Día Mundial de las Redes Sociales: ¿Cuáles son los riesgos del “sharenting” para mis hijos?

8 de cada 10 bebés está en internet antes de cumplir seis meses

El “sharenting” es un concepto actual que hace referencia al uso de las redes sociales para compartir imágenes de nuestros hijos. Es una costumbre muy extendida, pero que conlleva riesgos para los menores, sobre todo si no se hace de manera consciente y controlada.

¿Qué es el sharenting?

El origen de la palabra “sharenting” procede de la combinación de dos términos en inglés: to share (compartir) y parenting (crianza). En la práctica, se refiere al uso habitual de las redes sociales para compartir imágenes, vídeos o información sobre nuestros hijos.

Está tan extendido que se comparten imágenes de menores o relacionadas con ellos incluso cuando ni han nacido. Test de embarazo, ecografías o la habitación del bebé se difunden a diario a través de Facebook, Instagram o WhatsApp.

 

Los peligros del "sharenting"

 

La Agencia Española de Protección de Datos recoge datos muy llamativos en su web:

  • Un estudio de la Universidad de Michigan que revela que el 50% de los padres suben fotografías de sus hijos que podrían resultarles vergonzosas.
  • En Reino Unido han detectado que los padres publican un promedio de 13.000 vídeos o fotos de sus hijos o hijas antes de que cumplan 13 años.
  • Un informe de la empresa de seguridad AVG que alerta de que 8 de cada 10 bebés está en internet antes de que cumplan seis meses.

Incluso si tapamos sus rostros podemos dar datos de manera inconsciente que los haga visibles a cualquiera: un espacio conocido, un parque público, el nombre de un colegio o un centro comercial, etc. Datos que pueden permitir la geolocalización de nuestros hijos.

 

Los peligros del "sharenting"

 

¿Cuáles son los riesgos del “sharenting”?

Según el portal Pantallas amigas, especializado en el uso responsable de internet y de los dispositivos tecnológicos, los principales riesgos del “sharenting” son :

Falta de privacidad

Al compartir imágenes e información de los menores creamos una huella digital y les quitamos la privacidad que les pertenece. Ana Pacheco, abogada y una de las expertas de de Criar Con Sentido Común (podéis contactar con ella a través de la Tribu CSC) aclara:

“El consentimiento para publicar fotografías de los menores de 14 años la tienen los padres o tutores legales. Pero siempre debe haber un acuerdo con el menor en el que este consienta. Además, es necesario que esté en plenas facultades para dar su permiso“.

 

Los peligros del "sharenting"

 

Es decir, que se “necesita expresamente la aprobación” de la persona involucrada. En el caso de las figuras públicas, se podrán fotografiar, pero también se necesita una aprobación previa. Es decir, que tampoco los hijos o hijas de famosos se pueden fotografiar alegremente si no hay un consentimiento.

Hay que recordar que los menores tienen derecho al honor, a la intimidad familiar y personal y a la propia imagen, tal y como ya explicamos en este otro post sobre exposición de menores en redes sociales.

Ciberbullying

Según Pantallas amigas, con el sharenting podemos llegar a favorecer el acoso en redes de manera inconsciente. Además, también podemos estar facilitando información acerca de nuestros hijos e hijas que puede afectar a su reputación, perjudicándole en el colegio o en su entorno social.

 

Los peligros del "sharenting"

 

Fraude

También los niños y niñas pueden ser objetos de fraude por los datos que hay de ellos en Internet. El Wall Street Journal publicó un caso de usurpación de identidad de un bebé.

“Me gustaría dar la bienvenida al mundo a mi hijo. Mamá y el tío Maddox te quieren mucho, Artie“, recogía un foto de un bebé que dormía tranquilamente publicada en una red social. Pero resultó que Artie (Arthur) no era Artie. Era una niña cuya madre, una mujer de Canadá, había colgado su foto en un perfil público de Instagram tras dar a luz.

Fue ella la que, tras ser alertada de que su hija circulaba por internet, alertó a Facebook de lo que sucedía. La compañía cerró el perfil de la mujer que había robado la identidad de la bebé.

 

Los peligros del "sharenting"

 

Grooming y pedofilia

El “sharenting” también puede dar pie al “grooming” o a la pedofilia. Lo primero hace referencia al acoso online por parte de adultos a menores. Los primeros se ganan la confianza de niños, niñas y adolescentes y los acaban obligando a intercambiar imágenes sexuales o incluso llegar al abuso sexual.

Los pedófilos, por su parte, aprovechan cualquier recoveco para lograr fotografías e información de niños. Y las redes sociales son terreno abonado para ello si no ponemos límites y enseñamos a nuestros hijos a ser prudentes.

Las fotos y vídeos que compartimos en internet pueden llegar a pedófilos, lo que aumenta la vulnerabilidad de los menores.

 

PantallasVenta
Te enseñamos cuándo y cómo introducir las pantallas a los peques para que no caigan en un mal uso o abuso, cuáles son sus beneficios y perjuicios, y cómo abordar una adicción con el Seminario Online “Uso responsable de las pantallas”

 

¿Y si reflexionamos antes de compartir?

Es lógico y muy humano querer compartir con los demás la felicidad y el orgullo que sentimos por nuestros hijos. Una pose graciosa, un disfraz divertido o simplemente una sonrisa inmensa capaz de iluminar la habitación nos anima de inmediato a enviar la instantánea a familiares o amigos. O a subirla a Facebook, Instagram o cualquier red social.

Pero, ¿reflexionamos antes de hacerlo? ¿somos conscientes de que subir una imagen de un menor entraña todos estos riesgos? ¿nos planteamos cómo pueden sentirse nuestros hijos si compartimos, no sé, una imagen suya dormidos con la boca abierta? o ¿hasta qué punto esto puede afectarles en la autoestima y en su autoconcepto?

Tal vez, deberíamos tomarnos unos minutos de reflexión antes de compartir fotos, vídeos o imágenes de nuestros hijos. Ponernos en su lugar también pueden ayudarnos a empatizar con ellos.

 

Los peligros del "sharenting"

 

Algunas recomendaciones sobre privacidad, menores e internet

Pero si, aun con todo, queremos compartir imágenes y vídeos de nuestros hijos, hay que tomar algunas precauciones. Pantallas amigas las resume así:

  • Compartir las imágenes desde nuestras redes y no crear una cuenta propia de nuestro hijo o hija.
  • Pedirle opinión a ellos: ¿Qué imágenes desean que compartamos? ¿Qué prefieren mantener en la privacidad?
  • Evitar imágenes de nuestros hijos con poca ropa (en el baño o la piscina, por ejemplo).
  • Leer y entender las políticas de privacidad de las redes sociales que utilizamos.
  • Activar las alertas de Google con el nombre de nuestro hijo/a para que nos avise si se hace una búsqueda sobre ellos en internet.
  • Ser cautos: no dar localizaciones ni detalles muy concretos.
  • Compartir información bajo anonimato y pixelar sus caras para respetar su privacidad.
  • Solo compartir imágenes a través de chat o mensajería instantánea con personas de nuestra confianza y que no las compartirán sin nuestro permiso.

Ana Pacheco, por su parte, recuerda que tanto el colegio como cualquier centro de actividad extraescolar tiene que hacernos llegar un consentimiento informado para que autoricemos (o no) la publicación de fotos o vídeos de nuestros hijos menores.

 

Los peligros del "sharenting"

 

En cuanto a los padres separados o divorciados, explica que una de la partes se puede oponer a que la otra publique fotos de sus hijos en internet:

Es fuente de disputa muy típica entre parejas divorciadas, sobre todo cuando aparecen los niños con las nuevas parejas. Por eso está prohibido o, en todo caso, protegido por la ley“.

Si necesitas más información, además del asesoramiento que puedes encontrar en CSC, te animamos a utilizar otros recursos como la web de Pantallas amigas o tudecideseninternet.net. Este último es un portal dirigido a menores para hacer pedagogía puesta en marcha por la Agencia Española de Protección de Datos.

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Seguridad Infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Seguridad Infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Día Mundial de las Redes Sociales: ¿Cuáles son los riesgos del "sharenting" para mis hijos?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 mes de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube