El uso de corticoides en niños y sus efectos secundarios

Los corticoides son tan efectivos como temidos, por sus efectos secundarios. Te explicamos cuándo y cómo son útiles, y sin riesgo

Si tu hijo ha tenido una laringitis, una bronquitis o una crisis asmática, es posible que le hayan pautado un tratamiento con corticoides que lo ha dejado como nuevo. Los corticoides son medicamentos que tienen múltiples funciones, pero las más importantes están relacionadas con el control de la inflamación.

¿Qué son los corticoides?

Se trata de un grupo de fármacos que simulan los efectos de una hormona vital para el organismo: el cortisol. Esta hormona se produce en la glándula suprarrenal y se libera cada mañana para ayudarnos a ponernos en marcha, como si fuera un café natural.

También se produce en respuesta a múltiples estímulos y es fundamental para que nuestro cuerpo reaccione a distintas situaciones: infecciones, bajadas de azúcar, bajadas de tensión arterial, etc.

 

La escarlatina no es una enfermedad del pasado

 

Pero si leemos el prospecto de los medicamentos que contienen corticoides, el listado de efectos secundarios es tan largo y algunos son tan preocupantes, que podemos llegar a pensar que más que un fármaco es un veneno.

Como todos los medicamentos, usados en el momento y en las circunstancias oportunas, pueden salvar la vida en enfermedades graves. Por eso es importante conocer cuáles son los efectos secundarios y cómo minimizarlos.

Los efectos secundarios de los corticoides

Los corticoides se pueden usar por vía intravenosa, intramuscular, oral o de forma tópica en cremas, gotas o aerosoles. Las formas que se administran inyectadas o por vía oral son las que pueden dar lugar a más efectos secundarios como aumento de la tensión arterial, aumento del azúcar en sangre en diabéticos, retraso del crecimiento, etc.

 

La escarlatina no es una enfermedad del pasado

 

La mayoría se producen cuando el tratamiento es prolongado, es decir, si transcurren meses de uso diario a dosis superiores a las fisiológicas (las que normalmente produce nuestro cuerpo). Un tratamiento de 7 días no es un tratamiento prolongado, y es excepcional que produzca efectos secundarios. Si es necesario utilizarlo durante más de 1 semana, existen maneras de minimizar los efectos adversos.

Lo más importante es seguir las indicaciones que haya pautado el médico y es que hay muchas maneras de administrar los corticoides. Una vez al día, a ser posible por la mañana, para que se parezca lo más posible a la producción natural de corticoides. Una dosis única nocturna, si la enfermedad que estamos tratando empeora por las noches. Repartidos en 2 o 3 dosis al día para que el efecto antiinflamatorio sea más estable…

Pautas de administración y duración del tratamiento

Cada pauta tiene su explicación y su indicación concreta. La duración del tratamiento también puede variar. Si la enfermedad se prolonga y es necesario continuar durante más de una semana, puede ser conveniente disminuir la dosis poco a poco antes de retirar.

 

 

Esto es así porque cuando usamos corticoides a dosis altas, nuestro cuerpo interpreta que ya no es necesario producirlos naturalmente, y la glándula suprarrenal se toma un descanso. Si interrumpimos bruscamente la medicación, la producción tarda unos días en recuperarse y los efectos de la falta de cortisol pueden ser graves.

La pauta de retirada también varía mucho y es importante seguir las indicaciones del médico, porque también en esta fase “cada maestrillo tiene su librillo”. 

Efectos secundarios de corticoides tópicos e inhalados

Los corticoides tópicos usados en forma de crema tienen menos efectos secundarios porque generalmente se usan preparados que se absorben poco. Si son de potencia alta pueden producir alteraciones a nivel local y la piel se vuelve fina y frágil, con tendencia a las infecciones.

 

 

Si es necesario utilizar el corticoide tópico durante mucho tiempo (para una dermatitis atópica grave, por ejemplo), debemos seguir las indicaciones exactas del médico, y nunca utilizarlos por nuestra propia cuenta durante más de una semana.

Los corticoides inhalados que se utilizan en el asma, tampoco se absorben de forma importante y tienen mínimos efectos secundarios. Uno de los más preocupantes para la familia suele ser la posibilidad de que produzca un retraso del crecimiento. Este efecto es mínimo y se ha visto que es transitorio.

Los niños tratados con corticoides inhalados a dosis altas durante años, finalmente alcanzan una talla adulta similar a la de los niños no que no hayan recibido estos tratamientos. Una de las cosas que explico a los pacientes asmáticos que precisan corticoides, es que la propia enfermedad sí que puede producir un retraso en el crecimiento si no se controla. Así que en este caso los beneficios compensan los posibles (y transitorios) riesgos.

 

Descubre qué debes tener en casa para medicar antes de ir al médico con el Seminario Online «Botiquín infantil»

 

Otro efecto secundario de los corticoides inhalados es que existe el riesgo de infección de las vías respiratorias por hongos. Por eso es importante hacer enjuagues bucales tras la inhalación y lavar la cara de los niños que utilizan mascarillas.

Para el tratamiento con corticoides nasales de las rinitis alérgicas y otras rinitis crónicas, también se utilizan fármacos que se absorben poco y producen mínimos efectos secundarios. Se pueden usar con seguridad incluso durante meses, aunque lo ideal sería buscar un tratamiento curativo de la propia enfermedad, como la inmunoterapia para la alergia o la extirpación de las vegetaciones, si están aumentadas de tamaño.

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 100 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 11 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

0 comentarios en "El uso de corticoides en niños y sus efectos secundarios"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube