¿Por qué no debemos hablar de nuestros/as hijos/as delante de ellos/as? 

Los niños están construyen su propio autoconcepto a través de los mensajes que reciben de su entorno y las palabras de sus progenitores tienen un gran peso para ellos

Muchas veces no nos damos cuenta de la enorme importancia que tienen nuestras palabras en la creación del autoconcepto y el desarrollo de la autopercepción de nuestros hijos e hijas. Es por ello que vamos a explicar por qué no debemos hablar de nuestros hijos delante de ellos.

Hablar de nuestros hijos delante de ellos es una falta de respeto

«¿Mi marido? Es un desastre, no hay manera de que se entere de cómo tiene que poner la lavadora». «¿Mi mujer? Es un horror, todo el día quejándose y protestando por todo». «¿Mi madre? Es una pesada, se pasa la vida diciéndome cómo tendría que hacer las cosas según ella». «¿Mi compañero de trabajo? Es un flojo, hay que estar haciendo todo lo que él se escaquea para no hacer». ¿Verdad que no solemos ir hablando con tanta soltura de las personas que forman parte de nuestra vida? O, como mínimo, al menos, no solemos hacerlo en su presencia.

Es probable que, en alguna ocasión, en contextos de intimidad y a modo de desahogo, hayamos pronunciado alguna oración similar a las anteriores; pero, desde luego, no son mensajes que solemos airear en público ni mucho menos en presencia de estas personas. ¿Alguien se imagina qué sucedería si, paseando con tu pareja, por ejemplo, te encuentras con una amiga que te pregunta qué tal va tu matrimonio y le contestas alguna frase de este tipo ante la atónita mirada de tu pareja? Prácticamente cualquier persona estaría de acuerdo en que sería una falta de respeto inaceptable.

 

¿Por qué no debemos hablar de nuestros hijos delante de ellos?

 

Entonces, ¿qué nos hace pensar que está bien hacer esto mismo con respecto a nuestros hijos e hijas?

Porque si los ejemplos anteriores nos han resultado inaceptables, seguro que estamos mucho más acostumbrados/as a situaciones en las que vemos a madres y padres hablando sobre sus hijos e hijas en público, como si no estuvieran delante

“Este niño me tiene frita, no hay manera de que estudie”. “La niña es muy tímida, le cuesta mucho relacionarse”. “Estoy preocupado por Fulanito, está muy sensible, llora por todo, no sabemos lo que le pasa”. “Menganita es una niña muy buena, nos lo ha puesto siempre muy fácil”. ¿Verdad que este tipo de mensajes nos resultan mucho más familiares? Incluso solemos escucharlos en presencia de esos niños y esas niñas que escuchan en silencio como las personas adultas hablan sobre sus vidas como si no estuvieran delante.

 

Descubre cómo educar con respeto y sin gritos, lágrimas ni castigos, mediante la Disciplina Positiva en nuestro Curso Online «Educación Respetuosa y Disciplina Positiva»

 

¿Por qué algo que nos resulta inconcebible hacer con personas adultas está tan normalizado cuando se trata de niños y niñas? Porque vivimos en una sociedad tremendamente adultista en la que el respeto hacia la infancia brilla por su ausencia y porque, probablemente, no existe una conciencia colectiva sobre el impacto que este tipo de mensajes tienen sobre niñas y niños. 

Es una vulneración del derecho a la intimidad de los menores y afecta a su desarrollo

En primer lugar, no deberíamos hablar de nuestros hijos y nuestras hijas con otras personas en su presencia porque, en muchos casos, van a sentir vulnerado su derecho a la intimidad. Esto no quiere decir que no podamos compartir nuestras preocupaciones con respecto a la crianza con personas de nuestra confianza, pero, si vamos a hacerlo, es mejor hacerlo a solas sin la presencia de nuestras hijas e hijos

Además, ya de por sí es una falta de respeto hablar sobre una persona en su presencia sin que participe en la conversación. ¿Verdad que nos parecería horrible que dos hermanas adultas se pusieran a conversar sobre lo preocupadas que están por una tercera hermana delante de ella y sin tenerla en cuenta en la conversación? Pues aunque nos pueda parecer diferente, es exactamente igual de incómodo para un niño o una niña. 

 

¿Por qué no debemos hablar de nuestros hijos delante de ellos?

 

Y, para concluir, debemos tener en cuenta que las niñas y los niños están construyendo continuamente su propio autoconcepto a través de los mensajes que reciben de su entorno. Aunque pensemos que están con la atención puesta en otra cosa, nuestras conversaciones les llegan y cada una de las palabras que decimos sobre su persona se quedan en sus pequeñas cabecitas y pasan a construir esa imagen de sí mismos/as que va a condicionar la construcción de su personalidad y su forma de relacionarse con el mundo.

Si no debemos hablar de nuestros hijos delante de ellos, ¿qué hacemos cuándo nos preguntan?

Porque es muy frecuente que otras personas adultas nos pregunten por ellos/as en su presencia. Dependiendo del tipo de pregunta, podemos tener preparadas respuestas “tipo” para evitar conversaciones incómodas como, por ejemplo, “esta no es una conversación que quiera mantener ahora mismo”. 

En otras ocasiones, podemos invitar a la niña o el niño a participar en la conversación y contestar por sí misma/o. Si nos preguntan, por ejemplo, si les gusta tal o cual actividad, podemos desplazar la pregunta al niño o a la niña para que la contesten en primera persona. 

 

¿Por qué no debemos hablar de nuestros hijos delante de ellos?

 

Lo importante es tomar conciencia de que esta es una costumbre muy extendida, pero una situación que es una falta de respeto para las personas adultas no puede ser otra cosa que una falta de respeto cuando hablamos de niños y niñas. 

Si quieres más información o necesitas asesoramiento profesional sobre Disciplina Positiva, en la Tribu CSC puedes consultar conmigo y con nuestro equipo de expertos en salud materno-infantil y crianza respetuosa. 

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Crianza Respetuosa?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Crianza Respetuosa y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "¿Por qué no debemos hablar de nuestros/as hijos/as delante de ellos/as? "

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Apúntate gratis al Congreso CSC
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube