El color de la caca de tu bebé no importa

Solo son síntoma de alarma las heces completamente blancas, negras brillantes o con sangre

Describir el color y la consistencia de las caquitas del bebé es una de las primeras habilidades que adquieren mamás y papás recientes y cualquier cosa que se aparte de lo que se considera el estándar de unas heces saludables genera gran preocupación. Las cacas verdes suelen ser las más preocupantes pero ¿de verdad suponen algún peligro? ¿Qué significa el color de las deposiciones? ¿Cómo es la caca de un bebé?

¿Qué significa el color de la caca de mi bebé?

El color de las deposiciones depende de pigmentos que se producen en el hígado y que luego se van a ir modificando dependiendo del tiempo de tránsito intestinal y de la composición de las bacterias intestinales que van a metabolizar los distintos componentes de las heces.

Los bebés amamantados pueden tener un tránsito intestinal muy rápido y hacer deposiciones cada vez que comen. Gracias al reflejo gastrocólico, cuando empiezan a comer y comienza a entrar el alimento en el estómago, el intestino se pone en movimiento y pronto se produce la deposición.

 

 

Por eso es frecuente que el bebé haga caca justo después de comer o incluso durante la toma. Cuando las deposiciones son tan frecuentes las heces apenas tienen tiempo de ser procesadas por las bacterias intestinales y normalmente tienen un color amarillento como con grumitos y son prácticamente líquidas.

¿Cuándo cambia el color de la caca del bebé?

Si el tránsito no es tan rápido y el bebé hace deposiciones cada dos o tres días, lo cual también es perfectamente normal, las caquitas suelen ser más verdosas o de color marrón clarito, pero esto no es una norma.

De hecho, podemos encontrarnos deposiciones de color y consistencia muy variable en bebés que solo toman leche materna (siendo normal que el tránsito intestinal sea más lento cuando comienzan la alimentación complementaria. En este post te explicamos cómo es la caca del bebé cuándo empieza a comer).

 

 

A veces se interpreta como que existe una alteración en la composición de la leche, pero esto es muy difícil de relacionar, ya que efectivamente la composición de la leche va variando durante la toma y a lo largo del día y durante las distintas edades del bebé.

Por tanto, sería prácticamente imposible saber en cada momento la composición de la misma y relacionarlo con el color y consistencia de la caca. En todo caso, cualquier color de las heces de un bebé lactante es normal.

¿Cuándo preocuparse del color de la caca de un bebé?

Solo debería llamarnos la atención unas deposiciones blancas como el papel ya que puede significar que no contiene ningún pigmento, pero esto es una situación excepcional. Lo más habitual cuando nos encontramos con unas cacas claras es que tengan un color blanquecino pero sin llegar a ser completamente blancas.

Deposiciones con sangre también deben ser motivo de consulta ya que podría indicar que existe una infección o una alergia alimentaria, pero también se puede presentar ocasionalmente de forma aislada y no representa ningún problema.

 

Infórmate sobre los alimentos que más alergia suelen provocar, cuáles son las alergias más habituales, cómo detectar sus síntomas y qué niños tienen más riesgo de padecerlas en el Seminario Online «Cómo detectar una alergia alimentaria»

 

Las deposiciones negras como el meconio, pasado ya los primeros dos o tres días de vida en los que es normal encontrarlo en el pañal, también debería alertarnos de que puede haber algún problema, pero también es una situación extremadamente rara, ya que podemos encontrarnos deposiciones muy oscuras pero raramente del color negro azabache del meconio.  

Quitando estas situaciones excepcionales en las que las heces son completamente blancas o negras brillantes o contienen sangre, la caca del bebé suele ser marrón, verde, amarilla o naranja

Un estudio que evaluó 243 muestras de heces de bebés lactantes encontró que el 63% de las deposiciones eran de color amarillo y un 32% verdes. Sí, las tan temidas cacas verdes pueden suponer hasta un tercio de las deposiciones de un bebé normalUn pequeño porcentaje puede ser de color marrón o naranja, pero también se consideran completamente normales. 

 

 

¿Cómo cambian las deposiciones de un bebé?

La consistencia de las cacas también puede ser motivo de alarma, si no estamos familiarizados con las deposiciones de un bebé. Lo que en un adulto o un niño mayor se podría considerar diarrea, por la consistencia líquida o semilíquida, en un bebé es la norma.

Incluso puede tener una consistencia mucosa, sin que esto suponga un problema. De hecho, el 54% de las deposiciones de los bebés amamantados son de consistencia mucosa y el 44% son completamente líquidas. Menos del 2% de las cacas serán pastosas. 

Además, es normal que esas cacas líquidas tengan grumitos que pueden tener incluso el aspecto de granos o semillas. Tener presente que las deposiciones verdes o con moco son normales en un bebé amamantado nos puede ahorrar muchas preocupaciones.

 

Aprende a detectar cuándo una enfermedad empieza a ser grave, qué síntomas sirven de alerta en un bebé y cómo actuar cuando tu peque está enfermo/a con nuestro Seminario Online «¿Cuándo ir a urgencias?»

 

Incluso nos va a evitar muchas intervenciones innecesarias en la dieta materna, sobre todo en niños con reflujo o con cólicos del lactante, ya que unas cacas verdes o con moco no tienen porqué ser síntoma de alergia a proteínas de leche de vaca ni a ningún otro alergeno y no debería ser motivo para restringir los lácteos ni otros alimentos en la dieta de la madre lactante. 

De hecho, las cacas del bebé son habitualmente de consistencia mucosa o líquida y hasta en un tercio de las ocasiones son de color verde, sin que esto suponga ningún problema de salud ni requiera hacer ninguna intervención.

Si tienes dudas más específicas sobre este tema, o cualquier otro relacionado con la salud o la crianza de tu bebé, te esperamos en la Tribu CSC, donde puedes consultar online a cualquiera de los especialistas de Criar con Sentido Común además de poder realizar, de forma gratuita, todos los más de 120 Cursos Online de CSC.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "El color de la caca de tu bebé no importa"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube