¿Qué es el sistema de anclaje Isofix?

El sistema de anclaje Isofix facilita la instalación de la silla, pero no hace, por sí solo, que esta sea más segura

Seguro que si tienes peques o estás esperando un bebé, ya has empezado a oír hablar del famoso Isofix. Voy a contarte todos los secretos de este invento que nació a manos de la marca Britax Römer en 1997, en colaboración con Volkswagen.

Lo bajaremos un poco del pedestal en el que lo ponen a veces y así, podrás apreciarlo de verdad si fuera necesario. Lo primero que haremos será desmitificarlo.

¿El Isofix es lo mejor? ¿Si una silla lleva Isofix es más segura?

A la primera pregunta diré “depende”. Y la segunda un rotundísimo NO. El isofix es un sistema de anclaje que se ha estandarizado a nivel internacional para anclar los sistemas de retención infantil en los vehículos. Tiene más nombres y variantes, en función del país en el que nos encontremos.

Puede estar compuesto por metal en su totalidad, o puede llevar unas cinchas desde la pinza hasta la silla (en este caso se llamaría Latch). En la actualidad, se ha incorporado a todas las sillas de nueva fabricación, homologadas bajo la nueva normativa R129, para estandarizar la instalación de las mismas.

 

 

Lo más fácil es susceptible de considerarse como “lo mejor”. ¿Por qué? Porque si todo el mundo sabe hacerlo, hay menos probabilidades de hacerlo mal. Y este es uno de los motivos de incorporarlo en esta nueva normativa de forma obligatoria, que haya menos probabilidad de error en la instalación de las sillas. Pero al isofix, vamos a cogerlo con pinzas (nunca mejor dicho).

Para probarlo se hacen unas pruebas isoestáticas manteniendo una carga de 800 kg. Ese es el límite que soporta la instalación del coche, que se traduce en 33 kilos en estado de reposo. Esos 33 kilos hay que repartirlos entre el peque y la silla, por eso, el límite habitual de las sillas que cubren aproximadamente de cero a cuatro años y que llevan isofix, es de 18 kilos.

 

Todo lo que debes saber para escoger adecuadamente la silla grupo 0 para tu bebé, en el Seminario Online «Claves para comprar la silla de coche de tu bebé»

 

Luego encontrarás variaciones que hacen que las sillas no tengan todas una misma duración. No todas tienen la misma altura (las de la normativa R129 se han visto reducidas a 105 cm, por lo que es probable que no alcancen los cuatro años de edad) y hay otros sistemas de retención infantil a los que se les ha rebajado el peso para poder aumentarlo como límite para el niño o niña. Así, en el mercado existen sillas con isofix que alcanzan los 20 o los 23 kilos de límite de peso para su ocupante.

“Vale, pues entonces tengo que buscar una silla que tenga isofix y ya está”, pensarás. Pues tampoco. El Isofix necesita otros componentes en la silla para que ésta pueda llamarse SEGURA, con todas las letras y mayúsculas.

El Isofix no hace, por sí solo, que una silla sea más segura

En primer lugar, debe ir acompañado de una pata de apoyo. Esta hace que evite la rotación de la silla hacia adelante si hubiese un impacto, además, le proporciona estabilidad. Esta pata de apoyo va al suelo del coche, recuerda observar si tienes cajones debajo de la alfombrilla, no nos llevemos sorpresas luego.

Otro componente imprescindible es el arco antivuelco. Si está, se ve. Si no se ve, es que no está. Sin trucos. Lo identificarás porque está donde quedarían los pies del bebé, totalmente pegado al respaldo del asiento. Y así es como debe estar, muy pegado al asiento, para que si tratas de mover la silla hacia el mismo, esta no se mueva.

 

 

Si consigues acercar la cabeza del peque hacia el asiento, es decir, si se mueve, no es una silla segura o no está bien instalada. Cuidado con esto, porque si mueves la silla con la fuerza de tu mano, sin aceleración, imagínate en un impacto a 50 km/hora. El movimiento será mucho mayor.

La tercera cosa que tienes que observar es que la silla esté a contramarcha. Si es una silla con arnés a favor de marcha o escudo, ya puede tener Isofix, que no evitará posibles lesiones en el cuello o en la zona abdominal.

¿Y si no lleva Isofix? ¿La descarto entonces?

No, para nada. Porque de hecho, para poder continuar a contramarcha durante el mayor tiempo posible, que es lo más recomendable, debemos olvidarnos de él, decirle adiós hasta que volvamos a encontrarnos con él en una silla para mayores, de grupo 2-3 a favor de marcha con cinturón.

 

 

Pero hay un impás de tiempo en el que los peques pueden seguir a contramarcha hasta los 25 incluso hasta los 32 kilos, sabiendo que también tenemos que observar tres elementos: cinturón de seguridad, pata de apoyo y lower tether. Vale, y volviendo al Isofix: ¿Cómo sé si lo he instalado bien?

¿Cómo usar anclajes Isofix?

Algunas sillas tienen chivatos rojos o verdes, según indican las instrucciones de instalación en las que explican cómo funciona el sistema isofix, pero la prueba del algodón está en que si la silla no se mueve y está “clavada”, ya puedes arrancar.

 

 

Por supuesto, los ojos de profesional cualificado son muy importantes para esto. Si te acompañas de ese servicio en un centro especializado y que luego puedan revisar la silla siempre que necesites, no habrá duda. Así que recuerda, con ojos de experto o experta cada vez que acudas a una tienda para adquirir un sistema de retención infantil, que ya sabes cómo identificar si una silla es segura. Ya solo te queda probarla en tu coche.

Si tenéis dudas o inquietudes acerca de la seguridad infantil, en la Tribu CSC tenemos un grupo específico donde encontraréis información actualizada. El primes mes es gratis y las familias miembro tienen acceso ilimitado a los más de 120 Cursos y Seminarios Online de Criar con Sentido Común.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Sillas para el coche?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Sillas para el coche y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

2 comentarios en "¿Qué es el sistema de anclaje Isofix?"

  1. Hola María,
    Me lanzo a comentar tu publicación desde mi experiencia de Ingeniera Industrial con 15 años de experiencia en seguridad pasiva (todos los sistemas en el coche que nos protegen en el caso de accidente) y claro está, desde mi experiencia de madre.

    Yo supongo que hablaréis del tema en profundidad en vuestro seminario, pero me permito aclarar algunos conceptos importantes, que en tu publicación pueden llevar a confusión.

    El sistema ISOFIX no necesita ser desmitificado, ni está en un pedestal. Es una opción de anclaje al vehículo muy robusta, repetible y de fácil retorno de montaje. Es decir, es fácil entender si está bien montada, como explicas. Esto no siempre es verdad con los cinturones, y el mal montaje y mal uso es causa frecuente de lesiones.

    La elección del sistema de retención infantil depende además del sistema de anclaje que ofrece la sillita, del coche en el que la queramos instalar. Y de esta parte no veo mención en tu publicación.

    ISOFIX o no, nuestra sillita tiene que poder montarse bien en nuestro coche, y nuestro coche tiene que poder “acoger” a la sillita. Es una cosa de dos. La mejor sillita montada mal, o en un coche que no esté preparado para ella no ofrece ninguna protección. Para garantizar esta compatibilidad necesitamos comprobar la etiqueta de homologación de la sillita. Es la etiqueta naranja vertical y alargada que está generalmente a un lado de las sillitas y en sus bases.

    Os resumo rápidamente:
    UNIVERSAL: Sin tener que consultar nada más, sabemos que podemos montar la sillita con el cinturón en los asientos externos de la segunda fila (atrás y en ventanilla). Si queremos montarla en otros asientos (por ejemplo, atrás en el centro) tendremos que comprobar que podemos hacerlo en el manual del coche (hay una tabla donde señala los asientos en los que podemos montar sillitas de la categoría UNIVERSAL).

    UNIVERSAL ISOFIX: Sin tener que consultar nada más, podremos montar la sillita con ISOFIX + TOP TETHER en todos los asientos que tengan ISOFIX +
    TOP TETHER. OJO: No vale montarla sólo con ISOFIX sin el Top Tether. A veces los asientos no están identificados en el coche, entonces consultamos el manual del coche (hay otra tabla donde indica en qué asientos podemos montar sillitas de categoría UNIVERSAL ISOFIX)

    iSIZE: Sin tener que consultar nada más, podremos montar nuestra sillita iSIZE en cualquier asiento identificado como iSIZE (estos sí que están identificados por normativa, así que lo veremos fácilmente). Aquí tampoco vale usar la sillita sólo con el ISOFIX (sin la pata o sin el Top Tether).

    Para todo lo demás, para cualquier otra categoría (SEMI UNIVERSAL; SEMI UNIVERSAL ISOFIX; ESPECIAL… cualquier otra cosa) TENDREMOS QUE COMPROBAR SI NUESTRO COCHE ESTÁ EN LA LISTA DE VEHÍCULOS COMPATIBLES CON LA SILLITA EN CUESTIÓN. COMPROBAREMOS TAMBIÉN EN QUÉ ASIENTOS PODEMOS MONTAR LA SILLITA. Esta lista suele estar disponible en el sitio web del fabricante de sillitas. No es suficiente con comprobar nosotros mismos que no haya cajones debajo de las alfombrillas. No consultar esta compatibilidad podría comprometer la protección que la sillita ofrece a nuestros niños.

    Y sí, hay sillitas iSIZE para niños grandecitos, de hasta 105cm de altura. En este caso son iSIZE con pata antirotación. El límite de peso de los 33kg es necesario para garantizar que no solicitemos los anclajes más allá de su capacidad. Los 33kg en un choque a 50km/h tirarían de los anclajes con una fuerza de más o menos 800kg. De ahí la equivalencia (simplificando mucho).

    No creo que sea oportuno implicar que unas sillitas sean más o menos seguras que otras sólo por el sistema de anclaje, o que un sistema esté más reconocido de lo debido (mitos y pedestales). Hay mucho desarrollo y mucha ingeniería detrás como para simplificar tanto. Lo que es fundamental es ofrecer información clara y documentada para que se puedan hacer las elecciones más oportunas. Y en esto estoy de acuerdo que se podría hacer mejor (teniendo en cuenta además las otras muchas cosas que tenemos los padres en la cabeza cuando necesitamos esas sillitas).

    La cuestión de la contramarcha, como lo explicáis muy a menudo y muy bien en todas vuestras publicaciones, es una cuestión física. En un choque frontal todo lo que no esté sujeto en el vehículo va a seguir “volando” hacia adelante a la velocidad a la que se iba antes de chocar. Si vamos en el sentido de la marcha, y vamos con cinturón o en una sillita, nuestros brazos y piernas y cabeza seguirán hacia delante, mientras el torso y la cadera quedarán acoplados al coche. La cabeza de un bebé pesan mucho en proporción al resto de su cuerpo, y la musculatura de su cuello no está madura, por lo que tienen mucho mayor riesgo de lesiones que nosotros adultos. O, dicho de otra manera, pueden tener lesiones graves en choques a velocidades mucho menores. Si vamos a contramarcha, en caso de choque frontal el cuerpo estará homogéneamente recogido por el respaldo de la sillita, y no habrá desplazamiento relativo entre cabeza y cuerpo, así que el cuello estará a salvo.

    Para buscar sillitas seguras podemos consultar organizaciones independientes de información al consumidor:
    Aquí encontramos regularmente la clasificación de las sillitas según ensayos independientes que van más allá de las homologaciones (más estrictos):

    https://www.race.es/comparativa-sillas-infantiles

    Y para quien compre coche nuevo, en http://www.euroncap.com encontraréis también información sobre la compatibilidad del coche con una serie de sillitas ya seleccionadas entre las más seguras según los ensayos independientes que os mencionaba antes.

    Espero haber sido de ayuda. Este tema en detalle da para mucho más.

    Un saludo,
    Ismene

    • Buenas noches Ismene!
      En primer lugar, agradecerte las molestias en hacer una radiografía tan extensa de la parte más técnica relacionada a las sillas de coche.

      Me gustaría ante todo explicarte que en este post se habla del isofix desde la perspectiva de una persona que se encuentra todos los días casuísticas muy diferentes entre sí y que por muy naranja que sea la etiqueta que llevan las sillas, no es aplicable en cuanto a la perfección del uso real: Los bebés no son dummies.

      Por otro lado, debes entender que este blog está destinado a familias y que hay que hablar con claridad, son personas que deben y quieren proteger la vida de sus hijos. No tiene sentido dar vueltas a la parte técnica (como decía al principio) cuando lo que hay que hacer es bajar a la tierra y hacer que sean críticos y sepan distinguir una silla segura de lo que no lo es.

      Insisto de nuevo en que un isofix por si solo es un sistema de sujeción. Y punto. Para que el sistema de retención sea seguro, hace falta que lleve pata, arco antivuelco y que sea a contramarcha.

      Has hecho una exposición muy detallada de los conocimientos que debemos tener todos los profesionales relacionados con el sector. Lo difícil es bajarlo a las familias, para que se entienda. Y omitir información que no les va a servir para nada en la práctica es incluso ayudarles. ¿Por qué? porque desconectan. y en el mercado actual desgraciadamente es muy difícil distinguir qué es una información documentada y basada en ciencia, real y verídica con algo que sólo es puro marketing y que dista mucho de buscar la lesión cero y salvar a los niños y niñas.

      Y voy a ponerte un ejemplo muy claro aprovechandome de tu disertación:

      Has explicado lo que es un isofix (bueno, en realidad hay un error, ya que el isofix es el sistema del coche, no de la silla propiamente).
      Has detallado el significado de las etiquetas naranjas. Algo bastante poco útil a la hora de la compra de una silla de coche por otro lado.

      Y luego, has derivado a las lectoras y a las consumidoras que leerán este post a la organización que menos vela por la seguridad de nuestros hijos e hijas: la RACE. Organismo participado por empresas privadas que catalogan y rankean a las sillas según si la tapicería es difícil de quitar entre otras nimiedades, en lugar de valorar si la silla en cuestión pone en riesgo la vida de un niño por ir con un arnés de frente a la marcha. NO pueden estar en el mismo nivel una silla a contramarcha con todos los elementos de seguridad y otra a favor de marcha con un escudo. Ahí no hay ni coherencia ni honestidad.

      Para terminar, si lees el resto de posts o visualizas los seminarios de Criar con Sentido Común, verás que ya ofrecemos sobradamente la información que echas de menos. Sólo que la dosificamos, para que las familias puedan integrarla bien. Y ahí estaré para cada duda que se les presente.

      Te agradezco tu interés,

      Un saludo

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube