Sois los mejores padres del mundo (por Susana Boullón)

Me llamo Susana y creo en la crianza con apego, la lactancia materna y el porteo, y quiero ofrecerle a mi hija todo lo mejor de nosotros y del mundo en que vivimos, aunque en muchas ocasiones sea muy complicado e incluso imposible y tengamos que adaptarnos a las realidades que nos tocan vivir.

Isona llegó antes de lo esperado, fue lo que llaman un bebé prematuro tardío, nació con 36 semanas y 3 días. Supongo que después de lo que nos costó embarazarnos, de los años que estuvimos esperándola, no quería hacernos esperar más…

Tengo muy buen recuerdo del embarazo, me encantaba estarlo y lucir barriga, excepto las nauseas que tuve durante los tres trimestres, la verdad es que lo disfruté muchísimo; y el parto, pues qué decir, a pesar de las 20 horas entre rotura de aguas y el nacimiento, creo que hubiese pasado por ello mil veces solamente por revivir el momento de tenerla en brazos por primera vez.

Pero Isona no mamaba

A pesar de hacer piel con piel y ponerla al pecho desde el primer momento, Isona no mamaba. Se quedaba dormidita todo el rato. Yo tenía muy claro que quería dar el pecho. Así como para el parto tenía una mentalidad más abierta y no me obsesionaba con el tipo de parto que quería, para mí el biberón no era una opción, no por nada, respeto mucho todas la opciones, pero la mía era la teta.

No me había planteado otras cosa, pero cuando tras unas horas, y un par de pruebas de azúcar, la niña empezó a tener baja la glucosa y nos dijeron que había que darle biberón, me sentí la peor madre del mundo al decir a las enfermeras que no quería biberón.

Isona nació casi a las 22h y nos subieron a la habitación sobre las 24h. Llevaba muchas horas de parto, estábamos cansadas, no entendía por qué no nos daban más margen o me ayudaban para que se cogiera al pecho… Entendía que su principal preocupación era el bienestar de la niña, igual que la nuestra, y al ver mi negativa al biberón le trajeron 15 ml de leche en una jeringuilla.

A pesar de nuestros intentos, no tomó casi nada. De repente, en un intento de ir al baño, me maree y mi marido llamó a la enfermeras… lo siguiente que recuerdo es ver a mi marido dándole un biberón a la niña con la enfermera sentada enfrente y yo llorando como una magdalena… Sabía que había que subirle la glucosa como fuera y que lo primero era su bienestar, pero me sentía tan mal… ¿Por qué no mamaba? ¿Por qué mi calostro no era suficiente? ¿Por qué no sabía darle de mamar a mi hija? ¿Por qué no sabía hacer aquello tan natural y tan básico como es alimentar a mi bebé?

Amamantar no es algo instintivo

Después me he dado cuenta que por más básico y natural que parezca, no es tan fácil, ni estamos programadas para ello ni nos sale de forma tan natural como nos quieren hacer creer… se tiene que aprender y no nos han enseñado. ¿Por qué no hay clases pre-lactancia igual que las hay de pre-parto, de fácil acceso para todo el quiera? ¿Por qué nadie te explica que puedes tener los pezones planos, que existen pezoneras y que el extractor de leche no es solo para cuando te incorpores al trabajo sino también para ayudarte a producir más leche? ¿Por qué no te explican de antemano que hay diferentes posturas para amamantar, que existen las asesoras de lactancia y los grupos de apoyo? ¿Por qué no te hablan de cómo prevenir las grietas y las mastitis? ¿Por quó no te hablan de los probióticos y las hojas de col?

Al final salimos del hospital con lactancia materna más un suplemento de biberón, sí, biberón, porque así nos lo dijo la pediatra y porque desconocíamos que aunque fuera tan bebé podíamos darle con cucharilla o con otros mecanismos que no le crearan confusión pezón/tetina.

También salí con pezoneras, porque la enfermera de la mañana me dijo que la peque no podía mamar porque tenia los pezones planos. Y también salí con mucho remordimiento de conciencia, ya que la niña tenia la bilirrubina muy alta, y eso era porque no comía, y no comía por mi culpa… que soy su madre y mi obligación es alimentarla y saber como hacerlo.

Cada profesional, una opinión

Y después vienen las diferentes opiniones de los profesionales que trabajan puerta con puerta y se llevan la contraria entre ellos… La comadrona que me dice que de pezón plano nada de nada, que me quite las pezoneras ya y que pone cara rara cuando le digo que estamos con 30 ml de suplemento de bibe (según ella, con el peso de nacimiento nos podríamos haber ahorrado el suplemento). La enfermera de pediatría que te apoya y te anima diciéndote que si yo quiero acabará siendo lactancia materna exclusiva, pero que a la vez le dice al papi, que si yo me quedo dormida le de 60 ml de leche artificial a la niña, que no pasa nada, que es importante que yo descanse (lo entiendo y agradezco la preocupación a la enfermera, pero al salir le digo al padre de la criatura que como se le ocurra dejarme dormir y darle más bibi a la niña me lo cargo!! jejeje). O el ginecólogo, que te dice que le dé 60 ml de biberón directamente, que si no me deja dormir es porque la niña tiene hambre… ¿Por qué no te explican que cuanto más le das el pecho más producción consigues? o ¿Por qué no te aconsejan que, en vez de leche artificial, te extraigas de la tuya y a la vez de conseguir más producción la niña toma leche materna? ¿No se supone que ellos son los expertos?

Es necesario tener información para poder elegir tu opción y los profesionales están ahí para ayudarte y orientarte, pero lo más importante es sentirte bien con lo que haces u ofreces a tus hijos, si para ti dar el pecho es un sacrificio tan grande que no te deja disfrutar de tu hijo/a, pues dale biberón; si estas más tranquila dándole papillas que haciendo BLW porque te da miedo que se atragante, pues a por las papillas. Porque lo importante es que lo disfrutes y que tu hijo/a te vea tranquila y segura de lo que haces.

Sois los mejores padres para vuestros hijos

Finalmente, y sin saber muy bien cómo, acabas por hacer lo que te dice tu instinto, porque resulta que sí, que tenemos instinto maternal, y que, por lo menos a mí, me cuesta creérmelo y seguirlo.

Finalmente Isona se cogió bien al pecho, después de muchas lágrimas por mi parte, de alguna grieta y bastante dolor, y con la inestimable ayuda de una gran asesora de lactancia (además del apoyo incondicional del papá), conseguimos quitar las pezoneras y que tomara solo leche materna. Después de un primer mes sufriendo por que cogiera peso ¡ahora no hay quien la pare!

Pero, como me dijo la enfermera de mi hija una vez, yo soy la mejor madre del mundo para mi hija, y todo lo que hago y haré, lo hago y lo haré creyendo que es lo mejor para ella. Así que mamis (y papis), dejaos asesorar pero seguid vuestro instinto, porque vosotros sois los mejores papás para vuestro bebé.


No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 80 cursos y seminarios, un grupo de apoyo, y la asistencia de 10 profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

1 comentarios en "Sois los mejores padres del mundo (por Susana Boullón)"

  1. susana,a mi me paso igual,en las primeras 24h mi peque estaba cerca de perder el 10% de su peso al nacer,asi que a las 2h de la mañana vino la enfermera que habia que darle bibe,porque no tenia leche suficiente…. yo tb queria lactancia materna en exclusiva y fue un jarro de agua frio,me puse a llorar y llorar. al dia siguiente al ver mi reaccion me dieron mas leche artificial pero en jeringuilla y con sondita pegado al pecho para que el peque me estimulase a la vez que yo le daba al émbolo de la jeringuilla. tres 3primeras semanas duras,el peque empezo a engordar y todo fue viento en popa.
    En esos momentos,cuando van con el bibe,sin preguntar y sin que sea tu opcion,es muy duro y te sientes lo peor…. pero tienes razon somos los mejores padres del mundo para nuestros peques.
    Un saludo

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube