¿Qué son los dientes de tiburón en niños?

Si los dientes definitivos no tienen espacio, los niños pueden sufrir en el futuro dolores de cabeza, de cuello y escoliosis

Se conoce como dientes de tiburón a la coincidencia de los dientes de leche y los permanentes cuando estos erupcionan y los primeros aún no se han caído. 

Esto provoca que en la boca del niño aparezcan dos filas de dientes (de ahí el término relativo al escualo). Se trata de una circunstancia habitual y benigna que se suele resolver sola (cuando el diente de leche se cae). Lo problemático es que esto ocurra porque los huesos maxilares no se han desarrollado correctamente. Entonces, es necesaria la intervención del dentista.

¿Qué son los dientes de tiburón?

Los tiburones tienen una dentadura peculiar que los diferencian de los seres humanos y otras especies animales. Tienen dos filas de dientes que se van cayendo de forma natural y se sustituyen rápidamente. Durante toda su vida. Son dientes afilados y puntiagudos.

Los niños tienen 20 dientes de leche y hacia los cinco o seis años (dependiendo del niño) empiezan a cambiarlos por los dientes definitivos. Lo habitual que estos reabsorban las raíces de los dientes de leche que progresivamente aumentan su movilidad hasta que se caen. El espacio es ocupado por el diente permanente.

Los dientes definitivos son un tercio más grandes que los de leche. Los de leche deben estar separados entre sí para que los definitivos quepan bien. Cuando no hay ese espacio, los definitivos acaban saliendo por donde pueden, a veces sin llegar a provocar que se caigan los de leche. Se origina así una alineación doble, similar a la de los tiburones. 

 

¿Qué son los dientes de tiburón en niños?

 

¿Por qué se produce?

Los dientes de tiburón pueden responder a distintas razones. La primera es que el diente definitivo no consigue reabsorber de forma adecuada la raíz del diente de leche. Y esto hace que los permanentes nazcan por detrás. También puede producirse cierta desviación a la hora de aparecer el diente definitivo.

Por lo general, no se trata de un problema grave. Lo habitual es que el diente de leche finalmente ceda.

El problema, no obstante, es que los dientes de tiburón aparezcan porque no hay espacio suficiente.

«El estado de maduración es tal que los dientes permanentes tienen que salir pero no encuentran por donde; así que surgen habitualmente por detrás de los de leche», explica la dentista del equipo de Criar Con Sentido Común, Irene Iglesias.

Y esa carencia de espacio responde a una falta de desarrollo y crecimiento de los huesos maxilares.

 

Descubre todo lo que debes saber para cuidar correctamente de la salud bucodental de tu bebé con el Seminario Online «El cuidado de los dientes»

 

¿Qué hacer si mi hijo tienes dientes de tiburón?

Los dientes de tiburón en los niños son más normales de lo que parecen. Como es una circunstancia benigna, lo importante es supervisarlos. Mientras el diente de leche se mueva solo hay que observar. Por lo general, el diente de leche acaba cediendo y cae.

«Si llega un momento en el que el diente de leche ya no aumenta su movilidad y el definitivo ya ha erupcionado más o menos por la mitad, es la hora de consultar. El diente definitivo progresa en su camino a expensas de la reabsorción de la raíz del diente de leche», explica nuestra experta Irene Iglesias, en este post sobre la coincidencia de los dientes de leche y los definitivos.

Es posible que se necesite una radiografía «y valorar cuánto queda de la raíz del diente temporal porque eso es lo que nos justificará tener que sacarlo o no». Si la raíz está poco reabsorbida y el diente permanente ha salido bastante, hay que extraer el de leche porque «espontáneamente no se va a resolver». Y puede tener consecuencias para nuestro hijo.

 

¿Qué son los dientes de tiburón en niños?

 

En cambio, si el diente de leche se mueve «para todos los lados» y el definitivo ya está prácticamente en su sitio, no hay que intervenir. «Ese diente se va a caer sí o sí». Es probable que se caiga de manera fisiológica al morder algo o por la insistencia del niño en mover el diente con la lengua o los labios.

¿Qué ocurre si el problema es que no hay espacio para que salga el diente definitivo?

Como explicaba Irene Iglesias unas líneas antes, la falta de espacio es más problemática:

«Los huesos maxilares -donde se halla la raíz de los dientes- se desarrolla dependiendo del uso que se le den. En la sociedad en la que vivimos los niños no mastican o bien consumen alimentos muy blandos, incluso si se practica el Baby Led Weaning (BLW)», indica nuestra experta. 

 

¿Qué son los dientes de tiburón en niños?

 

De este modo, los dientes superiores no «chocan con suficiente fuerza» con los de abajo para desmenuzar el alimento:

«No se estimulan ni los ligamentos periodontales, que dan la orden al cerebro para hacer fuerza; ni las articulaciones temporomandibulares reciben la orden de moverse hacia los lados ni hacia adelante y detrás detrás – para triturar el alimento como haría un molino-. Y la consecuencia es que no crecen los huesos.

Es necesario que la mandíbula haga la función de «mano de mortero» sobre el maxilar superior. De este modo, la mandíbula se ensancha y los huesos van creciendo en todas dimensiones. «Es frecuente ver en consulta ver niños de cuatro o seis años con bocas de niños de dos».  

¿Necesitan tratamiento los dientes de tiburón si se produce por falta de desarrollo?

Si el diente definitivo no sale adecuadamente porque no tiene espacio «se quedará obstaculizando el paso, molestará, no servirá para su función, no encajará bien ni entre los dientes contiguos ni contra los dientes de la arcada contraria».

En este caso, el diente saldrá pero se quedará en una «mala posición» que tendrá consecuencias para el peque. Quedarán huecos donde será difícil limpiar correctamente y eso aumenta el riesgo de caries y de gingivitis (inflamación de las encías) a largo plazo, periodontitis (inflamación y pérdida del ligamento periodontal, que es el que une el diente al hueso), etc. Pero sobre todo, no cumplirá su función de corte para la que está preparado. Precisamente esta es una de las causas de extracción dental en los adultos.

 

¿Qué son los dientes de tiburón en niños?

 

La buena noticia es que si se detecta precozmente (porque sí, se puede detectar de forma muy temprana esa falta de espacio) se puede solucionar con la ayuda de un buen profesional actualizado. Pero si los dientes de leche se quedan sin espacio, es señal de que los permanentes no podrán brotar adecuadamente. En este caso, hay que «promover el crecimiento» artificialmente con aparatología funcional que «obligue al hueso a crecer para ponerse al día con la edad cronológica del paciente».

La primera visita al dentista a los seis meses

«La primera consulta debería ser a los seis meses, incluso aunque el bebé aún no tenga ningún diente. Es el momento ideal para seguir animando a continuar la lactancia materna, para dar indicaciones respecto a la alimentación complementaria o las primeras recomendaciones sobre higiene bucodental«, explica nuestra dentista Irene Iglesias en esta entrevista del blog.

En esa primera visita antes de cumplir el año el profesional realiza una historia clínica y buscará factores de riesgo (por ejemplo, la caries). También se realiza una exploración «para ver qué dientes están erupcionados, si están limpios, muy juntos, si los de arriba encajan con los de abajo o, sin haber dientes, si ya se aprecia una retrognacia excesiva».

 

¿Qué son los dientes de tiburón en niños?

 

Durante las revisiones periódicas, el dentista puede detectar precozmente la falta de desarrollo de los huesos maxilares o si la lengua está haciendo su trabajo correctamente.

«Los niños que no tienen espacio para que aparezcan los dientes definitivos pueden sufrir en el futuro dolores de cabeza, de cuello, escoliosis… A los dos o tres años ya se puede detectar este problema», subraya Irene Iglesias.

«No es que los especialistas tengamos dotes adivinatorios. Es biología pura y dura», defiende nuestra especialista en odontología materna e infantil. Con ella podréis contactar de forma directa si formáis parte de la Tribu CSC, lo que también os dará acceso a más de 120 cursos especializados en crianza respetuosa y salud materno-infantil.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "¿Qué son los dientes de tiburón en niños?"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube