Intoxicaciones en confinamiento

Te enseñamos cómo actuar de inmediato y qué pautas seguir si se produce una intoxicación doméstica

Uno de los efectos secundarios del confinamiento en los niños es el aumento de los accidentes derivados de pasar tantas horas en casa con todo el tiempo del mundo para explorar el entorno. Las intoxicaciones domésticas pueden ocurrir en un descuido, con relativa facilidad. Explorar para encontrar cosas peligrosas como medicamentos, productos de limpieza o industriales que pueden suponer un peligro si por accidente se ingieren.

Intoxicaciones en casa

La gran mayoría de estos episodios no llegan a producir una intoxicación real, bien porque el producto no es muy tóxico o bien porque la ingesta ha sido muy escasa o lo ha escupido o vomitado nada más tocar la boca. Sin embargo, hay sustancias que son muy peligrosas y pueden tener consecuencias graves, incluso fatales aún con cantidades muy pequeñas.

En cualquier circunstancia, es siempre de vital importancia consultar rápidamente al teléfono de información toxicológica. En la actual situación de confinamiento es aún más importante, para evitar tener que salir de casa innecesariamente.

Más del 80% de los casos de contacto accidental con productos potencialmente tóxicos se quedan en un susto, que no precisa ningún tipo de actuación médica. Pero si el producto ingerido es altamente tóxico, las primeras medidas que podemos tomar en casa pueden resultar vitales y por eso, consultar al teléfono de información antes de acudir a urgencias es imprescindible.

 

 

Tanto para la consulta telefónica como si finalmente hay que acudir a urgencias, es muy importante hacer una estimación lo más ajustada posible de la dosis que ha podido tomar. Para eso nos fijaremos en la cantidad que queda en el envase, si estaba previamente lleno o si podemos recordar cuánto había antes del accidente.

Si hay un vómito o si se ha derramado en la ropa también ayuda hacer una estimación de la cantidad expulsada. Es importante llevar el envase original a urgencias y tenerlo a mano al llamar por teléfono.

Productos y medicamentos tóxicos 

Dentro de los productos que son altamente tóxicos están algunos medicamentos que pueden ser letales para un niño, si toma incluso una sola pastilla. También son muy peligrosos algunos productos de limpieza (por su toxicidad o por su capacidad para producir quemaduras).

 

laringitis-6

 

Asimismo, son nocivos ciertos productos de uso industrial que pueden estar ocasionalmente en casa. Algunos medicamentos de uso frecuente que suelen estar en cualquier casa, pueden ser también peligrosos si se ingieren en cantidades moderadas.

Productos con alta toxicidad

  • Pastillas para la diabetes o para el corazón (digoxina, fármacos para la tensión).
  • Cremas o sprays con Salicilato de metilo (Reflex®, Radio Salil Pomada®) o alcanfor (Vicks Vaporubs®, parches como Fluirespira®, Reflex®, Radio Salil Pomada®), están diseñados para su uso tópico y son altamente tóxicos por ingesta.
  • Descongestivos nasales y colirios pueden resultar tóxicos por ingesta accidental y hay que tener especial cuidado porque no llevan tapón de seguridad y son fáciles de abrir. 
  • La benzocaína es un anestésico local que puede estar presente en cremas y espráis para tratar las molestias de la dentición y los dolores de garganta o dentales. Están pensados para aplicar una pequeña cantidad de forma tópica, pero puede resultar altamente tóxica si se ingiere en gran cantidad (Dentispray®, Hurricaine®, Nani predental®).
  • El metanol y el etilenglicol son productos de uso industrial pero que pueden estar ocasionalmente en casa. Son muy tóxicos incluso en cantidades pequeñas y se encuentran en líquidos limpiaparabrisas, aditivos de combustibles, disolventes industriales y en diversos productos de pintura.

 

laringitis-3

Medicamentos menos tóxicos pero más frecuentes

Dentro de este grupo encontramos medicamentos que son menos tóxicos, pero que pueden resultar también peligrosos según la dosis y que, además, es muy frecuente que tengamos en casa (incluso fuera del botiquín si los estamos usando regularmente). Una pastilla de paracetamol de 500 mg ya supone una dosis tóxica para un bebé de 1 año que puede pesar 10 kg.

  • Paracetamol.
  • Salicilatos (aspirina y derivados en muchos productos de venta libre).
  • Antiinflamatorios.
  • Anticatarrales (antihistamínicos, descongestivos, etc.).
  • Psicofármacos (pastillas para dormir, antidepresivos, etc.).
  • Intoxicación polimedicamentosa o con alcohol o drogas.

 

Productos del hogar

Dentro de los productos de limpieza hay que tener especial cuidado con los cáusticos. Son álcalis o ácidos fuertes que producen quemaduras en la boca y si se llegan a tragar también en el tracto digestivo.

En estos casos es especialmente importante seguir estrictamente las recomendaciones que nos den telefónicamente y evitar que el niño vomite. El vómito haría que el líquido vuelva a entrar en contacto con el esófago y la boca y vuelva a quemar.

 

 

Los productos peligrosos en este sentido son:

  • Cáusticos: Sosa cáustica, Hipoclorito sódico (lejía), Amoníaco.
  • Hidrocarburos (etanol, metanol, acetona, cloroformo, amidas, benceno, naftaleno).
  • Disolventes.
  • Tintes.
  • Combustibles.
  • Extintores.
  • Productos de limpieza e insecticidas.
  • Desengrasantes, quitamanchas y productos para la limpieza en seco.

Medidas preventivas y teléfono de información toxicológica

Para evitar intoxicaciones, lo más importante es prevenir. Guardar los medicamentos en sus envases originales en un armario que se pueda cerrar con llave. No nos podemos fiar de los envases con cierre de seguridad o de que el botiquín esté en un sitio alto. Los niños tienen recursos insospechados…

 

 

Especial cuidado con los medicamentos de uso frecuente: no deberían estar en mesitas de noche, encimeras, armarios de fácil acceso en cocina o baño, carteras o bolsos. Los productos de limpieza, siempre en su envase original, nunca traspasarlos a botellas de agua o refresco.

Especial cuidado con la lejía y otros productos de limpieza como detergentes para lavadora en cápsulas, detergente para lavavajillas y limpiahornos. Aunque resulte muy cómodo tenerlos a mano, por la seguridad de los más pequeños deberían estar bajo llave.

 

 

Aprende a detectar cuándo una enfermedad empieza a ser grave, qué síntomas sirven de alerta en un bebé y cómo actuar cuando tu peque está enfermo con nuestro Seminario Online «¿Cuándo ir a urgencias?»

 

Y si no hemos podido evitar un accidente y se ha producido la ingesta de un tóxico, llamar al teléfono de información toxicológica inmediatamente para no demorar actuaciones que pueden ser vitales.

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 120 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 17 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

0 comentarios en "Intoxicaciones en confinamiento"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube