8 Trucos para conseguir estimular con actividades de suelo a un bebé que solo quiere brazos

La estimulación en el suelo favorece el desarrollo del bebé y la adquisición de hitos motores, pero muchos bebés solo quieren estar en nuestros brazos

Nuestro bebé va a aprender a moverse estando en el suelo. Pero, ¿y si mi bebé no quiere estar en el suelo? ¿Cómo le ayudo?

¿Cuándo empezar a poner bebé en el suelo?

A partir de los 3 meses, cuando ya pasa más ratitos despierto y comienza a moverse más, podemos empezar a dejarle en el suelo, sobre una superficie adecuada, todo el tiempo que observemos que esté cómodo. En primer lugar, empezaremos siempre colocándole boca arriba. Este será el punto de partida sobre el que se irá construyendo todo el desarrollo motor de nuestro peque.

Estando boca arriba observaremos como patalea y lleva sus manitas al pecho y a su boca. Comienza a jugar con sus piernas y empieza a arquearse hacia los lados, poquito a poco, hasta que logra ponerse boca abajo.

Muchos bebés protestan cuando se quedan boca abajo porque no saben volver a girar, les ayudamos y en cuanto los volvemos a poner boca arriba, vuelven a girar, y así se pasan el día, vuelta y vuelta, hasta que consiguen hacerlo solos y comienzan a disfrutar de estar boca abajo, apareciendo así nuevos descubrimientos, como girar sobre sus barriguitas, empujar con los brazos para empezar a rastrear hacia atrás y hacia delante y, finalmente, logran elevar la pelvis para colocarse en cuadrupedia y de ahí pasar a sentados o iniciar el gateo.

 

Mi bebé no quiere estar en el suelo

 

Salvar obstáculos, comenzar a trepar, colocarse de rodillas y después de pie, son posiciones que llegarán a continuación, acompañadas de múltiples sentadillas y algún culetazo, hasta que consigan la marcha independiente en torno a los 15 meses, algunos un poco antes y otros algo después.

Pero a veces este proceso no es tan fácil… Suele ocurrir muchas veces que nuestros bebés solo quieren estar en nuestros brazos, y en cuanto tocan el suelo lloran desconsoladamente hasta que volvemos a cogerlos.

Ponerlos boca abajo ni se nos ocurre, no aguantan más que un par de minutos… Por lo que frecuentemente pasan de estar en brazos o porteados, a estar algunos ratitos en hamacas o similares y de ahí, en cuanto están preparados, a sentarse, posición que sí suele gustarles mucho más. Y es que sentados pueden ver el mundo desde otra perspectiva, pueden utilizar sus manitas a placer, interaccionar con nosotros de manera más efectiva y, además, es mucho menos cansado que estar tumbado.

El problema de esto es que nuestro bebé no ha llegado por sí mismo a esta posición y, por tanto, no sabe salir de ella, por lo que cuando se cansa solo puede llorar para avisarnos y que le cambiemos de postura, o tirarse hacia atrás, con el consiguiente coscorrón.

Además, estos bebés suelen saltarse otros hitos como el volteo, el arrastre, etc… lo que limita sus posibilidades de desplazarse y explorar el entorno. Y no es que haya algo que vaya mal en su desarrollo, lo que ocurre es que no han practicado porque no han pasado suficiente tiempo en el suelo para ello.

 

12 Juguetes para fomentar el gateo en los bebés

 

¿Qué podemos hacer nosotros? ¿Cómo les ayudamos a disfrutar del suelo?

Mi bebé no quiere estar en el suelo: 8 Trucos para conseguir estimularlo

Aunque no hay soluciones mágicas, te cuento algunos trucos que te pueden ayudar para acompañar a tu bebé en esta etapa.

1. Prepararemos un espacio adecuado en el suelo

Una superficie que aísle un poquito pero que sea firme y no se arrugue ni deslice. Podría servir una esterilla de yoga o algo similar. Lo que buscamos con esto es que nuestro bebé sienta bien todas las partes de su cuerpo sobre las que está apoyado y que pueda moverse fácilmente, sin hundirse, lo que si ocurre si lo colocamos en un colchoncito o manta muy mullida. Esto además ayuda a prevenir la plagiocefalia, porque permite un mayor movimiento de la cabecita del bebé.

2. Un espacio reducido y seguro

Cuando son muy pequeñitos, buscaremos un espacio recogido, una esquinita de una habitación, o un espacio que acotaremos con cojines o una estantería. Si el espacio es muy abierto puede darle sensación de inseguridad y es posible que se mueva menos.

3. También es importante dejar al bebé en el suelo con una ropa adecuada

Los pies siempre deberían estar al aire y, siempre que sea posible, también las piernas. De este modo es más fácil que pueda moverse. Evitaremos leotardos, pijamas de cuerpo entero, ropa muy ajustada, con volantes, cintas… que entorpecerán su movimiento.

4. Nada de gimnasios

Yo no suelo recomendar gimnasios o similares, porque al mantener los objetos colgados sobre él, estáticos, no incitan al movimiento, más bien lo contrario. Además, hay bebés que se frustran al no poder alcanzarlos. Por eso, si los usas, no lo hagas más allá de los 3-4 meses, después es mucho mejor colocar los estímulos en el suelo, para que nuestro bebé quiera voltear para ir a por ellos.

 

El juego está íntimamente relacionado con el desarrollo motor del bebé, sus habilidades manuales, su capacidad de aprendizaje e incluso con la comunicación y el lenguaje. Aprende a proporcionarle el espacio y los objetos o juguetes más adecuados con el Seminario Online “Desarrollo, juego y estimulación”

 

5. Facilitar el boca abajo en situaciones del día a día

Por ejemplo: los cambios de ropa, aseo o masaje. En los brazos, sobre nuestro pecho o regazo también es muy adecuado adoptar esta posición. Aunque practiques movimiento libre y no quieras colocar a tu bebé en posiciones que él solo no ha alcanzado, estas sugerencias que te comento si estarían indicadas.

6. Enseñarle a voltearse

Una vez en el suelo, partiendo siempre de la posición boca arriba, le animaremos a iniciar el volteo con estímulos de su interés, que en esta etapa serás tú: tu voz, tu cara o incluso ofrecerle el pecho estando tumbada con él, serán un potente estímulo para querer moverse.

7. Acompañarle

Si nuestro bebé aguanta poquito tiempo en el suelo y reclama brazos continuamente, tumbarnos con él, hablarle tranquilamente y mostrarle y ofrecerle cositas de su interés, suele ayudar a que esté más cómodo y quiera estar más ratito en el suelo. Podemos cogerle antes de que se enfade demasiado, calmarle y volver a ofrecer suelo un ratito después.

Es mejor así, varios ratitos cortos a lo largo del día, que forzar un tiempo muy largo con nuestro bebé enfadado. Recuerda, la premisa es DISFRUTAR. Si lo pasa mal, lo recordará, y cada vez querrá pasar menos tiempo en el suelo.

8. No forzar la sedestación

Otra clave es no sentarles demasiado pronto, algo que solemos tender a hacer cuando no quieren estar en el suelo, porque en esta posición aguantan bastante más explorando los objetos. Si les ofrecemos obstáculos firmes y no muy altos en su espacio de juego (de unos 12 ó 15 cm de altura aproximadamente), colocando objetos interesantes sobre ellos, les animaremos a internar subir a ellos, adoptando otras posturas que facilitarán que puedan alcanzar la cuadrupedia y el sentado por sí mismos.

 

12 Juguetes para fomentar el gateo en los bebés

 

Cuando lo logran por ellos mismos, veremos cómo se reducen las situaciones de frustración porque han perdido un objeto y no pueden volver a alcanzarlo, por no hablar de los coscorrones al tirarse hacia atrás cuando están cansados. Esteremos potenciando su autonomía, en definitiva.

Aunque muchas veces esta etapa sea complicada de acompañar y pueda parecer que nunca va a querer estar en el suelo, te prometo que en cuanto tu bebé vaya aprendiendo a moverse más y a cambiar de posición solito, descubriendo a placer todo el espacio que le rodea y los objetos sin tener que reclamar tu ayuda, el tiempo en el suelo irá aumentando, y él irá disfrutando cada vez más de su cuerpo y de todo lo que es capaz de hacer con él.

Si quieres saber más sobre el desarrollo de tu bebé o necesitas asesoramiento profesional, en la Tribu CSC puedes consultar a nuestro equipo de expertos en salud materno-infantil y crianza respetuosa.

Podéis descargar gratis la app de Criar con Sentido Común tanto para Apple como para Android, y tenéis una semana gratis para probar todas las ventajas de la membresía a la Tribu, realizar todos los cursos online disponibles y consultar a nuestros/as especialistas.

 

¿Te interesa todo lo relacionado con Desarrollo infantil?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Desarrollo infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "8 Trucos para conseguir estimular con actividades de suelo a un bebé que solo quiere brazos"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube