Cómo portear niños mayores sin morir en el intento

Cuando los niños ya son mayores y siguen pidiendo brazos, toca elegir el portabebé adecuado según el niño, el adulto y la situación

El porteo se va extendiendo cada vez más y ya a nadie le llama la atención ver a un bebé pequeñito dentro de una bandolera o un fular y bien pegadito al pecho de su mamá. Pero, ¿qué pasa cuando el bebé va creciendo? ¿Se puede portear niños mayores? ¿O debemos dejar de portear a partir de una determinada edad? ¿Podemos continuar con el porteo?

Cuando el bebé crece, camina y… sigue pidiendo brazos

“Quiero un portabebé, pero cuando empiece a caminar ya no voy a portear más, solo lo necesito para los primeros meses”. Pues depende. De la supervivencia, claro. Y de las necesidades no solo tuyas, sino también de tu bebé. “¿Con lo que pesa? No, a partir del año y medio no voy a cogerlo en brazos, que camine”. Sí, claro… O que se saque un doctorado rapidito. Que la cosa está «mu mal».

 

Cómo portear niños mayores sin morir en el intento

 

Hoy quizás me odies un poquito, pero tengo que decírtelo (y el que avisa no es traidor, es avisador): los peques cuando aprenden a caminar ¡no caminan! Dan tumbos, corren, se suben a los árboles, trepan, son capaces hasta de colgarse de una lámpara; pero caminar en línea recta, no lo hacen.

¿Que tienes suerte y te ha tocado uno andarín? Jo, súper bien. Pero si te toca uno koala… toda tú debes oler a eucalipto porque no hay forma de que se bajen. Bueno sí, se bajan, investigan. Suben. Vuelven a bajar. Se tropiezan y lloran. Suben. Mimos… Y así. Creo que hasta los 18 años, más o menos.

 

Cómo portear niños mayores sin morir en el intento

 

La mía además, era un detector de movimiento cuando era bebé: si me paraba lloraba. Si caminaba o le acunaba, se callaba. Y tenía un altímetro incorporado: si me sentaba para descansar, lloraba. Y si me ponía de pie, se callaba. También distinguía con quién estaba.

Esto es: si estaba con su padre o conmigo, «aupitas». Y no lo pedía con una sonrisa ni por favor. No, no: lloraba. En plan reina del drama. Eso sí, si estaba con los abuelos, la jodía consentía ir en la silla de paseo. “¿Veis? Es que vosotros lo hacéis mal, la estáis malacostumbrando…”. Ahá.

 

curso-porteo
Aprende cómo y con qué portear correctamente a tu bebé para favorecer su desarrollo y tu higiene postural con el Curso Online «Porteo en la vida real»

 

¡Pues no! Madres y padres del mundo, aunque me odiéis por predeciros el futuro, hoy vengo aquí a daros soluciones, que tranquilidad ya os di en el post de beneficios del porteo. Porque además de que los bebés no se malcrían por cogerlos o darles mil abrazos, si la situación os demanda muuuuchos brazos, vuestro fiel amigo será un portabebé toddler.

Cómo portear niños mayores: las mochilas toddler

Así es como se llaman las mochilas para peques más grandecitos: mochilas toddler. Y las tenéis de un montón de marcas diferentes. Su diseño es similar entre ellas: cinturón, panel (cuadrado de tela donde va la espalda del peque), tirantes y capucha.

Puedes poner a tu peque delante, mirando hacia ti (por supuesto) o en la espalda pensando más en caminatas largas, trabajo, tareas de casa o simplemente porque te resulte más cómodo.

 

Cómo portear niños mayores sin morir en el intento

 

Y el fundamento es exactamente el mismo que cuando son bebés: si respetas tu centro de gravedad y mantienes una buena higiene postural (incluso una mochila bien puesta puede ayudarte a mantenerla), sencillamente ayudarás a tu cuerpo a cargar el peso, no lo forzarás más de lo necesario ni acabarás con dolores directamente relacionados con el esfuerzo mal ejecutado.

Si un niño o niña está bien colocado dentro de un portabebé (esto es, con posición de ranita: rodillas por encima de culo y pelvis ligeramente basculada, mirando hacia ti), te ayudará muchísimo a poder llevarle. Esto es infinitamente mejor que cargar en brazos a pelo.

 

 

Y esto, por supuesto, es aplicable a los paseos por el monte, al senderismo. En este post te contaba precisamente por qué elegir una mochila ergonómica frente a una de esas de barras, pero quiero recordártelo: con esas de barras, el peque queda colgando (y si no cuelga porque consigue subir las piernas sobre las barras, sigue ofreciendo más peso porque la tela que le soporta es mucho más estrecha que la de una mochila ergonómica). Y va alejado del cuerpo del adulto, además de mucho más arriba y distanciado del centro de gravedad (que se encuentra por la pelvis, sacro, etc.), por lo que tu cuerpo tiene que hacer muchísima más fuerza. Y encima está tan arriba que cualquier traspiés puede desestabilizarte.

¿Es imprescindible una mochila de porteo?

Depende. Si te lo estás preguntando una de dos: o para ti no lo es porque tu peque no demanda tantos brazos, o todavía crees que son incómodas y aparatosas. Y nada más lejos de la realidad. Un portabebé siempre tiene que ser mejor que llevar en brazos sin nada y si tu mochila te hace daño, hay que ver por qué. Quizás no es apropiada, se os ha quedado pequeña o toca revisar tu cuerpo, rehabilitar suelo pélvico, fortalecer tu musculatura, etc. En la Tribu CSC tenemos un grupo específico de porteo ergonómico para ayudaros a resolver todas estas cuestiones.

 

Cómo portear niños mayores sin morir en el intento

 

Yo dejé de portear alrededor de los tres años y medio de forma progresiva, simplemente ella dejó de demandar tantos brazos y los abrazos se multiplicaron en lugares más cómodos para mí, y no necesitaba cargar tanto peso. Hoy, es capaz de hacer una ruta de unos 15 kilómetros así que, puedes estar tranquila, que si piden muchos brazos cuando son pequeños, no solo no dejarán de andar sino que les darás la seguridad de poder caminar a tu lado.

Si quieres más información o necesitas asesoramiento, en la Tribu CSC puedes consultar con nuestro equipo de expertos en salud materno-infantil y crianza respetuosa. 

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Crianza Respetuosa?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Crianza Respetuosa y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

1 comentarios en "Cómo portear niños mayores sin morir en el intento"

  1. Hola. Mi hija tiene 16 meses, y le encanta el porteo. Hasta ahora lo hacemos delante mirando hacia nosotras. Pero estamos pensando pasar a la espalda cuando vamos a la montaña. Sin embargo dudamos si la mochila porteo que tenemos es válida para esto. Como puedo saberlo? Es Ergobaby Adapt. También estamos planteando comprar una mochila de hierros en caso de que sea más aconsejable. Gracias

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 mes de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube