Por qué es importante dejar que la naturaleza marque los tiempos del parto

Dejar que la naturaleza siga su propio ritmo tiene importantes beneficios para el bebé y la madre

Entre diciembre de 2010 y enero de 2011 se adelantaron en España unos 2.000 partos por razones no médicas. Coincidieron con el fin del cheque-bebé de 2.500 euros que daba el Gobierno central por el nacimiento de un hijo. Esos bebés pesaron entre 130 y 300 gramos menos como consecuencia del adelanto del parto, y además tuvieron un 20% más de hospitalizaciones, sobre todo por afecciones respiratorias.

Son datos publicados en la revista Journal of The European Association y que forman parte de un estudio denominado ‘The casual effect of early interventions on child health and human capital’, elaborado por la profesora Libertad González de la Universidad Pompeu i Fabra; y las investigadoras Cristina Iborra (Universidad de Sevilla) y Almudena Sevilla (Universtity College de Londres).

 

 

El estudio pone de relieve que provocar el parto por razones de elección establece un riesgo para la salud del bebé. Y es muy importante conocer esos riesgos también para la madre. El inicio de un parto es un proceso fisiológico en el que no deberíamos intervenir para ajustarlo a nuestros intereses.

En los últimos 20 años, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), han aumentado las tasas de los nacimientos prematuros en el mundo. El parto inducido solo debería responder a razones médicas y no al disfrute de un cheque-bebé o a la conveniencia de los planes de una pareja.

¿Qué es un parto a término?

El parto a término es aquel que se produce entre las semanas 37 y 42. Son 5 semanas de diferencia, pero es un periodo fundamental en el desarrollo del bebé. Hasta la semana 39 se produce el desarrollo cerebral y el de los pulmones.

La OMS no recomienda el parto inducido (es decir, la iniciación del trabajo de parto mediante procedimientos médicos o mecánicos antes del comienzo espontáneo del mismo) o por cesárea antes de la semana 39, excepto por razones médicas. Se considera prematuro un bebé nacido vivo antes de las 37 semanas.

 

 

Existen 3 tipos de parto a término, según la terminología aprobada en 2013 (y confirmada en 2017) por el Colegio de Obstetricia y Ginecología de Estados Unidos:

  • A término temprano o prematuro tardío, que se corresponde con las semanas 37 a 38 y 6 días;
  • A término completo, entre las 39 semanas y las 40 y 6 días
  • A término tardío, que se daría a partir de la semana 42.

Beneficios del parto a término

Llevar el parto a término es lo fisiológico, lo natural y lo biológicamente esperable. Es decir: no hacerlo así, sin razones médicas justificadas, es poner en riesgo a ambos, sobre todo al bebé.  

Como hemos visto, hasta la semana 39 el pequeño sigue en desarrollo. Si nace antes puede tener complicaciones respiratorias, auditivas y de aprendizaje. De hecho, los bebés nacidos a término pleno o completo son los que tienen mejores condiciones de salud.

Por otro lado, hasta las últimas semanas de embarazo el bebé aumenta de peso (unos 200 gramos cada 7 días). Esa grasa que va acumulando le facilitará regular su temperatura una vez que salga al exterior, y mejorará el funcionamiento de sus órganos. El bebé que nace en su momento tiene, por otro lado, mejor desarrollados sus músculos; por lo que tendrá más reflejos, por ejemplo, para agarrarse bien al pecho.

 

 

Inducir el parto también conlleva riesgos para la madre. Para empezar su cuerpo se prepara solo sin necesidad de intervención externa y tendrá más el control del proceso. Además, tiene más posibilidades de que este sea normal. Inducir el parto con oxitocina, por ejemplo, puede provocar contracciones más fuertes e intensas. Y es posible que el parto dure más si el cuerpo no está preparado.

Además, se necesitará más control monitorizado e incluso aumenta la probabilidad del parto instrumental (con fórceps o ventosas) y cesárea. La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia establece que si el parto inducido no provoca la dilatación en la mujer de unos 3 centímetros en 12 horas, habrá que optar por cesárea. Y esta conlleva más riesgos que un parto natural.

¿A qué se enfrentan los bebés nacidos antes de tiempo?

Un bebé de 36 a 38 semanas (si nace por inducción o cesárea a la carta o innecesaria) va a ser más pequeño, más adormilado, va a comer peor, va a sufrir más riesgo de hipotermia, hipoglucemia e ictericia… También puede tener más problemas de lactancia y precisar más suplementos de lactancia artificial, así como una mayor probabilidad de necesitar ingresos en neonatología, etc.

Los bebés que nacen antes de tiempo pueden sufrir consecuencias, en algunos casos muy graves. Por un lado, a los niños prematuros les cuesta controlar su temperatura y pierden con más facilidad su calor corporal, lo que puede llevarles a sufrir hipotermia.

Por tanto, necesitarán más energía y cuidados para conservar el calor y crecer con normalidad. También supone desventajas para la alimentación: no tienen bien desarrollados los reflejos de succión y deglución, e incluso podrían necesitar una ayuda adicional para comer.

 

Bebé Prematuro

 

En el caso de bebés prematuros de menos de 32 semanas, los ojos no están preparados y se pueden ver dañados, incluso sufrir deficiencias visuales o ceguera. En cuanto al cerebro, los bebés prematuros pueden sufrir hemorragias cerebrales durante el parto y en los días posteriores. La falta de oxígeno les puede provocar lesiones que van desde la parálisis cerebral, a retrasos en el desarrollo o problemas de aprendizaje.

Y las consecuencias de todo ello pueden acompañarles de por vida, porque incluso un prematuro tardío (con 37 semanas) corre riesgos. La calidad de la atención y los cuidados en el parto y las semanas siguientes serán vitales. También serán niños de los que hay que estar muy pendientes. Incluso los bebés que “no preocupan” por peso o respiración, tienen una morbilidad añadida muy superior a un bebé a término y con parto espontáneo.

Cuando no queda otra salida

Adelantar un parto no debe responder a un capricho ni a razones económicas. De hecho, incluso cuando no hay otra salida, los expertos y la propia Organización Mundial de la Salud recomiendan que, en la medida de lo posible, el parto inducido o por cesárea se realice como muy pronto en la semana 39. En el caso de embarazos de gemelos o mellizos se recomienda que se intente llegar a la semana 38 (en estos casos no es adecuado que el parto sea a término completo).

 

Descubre todo lo que debes saber para el momento de ir a dar a luz con el Seminario Online «El Día del Parto»

 

Pero hay ocasiones en las que sí es necesario adelantar el parto. Se recomienda en el caso de que la madre presente problemas como anormalidades en la placenta o en el líquido amniótico, cuando se rompe la bolsa y la madre no se ha puesto de parto en 24 horas, si se detecta riesgo para el feto por no recibir oxígeno o nutrientes a través de la placenta…

 

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 120 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 17 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

0 comentarios en "Por qué es importante dejar que la naturaleza marque los tiempos del parto"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube