Día Internacional del Animal sin Hogar: Claves para escoger perro/gato en perrera

España es el país europeo con mayor tasa de abandonos de animales

¿Pensando en adoptar un perro o un gato? Si es así, es muy probable que te surjan muchas dudas. Desde cuál es la mejor raza para tu familia y estilo de vida hasta su edad o tamaño. Aprovechando que el 17 de agosto se celebra el Día Internacional del Animal sin Hogar, te damos las claves para escoger un perro o un gato

Incorporar a un perro o un gato como nuevo miembro de la familia cuenta con importantes beneficios, pero también responsabilidades a las que debemos hacer frente. Lo cierto es que el nuevo miembro de la familia te acompañará bastantes años, por lo que no es una decisión que debas tomar a la ligera. Por ello hay que tener claros una serie de conceptos para asegurar la elección correcta y evitar los abandonos. De hecho, España es el país europeo con mayor tasa de abandonos de animales

La educadora canina y felina de CSC, Tamara Hernán lo resume en dos principios fundamentales: “Es fundamental poder conocer al animal en varias visitas e incluir a los peques a lo largo de todo el proceso para que sea un perro o gato con una actitud acorde al resto de la familia”. Hernán resalta también la importancia de no escoger nunca a un animal mediante rapto ni envío. Si tienes más dudas al respecto puedes contactar con ella si eres miembro de la Tribu CSC. 

 

Consejos para adoptar un perro – Cómo adoptar un gato

 

Claves para escoger un perro o gato

Pero, ¿cómo saber cuál es el perro ideal para mí? ¿Cómo elegir un perro o un gato para casa? ¿Por qué escoger entre uno u otro? Repasamos los consejos básicos que debes tener en cuenta para elegir un perro o un casa e incorporarlo como nuevo miembro de tu familia. 

¿Cachorro o perro/gato adulto?

¿Qué es mejor adoptar un cachorro o un perro adulto? Es habitual que las familias prefieran un cachorro para tenerlo desde pequeño o porque piensan que el animal se adaptará mejor y será todo más fácil. “Los miedos de incorporar un perro adulto a la familia son debidos al desconocimiento de su pasado, las dificultades que puede tener por haber sido abandonado o haber vivido en una protectora o la incertidumbre sobre los pocos años que le quedarán de vida, explica Tamara Hernán. 

Pero elegir un cachorro también tiene sus inconvenientes. De hecho, suelen ser más “movidos” hasta su etapa adulta y añadir un caos extra e inesperado a la familia. Es probable que le encante morder las manos y todo tipo de objetos, por lo que necesitará supervisión constante. Además, hay que educarlo y enseñarle pautas higiénicas y de juego y mimar su socialización

 

Aprende a diferenciar mito y realidad sobre los felinos, a preparar a tu minino para la llegada del bebé y a conseguir una convivencia basada en el respeto mutuo y la armonía con el Seminario Online “Cómo preparar a tu gato para vivir con un bebé”

 

Mientras, los perros adultos tienen sus ventajas. Su carácter ya está definido y con ayuda profesional es más fácil mejorar la adaptación a su nueva vida al obtener esa información sobre sus posibles miedos e inseguridades y aprender a acompañarle de una forma respetuosa.

Lo mismo ocurre en el caso de los gatos. Los cachorros están llenos de energía, mientras que los adultos, en comparación, suelen ser mucho más tranquilos. Además, los primeros meses de vida marcan de forma significativa el carácter del gato, así que podrás influir en su estilo de vida con una socialización acorde a la tuya, mientras que los adultos cuentan con unas experiencias previas que habrán marcado su forma de ser y habrá que aprender a respetar.

Respecto a la convivencia con peques, siempre hay que tener en cuenta que tanto perros como gatos adoptados, ya sean cachorros o adultos, no hayan tenido experiencias negativas previas con los pequeños humanos y, de ser así, que el grado de sensibilidad no sea elevado, ya que eso podría dificultar su adaptación. De todos modos, es importante que tengas en cuenta que, de forma generalizada, es más fácil que un cachorro se adapte con más facilidad a la convivencia con un bebé o niño/niña que un adulto, especialmente en el caso de que este último no haya tenido una buena socialización previa. 

La energía del perro

La edad del perro o del gato va íntimamente ligada a su nivel de energía. Y para adoptar un perro o gato, antes deberíamos analizar nuestra personalidad y estilo de vida.

Así, lo ideal sería escoger un compañero de cuatro patas con el mismo nivel de energía que tengamos nosotros, e incluso algo menos, pero, en ningún caso, elegir uno con más energía que nosotros. Es probable que a la larga no podamos responder a sus necesidades y conlleve problemas en la convivencia y comportamientos perjudiciales para su bienestar y el de tu familia multiespecie.

Adoptar un perro o un gato: El tamaño

Para decidir el tamaño del perro, hay un factor clave: el tiempo que se le puede dedicar. A pesar de que habitualmente se cree que un perro grande debe vivir en una casa con jardín y que en un piso solo se debe convivir con un perro de tamaño pequeño, lo que verdaderamente debes saber es que un perro necesita descansar y dormir una media de 17 horas al día. 

Aunque no hay evidencia científica y la lógica hace pensar que si es un apartamento pequeño, no es idóneo elegir un perro de grandes dimensiones que necesitaría espacio exterior, la verdad es que más metros cuadrados de casa o parcela no aseguran el bienestar de ningún animal. El bienestar de un animal no es proporcional al espacio donde viva, sino al tiempo, educación, cariño y cuidados que se le dedique. Perros grandes pueden estar en un piso siempre y cuando tengan la oportunidad de pasar el tiempo necesario fuera acorde a su edad y actividad física. De esa forma, el tiempo en casa, por pequeña que sea, será de descanso dando igual la cantidad de metros cuadrados de los que dispongas. 

Lo que sí es importante en este caso es que a la hora de convivir con otros animales o peques, tengan su espacio seguro y tranquilo.

 

Consejos para adoptar un perro – Cómo adoptar un gato

 

Pero además, según el tamaño, necesitarán unos cuidados específicos. Y debes tener en cuenta también que los perros más grandes implican mayor gasto, desde la cantidad de comida a los cuidados veterinarios, así como gastos en higiene, elementos de paseo, etc, algo que influirá en el gasto económico mensual. 

Si además tienes otros perros y son de tamaño grande, un cachorro de raza mini tendrá más posibilidades de adaptarse con los perros grandes que si a un perro mini adulto le introduces un perro adulto de tamaño grande sin que haya tenido una buena socialización previa con animales de mayor tamaño que él.

De raza o mestizo

Aunque es complicado generalizar y decir que todos los perros/gatos de una raza en concreto tienen unas características específicas, sí es cierto que los perros de raza pueden ofrecer cierta idea sobre la personalidad al contar con un factor genético hereditario que influye en su carácter. 

En cualquier caso, elijas un perro o gato de raza o mestizo, es importante conocer su procedencia

El pelo

¿Pelo largo o pelo corto? Aunque parezca una tontería, tu casa se llenará de pelos desde el mismo momento en el que entre un perro o un gato en casa. Y no es lo mismo el pelo largo o el corto.

De hecho, hay algunas razas que necesitan lavados frecuentes como los Sphynx y otras cepillados casi a diario para evitar los nudos como los gatos persas.

El sexo

El sexo es especialmente significativo en el caso de los gatos, aunque el comportamiento empieza a ser diferente cuando alcanzan la madurez sexual, algo que pasa a un segundo plano con la esterilización, que debe estar siempre prescrita por un veterinario.

 

Consejos para adoptar un perro – Cómo adoptar un gato

 

Los machos suelen tener más tendencia a vagabundear y marcar territorio. Por su parte, las hembras suelen ser más dóciles y cariñosas y durante el celo suelen tener maullidos muy sonoros

¿Y si ya tenemos animales en casa?

En este caso, habría que tener en cuenta la edad del animal que ya nos acompaña. Si es cachorro y queremos hacernos con otro de la misma edad, no habría mayores problemas si se respetan sus tiempos y espacios. Por el contrario, si se trata de dos gatos adultos sería recomendable llevar a cabo una pautas de adaptación progresiva y que sean ellos quienes decidan cuándo están preparados para convivir juntos

Con lo perros lo más importante es que se conozcan en un entorno neutro y haya plena supervisión en la convivencia hasta su plena adaptación. Además, lo ideal es que ambos tengan el mismo nivel de energía para que se adapten bien el uno al otro y, de no ser así, que te asegures si tu perro adulto o senior tolera bien a los cachorros.

¿Y si tienes un gato o un perro? En este caso, es recomendable que preguntes en la perrera o el refugio al personal para que te asesoren sobre la personalidad de cada perro/gato y cuál se llevaría bien con tu gato/perro o no. Como en los casos anteriores, es mejor que los presentes antes de llevártelo a casa definitivamente y que los primeros días estén siempre bajo supervisión, más aún cuando hay niños o niñas en casa.

Gastos económicos

Adoptar un perro o un gato conlleva unos gatos económicos importantes, especialmente en comida, cuidados veterinarios, juguetes, enseres, peluquería… Es cierto que no se puede generalizar y depende de muchos factores gastar más o menos, pero en función de tu elección variará también el gasto económico.  

La edad de los niños para adoptar un perro o un gato

¿Cuál es la edad ideal para adoptar un perro/gato? Aunque no hay edades concretas, la experta de Criar con Sentido Común, Tamara Hernán, apunta que una de las mejores etapas es entre los 6 y los 10 años ya que en ese momento se puede explicar al niño o la niña las cosas y se le puede implicar en los cuidados del animal.

Iniciar la convivencia con un perro y un bebé recién nacido es tarea complicada, aunque no imposible. Pero no por el animal en sí, sino porque la dinámica familiar cambia por completo con la llegada de una nueva personita, por lo que la situación puede ser abrumadora si además le añadimos un compañero de cuatro patas.

 

Prepara la llegada de tu bebé a casa y favorece el vínculo humano-animal con el Seminario Online “Cómo preparar a tu perro para la llegada del bebé”

 

Por su parte, la adolescencia es una etapa muy complicada de por sí, en la que aparecen nuevos intereses y, probablemente, responsabilizarse de un animal no esté entre las prioridades de los más jóvenes

Y sobre todo, piénsalo bien

Los animales de las perreras se pueden reeducar, pero conlleva en ocasiones un gran esfuerzo. Y no siempre estamos preparados para hacerle frente si las cosas no fluyen como esperabas. Por ello es fundamental que no decidas adoptar un perro o un gato de forma impulsiva. Debe ser una decisión muy meditada entre todos los miembros de la familia en la que hayas hecho balance de los pros y los contras. Un animal necesita tiempo, espacio y también acarrea unos gastos económicos e imprevistos que tendrás que asumir durante el resto de su vida.

¿Cómo es el día a día de la familia? ¿Cuánto tiempo libre tenemos? ¿Estamos gran parte del día fuera? ¿Somos personas activas o sedentarias? ¿Tenemos hijos? ¿Cómo es el carácter de cada uno de los miembros de la familia y cómo se involucran en las tareas de casa? Son algunas de las preguntas que podemos plantearnos antes de lanzarnos a adoptar un perro o un gato

Además, es recomendable pedir ayuda a los profesionales de los centros de acogida o perreras donde están los animales. ¡Nadie los conoce mejor que ellos! 

¿Dónde NO debes adoptar un perro?

¿Dónde no debes buscar un perro? Según la educadora canina y felina de CSC, hay dos tipos de sitio en los que nunca habría que hacerse con un perro, gato o cualquier otro animal: un criador/tienda multirazas y en anuncios de internet no profesionales. En el primer caso, realizan crías masivas, tienen malas condiciones higiénico/sanitarias (lo que puede provocar que te lleves a casa un cachorro enfermo), con separaciones tempranas y hacinamientos y, en muchos casos, falsedad documental con fechas de nacimiento que no corresponden con la realidad y seguimientos veterinarios falsificados.

“Si un cachorro de raza te cuesta menos de 1.000 euros, ¡huye! Porque es lo que cuesta criar en condiciones legales, de mantenimiento de raza adecuados (con pruebas específicas para evitar la consanguineidad, enfermedades hereditarias y/o congénitas, etc. Además de un bienestar animal no solo sanitario, si no de socialización adecuada. Todo lo que baje de ese precio es fruto de la explotación de animales para la cría”, explica Tamara Hernán. 

 

¿El pelo de gatos y perros es malo para el bebé?

 

En cuanto a los anuncios de internet de no profesionales, suelen usar fotos robadas de criadores autorizados o bien fotos de perros en entornos rurales o casas de campo. Aseguran que crían en un entorno familiar y que solo tienen una camada; y, por lo general, solo te muestran un cachorro. Además, si quieres conocer al padre o a la madre, solo podrás hacerlo por fotos. “Un criador que haga bien las cosas, no dudará en presumir de los padres de tu cachorro y de sus instalaciones, y se preocupará de que su cachorro conviva con una familia que pueda darle la mejor calidad de vida posible”, concluye la educadora canina y felina de CSC. 

¿Cómo adoptar un perro o un gato?

Para adoptar un perro o un gato debes ser mayor de edad y aportar un comprobante de que la persona adoptante es el propietario del domicilio en el que reside o un documento en el que se confirme que puede tener animales en el piso de alquiler. Tras ello, firmarás un contrato de adopción en el que se recogen tus obligaciones: alimentar y cuidar al animal o llevarlo al veterinario cuando lo necesite. 

Cuando lo tengas, deberás pasar por el veterinario para colocarle o cambiarle los datos del chip identificativo

¿Lo tienes todo? Es momento de disfrutar de tu perro o gato en casa. Que no te extrañe si los primeros días está un poco desubicado. Es normal ya que, como todos, necesita un periodo de adaptación. Así que dale mucho cariño y juega con él. ¡A disfrutar juntos!

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Familias con animales?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Familias con animales y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Día Internacional del Animal sin Hogar: Claves para escoger perro/gato en perrera"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 mes de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube