• ACCEDER
  • No hay productos en el carrito.

Cómo la episiotomía cambió mi vida

Me robaron el placer y las ganas de tener otro hijo

16 comentarios en "Cómo la episiotomía cambió mi vida"

  1. En mi parto no sufrí una episiotomía, pero si un desgarro bastante grande, y también lo pase bastante mal con el dolor, no podía andar bien, y dolor en las relaciones. Mi matrona me decía que todo iba bien pero yo sabía que no. Afortunadamente encontré una fisioterapeuta del suelo pélvico que, literalmente, me salvó. Apenas tengo ya secuelas y me enseñó los ejercicios de Kegel y los hipropesivos, que también son buenos para él suelo pélvico, además de para el abdomen.
    Animo a todas las mujeres que hayan dado a luz y que hayan sufrido una episiotomía o desgarro a acudir a este tipo de profesional, me parece totalmente necesario, e incluso estando embarazadas que vayan, les puede ayudar a evitarlo en el parto.
    Ojalá en la seguridad social, ginecólogos, matronas, etc lo recomendarán y así ahorrarían dolor, malestar y se sufrimiento.

    • Sí, Trini, hacen una labor imprescindible en muchos casos y con muy poca difusión y ninguna cobertura en la sanidad pública. Por eso es tan importante difundir la información. Me alegro de que tú también hayas recuperado calidad de vida después del tratamiento. Un saludo.

  2. Hola!! Me informaré mejor sobre esto, yo sigo con dolores en esa parte de la cicatriz 21 meses después… La ginecologa me dice (o decia porque hace tiempo que no voy) siempre lo mismo, que está todo bien, que puede ser algo psicologico porque me entra miedo y tenso la zona… Pero yo se que no es así, me había resignado, pensando que es lo que hay, ya se pasará con los años, o no, mientras tanto las ganas de tener relaciones cada vez son menos. Es verdad que cuando más duele son los primeros minutos de la penetracion, luego se reduce bastante, aun así, saber que me va a doler esos minutos me hace tener pocas ganas, luego también se queda la zona dolorida… Es un rollo. Después de leerte y ver que no es algo tan raro (que es lo que me dan a entender en consulta) investigare sobre el tema y vere si puedo buscar otro tipo de asesoramiento. Gracias.

  3. Me ha parecido que estaba leyendo mi historia! Brutal! Estoy a 17 meses de mi episiotomia y aún no estoy recuperada del todo. Podría haberlo escrito yo misma, gracias!

  4. La capacidad del cuerpo para sanar es asombrosa, lo difícil es encontrar a los profesionales adecuados. Fisioterapeutas del suelo pélvico deberían estar en todos los paritorios y plantas de maternidad. Si así fuera en muchos casos no sería necesario “reparar” porque se evitarían las malas prácticas. Y no hablo sólo de episiotomías, la maniobra de Kristeller totalmente desaconsejada por la OMS por ser peligrosa para la madre (desprendimiento de placenta, prolapso uterino…) y para el bebé (anoxia, traumatismos) sigue practicándose en nuestros hospitales. La lucha por los derechos de la mujer abarca muchos ámbitos pero el de una asistencia digna en el parto debería ser un objetivo primordial.

    • Así es, Ana. Hay mucho camino por hacer aún. Es importante que salgamos del silencio para que se sepa que este tipo de prácticas tienen consecuencias graves sobre nuestras vidas y las de nuestros bebés. Gracias por tu comentario.

  5. Wow, gracias por compartir tu experiencia. Mi experiencia fue también muy mala, los puntos incluso se encarnaron e infectaron, las enfermeras me ponían frío cuando les decía lo mucho que me dolía. Ni hablar de la incontinencia y tampoco he sentido como antes las relaciones sexuales. Siempre le he dicho a los ginecólogo del dolor que sentía y nunca me han hecho mucho caso,que si inflamación, que si antibióticos, que si candidiasis…
    Gracias porque no imaginaba que podría ser por la episitomia, me informare y buscare ayuda por ese lado!!!
    Abrazos

  6. Me he sentido identificada en casi todas tus palabras, se me ha escapado alguna lágrima recordando el parto y los momentos íntimos de dolor que aún evito con toda mi pena, porque quiero tener más hijos y es muy probable que necesite de técnicas de reproducción (otra vez)… Lo que más me duele es que lxs ginecólogxs le resten importancia o te digan que aprendas a vivir con ese dolor cuando SÍ SE PUEDE MEJORAR la vida y reducir el dolor si das con unx fisioterapeuta experto en suelo pélvico. Es una información que debemos tener y me parece horrible que se nos oculte. Muchas gracias Silvia. Elena

  7. Bravo por [email protected] profesionales. En mi caso conocí a mi fisio durante el embarazo, acudí a ella para que me ayudara con los masajes perineales y preparar la zona para el parto. Pero hubo que usar forceps, yo pienso que fuí uno de esos casos en los que es necesario, a mi peque se le bajaban las pulsaciones. Desde que llegué a casa llamé a Cecilia de nuevo, le conté qué tal había ido el parto y pasada la cuarentena comenzamos a trabajar cicatriz y suelo pélvico. La cicatriz está estupenda, pude retomar mi vida sexual, con apenas unas molestias en las primeras ocasiones, pero el suelo pélvico quedó muy mal y tengo que ponerme una malla para corregir el prolapso que me quedó. El desgarro interno se cosió mal y los músculos se perdieron en los confines de la vagina. Es una pena tener treinta y pocos años y andar siempre con el cuidado de dalir “meada” de casa, no sea que te venga un achís. Gracias por tu texto. Es bueno saber que no eres la única.

  8. Me gustaría contar mi historia. Aún lo pienso y no se si estoy preparada del todo. Sin embargo, pienso que hace falta mucha educación al respecto. En mi primer parto me solicitaron clases de parto y te describen lo q es la episiotomia de una forma muy breve. La gente piensa q es dar a luz y es como las novelas. En fin, para mi primer embarazo desde el inicio mi doctora dijo q seria cesárea por mi historia familiar. Era muy estrecha, mi mamá tuvo tres cesáreas y mi tía dos, etc. El principio de varios tormentos. En fin se me programa una cesárea o parto porque estaba teniendo signos de pre clampsia. Se me induce un parto porque el anestesiologo del hospital no llegaba hasta el otro día, pero a esto la doctora quería q fuera parto aunq ya me había dicho todo el embarazo q sería cesárea. Durante el parto me sentí muy débil y la glucosa me bajo demasiado. La doctora decide hacer la episiotomia y la Enfermera de parto maniobró para q diera a luz. Ese
    Primer día me dan laxantes para q fuera fácil al baño ya ni recuerdo porque. Al ir al baño vi un fluido inusual q descargaba por mi área vaginal. Ni idea ya q me decían q la mujer luego de dar a luz estaba en cuarentena y aunq he estudiado ciencia nunca leí q pasaba luego de dar a luz. Así q pensé q era parte del sangrado luego de parir. A la semana le comente a la doctora me dice q pasara a su ofic. Estaba sola con la bebé asi q lo dejé. A las dos semana de mi niña nacida. Tuve una situación de mucho stress por lo q me me causó irritación intestinal. Luego de ir al baño note q tenia escremento por mi área vaginal. La doctora me chequea. Me dice q no vio nada y q es q soy muy maniática con la limpieza Aún así me opera para reconstruir. A ciegas y sin creer en lo q le decía. No mejoro y me ofrece otra cirugía. Nuevamente era sentir la episiotomia. Esta vez si me expkica los riesgos, pero nuevamente a ciegas me opera. Quede súper estrecha. Un tégido se recrecio en mi área vaginal. Mi depresión y ansiedad aumento. Tuve q buscar especialistas q no querían atenderme porque era un mal practice. Evalúe opciones y especialistas y hasta una colonostomia llegue a pensar q sería mi opción. Hasta q se me ocurre visitar un doctor con otra practica y me hablo de un procedimiento. Así q le pedí a las doctora q me refiriera para q me atendiera un proctologo. Luego de ver dos doctores, estos coincidían en q se debió a una fístula recto-vaginal creada por la episiotomia realizada por la doctora. Que tiempos dificilies. Pase muchas frustraciones. A veces estaba molesta con la doctora pero más era por no haber aceptado su error y buscar la manera de culpabilizarme. Me sometí a una cirugía de reparación del área rectal y esfinter anal con un flat vaginal. Muy doloroso. El doctor me indicó q no me recomendaba otro parto porque no me aseguraba el trabajo. Así q mi segundo hijo fue por cesárea. Han pasado 7 años y creo q puedo decir q ahora es q me siento Mejor. Sin embargo cada vez q recuerdo, pienso q durante ese primer año de mi hija no me la disfruté como quería a causa de lo sucedido.

  9. Yo después de mi parto, pasé 2 años de dolores horrorosos porque la episiotomía bestial me había provocado una fisura anal, que se me había cronificado. Tuve que someterme a una operación para qu me cortaran el esfinter. Todo el proceso fue bastante mas doloroso que el parto en sí. Y todo mas que evitable.

  10. Buenas tardes, soy mami primeriza, bueno en un mes salgo de cuentas, la verdad que leer todo esto..me crea cierta incertidumbre, porque en la sala de partos/quirófano nos podemos encontrar cada “espécimen” que para qué contar,

    No he leido nada de epidural, ni tampoco aue te recomendasen el masajee perineal antes y después en tu caso.

    Lo importante notaste una mejoría considerable 😉

    Un saludo

  11. No conocía nada de esto yo tengo una cicatriz pero nunca me ha dolido y ya pasaron 14 años y con el pequeño ya hace 10 años no se me abrió ni me dolio. Tu la verdad es que tuviste muy mala suerte o te lo hizo un carnicero. Pero yo siempre veo lo positivo y es que los niños salgan sanos y espero que en eso si hayas tenido suerte 😗😗

  12. Te leo y me siento totalmente identificada, era mi segundo parto, el primero fue lamentablemente una IVE, que a efectos de embarazo y parto cuenta, en el segundo parto, hace 5 años con maniobra de Kristeller incluida me realizaron la episiotomia, que quedó contracturada y un cistoceles de I grado, a partir de ahí, peregrinando por distintos ginecólogos de la SS que no veían nada, incluso sin realizarme ninguna prueba me dijeron que era falta de estrógenos los cuales me mandaron en crema y me lo tenía que introducir con una pequeña cánula que me era imposible por el dolor que me provocaba, ni hablar de tener relaciones con mi marido. He ido a fisioterapia de suelo pelvico con radiofrecuencia, me sentí mejor, aunque no del todo. Después de unos meses el dolor volvió, estoy embarazada, por tratamiento, le comenté al ginecólogo mi miedo al parto más que nada por lo que me ocurrió, el muy chulo me dice que ahí no hacen cesáreas a la carta que ya mi hija dejó el camino hecho y se quedó tan ancho. Por cómo me van llevando el embarazo cada vez me siento más incomprendida, con mucha rabia e impotencia, porque se piensan que no poder tener una vida sexual placentera no va con el estropicio que ahí me dejaron y lo peor que nadie asume responsabilidades, es como una más y listo, a mirar para otro lado.
    Es nuestro derecho, nuestro cuerpo, nuestro parto y eso está sobre todas las cosas.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.