Por qué es bueno que niños y niñas jueguen con muñecas

Te explicamos los beneficios de las muñecas como juguetes afectivos y cómo elegir la más adecuada para nuestras hijas o hijos

De paja, trapo, porcelana, plástico, madera… A lo largo de la historia, las muñecas ha acompañado a todos los niños del mundo. Los muñecos y muñecas son juguetes afectivos necesarios durante la infancia, tienen múltiples beneficios que repercuten en su desarrollo emocional. Asimismo, les ayudan a madurar, a desarrollar la empatía y les acerca al mundo de los adultos.

Beneficios de jugar con muñecas

Las muñecas son un importante juego simbólico que se desarrolla durante toda la primera infancia y mucho más allá, pero también una estupenda herramienta de aprendizaje y de acercamiento al mundo adulto.

A través del juego de roles y de la interacción que los niños desarrollan con sus muñecos, los pequeños entienden el mundo que les rodea y los distintos papeles que pueden cumplir en él.

 

 

El juego con muñecas es un ensayo cultural y social donde los niños y niñas desarrollan sus habilidades sociales, cognitivas, emocionales, intelectuales… También les permite desarrollar la empatía (una capacidad que nace con el ser humano, pero que se desarrolla con la práctica social), ya que al convertirse en la mamá o el papá de sus muñecas pueden ponerse en el lugar de otros.

 

 

La pedagogía Waldorf, por ejemplo, da tanta importancia al juego con muñecos y muñecas, que desarrolla su propio estilo de muñecos para acompañar la educación de los niños y niñas. También ayudan a los pequeños a desarrollar el concepto de autoimagen y definirse a ellos mismos, ya que estos suponen una autorepresentación.

 

Mejora el desarrollo y estimula el aprendizaje de tus hijos mediante el juego con ayuda de nuestro Seminario Online «Juega y aprende en casa»

 

Este tipo de juguete ofrecen una excelente vía de expresión cuando se identifican con el propio muñeco y atienden sus necesidades físicas (darle de comer, bañarle, etc.) y emocionales (acurrucarle, mecerle, abrazarle, etc.). Y es que cuidar a las muñecas les enseña a cuidarse ellos mismos y a los demás.

Cómo elegir los muñecos de nuestros hijos e hijas

En una primera etapa infantil, eligen de forma innata los muñecos que más se les asemejan físicamente. De este modo, una niña rubia querrá una muñeca rubia y un niño negro, un muñeco negro. Y así con cada uno de nuestros rasgos. Es la etapa de la exploración con la identificación, nada que ver con no aceptar la diferencia.

Por eso es importante apoyar la existencia de muñecos y muñecas que nos representen a todos y todas, y hagan de espejo a sus pequeños poseedores: muñecos y muñecas con pelo corto y largo, rizado y liso, con diferentes tonos de piel, complementos y aficiones; con síndrome Down, con gafas, con un implante auditivo…

 

 

Además de ser importante que cada niño encuentre una muñeca acorde a sus necesidades, también lo es que jueguen con muñecos diversos a medida que van creciendo. De esta forma se apuesta por abrazar la educación en diversidad y una futura sociedad respetuosa e inclusiva.

 

 

También debemos cuidar los estereotipos que transmiten las muñecas a la hora del juego. Una cintura femenina no puede tener casi la misma finura que el cuello, la capacidad torácica han de ser proporcionales a los órganos que necesitan cobijar dentro, no se puede caminar de puntillas ni tener los músculos de los brazos hiperdesarrollados hasta el punto de resultar desproporcionados

 

 

Los complementos también son importantes… Hay muñecas maquilladas que caminan siempre con tacones y muñecos de aspecto agresivo acompañados de todo tipo de armas, que no favorecen el gusto por las aficiones saludables y enriquecedoras que debieran desarrollar los niños de corta edad.

La mente de los niños va interiorizando todos estos estereotipos físicos imposibles mediante el juego con estas figuras, la identificación (o falta de identificación y consecuente frustración) con las mismas y la cotidianidad con ellas. Todo ello va afectando a la autoestima y autoimagen que generan de ellos mismos.

No es ninguna tontería. No es solo «un juego de niños». A través del juego con muñecas y muñecos, los niños y las niñas satisfacen una necesidad de identificarse, representando momentos de su vida cotidiana en los que sus muñecos actúan como ellos y les permiten expresar lo que sienten.

 

 

Por eso es importante que la imagen de sus muñecos y muñecas sea agradable y adecuada a su edad, cuyo cuerpo mantenga unas proporciones reales, no estén hipersexualizados o hipermusculados, no encarnen valores negativos, su expresión sea amable y su aspecto general transmita inocencia y simpatía.

Las Lottie, por ejemplo, son una serie de muñecas y muñecos que guardan unas proporciones reales y adecuadas para la infancia, cuyo aspecto es infantil y tienen múltiples y variados intereses que se reflejan en sus sets de complementos. Van de acampada, practican diversos deportes, buscan fósiles, miran las estrellas a través de un telescopio, montan a caballo, sueñan con ser astronautas, estudian periodismo, juegan con cometas…

 

 

Roles de género

Por otra parte, es igualmente necesario comenzar a derribar los estereotipos de género en el juego infantil. Todavía recuerdo el día en que mi hijo (que por aquel entonces tenía unos 3 años), bajó al parque con un cochecito de muñecas. Una niña de unos 8 años se acercó a él y le dijo «tú vas a ser un buen papá».

Así es como los adultos deberíamos entender también las cosas. Los roles de género contaminan toda posibilidad de desarrollo personal e imposibilitan que el día de mañana nuestros hijos e hijas sean realmente libres, autónomos y funcionales.

Que los niños se preocupen por el cuidado de los bebés es maravilloso, ya que a través del juego con muñecas mejorarán su noción de responsabilidad, entrenarán su empatía y desarrollarán su inteligencia emocional. De esta forma, también podrán adquirir un mayor conocimiento sobre la igualdad y evitar cualquier tipo de discriminación. Así crecerá y madurará de forma sana, respetuosa, responsable y tolerante.

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 120 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 17 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

0 comentarios en "Por qué es bueno que niños y niñas jueguen con muñecas"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube