Maltrato infantil: ¿Por qué aumentan los casos de Síndrome del Bebé Sacudido?

En la mayoría de los casos no hay signos visibles de lesión externa, pero se considera una forma de maltrato infantil llamada trauma cerebral abusivo o trauma cerebral por maltrato

Hace unos días nos hacíamos eco de la noticia del aumento de casos de síndrome del bebé sacudido, un síndrome que genera graves lesiones e incluso la muerte del bebé tras ser zarandeado. Se trata de una forma de maltrato infantil muy grave aunque no se haga de forma consciente. Pero, ¿por qué aumentan los casos del Síndrome del Bebé Sacudido?

Las sacudidas son muy peligrosas para los bebés, ya que su cerebro aún no ocupa toda la caja craneal y zarandearle puede causarle hematoma subdural, hemorragia retinal y edema cerebral. Con estos síntomas los facultativos deducen maltrato infantil causado por sacudidas violentas.

Probablemente estés pensando ¿cómo iba yo a maltratar a mi bebé? Es imposible que eso suceda. Pues bien, lamentablemente, sucede. Hoy queremos lanzar una reflexión sobre qué está ocurriendo para que la cifra de bebés con el síndrome del bebé sacudido se haya duplicado.

Es revelador que los expertos vinculen el zarandeo del bebé con la pérdida de los nervios de los progenitores

Un maltrato infantil inconsciente: ¿Por qué un adulto puede reaccionar así?

En la mayoría de los casos ni siquiera se trata de personas violentas en su día a día y, sin embargo, en una situación de estrés agudo responde con el zarandeo. Quizá la respuesta no parezca tan grave cuando intentamos buscar situaciones similares. Vamos a suponer, por ejemplo, que un amigo sufre un shock, un desmayo o se queda bloqueado ante una situación. Al ver que no responde, le zarandeamos para que reaccione.

Visto así parece una reacción natural. El problema es que, por una parte, el bebé no está desarrollado lo suficiente para razonar pero sí para expresarse a través del llanto y, por otra, que el zarandeo en un bebé ocasiona lesiones muy graves.

 

¿Por qué aumentan los casos de Síndrome del Bebé Sacudido?

 

Y, ¿por qué perdemos los nervios? Corremos. A todas horas. Cada día. Estamos obligados a ser productivos las 24 horas del día. Pase lo que pase. La carga de trabajo nos desborda incluso antes de tener hijos/as. ¿Cómo no va a desbordarnos si además nos tenemos que encargar de la crianza de un bebé?

¿Por qué aumentan los casos de Síndrome del Bebé Sacudido?

En un contexto en el que cada vez más familias apuestan por métodos respetuosos de crianza, ¿por qué aumentan los casos del Síndrome del Bebé Sacudido?

Para criar un bebé se necesita calma

Y es muy difícil encontrar la calma en este mundo frenético e inmediato.

Recuerdo que cuando internet y los primeros smartphones comenzaron a ser accesibles a la mayoría de la población, el sentir general era que las próximas generaciones y nosotros mismos seríamos más inteligentes. Y, ¿qué ha ocurrido? Que nos hemos hecho más impacientes. No vayas muy lejos y piénsate. Abres el correo desde tu teléfono. Te han mandado un archivo. Picas y aparece el círculo dando vueltas. Y, antes de que haya pasado un minuto, ya estás aporreando la pantalla con el índice si no se ha abierto.

 

¿Por qué aumentan los casos de Síndrome del Bebé Sacudido?

 

Yo también lo he hecho. Y, sin embargo, soy la misma persona que 20 años atrás, cuando necesitaba una documentación para un trabajo de la universidad que estaba en la biblioteca de otra universidad, iba a la facultad, rellenaba el impreso de solicitud y se enviaba. En la otra universidad tenían que recibir la solicitud, tramitarla, buscar el documento y enviarlo a mi universidad. Tenías que pasar por el departamento correspondiente para ver si había llegado hasta que te respondían que sí y te lo llevabas. Sabíamos esperar. Quizá porque no teníamos otro remedio, pero sabíamos hacerlo. No necesitábamos satisfacer nuestras necesidades y deseos de manera tan inmediata. Ahora vemos una temporada entera de una serie en un fin de semana en lugar de esperar a la noche del miércoles.

Para criar a un bebé necesitamos saber esperar

Igual que esperamos a que florezca una semilla. Y, por si fuera poco, en esta vida acelerada que llevamos, lo único que parece hacernos creer que lo tenemos todo bajo control es generar expectativas. Como yo he echado una mano en el trabajo a un compañero, espero que él me eche una mano a mí. Y sucede. Como he pasado horas planeando las vacaciones, saldrá todo genial. Y sucede.

Pero tienes un hijo y las expectativas vuelan por los aires porque has consultado a expertos y sabes por qué puede llorar. Pero compruebas que está limpio, que no tiene hambre, que no le duele nada. Y sigue llorando. Le meces. Y sigue llorando. Y es necesario hacer un trabajo de reencuadre para que la situación no te desborde y pierdas los nervios.

 

Descubre por qué lloran los bebés y qué nos quieren transmitir con su llanto en nuestro Seminario Online «Cómo saber qué dice el bebé cuando llora»

 

Para criar a un bebé hay que eliminar las expectativas

O, al menos, flexibilizarlas.

Para añadir más términos a la ecuación, la movilidad laboral hace que mucho de nosotros y nosotras vivamos lejos de nuestras familias o que incluso en un traslado reciente no te haya dado tiempo ni de crear nuevos vínculos sociales. Si vives en pareja puede que su trabajo no permita que puedas alejarte un poco y tomar aire o que, simplemente, no esté presente. Y no hay de quien tirar para que te releven cuando el estrés te invade. Y duermes poco y mal.

Sentirse acompañado en la crianza es imprescindible

Para criar a un bebé hace falta una tribu. Por si todo esto fuera poco, la sociedad y nosotros mismos nos exigimos perfección. No podemos ser perfectos. Es simplemente imposible. Debemos aprender a encontrar la belleza en la imperfección. Eso que los japoneses llaman wabi sabi. Para criar a un bebé no hace falta ser perfectos, solo estar presentes.

 

¿Por qué aumentan los casos de Síndrome del Bebé Sacudido?

 

Y, con todo esto, ¿qué hacemos?

Probablemente, la pregunta es si debemos tener hijos/as con el estilo de vida que llevamos. Quizá debamos hacer un ejercicio de revisión de prioridades, de establecer una nueva escala de valores que nos devuelva la sencillez de criar en calma y que podamos tener una red social y, por qué no decirlo, económica que nos acoja en estos primeros años de vida de nuestros hijos e hijas para que podamos criar con tranquilidad y aparcar todo o una parte de aquello que nos consumía el tiempo antes de ser madres y padres, y así poder ofrecer a nuestros hijos e hijas lo mejor de nosotros para que ellos puedan crecer en un entorno de calidad.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Crianza Respetuosa?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Crianza Respetuosa y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Maltrato infantil: ¿Por qué aumentan los casos de Síndrome del Bebé Sacudido?"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Apúntate gratis al Congreso CSC
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube