Al psicólogo por llevar falda al instituto

Un joven de Bilbao convierte en viral un movimiento en el que chicos con falda acuden a los institutos para protestar contra los roles de género

Si pensamos en prendas o complementos de ropa, automáticamente, algunas de ellas, nos hacen identificarlas con un género u otro. Especialmente, los que asociamos con el género femenino: medias o leotardos, diademas o complementos del pelo, tacones o cuñas, volantes y por supuesto, faldas. Pero, si nos paramos a pensar ¿esto tiene algún sentido más allá de que sea una norma social impuesta? ¿Nos guían los estereotipos? ¿Nos tiranizan los roles de género?

El movimiento viral de los chicos con falda

¿No es la falda un trozo de tela más como lo son unos pantalones, una camiseta o un abrigo? ¿Qué lógica tiene hoy en día, que una prenda de vestir sea de uso exclusivo para un género u otro?

Esto, de hecho, fue lo que debió pensar un joven de Bilbao, Mikel, que el pasado 27 de Octubre decidió acudir a clase con falda “porque sí, porque le apetecía” sin más, y terminó hablando con el psicólogo del centro por petición de su profesor.

“Solo me dijeron que me quitara la falda a mí, no a las tías”, comenta Mikel en su cuenta de TikTok donde explicó todo lo sucedido. Algunas de sus compañeras habían llevado falda también ese día como apoyo a Mikel.

Una vez en el psicólogo, este le preguntó si se “sentía tía”. Parece increíble que esa pregunta provenga de un profesional. “No ‘me pongo’ en ningún género”, alude Mikel, “pero si tengo que definirme, soy hombre”.

@mikelgmz

No me daba tiempo a contarlo todo☠️#parati

♬ original sound – Mikel Gómez

El vídeo de Mikel en la famosa red social se hizo viral y llegó hasta Miguel, otro joven de Madrid, que decidió no solo publicar el caso de Mikel, sino que inició una petición para que el día 4 de Noviembre, todos y todas acudieran al instituto con falda, sin importar su género. Y la petición de hizo viral.

Y consiguió movilizar y llenar las redes de jóvenes que decidieron unirse a la reivindicación y dejar testigo de ello en las redes sociales, que ese día se llenaron de fotos y vídeos de chicos con faldas. Se unieron también profesores y profesoras. Consiguieron movilizar no solo a las redes, sino a numerosos medios de comunicación de España que se hicieron eco de la noticia.

La mayoría de las respuestas fueron positivas y entendieron que la iniciativa no era más que una reivindicación contra los roles de género, la homofobia y el sexismo. En definitiva, fue una llamada a la libertad, para que todos y todas puedan vestir como sientan que deben hacerlo, sin miedo a ser rechazados o señalados y sin miedo a sentir bullying o acoso.

La noticia que no debería ser noticia

Sin lugar a dudas, este tipo de movimientos son una gran lección por parte de nuestros jóvenes. Ellos y ellas, que muchas veces creemos que viven ajenos a la realidad social de su tiempo y que únicamente piensan en ocio y diversión, demuestran que también se preocupan no solo por su propio bienestar, sino que tienen muy claro qué actos son injustos y saben apoyarse para reivindicar lo que consideran justo.

A título individual, sin duda, es nuestro deber aplaudir este tipo de acciones y darle el valor que tienen, que es mucho, pues ellos y ellas son el futuro más próximo y es básico que entiendan qué significa trabajar unidos y unidas contra el machismo, la homofobia y los estereotipos de género. Pero como sociedad, quizá merezcamos un tirón de orejas.

Es nuestra responsabilidad criar a nuestros hijos e hijas para la libertad de ser uno o una misma porque quizá creamos que hay cosas que ya hemos superado, pero lo cierto es que no es así. Diría que estamos en un camino intermedio. Podemos reivindicar este tipo de acciones y hacernos eco de ellas en nuestras redes, nuestro día a día, mostrar nuestro apoyo…

 

Al psicólogo por llevar falda al instituto

 

Pero la libertad llegará cuando un chico vaya con falda al colegio y no sea noticia y a nadie le extrañe. Pero sí, sin duda estamos en un buen camino cuando otros jóvenes, a lo largo del país, en lugar de intentar ridiculizar o mirar para otro lado, se unen a la causa y muestran su apoyo. Debemos sentirnos orgullosos y orgullosas.

¿Cosas de chicas?

¿Son las faldas cosas de chicas? ¿Los tacones? ¿Pintarse las uñas? Obviamente, no. A mi hijo de 9 años le encanta pintarse las uñas de colores, pero aún no ha llegado el momento en el que se atreva a hacerlo para ir a clase, por miedo a los comentarios de algunos compañeros o compañeras que aún siendo minoría, pueden hacer daño con sus mofas, así que es algo que solo hace en verano, por ahora. ¿No sería fantástico que en las escuelas, los institutos, volviendo al ejemplo de Mikel y Miguel, educaran en el respeto?

Mark Bryan

Mark Bryan es un hombre de 61 años, casado y con tres hijos, al que le encanta llevar faldas y tacones. Vive en EEUU y es ingeniero robótico. Cada día, desafía los roles de género.

Me visto así porque puedo. Por ser diferente. Siempre he admirado a las mujeres con faldas ajustadas y tacones. No sexualmente, sino por lo poderosas que parecen. No me visto para ser sexy, sino como una mujer profesional. Para mí, la ropa no tiene género. Prefiero faldas a vestidos, porque con estos no puedo mezclar. Me gusta “masculino” de cintura para arriba y sin género hacia abajo. Se trata de que la ropa no tenga género.

Gucci y su vestido para hombres

Esta colección Otoño – Invierno, Gucci acaba de lanzar un vestido para hombres con el que quiere romper estereotipos. Concretamente, afirmaron que “el objetivo es intentar combatir los estereotipos tóxicos que moldean la identidad de género masculina”.

 

Dylan Sprouse y su vestido rosa

El joven actor de 28 años decidió aparecer en sus redes sociales con un precioso vestido rosa. Con esta foto, promocionaba el cortometraje “Daddy” de Christian Copola, y rompía estereotipos.

 

 

Lo cierto es, de hecho, que en occidente es donde más se ha sexualizado el uso de la falda, atribuyéndolo al rol femenino únicamente; pero otros puntos del planeta, como en Escocia, el uso de la falda está normalizado. En Asia, millones de hombres la usan, y a nadie le extraña.

En Occidente, hace tiempo que los diseñadores trabajan por romper este estereotipo. Por ejemplo, H&M lanzó en 2018 una falda-pareo cruzada masculina. Jean Paul Gautier, Francis Montesinos o Vivienne Westwood también han apostado por la falda para modelos masculinos. Palomo Spain, diseñador español que apuesta por el género fluido, afirma que “el género está sobrevalorado”.

 

 

Hay una frase muy famosa que dice que sin revolución, no hay cambio. Muy probablemente, las primeras mujeres que vistieron pantalones. Allá por siglo XIX, con Luisa Capetillo como ejemplo (la cual, por cierto, fue encarcelada por utilizar pantalones como una forma de de protesta contra los prejuicios sociales), también fueron mal miradas, señaladas y acusadas de “ser esto o lo otro”.

Hoy en día, en cambio, ninguna mujer es noticia por salir de casa con pantalones. Ojalá pronto ningún hombre lo sea tampoco por utilizar falda, ni ningún chico sea enviado al psicólogo de su centro educativo. Lo dicho, vamos por buen camino, pero aún nos queda seguir trabajando. Tenemos un gran ejemplo en nuestro jóvenes, que muchas veces, tienen más que enseñarnos de lo que creemos.

 

¿Te interesa todo lo relacionado con Educación infantil?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Educación infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

3 comentarios en "Al psicólogo por llevar falda al instituto"

  1. Anda que Gucci no podía haber diseñado un vestido más bonito. Para estos valientes un 20 sobre 10, mi enhorabuena

  2. Lindo tema poder salir como cada uno siente

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube