Café descafeinado en el embarazo: ¿Es recomendable?

El café descafeinado tiene una pequeña cantidad de cafeína, pero sí se puede consumir durante el embarazo

El café es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo. Sin embargo, durante la gestación suele generar dudas y muchas mujeres se plantean si se puede tomar o no. Pero, ¿está permitido el café descafeinado en el embarazo?

Durante el embarazo, la mujer debe prestar especial atención a su alimentación. Además de ser sana y equilibrada, en este momento hay que evitar ciertos alimentos que se consideran prohibidos. Es el caso, por ejemplo, de la carne o el pescado crudos o poco hechos, los pescados de grandes dimensiones por su alto contenido en mercurio, los quesos sin pasteurizar o el alcohol.

¿Y el café? Es cierto que hay que evitar el consumo de cafeína elevado durante el embarazo, pero, ¿es seguro el café descafeinado en el embarazo? Tal y como explica la matrona de Criar con Sentido Común, Sara Caamaño, con la que puedes resolver tus dudas en la Tribu CSC “se puede consumir durante el embarazo”. Aunque eso sí, con prudencia. Solo habría una excepción: en casos de embarazo de riesgo es mejor evitar el café, ya sea normal o descafeinado.

 

AlimentosEmbarazoVenta
Cuida de tu salud y la de tu bebé alimentándote correctamente durante el embarazo con el Seminario Online “Alimentación en el embarazo”

 

¿Por qué no debe abusar del café una embarazada?

El café contiene cafeína, una sustancia estimulante que podemos encontrar también en otros alimentos como el chocolate o algunos refrescos con gas. Lo mismo ocurre con el té al contener teína, también estimulante

Uno de los principales efectos de la cafeína es que acelera el ritmo cardíaco y puede provocar una subida de tensión en la madre. Además, puede provocar acidez de estómago y problemas de insomnio, que se suman a las dificultades para dormir durante el embarazo.

Pero la cafeína no solo afecta a la mujer embarazada. Según algunos estudios, el consumo elevado de cafeína (cuatro tazas diarias) se relaciona con problemas de crecimiento y desarrollo del bebé, incluso con partos prematuros y abortos. A pesar de ello, es cierto que apenas hay estudios concluyentes al respecto ya que las variables son tan amplias que resulta difícil saber hasta qué punto influye el café y la cafeína en el desarrollo del embarazo o no.

Sin embargo, el consumo de café durante el embarazo no está prohibido, aunque sí se recomienda que se tome de forma moderada. Así, se aconseja consumir unos 200 mg de cafeína al día, sin superar nunca los 300 mg. Es complicado establecer a cuántas tazas de café equivalen esas medidas ya que depende de diferentes factores como el tipo de café, la marca, el tamaño de la taza o la forma de presentarlo. Sin embargo, a grandes rasgos, 200 mg de cafeína podrían equivaler a una o dos tazas de café.

 

Café descafeinado en el embarazo: ¿Es recomendable?

 

Además, los efectos pueden variar mucho de una mujer a otra. Así, en caso de que la mujer embarazada note que la cafeína tiene algún efecto en su día a día, sí es preferible que lo consulte con el especialista.

Café descafeinado… ¿Sin nada de cafeína?

Aunque poca, el café descafeinado sí contiene cafeína. Si el café normal contiene unos 100 mg de cafeína, en el caso del café descafeinado esta se reduce hasta los dos mg. La razón es sencilla: hasta el momento, ningún método de los empleados para extraer la cafeína del café ha conseguido hacerlo al 100%.

A pesar de ello, el sabor y el color del café descafeinado y el café normal es prácticamente igual, por lo que puede convertirse en una gran alternativa si la mujer embarazada prefiere no consumir café normal. Eso sí, hay que tener en cuenta que el café es una bebida sin valor nutricional, por lo que no debería considerarse nunca un sustituto de la leche.

Sin embargo, lo realmente desaconsejable (siempre, pero especialmente en el caso de las embarazadas y niños) no es el café en sí, sino el azúcar que muchas veces empleamos para endulzarlo. Al hacerlo, convertimos el café en una bebida llena de calorías vacías. 

 

Café descafeinado en el embarazo: ¿Es recomendable?

 

Por ello, la dietista-nutricionista del equipo de CSC, Rebeca Pastor, recomienda en el post “¿Pueden tomar café descafeinado los niños?” que el café siempre sea tostado sin más y nada de torrefacto. “La mejor opción es elegir siempre cafés descafeinados de máquina y no solubles”, asegura.

Beneficios del café descafeinado

El café descafeinado tiene importantes beneficios como ayudar a controlar la diabetes tipo 2, la demencia y el Alzheimer, además de prevenir el envejecimiento de las células cerebrales. Cuenta también con propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas y antitumorales, por lo que su consumo moderado puede tener importantes beneficios para el organismo. Y gracias a los fitonutrientes, se considera que tiene capacidad antioxidante, retrasando el envejecimiento.

Sin embargo, también tiene contraindicaciones. Así, durante el proceso de extracción se pueden generar sustancias que influyen en la salud del corazón, la ansiedad, molestias estomacales y reflujo. Especialmente por estas molestias estomacales, la matrona de CSC reconoce que en algunas ocasiones es mejor tomar café normal al descafeinado ya que este último “puede sentar mal a algunas personas”. 

Alternativas al café descafeinado en el embarazo

Y aunque no es necesario dejar de tomar café durante el embarazo, si no te sienta bien, puedes optar por otras alternativas: leche sola, leche con cacao puro (aunque también tiene teobromina), una infusión de jengibre y limón, té verde, té blanco o rooibos ya que tienen menos teína que el té negro o el café, aunque habría que controlar también las cantidades diarias.

Rebeca Pastor añade también la achicoria y la cebada tostada. Según explica, la clave es que vaya siempre sin azúcar añadido.

 

Aprende a interpretar las etiquetas de los productos para distinguir si son saludables o no, y a descubrir las trampas que las marcas utilizan para inclinar nuestra compra hacia sus productos con el Seminario Online “Aprende a leer las etiquetas al hacer la compra”

 

Eso sí, en ocasiones, es necesario evaluar riesgos y beneficios. En este sentido, Caamaño lo tiene claro: “Prefiero que una mujer embarazada se tome un café a una bebida azucarada como el típico cacao soluble que es todo azúcar”.

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Embarazo?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Embarazo y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

1 comentarios en "Café descafeinado en el embarazo: ¿Es recomendable?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube