Conservación de la leche materna

Es necesario conservar la leche materna en perfectas condiciones para que no pierda ninguna de sus propiedades

La leche materna es el mejor alimento para nuestro bebé, pero, en ocasiones, no podemos darle el pecho directamente por alguna circunstancia. Ocurre por ejemplo con la vuelta al trabajo tras la baja de maternidad. ¿Significa esto que debemos abandonar la lactancia materna? No necesariamente, ya que podemos optar por extraernos la leche para ofrecerla más tarde. Pero, para ello, debemos conservar la leche materna en perfectas condiciones para que no pierda ninguna de sus propiedades. 

Hay tres opciones para ofrecer a nuestro bebé la leche materna más allá del pecho: recién extraída, refrigerada o congelada. La leche materna recién extraída es la mejor opción de las tres ya que conserva todas las propiedades antibacterianas, así como mayores niveles de antioxidantes, vitaminas y grasas que la leche refrigerada o congelada; pero esto no significa que estas dos últimas opciones no sean válidas. 

Si tienes dudas sobre cómo hacerlo, en la Tribu CSC cuentas con un equipo de profesionales, entre los que se encuentra la consultora de lactancia (IBCLC), Inma Mellado, a quienes podrás consultar durante todo un mes gratis.  

¿Cómo conservar la leche materna extraída?

Para asegurarte una correcta conservación de la leche materna, debes seguir una serie de recomendaciones que empiezan desde el mismo momento de la extracción. El motivo es sencillo: la leche sale del pecho a la temperatura ideal del bebé. Pero hay que tener en cuenta que podría estropearse si no la manipulamos o conservamos correctamente.

 

Cómo conservar la leche materna

 

La Asociación Española de Pediatría resume estas recomendaciones en: 

  • Higiene de manos. No es necesario lavar el pezón (con la ducha diaria es suficiente), pero sí es importante lavarnos las manos antes de manipular la leche. También es importante limpiar bien los recipientes en los que se almacenará la leche materna. 
  • Usar siempre envases destinados a uso alimentario. Para reconocerlos, verás que tienen el símbolo de la copa y el tenedor. 
  • Refrigerar cuanto antes una vez extraída. En caso de querer congelarla, lo ideal es hacerlo en las primeras 24 horas tras la extracción. 
  • Cuantos menos cambios de temperatura sufra la leche materna, mejor
  • Se recomienda guardar pequeñas cantidades de leche en la nevera o el congelador, ya que lo que sobre después de la toma hay que desecharlo pasadas unas dos horas desde que entra en contacto con la saliva del bebé. 
  • Al descongelar, hay que coger siempre el recipiente con la fecha de extracción más antigua.

¿Y cómo conservarla? Tras extraer la leche materna, puedes conservarla a temperatura ambiente, en la nevera o en el congelador dependiendo de cuándo se la quieras dar al bebé.

 

 

Conservar la leche materna a temperatura ambiente

Lo ideal es refrigerar la leche extraída lo antes posible, pero si decides mantenerla a temperatura ambiente (16ºC-25ºC), solo podrás hacerlo durante cuatro-seis horas o un máximo de ocho en condiciones de máxima limpieza, lo que significa que no se puede tocar el interior del recipiente donde almacenas la leche para evitar que entren bacterias y debes cerrarlo inmediatamente cuando acabes. 

Conservar la leche materna en la nevera

En caso de conservar la leche materna en la nevera, debes guardarla lo antes posible tras su extracción y colocarla en la parte más fría del frigorífico, preferiblemente en la zona más baja y al fondo. En ningún caso debes ponerla en la puerta de la nevera ya que en esa zona la temperatura no es constante ni colocar cerca un recipiente con comida caliente. La podrás mantener durante cinco días en la nevera y hasta un máximo de ocho si fue extraída en condiciones de máxima limpieza. 

Además, debes tener en cuenta que puedes añadir nueva leche extraída a un recipiente con leche ya refrigerada, siempre que la primera se haya enfriado previamente también. Nunca debe mezclarse leche ya refrigerada con otra a temperatura ambiente, salvo que la cantidad que se añada sea mínima.

 

 

Conservar la leche materna en el congelador

La recomendación es congelar la leche materna extraída lo antes posible, y no sobrepasar nunca las 24 horas desde su extracción. Antes de empezar, deberás comprobar que los recipientes en los que guardas la leche materna son aptos para el congelador. 

Hecho esto, deberías etiquetar todos los recipientes con la fecha y la cantidad de leche extraída, para ir descongelando siempre en función de su antigüedad. Además, debes tener en cuenta que la leche materna se expande al congelarse, por lo que no debes llenar los recipientes más de tres cuartos de su capacidad. Dura unos tres-seis meses en el congelador a -18ºC, que se pueden alargar hasta nueve en condiciones de máxima limpieza. Si cuentas con un congelador arcón podría conservarse hasta un año. 

Por último, debes elegir la parte posterior del congelador y, en caso de que este tenga función de auto-descongelación, mantener los recipientes con leche materna alejados de las paredes. 

 

leche materna

 

Puedes añadir leche recién extraída a leche ya congelada, aunque para ello debes enfriarla al menos media hora en la nevera y tener en cuenta que la cantidad que añadas nunca debe ser superior a la ya congelada para evitar que derrita la capa superior. 

Lactancia materna y trabajo

Pero, ¿qué ocurre cuando volvemos al trabajo y queremos seguir con la lactancia materna? En estos casos, la ley ampara este proceso y no es necesario informar ni pedir permiso para ello. Sin embargo, no todos las empresas disponen de un espacio para ello y muchas mujeres se ven obligadas a extraerse leche para su bebé en el cuarto de baño. 

Una vez extraída, tiene dos opciones: conservarla en los frigoríficos de la empresa en caso de que existan, o bien guardarla en una nevera portátil con placas de hielo. Al llegar a casa, debes meterla inmediatamente en la nevera o el congelador. En estos casos, la leche durará unas 24 horas.

En caso de llevar tu leche a la escuela infantil para que se la den a tu bebé, además de asegurarte de que esta se mantenga en la temperatura idónea, debes etiquetar la cantidad y poner en la leche el nombre de tu bebé para evitar confusiones.

 

Descubre las claves para poder seguir amamantando tras la vuelta al trabajo con el Seminario Online “Lactancia y vuelta al trabajo”

 

En algunas ocasiones, la leche puede desprender un olor rancio al descongelarla debido a la acción de la lipasa, una enzima que se encuentra en la leche materna que descompone las grasas y libera los ácidos grasos, lo que evita la aparición de bacterias nocivas. En ocasiones, para evitarla suele ser útil escaldar la leche (llevarla a una temperatura superior a 70º sin que hierva) y congelarla rápidamente tras dicho escaldado, así como calentarla justo después de sacarla del congelador.

Hay bebés que pueden rechazar la leche por el olor rancio, aunque no afecta en ningún caso a las propiedades de la leche. Además, la leche congelada tiende a separarse en capas, por lo que antes de ofrecerla, es importante moverla de forma suave para mezclarla sin dañar sus componentes nutritivos.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Lactancia materna?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Lactancia materna y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Conservación de la leche materna"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 mes de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube