criar Con Sentido Común, quien, sin embargo, señala un inconveniente: esa fiabilidad disminuye después de los primeros cinco días de la infección.

De ahí que se opte por la PCR en los casos que sea necesario. Aunque, por otra parte, se ha visto que estas pruebas no son tan eficaces en los menores como en los adultos, ya que los niños se contagian hasta ocho veces más de lo que indican los resultados.

 

 

La investigación con respecto al coronavirus, tanto vacunas como en fórmulas para detectarlo o tratamientos, está siendo muy intensa y rápida gracias a los recursos que prácticamente en todo el mundo se han destinado a ello. En los últimos meses han aparecido otras alternativas de detección como las PCR de saliva o incluso tests en forma de piruleta (puesto a prueba en Viena y que se usa en algunos colegios de Alemania).

En el primer caso (PCR de saliva), existe un estudio de varios hospitales españoles que avala su eficacia. Sin embargo, “la realización del test no es tan sencilla como puede parecer, porque implica recoger cierta cantidad de saliva y no siempre será posible conseguir la muestra en niños”, indica Gloria Colli, y en la mayoría de centros sanitarios no se está usando. 

Sinceridad ante todo

Si queremos que confíen en nosotras, lo primero que hay que hacer es decirles la verdad. Les podemos explicar cómo será la prueba de una forma sencilla y que entiendan. No hay que decirles que les va a doler ni que no. Ese es un factor que no controlamos. El dolor es un signo vital muy subjetivo. Lo que me duele a mí no tiene por qué dolerte a ti. Pero sí les podemos explicar que, aunque es algo incómodo (porque hay que tomar pruebas nasofaringeas), el objetivo es descartar que tengan coronavirus (o “bichito” o como queramos llamarle).

 

 

Nuestro primer impulso será tratar de evitar que tengan miedo, pero es mejor que sepan a qué se van a enfrentar porque el miedo lo tendrán en cualquier caso. “Es mejor que sientan ese miedo a que luego pierdan la confianza en nosotras porque siempre irán asustados a cualquier prueba médica porque no confiarán en nuestra palabra”, explica Silvia Guijarro, maestra y experta en Disciplina Positiva de CSC. De hecho, el consejo de esta profesional es validar esa emoción pero sin dramatizar.

A mi hija mayor le hicieron un test de antígenos en las urgencias de nuestro hospital antes de intervenirle por un corte en la barbilla. A ambas nos cogió de sorpresa porque afortunadamente no solemos ir mucho al hospital. La profesional sanitaria fue comprensiva y muy amable. Yo estuve en todo momento con ella, explicándole que era normal sentir miedo y que yo también lo tenía. Le introdujeron una escobilla en cada una de las fosas nasales. No lloró hasta que, tras ver su cara compungida, le dije: “Llora si así te sientes mejor”.

El juego como vía para preparar a los niños para un PCR

El juego forma parte de la vida de los niños y es, además de muy divertido, una actividad principal para el aprendizaje. En el caso del juego simbólico los niños y niñas aprenden adoptando roles y reproduciendo situaciones de la vida real. Eso les ayuda a entender el mundo y a decodificarlo. Gracias a ello adquieren experiencia práctica, desarrollan empatía y les ayuda en el desarrollo del lenguaje y las habilidades sociales.

 

 

 

Jugar a que tienes que ir al médico y que te van a hacer una prueba PCR puede ser, por tanto, una buena forma para prepararles para lo que viene. “Podemos ensayar con ellos la prueba que van a hacer”, explica Guijarro. De este modo, ganarán en confianza y comprenderán qué va a ocurrir cuando se les someta a ese test. Y cuando juguemos con ellos, debemos explicarles que tienen que estar quietos cuando les hagan la prueba para evitar que se hagan daño. Así, mientras les van a tomar la muestra, podremos recordarles que tienen que hacer “como hicimos en casa”.

Y, aunque ya estamos casi acostumbrados a la mascarilla, también es conveniente prevenirles de cómo irán vestidos los sanitarios (EPIs) para que no se asusten. Les podemos adelantar que será como si un astronauta está tomando muestras en una nave espacial.

Los niños tienen derecho a estar acompañados

Nuestros hijos tienen derecho a estar acompañados cuando se les hacer una prueba médica, salvo que haya un perjuicio para la asistencia o para el menor. Es cierto que existe cierta “ambigüedad” legal, tal y como explica Ana Pacheco, abogada de la Tribu CSC. Está recogido en la Carta Europa de los Niños Hospitalizados, donde se puede leer que un niño:

Tiene derecho a estar acompañado de sus padres o de la persona que lo sustituya el mayor tiempo posible durante la permanencia en el hospital, sin obstaculizar la aplicación de los tratamientos necesarios para el niño”. 

 

 

Pero, ¿solo niños hospitalizados?. “Es un documento europeo pero ¿es vinculante para España?”, se pregunta nuestra abogada, aunque señala que la Constitución Española, en el artículo 39, recoge que:

“Los poderes públicos han de asegurar la protección de la familia y la protección integral de los hijos, que gozarán de la protección prevista en los acuerdos internacionales para velar por sus derechos“.

 

 

Las leyes autonómicas sí han dado un paso más y tanto Valencia como Castilla La Mancha, por ejemplo, recogen ese derecho a la presencia de los padres “salvo que perjudique u obstaculice su asistencia sanitaria”.

Así que, otro de los aspectos para preparar a los niños para una PCR, es asegurarnos de que estaremos con ellos. “Lo ideal es encontrar un profesional respetuoso con los derechos de los niños, pero nosotros, como padres, tenemos que garantizar que se cumplen y respetan los derechos de nuestros hijos, apunta Silvia Guijarro.

Lo que debemos evitar

Igual que podemos ayudar con nuestras acciones a preparar a los niños para una PCR, también podemos conseguir el efecto contrario si cometemos ciertos errores. Por ejemplo, debemos evitar cualquier chantaje o amenazas si no se comportan correctamente (o como nosotras pensamos que deberían hacerlo) en el momento de la prueba. “Hay que acompañarles antes y durante el proceso sin juzgarles ni criticarles; sin reñirles porque su forma de actuar no es más que una forma de expresar sus sentimientos y necesidades”, indica nuestra experta en Disciplina Positiva. 

 

Ayuda a tus hijos a conocer y regular sus emociones para formar una sana autoestima y relacionarse adecuadamente con su entorno con nuestro Seminario Online “Regulación Emocional”

 

Los niños pequeños no tienen todas las herramientas para gestionar sus emociones, ni positivas ni negativas; así que es posible que su reacción sea de negativa, lloren o se resistan. “Y nosotros debemos acompañarles para validar todo lo que sienten”.

También deberíamos evitar las compensaciones tipo “si te portas bien, te compro un helado” o algo así. Es lógico querer reconfortarlos pero no a cambio de algo. Podemos proponerles un plan especial pero sin condiciones; haya pasado lo que haya pasado en el momento de la prueba. “Después de la prueba PCR, iremos un ratito a ese parque que te gusta”. “Y conexión, conexión y conexión”, finaliza Silvia Guijarro. Con ella y con el resto de expertas y expertos de Criar Con Sentido Común podéis contactar para consultar online si formáis parte de la Tribu CSC.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Crianza Respetuosa?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Crianza Respetuosa y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Cómo preparar a los niños que se tienen que hacer una PCR"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 mes de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube