Maltrato infantil: Cómo identificarlo y actuar si eres testigo

6 de cada 10 agresiones a menores son diarias y el maltrato se prolonga durante más de un año

Según datos del Instituto Superior de Estudios Sociales y Sociosanitarios (ISES), entre 2008 y 2020 el maltrato infantil en España se incrementó en un 300%. Pero ¿cómo saber si un niño es maltratado por sus padres? ¿Qué se debe hacer en caso de maltrato? 

Los niños y las niñas son uno de los grupos más vulnerables al maltrato. Debemos tener en cuenta que los menores no disponen de herramientas para defenderse. En el caso de los bebés, ni siquiera han desarrollado aún el lenguaje y, por tanto, no pueden dar la voz de alarma de lo que les está ocurriendo y, en el caso de los más mayores, lo habitual es que sientan tanto miedo que estén bloqueados y no sean capaces de pedir ayuda.

Por ello, es fundamental que las personas adultas que les rodeamos seamos sensibles a este tema para poder detectarlo si hay algún caso en nuestro entorno, puesto que no solo tiene consecuencias físicas para la víctima, sino también gravísimas consecuencias psicológicas. Para conocer las señales del maltrato infantil, comenzaremos por definirlo.

Qué se considera maltrato infantil: Tipos de maltrato a la infancia

Definimos el maltrato infantil como toda acción que los progenitores o cuidadores ejercen en el niño o niña de forma intencionada (salvo excepciones, como el Síndrome de Bebé Sacudido, que en ocasiones se provoca de forma inconsciente), y provocan en él un daño físico y/o psicológico.

 

Qué hacer en caso de maltrato infantil

 

El maltrato puede ser de diferentes tipos:

  • En primer lugar, puede tratarse de desatención física y/o emocional. Los niños y niñas que sufren este tipo de maltrato se ven privados de alimento, sus condiciones higiénico-sanitarias son insalubres y no van al colegio o tienen altos índices de absentismo, es decir, sus necesidades más básicas no son satisfechas. También pueden ver sus necesidades afectivas desatendidas debido a progenitores ausentes o negligentes.
  • El segundo tipo de maltrato es quizá en el que todos podemos pensar cuando hablamos de maltrato infantil: el maltrato físico. Se caracteriza no solo por golpes o quemaduras, por ejemplo, sino también por acciones como encerrarles en una habitación o suministrarles drogas o alcohol.
  • Por otra parte, uno de los más difíciles de detectar es el maltrato psicológico, en parte porque es frecuente encontrar actitudes de maltrato, como los insultos, que están normalizados. Manipular a los niños, insultarles o amenazarles son formas de maltrato psicológico.
  • Finalmente, entre los tipos de maltrato encontramos el abuso sexual, con severas consecuencias físicas y psicológicas.

Algunos expertos apuntan a que la violencia doméstica y/o de género también es una forma de maltrato a la infancia, tal y como exponen diversas investigaciones, como la recogida en el estudio Gender Violence as cause of Child Abuse:

«La exposición a la violencia en el ámbito doméstico se ha demostrado que es también causante de efectos negativos para los hijos e hijas de las mujeres víctimas, cualquiera que sea la edad de los menores, quienes pueden sufrir la violencia de forma directa, en forma de malos tratos físicos o emocionales, o de forma indirecta, siendo testigos de los actos violentos que padecen sus madres».

 

Te ayudamos a identificar las señales de una relación violenta, entender las dinámicas que se llegan a establecer, y conocer las herramientas a poner en marcha para salir de una relación de maltrato con el Seminario Online «Cómo salir de una relación violenta»

 

¿Cómo detectar el maltrato en un niño?

Aunque sobre el papel parece sencillo detectar estos casos, en la realidad no es tan fácil. Unas veces por no ser evidentes y otras porque no nos fijamos con detalle o, simplemente, por desconocimiento de las señales de alerta.

Veamos cuáles son los indicadores que nos pueden servir para detectar cuándo un menor se puede encontrar en peligro por maltrato. Evidentemente, cada uno de estos indicadores por sí solos no demuestran el maltrato y es necesario que consideremos la frecuencia, con quién, dónde, etc.

Tendremos en cuenta, por un lado, los indicadores que podemos observar respecto al niño:

  • Indicadores físicos:
    • Señales físicas inexplicables repetidas como moratones, quemaduras, heridas o cortes.
    • Dolor sin causa aparente que se presenta de forma frecuente.
    • Falta de higiene evidente.
    • Falta de cuidados médicos.

 

Qué hacer en caso de maltrato infantil

 

  • Indicadores comportamentales:
    • Trastornos de sueño que hacen que puedan dormirse en clase.
    • Cansancio o apatía.
    • Conductas agresivas persistentes.
    • Problemas alimenticios como pérdida de apetito o comer compulsivamente.
    • Regresiones conductuales.
    • Relaciones distantes con los adultos o en constante alerta.
    • Conducta sexual explícita o mostrar conocimientos inapropiados para la edad.
    • Tendencia al secretismo.
    • Intentos de suicidio y sintomatología depresiva.
    • Miedo, tristeza, irritabilidad, culpa y/o vergüenza.
    • Conductas antisociales.
  • Indicadores escolares:
    • Cambio en la conducta escolar sin causa aparente.
    • Conducta de evitación a la hora de ir a casa procurando pasar más tiempo en el centro escolar.
    • Dificultades para hacer amistades.
    • Escasa motivación hacia las tareas académicas.
    • Tristeza con la llegada del fin de semana y peores condiciones a la vuelta del mismo.
    • Absentismo.

 

La ansiedad y su relación con el aprendizaje

 

Tal y como adelantábamos, existen también algunos indicadores que podemos encontrar en los progenitores o cuidadores:

  • Despreocupación hacia el niño o la niña que se traduce en no acudir a las citas médicas o a las reuniones del centro escolar, o no justificar las ausencias en la escuela.
  • Desprecios públicos hacia el hijo o la hija.
  • Prohibición de que mantengan contactos sociales.
  • Explicaciones poco coherentes sobre las marcas físicas o los comportamientos de los niños.
  • Celos. Sienten al niño como algo de su propiedad.
  • Abuso de sustancias tóxicas.
  • Dificultades en la pareja o en la familia.
  • Modelo de disciplina rígido y autoritario.

¿Qué se debe hacer cuando se presenta un caso de maltrato infantil?

En ocasiones, si el menor pertenece a nuestro entorno próximo (puede ser hijo o hija de algún familiar, un alumno o alumna en el caso de que seamos docentes o incluso algún compañero o amigo de nuestros hijos), puede que busque refugio en nosotros. En este caso podemos animarle a que cuente lo que está pasando, centrándonos en escuchar sin juzgar ni opinar.

 

 

Es importante transmitirle que no es responsable del maltrato ya que son menores que suelen presentar sentimientos de culpa. Además, ofrecerle seguridad y ayuda para que sepa que estás disponible si te necesita. 

Una vez que somos conscientes y sensibles a las señales que pueden alertarnos de que estemos ante un caso de maltrato infantil, ¿qué debemos hacer para solucionarlo?

Qué hacer si soy testigo de maltrato infantil: ¿Cómo denunciar maltrato a un niño?

Desde luego, mirar hacia otro lado no es una opción. Si tenemos alguna sospecha de que un niño o niña está en una situación de maltrato infantil, debemos llamar bien al 091 (teléfono de la Policía) o bien al 112 (número de emergencias). Otra opción es acudir personalmente a un cuartel de la Guardia Civil o a una comisaría de Policía.

No es obligatorio dar los datos personales, pero es conveniente hacerlo por si necesitan contactar para obtener más datos. Tras la notificación, las autoridades competentes comenzarán la investigación pertinente para delimitar si existe el maltrato o no.

En resumen, partiendo de una postura de tolerancia cero al maltrato infantil, es nuestra responsabilidad ser sensibles a esta realidad, observar, tener en cuenta los indicadores que hemos expuesto y, ante la más mínima sospecha, notificarlo para que se pueda investigar.

 

Qué hacer en caso de maltrato infantil

 

Puede que pienses que te vas a meter en un lío o que quizá estás viendo cosas donde no las hay, pero recuerda también que, en el caso que se corrobore el maltrato, habrás ayudado a salvaguardar la integridad física y psicológica de un menor y, en última instancia, le habrás dado la oportunidad de tener una vida mejor.

Si tienes dudas al respecto o necesitas asesoramiento acerca del procedimiento, en la Tribu CSC puedes consultar online a nuestra abogada, Ana Pacheco.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Seguridad Infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Seguridad Infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Maltrato infantil: Cómo identificarlo y actuar si eres testigo"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Apúntate gratis al Congreso CSC
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube