Alfredo Corell, inmunólogo: “La suspensión de la vacunación con AstraZeneca en España va más allá de las precauciones habituales y probablemente responde a la alta presión social”

El catedrático y profesor de la Universidad de Valladolid cree que existen razones políticas y económicas detrás de la suspensión de esta vacuna

Varios países europeos, entre ellos España, han decidido suspender por ahora la vacunación con AstraZeneca tras la aparición de varios casos de trombosis en personas vacunadas con este fármaco. Pero hoy entrevistamos al inmunólogo y catedrático de la Universidad de Valladolid, Alfredo Corell, uno de los expertos más reconocidos de España, para conocer algo más sobre esta vacuna, los casos de trombosis y los controles que se ejercen en este tipo de medicamentos.

P: ¿Es segura la vacuna de AstraZeneca?

R: Todas las vacunas que se han puesto en circulación hasta el momento, y que han sido aprobadas por la Agencia Europea del Medicamento, han pasado los filtros mínimos necesarios, tanto de seguridad del producto como de eficacia. Esto no es baladí y, aunque se haya realizado en tiempo récord, se ha probado en muchísimos más participantes que en ocasiones anteriores.

Todas las vacunas que se han puesto en circulación hasta el momento tienen la seguridad mínima suficiente para ser usadas en la población

Por tanto, si la Agencia Americana del Medicamento y la Europea han aprobado el uso de estos productos (sea Pfizer, AstraZeneca, Johnson&Johnson…) significa que tienen la seguridad mínima suficiente para ser usadas en la población.

P: La Agencia Europea del Medicamento está analizando la relación entre esa vacuna y los casos de trombosis en varias personas a las que se les ha administrado, aunque en principio esta agencia afirma que no hay relación causal: ¿Es lo habitual? ¿Cómo funciona la farmacovigilancia?

R: La Agencia Europea del Medicamento tiene una comisión de farmacovigilancia que hace el seguimiento de todos los medicamentos aprobados por ella. Y, de hecho, lo que está sucediendo en esta situación es una ultra o hipervigilancia: se están aplicando una medidas mucho más exigentes que en situaciones normales. Así que, en este sentido, no es lo habitual.

Lo que está sucediendo en esta situación es una ultravigilancia: se están aplicando medidas mucho más exigentes que en situaciones normales. No es lo habitual

Estamos estudiando los casos unipersonales de una manera tan al detalle que están saltando estas alarmas. La farmacovigilancia es el seguimiento de los efectos adversos comunicados tras el uso consecutivo de un fármaco y, claro, hay que estudiar si esos efectos se producen a consecuencia de la toma del fármaco o no. Los controles se prolongan durante años y en los primeros momentos son mucho más estrictos.

P: La propia empresa afirma en un comunicado que no hay evidencia de esta relación: ¿Por qué hay tanta desconfianza?

R: Yo creo que es como cuando a una persona se le imputa o se le denuncia por algo y hay un juicio popular. Hay tantos datos en prensa relativos a esta situación tan grave para la salud que vivimos con la Covid-19, que se está haciendo un juicio sumarísimo a esta empresa farmaceútica, bajo mi criterio, sin razón. Y, sin ninguna duda, a ello están colaborando motivos geopolíticos. No olvidemos que es un empresa donde hay una fuerte participación británica y Gran Bretaña se acaba de escindir de la Unión Europea por el Brexit.

Se está haciendo un juicio sumarísimo a esta empresa farmaceútica, bajo mi criterio, sin razón. Y, sin ninguna duda, a ello están colaborando motivos geopolíticos

Esto ha cambiado clarisimamente los equilibrios políticos en nuestra zona. De hecho, esta compañía se había comprometido a la entrega de un número de dosis que no ha podido cumplir y no acabamos de saber las causas. Es decir, los conflictos con esta empresa, en mi opinión, van mucho más allá del posible efecto en la salud. Tienen carga política y económica, sin duda.

Los conflictos con esta empresa, en mi opinión, van mucho más allá del posible efecto en la salud. Tienen carga política y económica, sin duda

P: ¿Comparte la decisión de distintos países, entre ellos España, de suspender la vacunación de AstraZeneca?

R: La suspensión de la vacunación con AstraZeneca, en la que ahora ya se ha incluido España, va más allá de las precauciones habituales y probablemente responde a la alta presión social que hay vigilando milimétricamente estas vacunas.

La suspensión de la vacunación con AstraZeneca va más allá de las precauciones habituales y probablemente responde a la alta presión social

Por ejemplo, se ha determinado (por lo que se puede leer en la prensa, porque datos científicos no hay) que se han producido aproximadamente 40 casos de trombosis (entre las venosas y las pulmonares) entre 17 millones de vacunados en la Unión Europea y Reino Unido.

Los casos de trombosis se han dado en una proporción bajísima, incluso más baja si la comparamos con la incidencia de este tipo de eventos en la población sin vacunar. Así que de momento entraría entre los efectos adversos muy raros

Esto es una proporción bajísima, incluso más baja si la comparamos con la incidencia de este tipo de eventos en la población normal, sin vacunar. Así que de momento la incidencia es muy baja y entraría entre los efectos adversos muy raros.

P: ¿Y entonces no se genera más confusión con esta suspensión?

R: Por supuesto que hay confusión en España y en todo el mundo. Se están introduciendo variables como los medios de comunicación, problemas económicos y políticos, etc. Y se entiende que la población esté confusa cuando, además, hace dos días desde la Agencia Europea del Medicamento se indicó que no se suspendiera la vacunación con AstraZeneca. La propia Agencia Española del Medicamento así lo ha constatado y hoy (por el lunes 15 de marzo), el (comité) Interterritorial ha decidido suspenderla. Todo esto, disparado porque la han suspendido Alemania y Francia y probablemente Italia por dos posibles casos en países nórdicos.

Hay confusión porque se están introduciendo variables como los medios de comunicación, problemas económicos y políticos, etc.

 

Todos estos casos sospechosos responden a unas trombosis asociadas a un problema de plaquetas y a trombos en vasos grandes y pequeños, lo cual es muy atípico. Pero, insisto, no se ha demostrado todavía que sean consecuencia de la administración de la vacuna. La Agencia Europea del Medicamento tendrá el jueves (18 de marzo) una audiencia con AstraZeneca para profundizar en esta situación.

Estos casos de trombosis son muy atípicos, pero no se ha demostrado todavía que sean consecuencia de la administración de la vacuna

P: Parece que la vacuna de Pfizer y la de Módena tienen mejor fama que la de AstraZeneca…

R: Efectivamente, la vacuna de Pfizer y la de Moderna tienen en este momento mejor fama. Todo el mundo se ha olvidado ya de las parálisis faciales que producía Pfizer; el brazo vacunal en el caso de la de Moderna; la urticaria en ambas; o las reacciones alérgicas graves.

Todas las vacunas, todos los fármacos sin excepción, llevan asociados una proporción de efectos adversos y hay que buscar que sean los mínimos posibles

Todas las vacunas, todos los fármacos, sin excepción, llevan asociados una proporción de efectos adversos y hay que buscar que sean los mínimos posibles, los más indoloros o los menos severos posibles. Aquí lo que se mide es la proporción beneficio-riesgo. 17 millones de personas se han vacunado con AstraZeneca. Si esos 17 millones se hubieran infectado de coronavirus, tendríamos aproximadamente 170.000 muertos. Esto es lo que hay que mirar.

17 millones de personas se han vacunado con AstraZeneca. Si esos 17 millones se hubieran infectado de coronavirus, tendríamos aproximadamente 170.000 muertos. Esto es lo que hay que mirar

P: Sigue existiendo muchas interrogantes sobre la Covid-19, por ejemplo, la inmunidad: ¿Cuándo sabremos eso?

R: De la inmunidad vamos sabiendo cosas, aunque no sabemos cuánto va a durar. Pero los datos que van saliendo no son malos: el último estudio sobre la inmunidad debida a la infección, cifraba su duración entre 8 y 10 meses, después de aquella. Y la inmunidad secundaria tras la vacunación, se fijaba en cuatro o cinco meses.

Parece que la inmunidad es larga porque si no, estaríamos viviendo muchas más reinfecciones

Son publicaciones de enero, pero a medida que pase el tiempo iremos aprendido sobre la durabilidad. Pero parece que esa inmunidad es larga porque si no, estaríamos viviendo muchas más reinfecciones. Eso significaría que hay personas que podrían pasar la infección una segunda vez o más, teniendo peores consecuencias clínicas. Y de esas hay poquísimas documentadas en todo el mundo.

Hay personas que podrían pasar la infección una segunda vez o más, teniendo peores consecuencias clínicas. Y de esas hay poquísimas documentadas en todo el mundo

P: Un estudio de la Universidad de Birgminghan acaba de constatar que las mujeres embarazadas sufren el tipo de Covid más grave: ¿Cuándo se las incluirá en los grupos de riesgo?

R: Eso tiene dos lecturas: por un lado, son susceptibles, como se ha publicado, de tener un Covid más severo; pero, por otro lado, las vacunas no se han testado en las embarazadas; así que es algo que habrá que analizar. Algunos estudios se están haciendo probablemente de modo espontáneo porque hay personas que se han quedado embarazadas durante la vacunación sin saberlo. Por lo que podrán verse los efectos en el embarazo; aunque es esperable que no haya ninguno o mínimos, al menos con las que sean de virus que no se repliquen.

No se esperaría que las vacunas pudieran tener consecuencias en el embarazo, pero por un mecanismo de máxima prudencia se ha indicado que no se vacune a embarazadas. Pero ahora, con los datos de que estas podrían sufrir casos más severos, habría que replantearse la situación

Las vacunas que están en el mercado son ahora mismo de ARN que se deshacen muy rápidamente y las otras, que son de adenovirus, tampoco se pueden replicar en nuestras células. Por lo tanto, no se esperaría que esto pudiera tener ni graves ni ligeras consecuencias en el embarazo, pero por un mecanismo de máxima prudencia se ha indicado que no se vacune a embarazadas (prudencia en este caso para el bebé). Pero ahora, con los datos de que estas podrían sufrir casos más severos, habría que replantearse la situación.

P: Usted defiende que se necesita inmunidad de grupo con alrededor del 70% de vacunados. Viendo cómo se está gestionando la vacunación, ¿eso es una utopía?

R: Es muy interesante pero no podemos hablar de estos porcentajes hasta que no tengamos vacunas que realmente produzcan un bloqueo de la transmisión. Las que tenemos hasta el momento no lo producen. Solo nos protegen de no tener una enfermedad grave; y, aunque probablemente disminuyan la transmisión, no lo hacen al 100%. Así que hasta que no tengamos eso, hablar de inmunidad de grupo es complicado.

Las vacunas que tenemos hasta el momento no bloquean la transmisión, solo nos protegen de no tener una enfermedad grave, pero cuando tengamos vacunadas a las personas más vulnerables empezaremos a notar que estamos controlando un poquito más la situación 

Sí, parece utópico que se pueda llegar al 70% de la población vacunada este verano por lo menos. Sin embargo, sí será importante cuando tengamos vacunadas a las personas más vulnerables, alrededor de un 30% de la población  (personas de más edad, con patologías crónicas…). Ahí empezaremos a notar que estamos controlando un poquito más la situación y aprendiendo a convivir mejor con el virus. También es esperable que en los próximos meses haya noticia de algún fármaco que evite las formas más severas de la Covid.

Es esperable que en los próximos meses haya noticia de algún fármaco que evite las formas más severas de la Covid

P: ¿Hasta qué punto podremos recuperar nuestra normalidad si hay países donde las vacunas son testimoniales?

R: Siempre he defendido que llegar a esa supuesta normalidad es un proyecto de toda la humanidad; y no parcial, de un territorio, ya sea España o Europa. Creo que hay que tener un objetivo global: un fondo de uso de vacunas para países que no se puedan permitir pagarlas. Algunas empresas como Johnson&Johnson y AstraZeneca dijeron que, mientras durara la pandemia, renunciarían a sus beneficios. Y eso es de agradecer y explica por qué algunas vacunas tienen un precio muy inferior con respecto a otras. El hecho de que sean más caras no significa que sean mejores; aunque las de ARN han tenido una eficacia tremendamente alta.

Hay que tener un objetivo global: un fondo de uso de vacunas para países que no se puedan permitir pagarlas. Algunas empresas como Johnson&Johnson y AstraZeneca dijeron que, mientras durara la pandemia, renunciarían a sus beneficios. Eso es de agradecer y explica por qué algunas vacunas tienen un precio muy inferior con respecto a otras. El hecho de que sean más caras no significa que sean mejores

Y en la recuperación de la normalidad no entran solo las vacunas. Entran también, como he apuntado antes, los fármacos para tratar mejor las patologías asociadas a la enfermedad, así como los hábitos saludables de la población. Esto (la pandemia) tiene que enseñar nuevos comportamientos en salud e higiene a la población.

Según aumente el número de vacunados y los fármacos disponibles, iremos atisbando esa normalidad o esa vida que echamos tanto de menos y a la que tenemos ganas de volver; al menos a esos abrazos que nos hemos perdido durante el último año

Y, bueno, viviremos todavía durante algunos meses con muchas limitaciones pero, según aumente el número de vacunados y los fármacos disponibles, iremos atisbando esa normalidad o esa vida que echamos tanto de menos y a la que tenemos ganas de volver; al menos a esos abrazos que nos hemos perdido durante el último año.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud de los Progenitores?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud de los Progenitores y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Alfredo Corell, inmunólogo: "La suspensión de la vacunación con AstraZeneca en España va más allá de las precauciones habituales y probablemente responde a la alta presión social""

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube