10 Claves para educar en positivo

Educar en positivo es saber poner límites de forma respetuosa y saber acompañar empáticamente el desarrollo de nuestros peques

Educar en positivo significa procurar buscar un sí en lugar de un no. Preparar alternativas para que nuestros hijos e hijas puedan elegir y no todo les sea impuesto. Escuchar, empatizar y todo, siempre, con paciencia y cariño.

Es un tema complejo, que requiere empaparse no tanto de conocimientos sino de emociones y encontrar la fórmula que mejor nos funcione con nuestros hijos e hijas. Hay 10 puntos clave que nos pueden servir para comenzar a plantearnos una crianza y educación respetuosa de nuestra prole, y que nos ayudarán mucho en nuestro día a día en familia.

10 Claves para educar en positivo

Educar y criar, cuántas dudas. La ma/paternidad es un gran océano de dudas y aunque es cierto que el instinto juega un papel muy importante, no siempre es fácil estar seguros o seguras de si lo estamos haciendo bien.

 

Descubre cómo educar con respeto mediante la disciplina positiva en nuestro Curso Online «Educación Respetuosa y Disciplina Positiva»

 

Partiendo de la base de que todos y todas queremos lo mejor para nuestros hijos e hijas, siempre vamos a actuar como creemos que debemos, pero eso no quita para que queramos mejorar, cambiar actitudes que quizá no están funcionando como debieran y al final, crecer junto a nuestros hijos e hijas.

Escuchar prestando atención consciente

La escucha activa debe ser una de las bases pero ya no solo en la relación con nuestros hijos e hijas, también en general, en cualquier relación social que mantengamos. Si bien es cierto que es especialmente importante con los peques, pues es imprescindible averiguar cuáles son sus inquietudes, deseos o miedos para poder acompañarles en su desarrollo. También sus ideas, para sentirse valorados, sus gustos y sobre todo, sus necesidades. Escuchar es, sin duda, la base de una comunicación sana.

 

Los cuatro motivos que se ocultan tras el mal comportamiento infantil y cómo subsanarlos con la Tabla de metas equivocada de la Disciplina Positiva

 

Aprender a empatizar para poder educar en positivo

Ponerse en lugar de la otra persona es un sentimiento necesario, que nos ayuda a entender a los demás. Podemos sentir el dolor de un amigo o amiga cuando acaba de romper con su pareja, ha perdido a un ser querido o se queda sin trabajo. Y no solo empatizamos en los momentos tristes, también somos capaces de sentir como nuestras las alegrías y triunfos de las personas a las que queremos e incluso, de desconocidos y desconocidas.

 

 

Empatizar con nuestros hijos e hijas es fundamental. Muchas veces quizá hayamos escuchado expresiones como «llora para chantajearte», «este niño/a es un exagerado/a» o «no llores que no ha sido para tanto», olvidando que lo que para nosotros y nosotras puede parecer nimio, para nuestros peques es un sentimiento que puede incluso, llegar a abrumarles.

No quitar importancia a sus sentimientos les ayudará a crecer seguros, con sentimientos sanos y con confianza en sí mismos y en sí mismas. Además, de esta forma también les ayudamos a desarrollar a ellos y ellas la capacidad de la empatía, ¡con la que los seres humanos no venimos de serie!

Expresar y transmitir en positivo

¿Sabías que los niños y las niñas oyen una media de 400 noes al día? Así dichos todos a la vez, parece desmesurado, ¿verdad? Ojo, que esto no quiere decir que debamos educar sin límites, lo cual sería contraproducente, significa que podemos cambiar los noes por «porqués».

 

Ayuda a tus hijos/as a interiorizar las normas y rutinas necesarias, y a establecer límites sin gritos ni castigos con el Curso Online «Límites con respeto»

 

Un ejemplo nos hará verlo más claro: en lugar de decir «no te subas ahí, que te vas a caer», podemos sustituirlo simplemente por permanecer cerca para prestarles ayuda en caso de que la necesiten. En vez de «no toques eso», podemos sustituirlo por «esto es peligroso porque puede hacerte daño, mejor lo guardamos». Y en sustitución de «no grites», podemos emplear un «si hablas más bajo te oigo mejor».

Parecen cambios insignificantes pero lo cierto es que el lenguaje es tan importante, que un mismo mensaje puede cambiar sustancialmente nuestra reacción según el tono o las palabras que utilicemos. ¡Seguro que alguna vez os ha ocurrido! Si buscamos una reacción positiva, transmitamos en positivo.

Comunicarnos de forma asertiva con nuestros peques

La comunicación es la base de cualquier relación, ninguno de nosotros ni nosotras somos adivinos, por lo que si queremos algo de alguien, debemos decírselo y no esperar a que la otra persona consiga saber qué esperamos de él o de ella por obra de la adivinación. Con los niños y las niñas ocurre exactamente lo mismo.

 

¿A quién quieres más: a mamá o a papá?

 

Será mucho más fácil para nuestros hijos o hijas actuar de una u otra forma si saben lo que esperamos de ellos y ellas. Comunicarnos con nuestros hijos enriquecerá nuestra relación y nos ayudará a entender mejor a nuestros peques.

Sentimientos y cariño, dos pilares para educar en positivo

Los sentimientos deben expresarse sin miedo y así debemos explicárselo a nuestros peques. La disciplina positiva apuesta por no utilizar nunca frases como «venga, no llores que no ha sido nada», porque para los niños y las niñas es fundamental que sus sentimientos sean tomados en cuenta y valorados.

Lo ideal es acompañarles de forma empática, haciéndoles saber que si nos necesitan estamos ahí para escucharles y acompañar con cariño sus pequeñas o grandes frustraciones, miedos, tristezas…

 

¡La OMS pide más abrazos para los niños!

 

Dejarles decidir entre un abanico de opciones válidas

Dar pequeñas parcelas de decisiones a nuestros peques les hará crecer con autonomía y autoestima. Obviamente, esto debe tener unos límites. No vamos a dejar que nuestro hijo o hija vaya a la calle en tirantes en pleno invierno, pero sí podemos dejar que elija si prefiere jersey o sudadera, botas o deportivas. Hay numerosos aspectos del día a día que podemos dejar que ellos y ellas elijan y esto, como decíamos, es un pilar fundamental para su desarrollo.

Sí es cierto que en este ejemplo anterior que hay familias que permiten que sus peques salgan en invierno desabrigados y confían en que la sensación de frío les llevará a pedir ropa de abrigo en cuanto pasen unos minutos, depende un poco del nivel de estrés que le genere a los adultos la situación.

Límites sí, pero con respeto

Hay un pensamiento erróneo pero muy extendido que dice que educar en positivo significa criar hijos/as sin límites y esto es algo totalmente falso. Pero como en todo, hay formas y formas de hacer las cosas. Carlos González, prestigioso pediatra que forma parte de nuestra Tribu CSC, comenta:

Muchos padres creen que los niños pequeños están en desafío constante pero no, ¡los niños están deseando obedecer! Lo que pasa es que los padres pretenden cosas absurdas como la obediencia y la memoria absolutas. Si los niños se acordasen de las cosas a la primera, ¡ser maestro de cole estaría chupado! Si dices a tu hijo que apague la tele para cenar es normal que se frustre. ¿Qué esperas? ¿Que te conteste «oh mamá, muchas gracias por recordarme de la importancia de la nutrición?»

 

 

Dentro de la educación podríamos distinguir entre cuatro formas de enfocar los límites: la permisividad, el autoritarismo, la ambivalencia y la sana autoridad o enfoque democrático. La disciplina positiva apuesta por esta última, donde el niño o la niña reconoce que existe una figura de liderazgo que trabaja codo a codo con ellos y ellas y que les acompaña en su camino con empatía y cariño.

Alentar en lugar de alabar

Entre alentar y alabar hay una diferencia que puede parecer sutil pero realmente, es decisiva. Cuando alentamos, estamos poniendo en valor el esfuerzo, el tiempo dedicado y lo aprendido y no únicamente, el éxito final. Si nos centramos precisamente en alentar estaremos fortaleciendo la autoestima y premiando el esfuerzo, independientemente del resultado final. Además, la alabanza pone el foco de atención en la aprobación externa, mientras que el aliento está íntimamente relacionado con la confianza en la capacidad de nuestros hijos e hijas para desenvolverse en la vida.

 

 

En la vida adulta no todo lo que emprendemos tiene un resultado positivo o tal y como esperamos y ante eso, podemos decidir seguir intentándolo y aprender de los errores para mejorar, o frustrarnos y dejar que nuestras equivocaciones nos hundan. Pues bien, educar en uno u otro sentido empieza desde pequeñitos, dar esa herramienta a nuestros peques es algo que tendrá trayectoria en toda su vida.

Aprender junto a ellos

Y por último pero no menos importante, aprendamos que no somos perfectas ni perfectos. La crianza es un aprendizaje constante, no debemos pensar que somos malas madres o padres por no haber hecho las cosas de una u otra forma, solo el hecho de estar leyendo estas líneas ya denota que quieres hacer las cosas mejor, así que no te fustigues; eres el mejor padre o madre para tus peques pero siempre se puede mejorar, y en ese camino tenemos a nuestros peques, que son, a la vez, alumnos y maestros.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Educación infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Educación infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "10 Claves para educar en positivo"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube